EVOLUCIÓN, Y LA JOVEN EVA MITOCONDRIAL

Cierta vez, mientras yo intentaba aprender más sobre mitocondrias, como una de las diferencias entre procariotas y eucariotas, encontré esta definición, de concepto evolutivo:

“Los cálculos estadísticos que se han realizado informan que, en los mamíferos y en concreto en el hombre, cada 10.000 años aproximadamente surge una mutación en una de las bases del ADN mitocondrial. Es decir, la diferencia entre una mujer que hubiera nacido hace 40.000 años y un descendiente directo, vía materna que viviera hoy, sería por término medio, 4 bases. De hecho, un estudio realizado en los ADNmt de los europeos (Bryan Sykes), afirma que estos provienen de siete mujeres, las siete hijas de Eva. La más antigua habría vivido hace 45.000 años y la más moderna hace unos 15.000 años. La Eva mitocondrial, la antepasada común más moderna de todos los seres humanos que hay en el mundo, se remontaría de este modo a unos 150.000 años.”

Como esto se contrapone frontalmente con mi convicción de una Tierra mucho más joven, siempre según la instrucción recibida de Jesús, Bereshit judío bajo el brazo (Las Escrituras a las que constantemente se refiere en la Biblia), decidí que tendría que estudiar mucho para ser capaz de hallar los datos científicos que negaran esta teoría de ‘los 1500 siglos’ de convivencia humana. Lo he hecho, y he llegado a la siguiente conclusión:

El Genoma mitocondrial, [ADNmt], contiene los datos genéticos de las mitocondrias, esos orgánulos demasiado ‘programados’ para ser casuísticos, y que entre otras cosas, generan la energía celular Y he visto además, que su herencia generacional, aunque se afirma que es matrilineal, en realidad es negada ocasionalmente. Dicha exclusividad está desmentida al acreditarse la transmisión de enfermedades de este origen por vía parental.

El ‘New England Journal of Medicine’ (2002) reseña:

“Marianne Schwartz y John Vissing, del Departamento de Genética Clínica del Hospital Universitario Rigs, en Copenhague, han recogido el caso de un hombre de 28 años con miopatía mitocondrial asociada a una delección 2 bp del ADNmt, en el gen ND2, que codifica una subunidad del complejo enzimático ‘l’, de la mitocondria de la cadena respiratoria.

Han determinado que la mutación en el ADNmt es paterna, y que supone el 90% del ADN mitocondrial del músculo del paciente. Mientras no se conozca en qué porcentaje hay transmisión de ADN paterno, que en principio no tiene por qué causar enfermedad y por tanto no es detectable clínicamente, como en el caso citado, no se podrá “ajustar” la fiabilidad de este método.”

En el ADNmt humano, hay solo 37 genes codificantes (no existen zonas no codificantes); en el ADN cromosómico del núcleo celular, hay entre 20-25 mil genes. Esto facilita más la labor de investigación en el primero. Otra característica substancial del ADNmt es que no se recombina; implicando que los únicos cambios que haya podido sufrir, exclusivamente se deben a mutaciones a lo largo de multitud de generaciones.

No obstante, suponiendo que esta información viene solo de la madre, y que no varía generación a generación, replicando la huella de cada mamá genética, se debería llegar hasta la Eva de los orígenes. A veces ocurren raras mutaciones que una madre pasa a su cría, y permiten a los genetistas ‘ubicar’ los ancestros en el eje del tiempo. Un ejemplo: si su abuela adoleció una mutación en su ADNmt, sus hijos y ‘los hijos de sus hijas’ heredaron el fallo genético, esa línea familiar será diferente al resto de la población del mundo, permitiendo identificar a todos los descendientes de esta madre.

En el 1987, científicos de la Universidad de Berkeley, California, publicaron un estudio comparando el ADNmt de 147 personas de todas las zonas geográficas del mundo (chinos, hindúes, africanos, europeos, aborígenes, etc.) El resultado arrojó que todas… ¡tenían el mismo ancestro femenino! Todos venían de la misma madre: la “Eva mitocondrial”.

No hay ningún pasaje bíblico, referente a ella, más que la que menciona a la superviviente esposa de Noé, descendiente directa de Eva, en unas 10 generaciones. ‘Bereshit’, el génesis original judío, escrito por Moisés, y que Jesús llevaba consigo para instruir sobre la Verdad, nos dice, en su capítulo 7, versículo 7:

“Noaj (Noé), con sus hijos, su mujer y las mujeres de sus hijos, entraron al Arca a causa de las aguas del Diluvio.”

Humanos y mamíferos terrestres perecieron en el diluvio universal; solo Noé y sus 3 hijos varones, subieron al arca con sus mujeres, salvándose. Así que en realidad no hay una, sino 4 Evas mitocondriales en la expectativa de la humanidad; sin embargo, las nueras de Noé, genéticamente están a la misma distancia aproximada que su esposa, de modo que sus mitocondrias debieron haber sido casi idénticas.

¿Mas, de dónde vinieron estas Evas? Inicialmente se concluyó que probablemente de África; pero estudios ulteriores señalan que el origen fue Asia o Europa. (Marcia Barinaga, ” ‘La Eva Africana’,” Science, Vol. 255, 7 febrero 1992, pp. 686-687.)

Y aquí, antes de hablar del ADNmt, se presenta otra congruencia Ciencia-Bíblia, pues esta cita que las sobrevivientes criaron a sus hijos entorno al Monte Ararat, [Bereshit/Génesis 8:4], que la tradición judía ubica en el extremo oriental de la actual Turquía: ¡Casi Europa! En otras palabras, todos los contemporáneos podemos reclamar a alguna de esta 4 Madres como nuestra joven tátaratátara, aun por cumplir los 6000 años.

Esto arroja otro punto de debate: ¿Cuándo vivieron esas Evas mitocondriales? Analicemos Armenia, situada en las montañas que rodean el monte bíblico. Los arqueólogos tienen pruebas de que fue uno de los primeros lugares de la civilización humana, incluso la cuna de la agricultura y la civilización. ¡Desde 6000 a. C. hasta 1000 a. C! Fósiles locales de herramientas, lanzas, hachas e instrumentos de cobre, bronce y hierro, indican que se produjeron allí y se comercializaron en tierras vecinas, donde no existe igual abundancia de metales.

Llegados a aquí entremos en el rastreo de los lenguajes. Los lingüistas admiten claramente que no saben cómo se originan los idiomas, pero sí cómo se extienden o distribuyen hacia distintas áreas del mundo, y en “La historia temprana de los idiomas indoeuropeos”, los especialistas Thomas V. Gamkrelidze y V. V. Ivanov ( no cristianos), concluyen:

“Nuestro trabajo indica que el protoidioma nació hace unos 6,000 años, en la Anatolia oriental (oriente de Turquía)…” [Scientific American, Vol. 262, Marzo 1990, p. 110]

¡6000 años! ¡Imposible hallar mayor congruencia entre las cronologías y lugares bíblicos, y las edades y sitios científicos!

Varias generaciones después del Diluvio, los idiomas se multiplicaron a partir de Babel (Bereshit/Génesis 11:1-9). El ‘Babel’, relacionado con el vocablo inglés “babble”, que significa “proferir sonidos sin significados.” La mayoría de los teólogos coinciden en que la Torre de Babel existió en algún punto entre los ríos Tígris y Éufrates, un área circunscrita a la antigua Babilonia y el Monte Ararat.

Y ahora, regresemos a las investigaciones del 1987, sobre el ADNmt de 147 personas y la “Eva mitocondrial”, donde empieza en verdad el debate. ¿Cómo cotejar la asiduidad de mutaciones del ADNmt? El cálculo mitocondrial evolutivo ofrece una contradicción: Eva tiene unos 150000 años, y Adán, solo 50000; 84.000 años esperando al padre de sus hijos. ¿Cómo se mantuvo viva la especie de esa Eva evolutiva durante 84000 años, sin un Adán que la hiciera madre? Solo quedando embarazada de machos de otra especie; ¡84000 años de híbridos germinantes, sin una sola presencia fósil! Y  a eso, sin inmutarse, le llaman Ciencia.

Note que esta conclusión Eva-Adán mitocondrial se afirma como algo probado, aunque se base en supuestos sin evidencias… y el número arrojado no concordó con la posición anterior, según se esperaba. Todo lo contrario, restó millones de años a la posición sostenida anteriormente, pues hasta ese momento la evolución enseñaba en las aulas que el “ancestro común de los humanos era una criatura parecida a los monos, existente millones de años atrás”.

Mas, sorprendentemente, en 1997 [y al fin hemos llegado a lo mejor], científicos evolutivos ultimaron tras un estudio, que las mutaciones del ADNmt ocurren 20 veces más rápido que lo que se pensaba. Los ritmos de mutaciones se fijaron, concluyentemente, comparando el ADNmt de múltiples pruebas de madre-hijo. Usando este nuevo método (propuesto por evolucionistas), Eva mitocondrial vivió hace aproximadamente… “¡6,000 años!”

Se han hecho varios trabajos para medir explícitamente la tasa de sustitución en el ADN mitocondrial. Una referencia es Parsons, Thomas J., et al., En esa investigación, se observó una alta tasa de sustitución en el control de la región ADN mitocondrial humano. [Nature Genetics vol. 15, abril de 1997, pp. 363-367].

También en http://www.cs.unc.edu/~plaisted/ce/mitochondria.html, se dice:

“La tasa y el patrón de secuencia de sustituciones en la región de control (CR) ADNmt, es de vital importancia para los estudios evolutivos humanos, y la identificación en pruebas forenses. Así, en un informe de medición directa entre tasa de sustitución en humanos, en zona CR, se cotejaron secuencias de ADN de dos segmentos hipervariables de parientes cercanos, vía materna, de 134 linajes ADNmt. Todos independientes y abarcando 327 generaciones, en las que fueron observadas diez sustituciones; lo que resultó en una tasa empírica de 1 cada 33 generaciones o 2.5/site/Myr. Unas veinte veces mayor que las estimaciones derivadas de análisis filogenéticos.”

Algo más adelante continúa:

[“El rango de sustitución observado aquí es muy alto en comparación con los deducidos de otros estudios evolutivos. Una amplia gama de tasas de sustitución CR se han obtenido de estudios filogenéticos, abarcando unos 0.025-0.26/site/Myr, incluidos los intervalos de confianza. Otro dio una estimación más rápida: CR: 0,118±0.031/site/Myr; asumiendo un tiempo de generación de 20 años, que correspondió a ~ 1 cada 600 generaciones, con una edad total ADNmt, de 133000 años.

Pero nuestra observación de la tasa de sustitución: 2.5/site/Myr, es unas 20 veces más alta que la prevista a partir de análisis filogenéticos. Nuestro tipo empírico para calibrar el reloj molecular ADNmt se tradujo en una época de los ADNmt MRCA, de sólo unos 6500 años, claramente incompatible con la edad conocida del humano moderno. Aun reconociendo que el MRCA de ADNmt puede ser más joven que el MRCA del humano actual, sigue siendo plausible para explicar la distribución geográfica conocida del ADNmt, secuencia de variación de la migración humana, producida sólo en los últimos ~ 6500 años.]

O sea, como siempre, si se llega a una evidencia contradictoria con la teoría evolutiva, se acude a la argucia argumental para intentar quitar importancia al resultado científico que les niega; pero ahí está: otra contradicción evolutiva demostrada por la misma Ciencia a la que se pretende usar de sostén. De nuevo, como en el artículo anterior, el reloj molecular no se corresponde con las expectativas de la teoría evolutiva basadas en un planeta anciano. El reloj molecular que dató el mitocondria madre anterior, se ‘calibró’ asumiendo que surgimos de los simios hace unos cinco millones de años.

Esto añejó a ‘Eva’ en cientos de miles de años atrás; pero cuando el rango de las mutaciones actuales fue medido y usado en el cálculo, la fecha resultó en 6,500 años: el pretendido reloj de su razón resultó correr más rápido que lo que se esperaba. Cualquier parecido con la historia Bíblica… no es casual. ¡Qué ironía: La Ciencia les arroja en los brazos de lo mismo que niegan!

Por supuesto, otra evidencia que surge de este experimento, es que los procariotas no se volvieron mitocondrias, sino que ambos surgieron a la par… durante la Creación de Dios. El necesario protocolo de años para que un virus, supuestamente, adquiriera su propia fuente de energía, ha sido echado abajo de golpe. La información real de estos hallazgos científicos tiene más sentido en el marco Bíblico de la historia: se corresponde con la creación de la variedad biológica desde el principio, y con la instrucción de un gran Diluvio creando muchos fósiles en un período corto de tiempo, un lapso total de miles de años.

Las noticias de la revista ‘Nature’ y otras que no pongo aquí, porque aun me falta contrastar datos, dicen que según el nuevo reloj, Eva apenas tendría unos 6000 años de edad. Parsons dice que “estudios evolutivos le incitaron a esperar una mutación en 600 generaciones”. Se “pasmaron” al hallar 10 cambios de bases-pares, que les daba el rango de una mutación aun menor: cada 40 generaciones. [Parsons, T.J. et al «A high observed substitution rate in the human mitochondrial DNA control region», Nature Genetics 15: 363-368, 1997].

La evolución ha tratado de evadir la fuerza de estos resultados respondiendo que el alto rango de mutación sólo ocurre en ciertos trozos de ADN llamados «puntos calientes» y/o que el alto rango (observado) causa mutaciones que «borran» los efectos de este alto rango. Por lo tanto, convenientemente, el rango es asumido alto durante un corto tiempo o bajo durante un periodo largo de tiempo, según convenga: un intento de amoldarse a la verdad que le sale al paso; ‘instinto de supervivencia’. Otro ‘quite’ que le impone la Ciencia, que en este milenio del conocimiento y la luz, le está pasando factura y le seguirá pasando, por cada embuste que ha sido capaz de generar en su particular cruzada antiCristo.

La importancia de estos hallazgos en tiempo real, anulan todo lo que existe en bibliotecas con respecto a ‘homimonos’ ancestrales, erróneamente datados por el ADN mitocondrial. Los 6000 años mitocondriales resultan otra confirmación de que, cada vez que la Ciencia está en condiciones de contrastar la manifestación bíblica, ambas son coincidentes, negando las afirmaciones de una teoría evolutiva a la ligera, que lleva más de un siglo cambiando constantmente sus cálculos, intentando sobrevivir a sus propios errores.

*********

Anuncios

107 Responses to EVOLUCIÓN, Y LA JOVEN EVA MITOCONDRIAL

  1. Gregorio dice:

    “Podría darte un listado de todos los científicos que realizan sus funciones, manifestándose a favor de la Creación de Dios.”

    VALE, DE ACUERDO, DAME ESA LISTA. UNA LISTA DE CIENTÍFICOS CREYENTES QUE PIENSEN COMO TU, ES DECIR, QUE NIEGUEN LA FISICA, LA ASTRONOMIA, LA GEOLOGIA, LA BIOLOGIA, LAS MATEMATICAS, ETC, Y APOYEN LA HIPOTESIS DE LA TIERRA JOVEN DE 6000 AÑOS.

    QUEREMOS ESA LISTA.

    ****************************
    Te contesto aquí, para cerrar. La lista ya la presenté aquí hace tiempo; es tan grande que ocuparía un espacio innecesario, pues son cientos. Pero si te interesa, solo tienes que buscarla en cualquier navegador de Internet serio.

    Pero sobre lo último, es una tergiversación. Ninguno de ellos niega la física, la astronomía, la geología, ni las matemáticas, etc. Lo que ellos presentan es la incongruencia y fragilidad de conceptos teóricos evolutivos, jamás demostrables.

    Y sobre la edad eónica que ustedes le asignan al mundo, yo he planteado aquí la presencia de varios isótopos en una roca, los cuales le darían cada uno de ellos una edad diferente, desde algunos miles, hasta miles de millones de años. Y como una roca no puede tener varias edades a la vez, los geólogos le asignan la que les conviene. ¿Es eso Ciencia? Se aferran a conceptos circulares: argumentan sin evidencia científica, para demostrar lo mismo que se ha argumentado desde el principio.

    Yo no te pediré una lista grande de evidencias; seré más condescendiente. Dame solo una evidencia: dime en qué parte del mundo se ha visto a una bacteria [procariota] con al menos una intencionalidad genética de volverse eucariota.

    Esa es la base, el fundamento de toda la filosofía evolucionista. Sin eso, todo lo que han planteado es fábula, pues ustedes parten de ese punto en el tiempo, un alga procariota, generando toda la vida eucariota que explosiona ante los ojos del mundo: más de un millón de especies distintas, con sus órganos sexuales bien diferenciados.

    Después que presenten esa evidencia imprescindible para hacerse científicamente sostenibles, es que podrán empezar a hablar de Ciencias.

  2. Gregorio dice:

    Tú estás confundiendo y malintencionadamente engañas a los crédulos que visitan tu página.

    Creer en dios y en la creación por dios no implica inmediatamente creer en una creación hace 6000 años.

    Ahí te he puesto dos ejemplos de grandes científicos creyentes en la creación pero que usan su cerebro para algo más que para dar golpes en la pared. Ambos creen en dios y encima hacen ciencia de verdad, y son evolucionistas.

    Y hay muchos más ejemplos.

    Te puedo poner su lista de publicaciones, si quieres, en revistas científicas.

    Pon tú las del Dr Behe o las de sus amigos.

  3. Gregorio dice:

    “El DR. en Fisica RUSSELL HUMPHREY, trabaja para los prestigiosos laboratorios Sandia National [Albuquerque, New Mexico]. Ha sido galardonado con varios premios científicos, y está involucrado en el proyecto del laboratorio, referido a la fusión por haz de partículas”.

    Y? Hay miles de científicos que creen en dios, pero muy pocos de ellos creen en lo que dice el génesis, así como casi ningún cristiano. Un caso famoso es el del doctor Keith Miller, geólogo, evolucionista teista, y otro caso famoso es el del Dr Keneth Miller, bioquímico, evolucionista teista.

    No conozco ningún científico en activo, publicando en revistas científicas, que apoye la historia de la Tierra de 6000 años.

    Y el que se saca el doctorado pero deja de investigar para dedicarse a la charlatanería, caso de mister Behe, al que tanto admiras, deja de ser científico.

  4. Gregorio dice:

    “l trabajo de investigación de Behe, se fundamenta en argumentos”.

    Behe nunca ha investigado sobre el flagelo bacteriano.

    Si estoy equivocado, indícame una publicación suya en revistas científicas donde se muestren experimentos, no especulaciones, sobre el flagelo bacteriano.

    Si no hay experimento, no hay teoría.

  5. Gregorio dice:

    “El flagelo bacteriano que presentó el Dr. Behe como ejemplo de complejidad irreductible, tuvo que surgir con sus 40 componentes. Si le quitas uno solo de ellos, el flagelo DEJA DE FLAGELAR. ¿Quieres más evidencia que esa?”.

    Dame una referencia, una publicación científica del Dr. Behe que demuestre que quitándole un componente al flagelo bacteriano, éste deja de funcionar. Pruebas, pruebas científicas, y no palabras.

    Con las palabras se dice lo que se quiere, por eso se requieren pruebas científicas.

  6. jolimu dice:

    El flagelo bacteriano que presentó el Dr. Behe como ejemplo de complejidad irreductible, tuvo que surgir con sus 40 componentes. Si le quitas uno solo de ellos, el flagelo DEJA DE FLAGELAR. ¿Quieres más evidencia que esa?

    Todo lo que han intentado para desmeritar el trabajo de investigación de Behe, se fundamenta en argumentos. Pero la realidad no es argumentativa, sino categórica: sin cualquiera de sus componentes, el flagelo deja de existir como unidad irreductible. No funciona, y convierte a tales argumentos en texto para comics, negándoles cualquier cientificismo.

    Y sobre los trabajos científicos creacionistas, existen más de lo que muchos desearían; solo hay que leerlos. No se puede tapar el sol con un dedo. Mira, El DR. en Fisica RUSSELL HUMPHREY, trabaja para los prestigiosos laboratorios Sandia National [Albuquerque, New Mexico]. Ha sido galardonado con varios premios científicos, y está involucrado en el proyecto del laboratorio, referido a la fusión por haz de partículas, involucrado directamente en la investigación sobre la energía de fusión termonuclear.

    Solo es un caso, entre los muchos científicos que se adhieren a la Creación Inteligente. Como él hay cientos; podría darte un listado de todos los científicos que realizan sus funciones, manifestándose a favor de la Creación de Dios. ¿Por qué ignorar su capacidad científica? ¿Por qué te sorprende ese hecho? Ya el gran Pasteur había dicho que ‘mucha Ciencia acerca a Dios; poca, aleja de Él.’ ¿También vas a despotricar contra Pasteur?

    Le evolución, en cambio, no será Ciencia, hasta que ponga sobre la mesa la primera célula procariota, mostrando en su ADN la intencionalidad de elaborar núcleo diferenciado, mitocondrias, aparatos de golgi, cloroplastos, retículos endoplasmáticos… orgánulos totalmente ausentes en la célula procarita que vuestro insólito árbol, sitúa en el ‘salto’ hacia la complejidad de la célula.

    Sin esos orgánulos de los que carece la célula procariota, y que le imposibilita dar el salto imprescindible que propugna la teoría evolutiva, no tienen más que argumentos de humo. Todo el resto de cuentos de alas en lagartos, pre-ballenas pastando en la sabana, homínidos convirtiéndose en neuro cirujanos, y demás locuras afiebradas, no pasan de argumentos de la ficción.

    La evolución desde alga procariota hacia animales y vegetales eucariotas complejos, solo seguirá siendo bulo fantasioso, hasta que sea posible comprobar en laboratorio, el paso bacteria-ameba o cualquier otra entidad eucariota, vía información ADN.

    Eso sí sería Ciencia; el argumento sin evidencias, jamás dejará de ser filosofía. Y así debería mantenerse por siempre, si la razón y la cordura tuviera el sitio que le corresponde entre los hombres.

  7. Gregorio dice:

    Por cierto, investigador científico es aquel que publica trabajos científicos. ¿Donde están esos trabajos científicos de esos investigadores? Dame referencias, quiero pruebas, para que todos podamos leerlas. Hablar por hablar es muy fácil, ya veo.

    Y el que haya habido mentirosos (pocos) no invalida la ciencia ni mancha el nombre de miles y miles de científicos honestos. Y muchos de ellos cristianos de verdad, no como tú.

    La fuerza moral es la verdad, la verdad de la ciencia.

  8. Gregorio dice:

    Behe nunca ha hecho un sólo experimento que demuestre su hipótesis (ya refutada por verdaderos científicos). Si dices que sí, pon la publicación, por favor.

    VEnga ya, hombre! A quien quereis engañar? No se cuál es su fuerza moral para seguir mintiendo.

  9. jolimu dice:

    ¿No son investigadores Behe y el resto de defensores de la Creación? ¿No fueron a la Universidad y sacaron títulos igual que los defensores evolutivos?

    Al menos podemos decir que no hay ningún doctorado creacionista, fundamentado en un cráneo humano al que fraudulentamente se le injertó una quijada de mono. Sin embargo, la teoría evolutiva lanzó a la calle a 500 de ellos… y cuidado: ¡Hay que decirles ‘Doctor’, aunque el doctorado lo hayan adquirido mediante la tesis de un fraude.

    ¡Venga ya, hombre! No sé con qué fuerza moral insisten todavía.

  10. Gregorio dice:

    “…las investigaciones científicas…”

    ¿Cuales? ¿Las del Instituto de la Creación? Si esos nunca han investigado… Y leer la biblia no es investigar.

    En fin…

  11. jolimu dice:

    Hola Josué; bienvenido de nuevo; muchas gracias por tu aliento. Un ¡AMÉN! a tus palabras y al versículo de apoyo.

    No les tengo miedo a ninguno de ellos; más bien siento pena porque no puedan ver lo que tienen encima, y porque la mayoría de ellos no sean conscientes de a quién están sirviendo como herramientas.

    Tienen estudios, pero se aferran a conceptos antiCrito sin aplicar raciocinio, pues no cabe duda que son inteligentes. Si razonaran sobre lo que propugnan y lo contrastaran sin pasión con lo que se está demostrando cada día en las investigaciones científicas, verían las cosas de la misma forma que la vemos nosotros, la única congruente.

    Feliz Año Nuevo para ti y toda tu familia. En la paz de Jesús, por supuesto

  12. logos77 dice:

    Hola Josué,

    Muy buena reflexión la que nos has traido. Gracias por tu participación y que el Señor te bendiga siempre.
    Espero verte por aqui a menudo.

    Romanos 1:18-22 no puede delatar e incriminar mas claramente a los no creyentes.

    Saludos

  13. Josué dice:

    Ánimo Jolimu:

    Si Dios es por nosotros ¿quién contra nosotros?…

    El Señor nos dice que no los temamos que mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo.

    Como también nos dice en Jeremias capítulo 1:
    8 No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová.
    19 Y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo, dice Jehová, para librarte

    A ver, lo sabios de este mundo, ¿dónde publicais vuestros estudios que demuestran “cientificamente” vuestras afirmaciones?, ¿dónde los miles de eslabones don Gregorio?, dadme datos y no descalificaciones.

    ¿Dónde está el metodo científico y empírico en vuestros argumentos? Lo vuestro es teoría, lo nuestro se puede estudiar y analizar y los resultados son aplastantes. Podemos hablar de leyes y comportamientos que obedecen a información comprobable una y otra vez.

    Y en cuanto a los argumentos que os dio Jolimu en referencia a los regímenes comunistas que abrazaron a la evolución como base de sus creencias y postulados, llevaron a miles a la muerte.

    A pesar de que muchos os dediqueis a la docencia, no os da mayor credibilidad.

    Dios escogió lo necio de este mundo para avergonzar a los sabios. El que lee entienda..

  14. jolimu dice:

    No creo que esa sea una respuesta adecuada; es la postura característica del propio Dawkins, aunque esté ante doctorados en Biología. Lo correcto sería argumentar qué de lo que planteo no es correcto. Constantemente me doy cuenta que ustedes se aferran a conceptos sin razonarlos antes; y cualquiera que presente otra alternativa a esos conceptos, ya les parece inmerecedores de atención. ¿No crees que es un poco autosuficiente esa posición?
    En fin; que tengas un buen año y mucho éxito profesional y espiritual.

  15. Omydog dice:

    Vale. He llegado a pensar que era yo que no me explicaba bien, haciéndome a la idea de que hay cosas que no todo el mundo tiene por qué saber y que tal vez no sean tan fácilmente entendibles. Si no llegas a más, el problema es tuyo. A partir de ahí yo no puedo menos que tomarme a cachondeo todo este blog.

  16. jolimu dice:

    No recicles por favor; no hablamos de ancestros contemporáneos, sino de que las investigaciones evolucionistas sitúan a la primera mujer/mitocondria que trasciende, 150000 años antes que el primer cromosoma Y: el primer hombre. Y eso es lo que digo que resulta anticientífico.

    No importa cuan lejos vayas atrás en el tiempo, la 1ª Eva/mitocondria XX que trasciende, tuvo que ser coincidente con el 1er Hombre cromosomático XY, pues de lo contrario se habría detenido la especie. Incluso después, aunque hubieran tenido 400 hijas hembras seguidas, si estas no encontraron un espermatozoide salvador, se hubiera extinguido la especie humana. De la misma forma que si hubieran tenido 400 hijos varones, se hizo imprescindible la mujer/mitocondria que trasciende en algún punto inmediato del camino, para no extinguir la especie.

    Así que las mitocondrias continuaron manifestándose por ley de vida, constantemente, aunque lo hicieran a saltos en los que a veces se omitieran, en alguna generación puntual de alguna familia. Es que no admite discusión; el constante incremento de la población del mundo es la mayor garantía de mitocondrias manifestándose regularmente con constancia. Si se sabe que el ADN mitocondrial trasciende de cada madre a cada hija, pues resulta obvio que todos los actuales devinieron de la 1ª Eva mitocondrial; de la misma forma que lo han hecho milenariamente, el cromosoma X, y el cromosoma Y.

    Los chinos-as, africanos-as, esquimales-as, indúes-as, europeos-as… todos, somos descendientes de la primera pareja XX y XY y el primer cromosoma mitocondrial que apareció en la palestra de la vida; las variaciones alélicas que han ido surgiendo por el camino es lo que nos ha separado en razas, incrementando las diferencias físicas.

    Pero la 1ª Eva no habría podido sobrevivir sola los 150000 años que vuestra investigación la separa del primer hombre. Ni tampoco la 2ª, puesto que tuvo que proceder obligatoriamente de un padre. Ningún cromosoma ‘X’ puede aguantar vivo 150 milenios; la reproducción de la especie humana exige coincidencia de hombre y mujer en el tiempo. Esto solo es posible con generaciones de semen masculino inseminando Evas por el camino. Es decir, siempre, en todo momento, se reclama la presencia del hombre coincidente con la mujer/mitocondria que trasciende. Por lo que el cromosoma ‘Y’ tuvo que ser siempre coincidente con el ‘X’/mitocondria que trasciende, por necesidad; ir contra eso es un absurdo.

    El espermatozoide del macho solo puede estar formado por los cromosomas ‘XY’ o ‘YY’. El óvulo es siempre ‘XX’. Durante la concepción, el nuevo sexo será masculino cuando el espermatozoide Y se une al ‘X’ del óvulo, dando lugar a la formación de un ‘XY’; y será femenino, cuando se une el ‘X’ femenino del espermatozoide, a uno de los ‘X’ del óvulo. Y en ese caso, viene con una copia de la mitocondria materna.

    Y si hubiera ocurrido un hecho anormal, contrario a lo que señalan las estadísticas de nacimiento, por ejemplo, el que ocurrieran 400 partos seguidos de hembras, ninguna de estas hubiera podido borrar la presencia del ‘Y’ ancestral, sin extinguir la especie. Ni hubieran podido continuar procreando, de no haber recibido en sus óvulos el espermatozoide ‘Y’ de algún varón. Lo que los sitúa a ambos en un mismo punto en la escala del tiempo… con mitocondrias que trascienden, repitiéndose siempre que alguna mujer diera a luz una hija: condición indispensable para la multiplicación de la especie.

    El segundo ancestro hombre, embrionó en el óvulo del primer ancestro mujer, gracias al semen del primer ancestro hombre; jamás hubo tres sin dos. Todo lo que vaya contra esto es un absurdo. Separar este proceso con 150000 años es la barbaridad más grande que se ha dicho en Ciencias, desde que el evolucionismo lanzó el primer postulado anticientífico de la ‘generación espontánea’, [desbaratado por uno de los científicos mayores de todos los tiempos, el creacionista y héroe de la humanidad Louis Pasteur.]

    La Ciencia ha dejado bien claro que ambos cromosomas: Y-Xmitocondria que trasciende, debieron cumplir con las funciones reveladas hoy en los laboratorios: el programa informático-biológico, establecido en el ADN: el único demostrado científicamente para embrionar vida. Rastrear mitocondrias en busca de ‘ancestros perdidos’, es de lunáticos cazadores de fantasmas, con el perdón de la palabra; es un sinsentido que no lleva hacia otro lugar que al absurdo.

    Es obvio que la mitocondria del hombre no ha sido trascendental, pues la mayoría de su información genética se pierde cuando el espermatozoide fecunda al óvulo. Pero la misma mitocondria de la primera Eva SÍ se ha venido repitiendo madre-hija, generacionalmente, desde el primer hasta el último parto… aunque se hayan manifestado por el camino distintas mutaciones en genes mitocondriales. Una primera Eva = una misma mitocondria para todas sus descendencias… funcionando continuamente con los cromosomas ‘Y’ imprescindibles. Eso es lo que ha demostrado la Ciencia, y no me explico cómo intentas contrariarlo.

    La primera mujer, haya aparecido cuando haya aparecido, jamás hubiera podido procrear si no hubiera tenido un hombre, LA MISMA ESPECIE, a su lado.

  17. Omydog dice:

    Y si me vienes con lo de que aún no está del todo claro que parte del mtDNA no sea de herencia paterna, para el caso da igual: mtDNA y cromosoma Y seguirían teniendo un patrón de herencia diferente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: