LOS PADRES RESPONDERÁN ANTE DIOS POR LA EDUCACIÓN A SUS HIJOS.

julio 12, 2015

Los niños se enfrentan a la toma de decisiones, prácticamente desde que comienzan a razonar. Normalmente, el característico ‘¿Por qué?’ marca la pauta de inicio de esa etapa en que van formando sus principios de conducta. Necesitan saber para poder decidir; necesitan enfrentar los titubeos que les asaltan y les incapacitan para dar respuestas.

Es una etapa clave en la vida del niño, que depende de la orientación de sus padres para enfrentarse a la vida desde los más elementales retos que esta le impone. Es un tiempo vital en la educación; y los padres deben estar muy pendientes del repetitivo ‘¿Por qué?’, aunque al oído le resulte cansino. Salvo excepciones de mentes extraordinarias, de un padre pasota que deja a la escuela y al mundo la educación de su progenie, solo saldrán hijos pasotas.

Hace unos días en la TV se trataba el asunto: el famoso programa ‘Pesadilla en la Cocina’, del popular maestro cocinero Chicote presentaba el caso de unos hermanos que llevaban un restaurante, y este se hundía. La organización de los dueños era nula… y rápidamente se vio que el origen del problema estaba en la base: la educación que habían recibido desde niños.

Entró en escena el padre de los muchachos, portando su coleta ‘progre’; y desde el inicio dejó claro que él había optado por respetar ‘la libertad de decisión de sus hijos’. Se amparaba por supuesto en aquello de ‘las libertades civiles’, que tanto se proclama desde sectores ateístas de la sociedad. Debido a esa actitud vaga, los niños debieron aprender por sí mismos, a golpes de la vida, perdiendo así la vital influencia de los padres en su educación básica; y una de las consecuencias fue la incapacidad para organizarse y triunfar.

¿Aprenderían por ese método de educación? Sin dudas, sí. Pero tendrían que pagar un alto precio en tiempo (la sustancia de la cual está hecha la vida) antes de adquirir la experiencia necesaria para decidir por sí mismos… sin cometer errores que muchas veces conducen a tragedias.

En la historia del multimillonario Henry Ford, creador de la famosa industria del automóvil, vemos un ejemplo de cómo un padre debe influir en los primeros pasos de sus hijos. Es cierto que al final, cada quien dará según su valía personal; pero es innegable que una buena pauta de conducta, una orientación primaria, es un buen sistema para conducir al éxito personal.

El millonario Ford le dio educación académica a su hijo; tuvo la preparación básica durante años. Fue exigente con el heredero durante toda su infancia; no tenía carencias económicas… pero tampoco careció de retos que irían formando su actitud y aptitud posterior ante la vida. En cuanto tuvo edad para ello lo metió en los talleres de su fábrica, como un peón mecánico más, sin privilegios. Años después, este hijo heredó la Compañía con un conocimiento total del funcionamiento de cada departamento, y logró cosechar aun más éxitos que su propio padre. Es innegable que gracias a la formación y orientación inicial por la que su padre le fue guiando durante años.

En este mundo actual la juventud está rodeada de una nutrida toma de decisiones desde que salta de la cama en la mañana, hasta que regresa a ella en la noche. Y los padres deben saber que deberán responder ante Dios por la educación que han dado a sus hijos. Si los hijos han salido de mala cabeza por sí mismos, aun habiendo recibido una buena disciplina, entonces la culpa recaerá sobre ellos mismos; serán responsables de sus actos. Pero si estos actos han sido consecuencia de una actitud negligente de sus padres durante su etapa de formación, les aseguro que estos se verán ante el tribunal de Cristo, respondiendo por no haber dado en su momento la instrucción que la Ley de Dios ordena que se dé dentro de una familia.

El proyecto del hogar no es posterior al demencial concepto de ‘antes monos, luego personas’, inducido en las aulas del mundo por el sofisma de la teoría evolutiva. (Sofisma: Razón o argumento aparente con que se quiere defender o persuadir de lo que es falso.) El plan de Dios para la familia es tan viejo como la propia humanidad. El matrimonio, el hogar y la familia no es una institución social, sino divina. Empezó con Adán y Eva sobre el primogénito Caín (mala cabeza y peor corazón) y continuó en cada uno del resto de su descendencia.

El plan: “Creced y multiplicaos”, incluyó pautas de conducta que exigían fidelidad a los estatus preconcebidos: los mandamientos del Creador; y así ha sido trasmitido de padres a hijos durante varios cientos de generaciones. Los proverbios y libros de Salomón contienen muchas reflexiones y enseñanzas derivadas de tales ordenanzas celestes.

Cada hijo, al morir (excepto los niños inocentes) tendrá que dar cuenta de su paso por este estado de probación del alma que constituye la vida. A consecuencia de sus acciones en el mundo, en su nuevo estado espiritual será conducido a un sitio acorde a esas acciones. Si ha muerto aferrado al Evangelio de Jesús (dado por Dios), reconociéndole como Salvador (salva del infierno y de la muerte espiritual), y siéndole fiel desde su bautismo, su alma será llevada a una dimensión de felicidad y paz: el Paraíso. Y allí permanecerá hasta el regreso del Cristo, cuando vuelva para derrotar a satanás y hacer efectivo el plan para la familia eterna. Es la promesa del Señor, que no miente.

Por otra parte, los pecados del hijo/a sorprendido/a por la muerte mientras vivía en negación a Jesucristo, según el lema mundano: “A vivir, que son dos días”, conducirán su alma a un estado de miseria, una dimensión de dolor y tormento: el infierno. Y si los padres no enseñaron a ese hijo los preceptos dados por Dios, tendrán que responder ante el Creador por tal indolencia. Aseguro que se les pedirá cuentas por las consecuencias de su desidia.

De modo que todos esos padres que en vida crían a sus hijos al margen de las leyes divinas, abrazados a leyes mundanas, se verán en la tesitura de ser abrazados luego por el mismo ser a quien decidieron seguir en vida. Del Señor Jesús recibí hace unos pocos años:

“Seréis abrazados en muerte por aquel a quien os hayáis abrazado en vida.”

La familia cristiana es una de las mayores fortalezas de Dios contra el mal que cada día más y más, prolifera en el mundo. Es un deber de los padres el esforzarse por mantener a su familia fuerte y unida; digna de las bendiciones que nuestro Padre Celestial tiene preparada para sus fieles.

La familia es el lugar más eficaz para inculcar valores duraderos a sus miembros. No es fácil criar hijos en medios contaminados por el mal; se hace imprescindible el enseñar los mismos principios morales inculcados por Jesús de Nazaret desde que sus hijos son pequeños. E igualmente importante es el control del uso de la televisión y las nuevas tecnologías, que arrastran hoy a la juventud hacia los abismos. El falso concepto de la ‘libertad’, (traducido por libertinaje), en realidad conduce a las férreas cadenas del infierno.

Así, los hijos deben saber que hay un plan eterno, que tienen un Padre Celestial eterno en quien pueden confiar, a quien pueden orar, y de quien pueden recibir guía. Deben saber tanto ‘de dónde vinieron’, como ‘a dónde podrán ir finalmente’, para que su vida tenga significado y propósito.

A los hijos se les debe enseñar el poder de la oración, y a expresar agradecimiento por la bendición del sacrificio de Nuestro Señor Jesucristo como puente de expiación contra el pecado, y de reconciliación con Dios. A los hijos se les debe enseñar a distinguir el bien del mal; pueden y deben aprender los mandamientos de Dios. Se les debe enseñar que robar, mentir, engañar y codiciar lo que otros tienen es pecado e impone un precio muy gravoso.

Se les debe enseñar a ayudar en las labores del hogar, y deben aprender que el trabajo honrado fomenta la dignidad y el respeto, no solo de los demás, sino por uno mismo. Y los padres tienen la responsabilidad de desarrollar un hábito de conducta hogareña: la reunión de una noche de hogar dedicada a buscar la comunión con el Espíritu Santo, para que, con la presencia de Jesús, el gran aglutinador de la familia, se pueda neutralizar cada intentona del diablo para destruirla, según el plan que ha venido desarrollando desde el principio de la humanidad, cuando indujo a Caín a cometer homicidio contra su hermano Abel.

Lo más inteligente que pueden hacer los padres es apegarse al Evangelio de Cristo, y fomentarlo en el corazón de cada hijo. La acción más beneficiosa de los padres es luchar por mantener una casa en orden, guardando los mandamientos de Dios e inculcar esto en la visión de futuro de los hijos.

El amor filial, en su expresión más profunda, no es una sombra fugaz que termina con la muerte, sino la sustancia misma que une a las familias en un plan definitivo y eterno que trasciende la muerte física, y que un día reunirá a todos los que se fueron antes, con los que se fueron después. Es un hecho.

Y es vital la instrucción sobre el sexo. Cada padre que se deje llevar por los vientos modernos, diciendo a los hijos que ni la homosexualidad ni el sexo fuera del matrimonio son malos, tendrá que responder ante Dios por ello. Cada padre que lleva a sus hijos inocentes a participar de los vergonzosos desfiles gays, responderá por ello ante un juez cuya justicia prevalece por encima de la humana. E igualmente los que instruyen que deben ser pícaros, que predomina el más fuerte sobre el más débil y el más listo sobre el más puro de corazón; y los que incitan a pasar por encima de la sociedad como apisonadoras.

La familia es algo más que la consecuencia de compartir sexo; es un compromiso inalienable ante el que deberemos un día dar cuenta al Creador del Proyecto. Si se logra constituir como Dios manda, habrá un premio que trasciende la eternidad; pero si se establece desoyendo las leyes divinas, habrá que pagar un alto precio de castigo, igualmente eterno.

Así lo he recibido del Señor Jesús, y así lo trasmito, en su Santo Nombre.

Amén.


¿A QUÉ VINO JESÚS AL MUNDO?

febrero 5, 2015

El Señor Jesucristo fue hecho hombre para traer la verdad de la salvación al hombre. El mayor daño provocado por las divergencias entre iglesias cristianas ha sido sin duda la distorsión de tal verdad: el Evangelio de Cristo. En su afán por distanciarse del resto, y más allá del tipo de congregación que sea (y hablo de todas en general), e incluso más allá de las buenas cosas que hacen, cada iglesia siempre presenta praxis o planteamiento que le distancia no solo del resto, sino del propio Evangelio legado por el Señor Jesús, el Hijo de Dios, el Cordero enviado como pago de rescate para la salvación del mundo.

Los análisis policiales más avezados emplean un método cuando quieren llegar a la verdad de un asunto bajo investigación: van hacia la raíz, siguiendo la huella del hilo del delito hasta sus inicios; a ello deben el éxito de llegar a la verdad deseada.

Y ese recurso debería ser usado en todas las iglesias cristianas, independientemente de su denominación: buscar a Cristo, la raíz del Evangelio. Sin embargo, las diferentes corrientes teológicas de cada una de ellas han provocado la intoxicación, distorsión, y tergiversación, del mensaje de Jesús de Nazaret, con la práctica aceptación de todos sus seguidores, que ni se molestan en el mandato (no consejo) que el propio Hijo de Dios da en Jn 5:39:

Escudriñad las escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí”.

De modo que la primera reflexión advierte no escuchar a ningún interpretador bíblico‘ que intente desdoblar la palabra con el conocido: ‘lo que Jesús quiso decir aquí, es…’

El Señor dijo lo que dijo, y fue muy claro; tanto que irrumpió como riada en el corazón de los malos judíos (los buenos le aceptaron), y sacó a la superficie el fango de sus malignos pensamientos y hábitos, provocando que estos decidieran crucificarle cuanto antes. O sea, no le crucificaron porque no le entendieron sino porque le captaron perfectamente y sabían que les confrontaba a ellos, a su falsa autoridad, y a su ‘gloria de hombres‘, contra la cual advirtió día sí y día también, porque sabía que esa falsa gloria lleva a la alfarería del diablo.

Cómo podéis creer, vosotros, que recibís la gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del único Dios” [Jn 5:44]

Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio y no ha permanecido en la verdad… (Jn 8:44)

Los teólogos obvian a Jesucristo y siguen a satanás, el primer teólogo del mundo: el gran tergiversador, cuya primera teología fue engañar precisamente a Eva ‘reinterpretando‘ el mandamiento de Dios que la primera mujer le dijo haber recibido (Gén 3: 4-5):

Entonces la serpiente dijo a la mujer: ‘No moriréis, sino que sabe Dios que el día en que comáis del fruto serán abiertos vuestros ojos y seréis como dioses, conociendo el bien y el mal’

Esa experiencia debería bastar para que todos fuéramos más prudentes al prestar nuestros oídos al canto de sirenas. El propio Señor Jesucristo dio la pauta a seguir cuando fue tentado por la ‘tergiversaciones‘ del diablo en el desierto (Mat 4:1-11). Por tres veces fue tentado, y las tres lo neutralizó con las Escrituras, (la 2ª tentación fue con tergiversación) diciéndole: “está escrito”. De modo que los teólogos que alteran La Palabra original no son enviados del Señor, sino de su enemigo.

Así que, si un cristiano decide seguir al Señor Jesús, buena determinación toma, pero mejor aun sería limitarse a repetir textualmente las cosas que dijo el Cristo, porque les aseguro que no hay nadie, ni en lo alto, ni en lo ancho, ni en lo superficial ni en lo profundo, que pueda optimizar el Evangelio del Señor. Lo que vino del Padre es perfecto; nadie puede reformarlo ni aquí en la tierra ni en los cielos. Lo legó el apóstol Pablo en Heb 6:17-20:

Por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, la confirmó con un juramento, para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo, quienes buscamos refugio para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros; la cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo; donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec.”

Por tanto, no son reformas ni reformistas lo que necesita el Evangelio, sino Restauración de la palabra del Señor, según su forma y manera; según la perfección de su pedagogía y didáctica. Esa tesitura la vemos en Su advertencia de Apo 22:18-19:

...yo testifico a todo el que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la ciudad santa y de las cosas que están escritas en este libro.

También en Apo 2: 23 es incisivo y directo:

“… y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriño la mente y el corazón; y daré a cada uno de vosotros según vuestras propias obras.” 

¿Acaso el Señor menciona la fe por alguna parte? No nos dice que nos juzgará según nuestra fe, sino que es específico: escudriña nuestras mentes y corazones, y nos dará a cada uno según obremos.

Quien decida hacer labor evangelista, al predicar debe ceñirse a las palabras del Señor, y a las de los profetas y apóstoles… siempre que estas no contradigan las palabras de Cristo. Les aseguro que no hay decisión más saludable, porque algún día estaremos ante Él, y entonces veremos como hemos sido vistos, y sentiremos vergüenza ante Él al darnos cuenta del error si habiendo seguido enseñanzas de hombres hemos propugnado, no Su Palabra, sino su tergiversación.

El Hijo de Dios nos ha dado una norma para que no seamos engañados, porque satanás anda por toda la tierra (sobre todo por las iglesias) embaucando a las naciones, para prenderlas en sus astutas cadenas y conducir sus almas al infierno. Por consiguiente, solo si se ora con espíritu contrito, obedeciendo textualmente sus ordenanzas, sin alterar el Evangelio original, se será aceptado.

Si damos la buena noticia de la salvación mediante el quebrantamiento y arrepentimiento, aceptando a Jesús como nuestro salvador, bautizándonos en el agua por inmersión, como Él lo hizo, esforzándonos por no pecar, y repitiendo al mundo sus advertencias, podremos ser acreedores de Su promesa. Solo siendo fiel, como Él exige: “Se fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.”. Por tanto, si un hermano, confundido, teologiza alterando alguna sentencia de Cristo, amonestémosle; si es nuestro hermano reconocerá el error y se disculpará ante el Señor. Si no lo hace es porque la vanidad y la soberbia ya están en él, y el diablo es quien lleva sus riendas y quien le ha conducido a la transgresión.

Por último, tener siempre presente el mensaje de la misericordia dado por el Señor: recordar en todas las cosas a los pobres, los necesitados, los enfermos y los afligidos, porque quien no lo haga así, no es su discípulo.

El Señor Jesús vino al mundo para salvarlo; y su método es el mejor método: convertir a sus seguidores en pescadores de personas para la salvación de estas. Salvación por fidelidad al plan original de Salvación, enseñando las mismas cosas, y advirtiendo sobre las mismas cosas que advirtió siendo hombre. Y la mayor seguridad que puede tener un cristiano es que, al estar ante Él pueda decirle:

Señor, perdona mis errores, pero por favor, ten presente que no acepté ninguna gloria humana; intenté serte fiel desde el alfa hasta la omega, tu primera y última letra, como nos ordenaste.”

**********


Respuestas a la anticiencia ateísta: Nº 1.

julio 25, 2012

Julio/25/2012

Por la importancia evangelista que contienen, y al mismo tiempo, para confirmar aquello de “quien tiene tejado de vidrio no puede tirar piedras al vecino”, creo conveniente iniciar una serie de artículos cuyo único objetivo es responder a debates sostenidos en la pág:

http://imaginario-nopensar.blogspot.com.es/2011/09/los-cristianos-son-ateos.html

Allí es imposible el debate: se insulta con el propósito de que quien no piense de la misma forma se retire. Por eso lo expongo en mi blog. No es nada personal, sino que, como cristiano, no puedo callar ante apologías del antiCristo. Sin atacar, abogo a favor de la credibilidad de las Escrituras y, sin insultar ni hacer sentir íncomodo a nadie para que se retire, combato todo párrafo anticientificista disfrazado de bata blanca con el que muchos intentan obstruir el Evangelio de Jesús:

Expongo el 1º:

Los Neutrinos Espinosos

Los Neutrinos Espinosos

Imaginario: antes de acusarme de ignorante debe exponer dónde ‘no doy una’. Si he cometido un error lo reconoceré sin problemas; Ud. también los comete, como veremos más adelante, pero, con o sin, al ofenderme se hace deudor de debate. Y no es nada personal; sino defiendo, gratis, la Credibilidad bíblica, y el Evangelio de Cristo. Por eso iré siempre contra cada aspecto seudo científico que el ateísmo más recalcitrante use para negar el Evangelio de Jesús.

Y los cristianos no despretigiamos la Ciencia; de hecho, fueron científicos cristianos quienes sentaron las bases del conocimiento actual. Sin subvenciones ni ayudas estatales de ningún tipo, muchas veces pasando hambre, dedicaron toda su vida a la investigación, salvando muchas vidas humanas, dando gloria a Dios, y poniendo sus descubrimientos en manos de todos para que pudiera vivirse en un mundo mejor. Muchos Pasteurs de la historia lo confirman; solo hay que leerles.

Por otra parte: el punto de los neutrinos no es nada insignificante como insinúa. Se trata de un demoledor experimento que como un buldózer apisona postulados anquilosados en el 1915. Ese trabajo muestra dos evidencias con claridad meridiana:

1- Al ateísmo no le interesa la Ciencia si esta no aporta datos para denigrar las Escrituras y el Evangelio de Jesús. Lo apoya el hecho de que cuando Robert Wiedersheim publicó como órganos vestigiales, escoria de la evolución entre especies, 86 órganos perfectamente funcionales como: Clítoris, amígdalas, hipófisis, epífisis, apéndice, etc, el ateísmo lo aceptó sin la cautela que Ud. propone en este párrafo; más bien a una velocidad mayor que la de la luz. Luego debieron haber sentido vergüenza y disculparse, pero hay demasiada soberbia para dar lugar a contrición; todavía pululan los libros por ahí diciendo esas estupideces en las aulas.

Igual faltó cautela para declararnos génicamente iguales al simio en un 98%, aunque el propio trabajo Genoma Hombre-Chimpa, dejó bien claro (entre otras) diferencias del 73% en el cromosoma X, y del 92% en el Y. Hubiera sido mucho más provechoso para la Ciencia que en estos trabajos se hubiera ido con igual ‘cautela‘ que la que Ud. propone respecto a los neutrinos. Pero no lo hicieron, ni lo hacen, ni lo harán. El no aceptar trabajos como estos, porque les obligan a levar anclas oxidadas del antiCristo, es la mejor evidencia de cuál es el combustible que les locomociona; la ciencia les tiene sin cuidado… excepto si media una subvención. Ahí la cosa cambia.

2- El trabajo sobre la velocidad de los neutrinos es otra demostración más que anula el concepto que fija la velocidad de la luz como la máxima posible en el espacio estelar, vacío (que no lo es), o como prefiera llamarle. Veamos:

Desde mediados del 2011, el experimento OPERA, del Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) mostró al mundo cómo unas partículas alcanzaron una velocidad superior a la luz en 60 nanosegundos; es decir: 0.000’000,060 seg.

Y lo pongo así, en decimales, para que se vea que es una velocidad supralumínica que tiende a infinito… lo que vengo diciendo desde el 2008, aunque nadie quiera aceptarlo. Muyyyyyyy superior a la de la luz, por si alguien no lo ha entendido bien.

El trabajo no es una intentona creacionista, sino una investigación tan seria, que fue repetida durante seis meses hasta que se decidió hacerlo público en una conferencia científica celebrada en la sede del CERN. E incluso después de ello, por convenio internacional se pusieron de acuerdo para repetirlo por dos vías paralelas, en Japón y en USA. Pero hasta el momento no se han encontrado errores en el hallazgo.

El Original de Science puede verse en la sig. dirección web:

http://news.sciencemag.org/sciencenow/2011/09/neutrinos-travel-faster-than-lig.html?ref=hp

No es el único experimento que lo ha demostrado; los propugnadores del antiCristo en ciencia, NASA incluida, lo saben perfectamente. La física cuántica y la astronomía han aportado mucho sobre esto, solo que eligen seguir anquilosados en patrones del 1915. No tienen apertura a Ciencia, sino cierre obstinado a cualquier avance científico que les demuestre que han estado sembrando en campos de error. Y lo hacen porque saben que si se siembra en campos de error, solo se recogerá frutos de error; y la soberbia le pone fronteras a reconocer lo mal que lo han hecho.

Por ej: Hace tiempo se observaron 9 púlsares (una la del Cangrejo), y se concluyó que esas estrellas de neutrones de giro rápido, emiten un equivalente electromagnético al estallido sónico. Y un modelo creado para advertir ese fenómeno mostró que la fuente de las emisiones viajó más rápido que la luz en casi 10 veces.

No obstante, al igual que en algún que otro experimento cuántico, a los especialistas le pesan mucho las anclas de Einstein. El investigador principal, John Singleton, del Laboratorio Nacional Los Álamos, dijo en la rueda de prensa de la Sociedad Astronómica Americana en Washington, DC.:

Esto no es ciencia-ficción, y no se viola ninguna ley de la física en este modelo, y no se viola la Teoría de la Relatividad Especial de Einstein”.

Una vez más, no se quiere ver ‘lo que se ve’, si ‘lo que se ve’ señala hacia la verdad bíblica. Hubo información: púlsares viajando a una velocidad más rápida que la luz’, fuentes de radiación radioeléctrica, luminosa, X, y/o Gamma. El hecho de haberla detectado ya es sí mismo una evidencia de información; gracias a ella se neutralizó informaciones anteriores. No hay duda que contiene mucha información.

Y tal información viola la ‘causalidad’ emanada de la teoría de la relatividad, que dice: “una información no puede viajar a una velocidad superior a la de la luz”. ¿Acaso un púlsar no es una información? Informa sobre su localización, velocidad, intensidad, tiempo de duración (aprox. 5 milisegundos = 0.005seg), y de repetición a intervalos altamente regulares (desde algunas centésimas de seg., hasta algunos seg.)

Si se es buen observador se verá que la ciencia actual es visionaria si conviene al antiCristo, y anquilosada si dicta que han perdido un siglo defendiendo la trinchera de un concepto útil al ateísmo. Su ‘ciencia’ ve en la imaginación a dinosaurios disputándole el cielo a las águilas y luego cantando como ruiseñores; sin embargo niega sistemáticamente toda velocidad que supere la de la luz, aunque esa realidad explosione ante sus ojos, no en la imaginación, sino en el mundo real.

Ya en la década de 1980, el Nóbel Vitaly Ginzburg y colaboradores, demostraron esas corrientes de polarización actuando como fuentes de radiación electromagnética, superando la velocidad de la luz. Luego, la teoría fue desarrollada por Houshang Ardavan (Universidad de Cambridge U.K). Asimismo, otras evidencias de dicho principio han sido desarrolladas en el Reino Unido, Rusia y EEUU).

Por estas razones, y muchas otras, repito que el conocimiento humano está aun muy por debajo de dar respuestas ajustadas a la verdad. La soberbia acelera la falsa euforia, si conviene al ateísmo; pero afinca el pie en el freno si de algún modo apoya la instrucción bíblica. Mas la verdad es indetenible: no reconoce anclas ni fronteras; sencillamente ‘ES’. Aceptarla o no ya no depende solo del conocimiento científico y de la inteligencia, sino de la predisposición del corazón.

He dicho siempre que la velocidad de la luz no es la más rápida que existe, que la mecánica cuántica y la propia astronomía han demostrado muy bien que hay más. El propio Einstein reconoció lo difícil que lo tiene la teoría de la Relatividad, cuando durante años sostuvo debates con físicos muy duchos en la materia, sobre lo que él mismo denominó como “Acción espeluznante en la distancia”, refiriéndose a los experimentos sobre el ‘instantáneo’ colapso de onda; aclarando con toda intención por mi parte, que ‘instántaneo’ significa ‘más rápido que la luz’.

No habrá real sabiduría hasta que decidan levar las oxidadas anclas, y dejen que les guíe el río del verdadero conocimiento. Déjense llevar por su poderoso raudal, pues la fuente de energía sustentadora no es otra que la del propio Dios.

**********

 


6ª CAPCIOSIDAD ANTICRISTO QUE ORBITA EN LA RED.

julio 18, 2012

 Julio/18/2012

Estas capciosidades que neutralizo gracias al Señor, las copié del blog:

http://imaginario-nopensar.blogspot.com.es/2011/07/la-segunda-venida-de-cristo.html

[Capcioso: (Del latín captiosus; raíz: captio = engaño) Proposición hecha para confundir o engañar a un interlocutor o auditorio]

[6-Si ofrecer la salvación a través de Jesús siempre estuvo en los planes de Dios, ¿por qué no envió a Jesús desde el principio, en lugar de confundir y engañar generaciones de personas mediante la creación de una religión llamada Judaísmo que, según Dios mismo sabía de antemano, no sería la adecuada?]

No se confundió a nadie; es otra tergiversación de la verdad. Aunque no le reconocieron, los judíos esperaron al Mesías siempre; ancestros hebreos alertaron de su venida. El propio Jesús dijo, en Jn 5:39:

Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí…

Y las Escrituras hablan de Él desde el principio al fin. Gen 49:10-12 dice:

Nadie le quitará el poder a Judá ni el cetro que tiene en las manos, hasta que venga el dueño del cetro, a quien los pueblos obedecerán. El que amarra su burrito a las viñas, el que lava toda su ropa con vino, ¡con el jugo de las uvas! Sus ojos son más oscuros que el vino…’

Parábola coherente con las reveladas en Apocalipsis 5:5 y 19:12-15:

‘Y uno de los ancianos me dijo: No llores; el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.’

‘Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.’

También la revelación a Ana, en 1Sa 2:10 (±1060 aC)

‘Delante de Jehová serán quebrantados sus adversarios, Y sobre ellos tronará desde los cielos; Jehová JUZGARÁ LOS CONFINES DE LA TIERRA, Dará poder a su Rey, Y exaltará el poderío de SU UNGIDO.’

Y más tarde, en 2Sa 7:12-16: (±1030 aC)

“Y cuando tus días fueren cumplidos, y durmieres con tus padres, yo afirmaré tu simiente tras de ti, la cual saldrá de tu vientre (la virgen María era descendiente del rey David); y yo afirmaré su reino. Este edificará casa a mi nombre: y yo afirmaré para siempre la silla de su reino. Yo le seré a él padre, y él me será a mí, hijo. Y si él hiciere mal, yo le castigaré con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres… Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro; y tu trono será firme eternamente.”

Luego, en Psa 2:1-12: (± 900 aC)

¿Por qué se amotinan las gentes, y los pueblos piensan vanidad? Estarán los reyes de la tierra, y príncipes consultarán en uno contra Yaveh, y contra SU UNGIDO, diciendo: ‘Rompamos sus cadenas: y echemos de nosotros sus cuerdas.’ (Lo que dice el ateísmo hoy) El que mora en los cielos se reirá: el Señor se burlará de ellos… Yaveh me dijo: ‘Mi hijo eres tú: yo te engendré hoy’…

Y ahora reyes entended: admitid consejo jueces de la tierra. Servid a Yaveh con temor: y alegraos con temblor. Besad al hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino: cuando se encendiere un poco su furor, bienaventurados todos los que en él confían.

Y en Miq 5:2: (± 750 aC)

Mas tú, Belén Efrata, pequeña para ser en los millares de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son DESDE EL PRINCIPIO, desde los dias de la eternidad.

Y otra vez en Isa 9:6-7: (±740 aC)

‘Porque niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado es asentado sobre su hombro; y llamarse ha Admirable, Consejero, Dios, Fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz: La multitud del señorío y la paz no tendrán término, sobre el trono de David, y sobre su reino, disponiéndole, y confirmándole en juicio y en justicia desde ahora para siempre…’

Vuelve a citarle en Jer 23:5: (± 627 aC)

He aquí que vienen días, dijo Yaveh, y despertaré a David renuevo justo, y reinará rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra.’

Y la enigmática profecía Cristo-Apocalipsis, en Dan 9:25-26 (±604 aC)

Sepas pues, y entiendas, que desde la salida de la palabra para hacer volver el pueblo, y edificar a Jerusalem, hasta el Mesías Príncipe habrá siete shâbuâ, sesenta y dos shâbuâ; entre tanto se tornará a edificar la plaza, y el muro en tiempos angustiosos. Y después de las sesenta y dos shâbuâ el Mesías será muerto, y no por sí; y el pueblo príncipe viniendo destruirá la ciudad, y el santuario, cuyo fin será como con avenida de aguas: hasta que al fin de la guerra sea talada con asolamiento.”

Shâbuâ no significa semana.

 

Nota: La palabra del hebreo antiguo original ‘shâbûa’ se tradujo al inglés como ‘week (semana)’, pero no significa eso; solo fue una interpretación a la que se llegó relacionando lo que se creyó participio pasivo en la traducción H7650, con lo que se creyó denominativo en H7651. Es obvio que el traductor llegó a ‘semana‘ por caminos indirectos, no por conocimiento de la palabra. El hebreo puede verse en azul: se escribía solo con consonantes; se acudió a la tradición moderna para entender la palabra. Y eso no garantiza una correcta traducción al 100%.

Pero también en Lam 4:20: (± 587 aC) se avisa sobre Jesús:

El resuello de nuestras narices, EL UNGIDO de Yaveh fue preso en sus hoyos, de quien dijimos: A su sombra tendremos vida entre las gentes.’

Y por último, en Zac 9:9: (520 aC)

Alégrate mucho, hija de Sión, jubila, hija de Jerusalem. He aquí que tu Rey vendrá a tí, Justo y Salvador, pobre y cabalgando sobre un asno, y sobre un pollino hijo de asna.

Todos estos versículos refutan la 6ª capciosidad antibíblica: no se engañó a nadie. Se habló de Jesús desde el inicio; siempre estuvo en los planes de Dios. Y si lo hizo a su forma, Él sabrá por qué; es el dueño del tiempo y del espacio, así que racionaliza el espacio y el tiempo según estime conveniente.

Todos fuimos espíritus antes de nacer, y la humanidad (muertos incluidos), suma miles de millones de seres. ¿Cuánto tiempo no se requiere para que cada espíritu celestial tenga la oportunidad de habitar un cuerpo de carne? Si cada generación se renueva sobre ± 25 años, se impone la necesidad de mucho tiempo para que todos pudieran ‘nacer’ como humanos.

Esta vida es una época de prueba; su sentido es probarnos en obediencia, pues todos volveremos a Dios para el juicio que nos tamizará. El Creador no volverá a permitir que ocurra otra sedición como la que provocó Lucifer en los cielos, hace unos cuantos miles de años.

De modo que la 6ª capciosidad diseñada para torpedear la Biblia, queda anulada. ¿Se confundió y engañó, según difunde? ¡No! Desde el principio las Escrituras hablaron del Jesús Mesiánico, y los judíos le esperaban, solo que cuando vino y les confrontó por sus malos comportamientos, no quisieron reconocerle. Y lo mismo pasa hoy: como el evangelio de Cristo reclama una exigencia ardua desde la óptica y el costumbrismo humano, muchos, en lugar de aceptarle, levantan trincheras en su contra, declarándose en rebeldía.

En cuanto al judaísmo, obviamente Dios quiso que Israel fuera ejemplo para el resto del mundo. Pero muchos judíos se contaminaron. Envió a aquel que había prometido desde el principio, manifestando Su propio poder en él, para que fuera creíble, para que reaccionaran; y estos lo crucificaron… según el plan diseñado desde el principio. El mismo libreto diseñado de antemano. Sin embargo, dando a los actores el libre albedrío: cada cual eligió y elige su trinchera. ¡Y ese es el verdadero plan! Nuestra conducta sacará a la luz lo que hay en el interior de cada cual; luego será el juicio contra todos… según el mismo propósito del inicio.

¿Alguien a favor? ¿Alguien en contra? En este mundo, con nuestros actos y palabras, cada cual está levantando sus manos por una de las dos opciones. Nadie es neutro.

**********


LEYES ANTICRISTO PARA OLVIDAR.

noviembre 25, 2011

Noviembre 25/2011

A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición: escoge pues la vida, para que vivas tú y tu simiente…” [Deu 30:19]

España comienza una nueva etapa política; espero de corazón que el nuevo gobierno sea más racional con las leyes que se emitan a partir de ahora. Con mayor ilusión aun cuento horas y minutos hasta que se deroguen leyes erróneamente ‘sociales’, como la del matrimonio homosexual, la educación para la ciudadanía, y la del aborto.

Sin caer en política [para mí ninguna es efectiva si no se basa en la Moral y Cívica de Cristo o se avergüenza de Cristo], cuento con que el nuevo Consejo de Ministros sea más racional, y que a lo malo no le llame bueno, ni a lo incorrecto, correcto. ¡Ojalá la Regencia de España hincara sus rodillas y orara a Dios rogando sabiduría, antes de emitir alguna ley! Estoy seguro que mejor nos iría a todos.

La irracional ‘Educación para la Ciudadanía’, no educa, sino corona la impudicia; es un plan que, rigiendo la voluntad del niño, logra que ya adulto viole sin pudor cada ley instituida por Dios. Un estatuto creado en la propia caldera del antiCristo, con el fin de extirpar del hombre su sentido de compromiso con el Creador. Y el semen gestor fue la teoría atea por antonomasia: la evolución de las especies de Darwin.

Una vez amoldados a la idea del azar, el no-proyecto en la vida, y el ‘no hay Creador controlador’, se induce que lo racional es: ‘vive la vida según tú mismo’. Sin embargo, no hay azar en la mente del diablo; sino propósito: ¡Poseer el alma humana!

Satanás actúa con poder sobre seres del mismo sexo para que violen la ley de Dios que pena la homosexualidad. Es antinatura hablar de matrimonios Gays. El fundamento del matrimonio es la familia. Solo un padre, una madre, y los hijos garantizan la sociedad; sin partos, la raza humana deja de ser. Los 23 cromosomas aportados por el padre, son genéticamente distintos a los 23 de la madre; y los 46 invisten la impronta genética (imprinting), una característica química indispensable para la fecundación. El imprinting genómico expone la imposibilidad real de que dos seres de igual sexo generen hijos; así que, si quieren meter el jeep en el barro, llámenle unión concupiscente, lasciva o lujuria, pero no matrimonio.

La ley del aborto, exhibida como un logro, es en realidad brutal; su trasfondo es la maldad, pues no tiene en cuenta el derecho a nacer del nuevo niño. Y además egoísta, pues solo busca que predomine el placer sexual sobre el derecho infantil.

El término ‘masa informe’, usado por abortistas, para justificarse [que no médicos], es válido únicamente si en un matrimonio normal, por razón patológica, el cigoto solo contiene cromosomas masculinos o femeninos. En tal caso no hay embrión; el embarazo concluye en una mola o un teratocarcinoma, ‘una masa carnosa e informe’ que aparece a veces en la matriz, dando apariencia de embarazo. Pero en ese caso no hay aborto, pues no hay feto; solo se extirpa una anomalía orgánica.

En realidad, la genética desmiente la legalidad del aborto: El proyecto de individuo se manifiesta ya en cada embrión de ser vivo. El diseño para lograr la individualidad del hombre se palpa en el soplo mismo de la concepción. Desde que un espermatozoide fecunda un óvulo se fragua un nuevo ser, técnicamente llamado cigoto. Ese individuo microscópico ya contiene su genoma completo, distinto a sus padres. En cuanto contactan las membranas del espermatozoide y del oocito, corre el programa de la existencia diseñado por Su programador: Dios; se desencadenan una serie de eventos preconcebidos por el Creador para generar, desarrollar, y mantener vida.

Ese programa arranca y organiza los pronúcleos masculinos y femeninos, duplica los cromosomas, ordenándolos en un sitio específico, e inicia la difusión celular. Las 2 células iniciales o blastómeros, pasan a ser 4, luego 8, y así sucesivamente, hasta formar el embrión que seguirá desarrollándose hasta que nazca la criatura.

Y ya en ese cigoto en estado de pronúcleos hay expresión de genes propios del embrión. Ej: la expresión del gen SRY, cromosoma Y, inicia la determinación sexual masculina. A partir del día seis de desarrollo embrionario, otros dos factores; BMP4 y BMP8b, dan al ectodermo la capacidad de producir las células germinales que fijarán el sexo del nuevo ser. O sea: explosión de vida con identidad sexual.

El día 14 ya hay epiblasto, hipoblasto, y lámina precordial en la ‘ya’ porción cefálica, la cabeza del embrión. Al concluir la 2ª semana, hay un cráneo infantil en ciernes. La cresta neural dará lugar a células de Schwann, meninges, melanocitos, médula de la glándula suprarrenal y/o huesos. Al final del 1er mes se crean cavidades de órganos tales como pulmones; el cordón umbilical fijará el embrión infantil al saco vitelino, y se iniciará un proceso vertiginoso e imparable de órganos, y sistemas metabólicos del bebé. Es una conclusión científica del Manifiesto de Madrid, de marzo/2009, firmado por más de 3000 investigadores españoles.

Luego, no estamos ante una ‘cosa’, pues una cosa no tiene orden genético ni sexo. La ética médica, el conjunto de reglas y principios morales que regulan esa actividad profesional, fueron concebidos para la salvación de vidas, no para el asesinato.

El famoso genetista y pediatra francés, el Dr. Jerome Lejeune, descubridor de la trisomía 21 del Síndrome de Down, afirmó: “el embrión es la más indefensa de todas las criaturas”.

Extirpar embriones no es propio de la ética médica, por mucho que obtusos políticos y depredadores clínicos se empeñen en justificarlo. Es asesinato, y todos sabemos que el crimen está penado por una Ley Orgánica; ningún apartado de esa Ley lo justifica.

Pero, aun más allá de eso, el aborto es antípoda a Dios; una ofensa directa al dador de la vida. Todo el que defienda o propugne la cruzada abortiva, puede estar convencido que tendrá que dar cuentas ante un Juez que no juzgará desde el estamento humano, sino desde una Legislatura vigente desde el principio de los tiempos.

Aun en los casos más críticos, debe aceptarse con resignación la nueva criatura. ¿Acaso algún padre contrata a un asesino para que mate a su hijo después de quedar tetrapléjico en un accidente? ¿No enfrenta la situación con valor y entereza? No hay ni una sola justificación para alterar el significado etimológico de ‘homicidio’.

**********


EVOLUCIONISMO: ANTÍPODA DEL CRISTIANISMO.

agosto 26, 2009

En muchas ocasiones se me ha tildado en este blog de fundamentalista. Pero si se sabe que eso significa ser fiel a las creencias de forma estricta y literal, solo dejarían de serlo aquellos incapaces de defender rigurosamente sus ideas. O sea, también Dawkins, Stephen Hawking, y cada defensor evolutivo lo son, como lo fue el propio Darwin; creo que ellos son el mejor ejemplo de fundamentalismo evolucionista.

De modo que aclaro que no lo soy, si se trata de culparme de poner bombas, insultar, mentir, o cualquier otra acción dañina, en pos de defender la Verdad que considero mi deber amparar. Ahora bien, ¡Sí!, lo soy, si se hace referencia al significado etimológico de la palabra, pues me ‘fundamento’ con rigor en las Escrituras, cuando digo cada cosa que digo en este blog. Y tengo una buena razón: si Cristo acudió siempre a ellas para instruir a cada persona que le oía, la única opción que tengo para serle fiel, es propugnar lo mismo que Él nos legó para ser propugnado, sin agregar ni quitar nada.

Así, ‘fundamentado’ en el mismo Evangelio usado por Jesús, digo que todo aquel que insinúe que la evolución es un hecho científico, no puede hacerlo sin automáticamente presentar a un Cristo mentiroso. Los cristianos que dudan de una tierra joven, aceptando en su corazón criterios clavados en Ciencia a la fuerza, sin evidencias, y por demás contradictorios, debían creer las Escrituras judías, con las que Cristo instruía por dondequiera que pasaba. Y el original Bereshit judío [traducido luego al Génesis griego], dice en 2:1-2:

Así se completaron cielo, tierra, y todos sus componentes. Al séptimo día Dios finalizó Su obra que hubo hecho, y cesó el séptimo día de toda Su obra que hubo hecho.”

O sea, el libro con el que instruía Jesús, dice que la Creación de Dios fue totalmente acabada desde la fundación del mundo; no en miles de millones de años, sino en solo seis días. Incluso, para no trastocar significados, fija que duró 24 horas cada uno, al repetir luego de cada obra, las seis veces correspondientes:

Y fue de tarde, y fue de mañana” [del primer al sexto día- 1: 5, 8, 13, 19, 23, 31]

La necesidad de miles de millones de años para que el mundo se auto creara; que una rana criara pelos o un lagarto alas, entre otras ideas absurdas y anti científicas, sin agente externo interviniendo, es descartada varias veces en las escrituras judías con las que instruía Jesús, certificando su contenido. Por ej., en Nehemías 9:6 se señala:

Tú, oh SEÑOR, eres solo; tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, con todo su ejército; la tierra y todo lo que está en ella; los mares y todo lo que hay en ellos; y tú vivificas todas estas cosas, y los ejércitos de los cielos te adoran.”

Jesús no da margen para pensar siquiera en la probabilidad de que la vida precisara miles de millones de años de evolución; al basar en todo momento su instrucción en las Escrituras, certifica lo dicho por Nehemías: ‘Dios creó todo, tal cual lo vemos’. Por lo tanto, todo cristiano confabulado con tesis evolucionistas, aparta su fe de Jesús; aunque quiera negarlo, da peligrosos pasos en dirección contraria a la de Cristo.

Se nos advierte de ello en Hebreos 3:4-6:

Porque toda casa es edificada de alguno; y el que creó todas las cosas, es Dios. Y, Moisés a la verdad fue fiel sobre toda su casa, como siervo, pero para testificar lo que se había de decir; mas Cristo, como hijo sobre su casa, la cual casa somos nosotros, si hasta el fin retuviéremos firme la confianza y la esperanza gloriosa.”

Y más adelante puntualiza, en Heb 3:18-19:

¿Y a cuáles juró que no entrarían en su Reposo, sino a aquellos que no obedecieron? Y vemos que no pudieron entrar a causa de su incredulidad.“

¿Cuál es el origen de la incredulidad? ¡La falta de Fe! En Hebreos 11:3 leemos:

Por la fe entendemos que el universo fue fundado por la palabra de Dios, de modo que las cosas que se ven fueron hechas de lo que no se veía“.

También en Colosenses 1:22-23, el apóstol Pablo dice:

“…  en el cuerpo de su carne por medio de la muerte, para haceros santos, y sin mancha, e irreprensibles delante de él; si empero permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del Evangelio que habéis oído; el cual es predicado a toda criatura que está debajo del cielo; del cual yo Pablo soy hecho ministro.”

Está claro que condiciona la promesa de Cristo, a la fidelidad total… venciendo al pecado de la duda. Es evidente que Pablo, visitado por el Espíritu de Cristo, recibió la unción del Señor. Bajo esa unción pasó, de cazador de cristianos, a ser perseguido por los enemigos de Jesús. Y eso le hace creíble; arriesgar su propia vida en la prédica y defensa del Evangelio, hasta perderla finalmente, le acreditó como voz de Cristo para el futuro.

Pero el riesgo de la falta de Fe ya se sugería en otros libros de las Escrituras certificadas por Cristo. Por ejemplo, Daniel 12:2-4, apunta:

Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. Y los entendidos brillarán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas, a perpetua eternidad. Tú, pues, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin; muchos correrán de un lado a otro, y se multiplicará la ciencia”…

Por otra parte, si también se duda del Nuevo Testamento: Mateo, Marco, Lucas, y hasta del mismo convertido Pablo [funcionario romano cazador de cristianos, cuando Jesús se le apareció], crean al menos en dos que vivieron con Cristo tres años, testificaron su muerte en la cruz y Su posterior resurrección: los apóstoles Pedro y Juan.

Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí.” [Palabras de Jesús, en Juan 5:39] 

Casi en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para perdición de sí mismos.” [2ª Pe 3:16]

Quien elija obviarlos, deja que la instancia de satanás abone su corazón. Debería abrirse a la Verdad, y oponerle al menos un poco de resistencia. Quien no quiera creer el planteamiento bíblico, que niega con claridad cualquier opción de evolución darwinista, ha abierto sus oídos al susurro del eterno enemigo de Dios. Y cada vez que un cristiano es capaz de enfrentar a otro, defendiendo teorías ateas, no hace más que ignorar la advertencia de Pablo, en Efesios 6:13-16:

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y estar firmes, habiendo acabado todo. Estad pues firmes, ceñidos vuestros lomos de verdad, y vestidos de la cota de justicia. Y calzados los pies con el apresto del evangelio de paz; sobre todo, tomando el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.”

¿Duda alguien que la ‘armadura de Dios’ es su legado escrito? ¿Acaso hay alguien que pueda señalar hacia otra ‘armadura’? Y, ¿qué significa ‘dardos de fuego’? Pues advierte sobre la facultad para mandar o ejercer el poder mental sobre los seres humanos, desde seres espirituales enemigos de Dios. ¿Tampoco lo creen? Pues si no lo creen a estas alturas, es que no han sembrado el Evangelio de Cristo en el corazón; el propio versículo anterior a este les define exactamente como ‘malicias espirituales’.

El maligno y sus huestes, ubicados en la 4ª dimensión espiritual, gobiernan nuestra 3ª dimensión física. Lo ratifica la presencia de sectas en todo el mundo, auto proclamadas ‘satánicas’. Tienen más ardid que el más hábil de los humanos; el mismo diablo tentó 3 veces a Jesús en el desierto, la última, con un versículo bíblico. Y ahora, lograron que la jerarquía católica, garante del pastoreo evangélico de más de mil doscientos millones de cristianos, se doblegue ante el muy anunciado antiCristo bíblico [1ª Juan 2:18, 2:22, 4:3; 2ª Juan 1:7], aceptando la ignominiosa teoría que señala a un Hijo de Dios mentiroso.

O sea, se cumplió el temor del elegido por Cristo para sobrevivirle en varias décadas de advertencia; por mucho que anunció el peligro, satanás supo abonar el terreno, y les venció en la soberbia y la vanidad. En lugar de ser fieles a la triple solicitud de Cristo: “Apacienta mis ovejas” [Juan 21:15-17], exhortándoles a vivir como humildes pastores, resolvieron hacerse con un castillo en Roma, invertir en inmobiliarias, obtener mayoría de acciones en banca… y llegar incluso al contubernio con teorías del enemigo de Dios.

Y no digo que todo lo están haciendo mal, pues enfrentan el pecado del aborto y otros males de la sociedad. Pero fallan tocante al dinero, al tratamiento tibio-tolerante que se le da a la homosexualidad en la iglesia, a llevar en la cintura la toalla de humildad propugnada por Cristo [Mateo 20:25-28]. Y también respecto al principio de la Creación de Dios, con posición dúctil y ambigua ante el ateísmo, debilitando con sus actos la Fe en el Evangelio, pues se pone en entredicho la Verdad que contiene la Biblia; la inquietud más grande que jamás tuvo Cristo, según Luc 18:8:

“… Empero cuando el Hijo del hombre viniere, ¿hallará fe en la tierra?

El hecho es que, sometida la cabeza a estos obvios pecados, el cuerpo quedó a merced de la astucia y del engaño; quienes debían defender a capa y espada que Dios nos hizo a su imagen y semejanza, según instruye Bereshit 1:26, apoyaron que descendemos de monos… validándolo con la misma lengua que extienden en la iglesia, para ‘comer’ el cuerpo de Cristo. ¡Qué blasfemia! Si se hubieran fundamentado en las Escrituras, y si hubieran sido la mitad de fieles que lo fue Juan el Bautista, las cosas habrían sido de otra manera, y se habría manifestado la lealtad que Cristo demanda, no plegándose ante doctrina del diablo.

No es difícil; cada cristiano, para ser leal a Jesús, solo debe preguntarse: ¿Cómo actuaría Cristo en estos instantes? ¡Todos sabríamos la respuesta en cada momento! También lo supo el Vaticano ante el evolucionismo darwinista, mas flaqueó en la Fe. Satanás ha logrado inyectar tanta duda sobre la Biblia, que muy pocos podrán enseñorearse de la promesa de vida eterna en la Paz de Cristo, pues también está escrito:

Muchos son llamados; pocos escogidos.” [Mat 20:16; 22:14]

Hay que estar muy afincados en la Fe, para conquistar el reino prometido en profecía por el mismo Jesús:

“… Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.”  [Apo 2:10]

Jamás se alejen de las Palabras del Señor, la corona de toda mente. ¡La fidelidad nos ata a Cristo; la duda sin Fe nos separa de Él!

**********


LA DEMANDA DE CRISTO.

febrero 4, 2009

Como parte de su enseñanza Jesús decía:’ —”Tengan cuidado de los maestros de la ley. Les gusta pasearse con ropas ostentosas y que los saluden en las plazas, ocupar los primeros asientos en las sinagogas y los lugares de honor en los banquetes. Se apoderan de los bienes de las viudas y a la vez hacen largas plegarias para impresionar a los demás. Éstos recibirán peor castigo.” [Mar 12:38-40]

La mayor preocupación que puede llenar al cristiano de hoy es la divergencia tan grande que existe con respecto a la interpretación de la Palabra del Señor. Y todo comenzó a partir de que el hombre se separara de las claras instrucciones de Jesús:

No lleven oro ni plata ni cobre en el cinturón, ni bolsa para el camino, ni dos mudas de ropa, ni sandalias, ni bastón; porque el trabajador merece que se le dé su sustento. En cualquier pueblo o aldea donde entren, busquen a alguien que merezca recibirlos, y quédense en su casa hasta que se vayan de ese lugar. Al entrar, digan: ‘Paz a esta casa.’ Si el hogar se lo merece, que la paz de ustedes reine en él; y si no, que la paz se vaya con ustedes.” [Mat 10:9-13]

Con el paso de los años, y gracias a la influencia de ‘teólogos‘, la interpretación que se le dio a esta instrucción fue la siguiente:

Vivan en un castillo de Roma, olviden la ‘toalla a la cintura’ [Juan 13:5], instituyan clara diferencia jerárquica, no solo con cargos asignados, sino mediante vestiduras, gorros y bastones que anuncien ostensiblemente, la ‘dignidad’ individual… y luego dejen que sean otros los que evangelicen; ustedes, solo rijan y administren.’

Como resultado de este ‘desvirtuar‘ la Palabra de Cristo, hoy tenemos un Vaticano, un Papa, ‘dicasterios de la Curia Romana’, el cuerpo administrativo de la Iglesia Católica, cardenales, arzobispos, obispos… y sacerdotes.

Quizás esta situación fue la que hizo que el monje alemán Martín Lutero (1483-1546), a modo de ‘protesta‘, presentara las 95 reflexiones sobre el valor de las ‘indulgencias‘ en el portón de la Iglesia de Todos los Santos, en Wittenberg, Alemania, y creara una corriente nueva: el luteranismo, regido por la misma Biblia, pero con la interpretación diferenciada de un Dios que no juzga nuestras obras, sino nuestra fe; modo obviamente ambiguo para establecer juicio. Así fundamentó el nuevo pensamiento… y así también los nuevos adeptos obviaron a Cristo en ese punto específico.

A su favor debo decir que Lutero abre la doctrina del ‘Sacerdocio Universal‘, [con la que estoy de acuerdo, pues fue lo que propugnó Jesús], en donde afirma que las Escrituras son inteligibles para todos los creyentes y que cada uno, libremente, puede examinarlas a la luz del espíritu. Lutero, fiel al Señor en ese punto, buscó hacer de cada creyente su propio sacerdote.

Pero en general, su particular separación fe-obras, dio pie a que los teólogos continuaran surgiendo en masa, sometiéndose a satanás, y dividiendo más la casa de Cristo, con interpretaciones protestantes de todo tipo sobre Su Instrucción inicial, la que le llevó a la Cruz.

La vanidad, soberbia y egolatría del hombre, dividió la iglesia cristiana, pese a los avisos de Pablo. Hoy existen más congregaciones que leyes de Dios, y cada una da su particular interpretación bíblica, segmentando el árbol de Cristo en: católicos, anglicanos, bautistas, evangelistas, ortodoxos, pentecosteces, mormones, testigos de Jehová… la gran apostasía, pues hay un solo Cristo y una sola Verdad.

Al margen del error teológico de los sucesores de Pedro y los apóstoles del inicio, así como de los de Lutero, vemos a Calvino [líder de la iglesia protestante] haciendo su particular aporte. Calvino no se limitó a predicar y a tratar de influir en los hábitos, sino que asumió un total poder político, ejercido durante 25 años, hasta su muerte. Fundó una forma de disciplina eclesiástica, con jurisdicción consistorial, facultada para infligir censuras y castigos canónicos, excomunión incluida. Su junta de ancianos y pastores, con amplio poder de sanción, vigilaba y reprimía las conductas antiCristo: se vedó y acosó el adulterio, la fornicación, el juego, la bebida, el baile y canciones obscenas, y se obligó la asistencia regular a los servicios religiosos.

Y bajo su jefatura, el Consistorio de Ginebra condenó a Miguel Servet a la hoguera, imitando hechos anteriores de la Inquisición católica… ‘candela‘ que señala claramente en dirección al mismo horno de satán, el auténtico ideólogo de cada teología inoculada al hombre para adulterar la instrucción de Jesús, quien dejó claro que solo Él juzgaría.

Así, el nuevo concepto: ‘justificación por fe‘, negó la teoría católica/ortodoxa sobre ‘obra por fe en la salvación‘… que en ese punto específico, es la más fiel. Y digo esto porque no ocurre lo mismo con respecto a la mediación de los santos y el culto a imágenes, propio del catolicismo… algo SÍ totalmente opuesto a la instrucción de Cristo y del propio Dios, desde que avisa de este peligro en Lev 26:1:

No se hagan ídolos ni levanten imágenes ni piedras sagradas. No coloquen en su territorio piedras esculpidas ni se inclinen ante ellas. Yo soy el Señor su Dios.”

A lo largo de la historia, la mano del diablo ha dirigido cada teólogo corruptor del precepto de Jesús, pese al esfuerzo del Señor por que no se olvidara su Palabra. Así se validó tanto el culto al ídolo, como la falsa eminencia de una fe que le hace la vida ‘fácil‘ al cristiano, inculcando inconscientemente algo de autocomplacencia: ‘Comulgo con fe, y me olvido de las obras‘. ¡Un error clásico en la iglesia actual!

¿Dónde se originó ese malentendido? No hay dudas que en varias cartas de Pablo, que presentan la fe como elemento clave para alcanzar la salvación. Pero no se debe soslayar el contexto: Pablo evangelizaba a una generación que nunca había oído hablar de Jesús o que si lo había hecho, había sido acusándole de cosas terribles, como venido de la propia fuente de satanás. Por eso insistió una y otra vez en el acto de la fe; por ejemplo, en Rom 10:8-10:

“… Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca al Señor Jesús, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para alcanzar justicia; mas con la boca se hace confesión para alcanzar la salvación.”

O sea, se refiere a un momento puntual, recién crucificado Cristo. Y especifica que la fe en Jesús, confesándole como el Mesías, les haría salvos; de la misma forma que acredita que muchos judíos israelitas no la alcanzarían, porque su falta de fe no les permitía reconocer al Señor como enviado de Dios. ¡Eso era lo importante al principio! Si no se reconocía a Jesucristo, no se oían sus instrucciones, y no serían alcanzados los objetivos; habría muerto en vano.

Pero también, a lo largo de su enseñanza, el propio Jesús alertaba sobre las obras:

Por sus frutos los conoceréis. ¿Se cogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?” [Mat 7:16]

Pablo mismo aclara que el acto de fe, en conjunción con el obrar según las instrucciones, es lo que lleva a la salvación [Rom 11: 19-22]:

Tal vez dirás: ‘Sí, pero las ramas fueron cortadas para injertarme a mí en el olivo’. Bien, pero fueron cortadas porque no tenían fe, mientras que tú estás ahí solo porque tienes fe. Así que no te jactes, sino más bien siente temor. Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, tampoco a ti te perdonará. Mira, pues, que bueno es Dios, aunque también que severo. Ha sido severo con los que cayeron y ha sido bueno contigo. Pero tienes que vivir siempre de acuerdo con su bondad, pues de lo contrario, tú también serás cortado.”

Las leyes humanas nos hacen ir siempre tras las últimas ‘enmiendas‘, para saber cómo pueden afectarnos. No hablo de una ley nueva, sino de ‘revisiones fundadas en malas experiencias‘ con las ya establecidas; y así hay que ver el Apocalipsis, como ‘testamento enmienda‘, el último legado escrito de Jesucristo.

Jesús, en el capítulo dedicado a ‘las iglesias‘, quiso aclarar cómo juzgaría a quienes se auto proclaman cristianos. Hablando en parábolas, se dirige de forma hipotética a 7 iglesias, separando las malas y buenas obras; pero la alegoría se distingue porque cada vez que termina la instrucción en cada una, concluye siempre:

El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias.’

Repite 7 veces la frase en plural, aunque aparentemente se dirigiera a una iglesia en particular, ratificando que tal mensaje no es para una iglesia determinada, sino para toda la iglesia cristiana mundial: ‘los que tenemos oídos‘. Además, constantemente insinúa la atención que Él dará a las obras:

Apo 2:2 “Yo sé tus obras, y tu trabajo y paciencia; y que tú no puedes sufrir a los malos, y has probado a los que se dicen ser Apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos

Apo 2:9 “Yo sé tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza, pero tú eres rico, y sé la blasfemia de los que se dicen ser Judíos, y no lo son; mas son la sinagoga de Satanás.”

Apo 2:23 “…y todas las Iglesias sabrán que YO SOY el que escudriño los riñones y los corazones; y daré a cada uno de vosotros según sus obras.”

Apo 2:13 “Yo sé tus obras, y dónde moras, donde está la silla de Satanás; y tienes mi Nombre, y no has negado mi fe, aun en los días en que fue Antipas mi testigo fiel, el cual ha sido muerto entre vosotros, donde Satanás mora.”

Apo 2:19 “Yo he conocido tus obras, y amor, y servicio, y fe, y tu paciencia, y tus obras, las postreras que son muchas más que las primeras.”

Apo 3:1-2 “Y escribe al ángel de la Iglesia que está en Sardis: …”Yo conozco tus obras; que tienes nombre de que vives, y estás muerto. Sé vigilante, y confirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios.”

Apo 3:7-8 “Y escribe al ángel de la Iglesia que está en Filadelfia: …Yo conozco tus obras: he aquí, he dado la puerta abierta delante de ti, y ninguno la puede cerrar; porque tienes algo de potencia, y has guardado mi Palabra, y no has negado mi Nombre.”

Apo 3:14-15 “Y escribe al ángel de la Iglesia de los laodicenses: He aquí, el que dice Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios; Yo conozco tus obras, que ni eres frío, ni hirviente. ¡Bien que fueses frío, o hirviente!”…

En fin, puede que para algunos teólogos, las obras sean de carácter secundario, e intenten hacer aparecer como ‘favorecido‘ a todo aquel que confiese su fe en Cristo; pero evidentemente, el que vendrá con la toga de talla única, no piensa igual, y considera que más allá de la fe, juzgará su consecuencia:

y el que no toma su cruz [obras]y me sigue no es digno de mí”. [Mat 10:38]

Que nadie se engañe: Apocalipsis es el primer y único libro en el que Jesús alecciona directamente a ‘las iglesias’. Obviar su puntualización al respecto, es ignorarle en su dimensión de ‘Cabeza Evangelizadora’. Solo hay un Cristo, solo una Palabra; se impone pues, una sola definición. Y aunque la egolatría de alguien considere algún comentario suyo como ‘políticamente incorrecto’, Él sabe por qué dijo cada frase que dijo, y nuestra única función es trasmitirla, sin juicio humano corrector.

Si tienes fe en Jesús serás salvo; tu fe te guiará hacia el amor, y hará que todos tus pecados sean llevados a ‘O’… pero a partir de haberle aceptado como el Señor, tendrás que acreditarte con tus actos. Es la única forma de demostrar tu fe; ella demandará tu obra desde el amor, por el resto de tu vida. Pero eso se evaluará por el único capacitado para evaluar:  Fe-amor-obras, un trío inseparable.

**********