LA TECNOLOGÍA Vs LA SALVACIÓN EN DIOS.

enero 15, 2013

 15 de Enero/2013

Hace poco terminó en Las Vegas, USA la feria Internacional de Electrónica CES. Allí, Panasonic mostró su nueva gama de electrodomésticos (hornos, aire acondicionado, lavadoras, etc) controlados mediante un smartphone con soporte NFC y la aplicación debida. Hubo muchas novedades de distintas empresas; Samsung mostró la de un teléfono celular con pantalla de colores, flexible, por ser plástica y no de cristal, y con el grosor de una hoja de papel: un artilugio del tamaño de una caja de fósforos.

Una vez leí: “Nada es veneno, todo es veneno; el secreto está en la dosis.” Y eso se aplica en que los avances mal usados son dañinos. Hoy hay más accidentes de tráfico  por distracción con el móvil que hace unos años. Al principio solo se llamaba o respondía llamadas o se leían y remitían SMS mientras se conducía; pero hoy va in crescendo el que la cámara de un helicóptero policial detecte el uso de los modernos Androids y Cia. como navegadores. Estando al timón, igual se busca la vía de acceso desde Lepe a Madrid, que se habla o está pendiente de e-mails o se dedica atención y tiempo a los ‘whatsApp’ que cada vez más esclavizan la voluntad del ser humano.

Además, la cita de Las Vegas, más allá de los sin duda pasmosos avances exhibidos, dedicó (este año más que el anterior) conferencias a la relación entre tecnología y placeres carnales. Por ej: el fabricante canadiense Standard Innovation presentó un vibrador para parejas, con la oferta de ser ‘el único que puede ser usado durante las relaciones sexuales’. En esa misma feria, se presentaron debates como: ‘El sexo no envejece’, ‘La ciencia se encuentra con la sexualidad y ‘El sexo en tiempos digitales’.

Más allá de las innegables ventajas que el desarrollo tecnológico aporta al campo de la industria en general, y de la salud en particular, también se ve como algunos, en su afán de ganar dinero, venden su alma al diablo y usan la tecnología como trinchera anticristo. Cada vez más subyugan al espíritu y al corazón humano. Hay invenciones que, más que ser un aporte positivo a la sociedad, violan las leyes de Dios y trasmutan en drogas virtuales que arrastran las personas hasta su destrucción definitiva.

Jugar al bingo, ver pornos en HD, intercambiar archivos pedófilos, fabricar bombas, etc, cada vez está más al alcance no solo de adultos, sino de menores de edad. Y no hay quien pare esa noria. Los alumnos en clase están más pendientes de videojuegos, Facebook, recepción de fotos, pornografía, etc, que de su superación personal.

Y lo más preocupante es que ese peligro está tocando las puertas de la misma iglesia cristiana, con la venia y/o apatía de sus dirigentes. No digo que haya visto el uso de la pornografía dentro de las iglesias, pero sí que he detectado a alumnos en sus zonas wifi, supuestamente comprometidos con Cristo, más pendientes de los juegos y correos a través de sus smartphones, que de las clases de Evangelio.

Y esto es sin duda un gran obstáculo, no solo para ellos, sino mayor aun para los dirigentes que con un alto grado de responsabilidad no han decidido todavía atacar ese problema. Algo crucial, pues se trata del futuro de la iglesia cristiana.

Por otra parte, para el mundo implicado con el compromiso de ‘salvar al planeta’, opuesto a la contaminación ambiental, malos políticos, desigualdades sociales, etc, la protección de la Tierra es la garantía de la salvación personal futura. Priorizan lo subjetivo a lo objetivo; dicen que ese amparo depende de las gestiones y luchas de los débiles contra los poderosos. Sin embargo, deberían apagar esa luz larga que pretende ver al mosquito del futuro sin detectar al elefante del presente, y en su lugar dejar que prenda en el interior la luz que guía en Verdad a la Salvación individual.

Dios dice muy claramente cual debe ser nuestra preocupación prioritaria:

Oíd, oh cielos, escucha, oh tierra, y regocijaos, vosotros los habitantes de ellos, porque el Señor es Dios, y aparte de Él, no hay Salvador.

Esto también dice el Señor:

Yo, el Señor, soy misericordioso y benigno para con los que me temen, y me deleito en honrar a los que me sirven en rectitud y en verdad hasta el fin. Grande será su galardón y su gloria; y a ellos revelaré todos los misterios ocultos de mi reino desde los días antiguos, y por siglos futuros; les haré saber la buena disposición de mi voluntad tocante a todas las cosas pertenecientes a mi reino. Aun las maravillas de la eternidad…

O sea: sin rectitud no hay avance espiritual; la corrupción sigue morando en nosotros, y no podremos ser herederos de la promesa, por cuanto en el reino de Dios (que Jesús nos promete si somos fieles a su legado) es imposible que moren la pureza con la impureza; tal mezcla es tan imposible como la de aceite y vinagre en sus estados naturales.

En realidad, la contaminación del planeta es secundaria ante el peligro de la notoria corrupción que alcanza el alma humana en los tiempos actuales. Más que preocuparnos por el efecto invernadero, la toxicidad de los gases industriales, la tala de árboles, la matanza de ballenas, o la posible extinción del colibrí esmeralda, el lobo rojo, o el gorila de montaña, deberíamos alarmarnos muy seriamente por lo que verdaderamente está en peligro de extinguirse por fuego: el alma humana.

Yo doy testimonio de que es cierta la advertencia del Señor Jesucristo que aparece en Luc 16:19, cuando cuenta la historia de Lázaro el mendigo, que va al Paraíso, y el rico sin nombre, condenado al infierno. (Había perdido su nombre debido a la contaminación de su alma; por esa razón no aparecía inscrito en el libro de la vida)

No voy a describir aquí esa historia, pero les sugiero que la lean, porque contiene más verdad y conocimiento para salvación, que el que puedan hallar en ningún otro libro. La angustia tormentosa del rico en el infierno que ahí se relata, es un aviso para los que insisten en ignorar las advertencias de Jesús, el Hijo de Dios, de quien de nuevo doy testimonio; a quien vi el 2 de enero del 2009 (Él sabe que es cierto), y con quien conversé en visión. Su misericordia me alcanzó, exhortándome al arrepentimiento, bajo una amonestación severa debido al trato que había dado en mi blog a los defensores de la evolución, por haber respondido a sus insultos y descalificaciones con igual ofensa.

Categóricamente, el Señor me ordenó que no diera a nadie por muerto, pues yo mismo lo había estado, y Él me había rescatado. Me ordenó borrar cada insulto mío, uno por uno, dejando los otros, en más de 2000 debates; ello me llevó más de un mes. Y aprovecho la oportunidad por si ha quedado alguno, para que me lo hagan saber y pueda suprimirlo.

Posteriormente, el 13 de septiembre del 2011 me condujo en espíritu al infierno, y luego me dio evidencias de que esa visita había sido cierta, y que debía testimoniar sobre ella. Nunca me ha revelado el Paraíso; probablemente porque aun estoy lejos de él; pero prometo que si alguna vez Él me muestra al menos una pequeña parte de esa Plenitud, también hablaré de ello; contaré, para esperanza, todo lo que me autorice contar.

Más allá de esto, advirtiendo sobre el infierno, el propio Dios expone, refiriéndose a la resurrección de los muertos para juicio, cuando el Señor Jesús regrese:

Y saldrán, los que hayan hecho el bien, en la resurrección de los justos; y los que hayan hecho el mal, en la resurrección de los injustos.

“La resurrección de los injustos”… ¿de dónde resucitan? Sabemos que los justos van al Paraíso cuando mueren pero, si Jesús instruye en el capítulo 16 de Lucas que el mundo de los muertos está dividido en dos: Infierno y Paraíso: ¿A cual pertenecen los injustos sino al infierno? Y por si alguien quiere acomodar esto a sí mismo, diciendo que han sido buenos, y que eso no va con ellos, les remito la frase del Señor:

El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra

Todos somos pecadores, en mayor o menor medida, en público y/o en secreto; y jamás podremos estar en su presencia si morimos en pecado. Deberemos purgar nuestras faltas con dolor y sufrimiento, en el sitio preparado para ello desde el principio de los tiempos. Reajustemos el alma y el espíritu, pues no hay más tiempo que este para ponernos en paz con el Señor Jesús a través del bautismo por arrepentimiento y la fidelidad futura.

Aprovechemos los avances tecnológicos para todo tipo de bien; para todo lo que sea útil a la humanidad… pero huyamos como de la propia muerte, de la tecnología diseñada para conducir a la corrupción moral del espíritu. Sigamos con decisión inquebrantable la flecha que guía hacia Cristo, el rastro de sus pasos: Su Evangelio.

Si somos negligentes respecto a este aviso, haremos un muy mal negocio. Den por seguro que habría que pagar una hipoteca con un interés muy alto, y muy extenso en el tiempo, por una lúgubre y pavorosa residencia que, si nos esmeramos, todos podemos evitar.

*********

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR NOS AFECTA.

enero 1, 2013

1º de enero/2013

Un sembrador salió a sembrar. Y al sembrar, una parte de la semilla cayó en el camino, y llegaron las aves y se la comieron. Otra parte cayó entre las piedras, donde no había mucha tierra; esa semilla brotó pronto, porque la tierra no era muy honda; pero el sol la quemó al salir, y como no tenía raíz, se secó. Otra parte de la semilla cayó entre espinos, que crecieron y la ahogaron. Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio buena cosecha; algunas espigas dieron cien granos por semilla, otras sesenta granos, y otras treinta. [Mat 13:3-8]

Ante todo, deseo dejar mis mejores deseos para que en este 2013 la Palabra del Señor Jesucristo ancle en sus corazones.

Empiezo este nuevo año con ese versículo porque me ocurrió algo extraordinario: Estando en una clase de Evangelio, solo dos alumnos, con el profesor analizando la explicación que posteriormente Jesús da a sus Apóstoles sobre esa parábola, en Mat 13: 18-23, vino a mí una revelación:

“Eso se corresponde con lo que has aprendido sobre los 3 Reinos de Gloria Celestial”

Y, ¿por qué es importante esa manifestación? ¿En qué edifica? En dos cosas:

En primer lugar, que se cumple su promesa de Mat 18:20:

“Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre,  allí estoy yo en medio de ellos.

Y en 2º lugar, que al hablar de espigas, se está refiriendo a frutos de cosecha, ya que la espiga es lo último que brota de la planta. Si habla de 100, 60, y 30 granos por espiga, claramente está refiriendo las categorías de frutos que el Señor establecerá para su selección… la selección de los reinos eternos a los que se refiere cuando repite tantas veces “el reino de los cielos”, así, siempre en plural. Es decir: tres categorías… correspondientes a 3 reinos de gloria celestial.

Eso es coherente con lo descrito en el artículo 185: LOS 3 REINOS DE GLORIA : Celestial, Terrestre, y Telestial, y clarifica el enigmático concepto tantas veces repetido por el Señor Jesús  sobre el ‘reino de los cielos’, así, en plural, durante sus 3 años de instrucción. (Mat 4:17; 5:3, 10, 19, 20; 7:21; 16:19; 18:3; 19:14 y 23; Luc 6:23; 10:20; 11:2; 12:33…)

El apóstol Pablo dice en 2ªCo 12:2-4:

“Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), fue arrebatado hasta el tercer cielo. Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar.”

Ese versículo nos da 3 informaciones:
1- Que hay un tercer cielo
2- Que en ese tercer cielo se encuentra el Paraíso de Dios. (a donde van los muertos que mueren en el Señor, habiendo sido bautizados en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, y habiendo muerto fieles al Evangelio de Jesucristo.)
3- Que si hay un 3er cielo, quiere decir que hay por necesidad un 2º y un 1º… ¡los ‘cielos’ de Jesucristo!

Con esos datos, volvamos a la parábola: La semilla representa al Evangelio de Cristo en cada corazón; habla por tanto de lo fructífero que cada cristiano puede llegar a ser. Al final, cuando sus ángeles vengan a recoger su pueblo, nuestro comportamiento y frutos nos asignarán un sitio en uno de esos reinos de gloria del Dios Creador, nuestro Padre Celestial; algo también coherente con lo que dice Mat 16:27:

“El Hijo del Hombre vendrá en la Gloria de su Padre y con sus ángeles para recompensar a cada uno según sus obras.”

Así, la espiga (léase cristiano) que dio 100 granos, rindió al 100%; o sea: al máximo. Por tanto, tendrá su sitio natural en la exaltación máxima, el 1er cielo… el máximo  sitio de Gloria: la Plenitud de Dios. Allí vivirá por siempre, bajo el gobierno de Cristo, y en la presencia del propio Dios. El grado de purificación que le da ese 100% le conduce a la Perfección; le hace apto para vivir bajo la ley de ese Reino Celestial. La pureza lograda le permitirá soportar la Gloria del mismo Dios.

Por otra parte, la espiga que dio 60 granos, rindió al 60%. O sea, no dio el máximo; un 40% se perdió por el camino. Por tanto, ya que no pudo cumplir con la Ley Celestial del 1er reino, que exige el 100%, tendrá que habitar un reino de gloria inferior, el 2ºreino, el sitio que le asignan sus frutos… su comportamiento en vida entre los hombres. 

Y por último, la espiga que dio 30 granos por semilla, categoriza al cristiano que, aun siendo una buena persona, no se esforzó todo lo que pudo. Su rendimiento solo fructificó un 30% de lo que podía dar… perdió un 70% por el camino.  De modo que no podrá responder a las exigencias del 1º ni del 2º reino de gloria celestial, y solo se le permitirá acceder al 3er reino de Gloria del que habló Pablo: el Paraíso de Dios, que aunque es la menor gloria, es una inmensa bendición, también contenida en la promesa de Jesús.

El resto, el que no sea hallado fructífero o connivente con uno o varios de los distintos tipos de pecados, deberá pagar el precio de su actitud en vida. En su deseo por justificar ‘pecadillos’, según un personal ‘espiritúmetro’, olvidan que Jesús dejó casi 50 versículos en los que advierte sobre la desobediencia. Uno de ellos, muy claro, cita de nuevo al reino de los cielos en plural; está en Mat 7:21:

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Y este otro, en Mat 10:22:

  “Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre;  mas el que persevere hasta el fin,  éste será salvo.

Sabiendo que Jesús dijo que solo entrará en sus reinos quien haga la voluntad del Padre (y el Padre no induce a los pecadillos) o quien persevere hasta el fin, o sea, hasta su regreso, ¿cómo es posible que puedan habitar un reino de gloria personas cuyos actos en vida les conducen al mismo infierno? La misericordia no puede reclamarle su parte a la justicia de Dios, porque le falta la esencia: ‘el arrepentimiento que nunca llegó‘.

Sin embargo, aun así podrán ser salvos los que hayan muerto en pecado. Después de pagar en el infierno un precio de punición en el espíritu, aun podrán optar por otros dos reinos de gloria: El Terrestre o el Telestial. No tienen el carácter de gloria celestial del reino de los cielos de los que habló Jesús; pero sí una gloria inferior. Y eso lo logran, si son bautizados… ¡gracias a la promesa de Mar 16:16:

El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

¡La promesa de Cristo les redime! El haber pecado, sin haber rechazado al Espíritu Santo, sin perjurar ni blasfemar contra Él, les permite beneficiarse de la misericordia de Jesús… aun después de muertos, si sus familiares en vida que hayan sido bautizados, se bautizan en su nombre, como ‘apoderados espirituales de ellos. Es algo difícil de aceptar por las distintas confesiones cristianas de hoy; sin embargo era una costumbre establecida por el Señor Jesús entre sus apóstoles, que el tiempo o la tergiversación humana, ha impedido que llegara a nosotros. Pablo habla de ello con toda claridad, en 2ªCor 15:29:  

De otro modo, ¿qué harán los que se bautizan por los muertos, si en ninguna manera los muertos resucitan? ¿Por qué,  pues, se bautizan por los muertos?”

Quien dilapida su existencia humillándose en el pecado, ofendiendo a Dios, defraudando a Jesucristo, y niega el Evangelio por propia voluntad, tendrá que pasar un tiempo de condenación sometido en muerte a aquel a quien se sometió en vida. Pero si un familiar suyo, habiendo sido sumergido en las aguas tal cual ejemplificó el Señor, bautizado en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, actúa como apoderado suyo en el mundo de los vivos, y se bautiza en su nombre, facilitará que, luego del tiempo de dolor que decida el Señor, este enviará ángeles suyos, con Su poder, al propio infierno para preguntar al que esté penando si ‘está preparado para recibir el Evangelio del Señor

Si lo acepta, es sacado de allí y enviado a una prisión espiritual, lejos ya del dolor, en donde comenzará a recibir el legado de Cristo. Si aprovecha esa oportunidad podrá obtener también su propia salvación eterna; aunque ya no en un reino de gloria celestial, pues en vida renunció a ella, pero al menos en otro reino de menor gloria (Terrestre o Telestial) fuera ya del infierno, sin padecer los terribles dolores del reino de satán.

Así se manifiesta una vez más en Jesucristo  la misericordia del Padre. Aunque antes la misericordia haya tenido que ceder paso a la Justicia y esta lleve a penar un tiempo en el infierno, condenado a un grado de punición según pecado, aun le queda la esperanza de la salvación. Una vez bautizado por algún familiar vivo (a su vez ya bautizado), la misericordia le reclama y le da su oportunidad si se arrepiente de sus pecados y acepta allí el Evangelio de Cristo.

Solo que será cuando Jesús vaya en su rescate: un milenio después de su venida;  cuando haya puesto en orden todas las cosas. Luego del juicio, no podrá vivir con Jesús, ni verá al Padre; pero vivirá bajo el gobierno del Espíritu Santo, si no blasfemó en su contra.

Por eso dice la Palabra de Dios, en Mat 12:32:

A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.

Visto todo esto, creo que la decisión más inteligente es luchar con todas las fuerzas por la opción de la promesa contenida en la parábola del sembrador, en Mat 13:3-8:

“Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio buena cosecha; algunas espigas dieron cien granos por semilla, otras sesenta granos, y otras treinta.”

¡Esforcémonos para entrar directamente en la Gloria Celestial!¡Que el infierno no nos vea el pelo! Rindamos al máximo, para que podamos disfrutar el máximo de las promesas de nuestro Señor Jesucristo, junto a Él, bajo su gobierno eterno… en la misma presencia de nuestro Dios y Padre Celestial.

**********

 


MATRIMONIO GAY: EL PELIGRO QUE SUBYACE.

noviembre 23, 2012
23 de noviembre/2012
El 6/11/2012 se aprobó el decreto que constitucionaliza el matrimonio homosexual. Dicen 8 ‘señorías’ que es compatible con la Constitución española. Los 3 jueces que votaron en contra no se imaginan la carga de pecado que se han quitado de encima con el valiente hecho de haberse negado a levantar trincheras frente a Dios, cuyas leyes eternas se dieron a la primera pareja humana hace algo menos de 6 mil años.
Tal decisión pone fin a la incertidumbre jurídica que rodeó en los últimos siete años la reforma que el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero provocó en julio de 2005, recién llegado este al poder. Su ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar fue el brazo ejecutor de las 18 palabras que forzaron el Artículo 44 del Código Civil:
El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo o de diferente sexo
Así, España se convirtió en el 3er país de la Unión Europea en legalizar lo que Dios condena explícitamente: la homosexualidad. Desde entonces se han celebrado unas 22.000 bodas homosexuales… menos de un 2% del total de bodas efectuadas en el territorio nacional.
El Tribunal Constitucional alegó no ver nada que impida incluir a la unión entre personas del mismo sexo dentro de la protección que dispensa el artículo 32 de la Carta Magna, según el cual: “el hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica“.
Sin embargo, el artículo 32 es diáfano: ‘jurídicamente solo se puede contraer matrimonio entre un hombre y una mujer‘. Al parecer de sus señorías, si menos del 2% de la población reclama el derecho a recibir aplauso por sus inclinaciones, aunque se opongan al artículo 32, es legal alterar la letra de ese artículo de la Constitución, que rige al 100% todas las personas jurídicas.
Si la Constitución lo deja bien claro: ‘matrimonio entre hombre y mujer‘, al decidir el Tribunal Constitucional que también lo es entre ‘un hombre y otro hombre o una mujer y otra mujer’, alteran en toda regla la propia Constitución, que dicta que solo puede ser reformada mediante el artículo 166 de la CE: ‘su reforma se ha de ejercer en los términos recogidos en los apartados 1 y 2 del artículo 87′. Sus 8 señorías pueden alegar incluso hasta miopía congénita si les place, pero lo cierto es que alteraron el espíritu de la Constitución con alevosía y ensañamiento.
Se llama matrimonio a lo que no es, con el único objetivo de torpedear en su línea de flotación el mandamiento de Dios que regula la única posibilidad biológica de la multiplicación de la especie. ¡La única! Le pese a quien le pese. Otra cosa sería que un hombre fuera capaz de ovular y su óvulo pudiera ser fertilizado por otro hombre; o su contrapartida: que una mujer pudiera ver como su óvulo es fertilizado por el semen de otra mujer. Hechos imposibles, por antinatural.
Ya no basta ofender a Dios en privado (pese a que Su ojo todo lo ve); se necesita el aplauso de la sociedad, y esta, cada vez más enfrentada a su Creador, se lo da. A partir de ahora, lo que antes significaba una cosa pasa a significar otra, porque así lo exige una minoría y punto. Yo estoy seguro que, más allá de esa indigna escaramuza legal, la mayoría de los españoles no aporta sus manos a ese aplauso. Y, créanme, es lo más inteligente.
¿Que lo dice la ley? No vale de argumento; también hubo leyes que prohibieron a negros subir al autobús. Y otras que autorizaban el quemar en la hoguera a quien negara que la Tierra fuera el centro del universo. Las malas leyes de Hitler también fueron cumplidas. La ley humana podrá justificar todo lo que pretenda, e incluso intentar legalizarlo ante el mundo, pero no ante Dios si Él se opone a tal legislación. Y eso ocurre con el matrimonio gay: jamás podrá ser legal ante los ojos de quien juzgará al mundo con leyes que penalizan la unión homosexual, el adulterio, la prostitución, y todo tipo de fornicación; o sea: todo sexo fuera del matrimonio, tal cual Él lo estableció.
Las ilustrísimas que votaron a favor de esa relación proscrita, lo han hecho en la perspectiva de lo políticamente correcto, violando los principios de la moral y cívica cristianas reglados por Jesucristo. Se dejaron arrastrar por el tsunami ateísta que devasta la Rectitud desde hace algunas décadas, cada vez con más intensidad, vulnerando leyes selladas a perpetuidad con la sangre del sacrificio del Señor en la cruz.
Sabiendo que Jesús sentenció:
El buen hombre del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el mal hombre del mal tesoro saca malas cosas. Mas yo os digo, que toda palabra ociosa que hablaren los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. [Mat 12:35-36] “,
Así, queda escrito en el Libro de Dios que Ocho jueces + todas las personas favorecidas por su fallo, + todos quienes lo aplauden, eligieron quebrantar el decreto divino y eterno (para siempre) del proyecto del hogar que el Creador legisló en Gén 2:24:
Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”.
Ninguna ley humana, sin importar el nivel jerárquico de los implicados, tiene poder legal ante Cristo para alterar uno solo de sus mandamientos. ¿Podrá engañar el hombre a Dios? ¿Podrá de alguna forma subordinarse a su lógica de la conveniencia para justificar el pecado? Les aseguro que no; doy testimonio de que hay un sitio terrorífico, tenebroso y lúgubre, para los violadores de los mandamientos divinos. Yo fui llevado a allí en la madrugada del martes 13 de septiembre del 2011, y aun hoy, más de un año después, no me he logrado reponer de lo que entonces viví.
Y declaro que aquello es tan inmenso como ningún hombre conoce. Aunque a veces el Señor lo muestra a algunos para que den testimonio de lo que espera a los rebeldes, solo deja ver un área, y luego lo vuelve a cerrar. No hay un sitio en el planeta: teatro, zona deportiva, colosales escenarios, que logre albergar tanta gente junta como esa zona de sufrimiento, angustia y dolor, dispuesta para asesinos, fornicarios, y rebeldes en general. Y la homosexualidad es un tipo de fornicación, por tanto es inexcusable ante Dios: el pecado que más le ofende, después del crimen. Nos legó el relato de Sodoma y Gomorra, y doy fe que es verídico. Allí están y estarán todos los que fueron, son, y serán rebeldes a Él, muriendo sin aceptarle:
Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo. Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. [Apo 21:6-8]
Doy fe que en ese sitio coincidieron, coinciden, y coincidirán, reyes, presidentes, ministros, gobernadores, jueces… todos los que de una forma u otra, teniendo capacidad de influir sobre decretos humanos decidan (o hayan decidido) legislar cualquier disposición contraria a la ley dada por el Hijo de Dios. Y también que fue, va, e irá allí al morir, tanto cada persona que viviera o viva según leyes antiCristo, como quien las aplaudió o aplauda, si mueren sin arrepentimiento y bautismo. Ningún juez humano tiene poder para liberar de las exigencias establecidas en los mandamientos de Dios.
Jesús lo dejó bien claro en dos versículos repetidos en Luc 11:23 y Mat 12:30:
El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.”
Jesucristo fue hecho hombre y enviado a instruir al mundo sobre una Constitución Universal que no admite reformas ni evoluciones en los tiempos. Y aunque hay personas que piensan que ‘los tiempos modernos no deben medirse con relojes viejos’, deben saber que el dueño del tiempo no da otra opción que la obediencia a Su Ley. Su Constitución regula el comportamiento humano para todo el planeta; incluyendo la Sagrada Ley que dicta que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer. Respecto a la familia, será la única ley válida hasta la llegada del Juicio Final; y todo el género humano (incluyendo jueces, por supuesto) será juzgado por ella. No puede ser de otra forma porque, ¿cómo se va a contradecir Dios juzgando de forma distinta, según el momento histórico de cada generación? Los hombres alteran legislaciones según intereses; Dios no. La Ley que calibrará a todos es inquebrantable, intocable, e inexorable desde el principio de su fundación.
Así que sus señorías antiCristo darán cuenta por la posición adoptada; habrá un día en que sabrán que su imperio no es reconocido por Dios si no ejercen justicia fundados en los mandamientos divinos. Y los aplausos contra la ley de Dios, idem. La gloria de hombres que alcancen en esta vida jamás podrá eximirles de tener que dar cuentas ni de ser a sí mismos juzgados por el Señorío Divino, la única autoridad reconocida por Dios: Jesús de Nazaret, el Juez que vendrá.

El dolor herirá a cada persona que muera sin arrepentirse ni bautizarse según decreto de Jesús (bautizado con 30 años, no recién nacido): el de la salvación. Si eligen arroparse en leyes humanas que dan rienda suelta a inclinaciones, sabiéndolo o no, se hacen a sí mismos agentes de satanás. Quiéranlo o no, con su actitud se harán representantes de ese ser ya condenado, que influye en la conciencia de las personas de múltiples maneras (el sexo no es la única) para atraerles a su misma condenación. Quien no acepte el legado de Jesús, no podrá abrazarse al premio de su promesa; de modo que será abrazado por aquel opositor a quien se sometió por propia voluntad.

Y ello acarreará el llanto y el crujir de dientes; yo estuve allí y pude verlo. Cuán tenebroso no pueden imaginarlo ni cuán amplio y terrorífico son capaces siquiera de suponer. Si lo supieran, no dudarían ni un segundo en volver atrás, llorar el perdón al perdonador, bautizarse en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espítiru Santo, y hacer compromiso serio de obediencia y sumisión a Sus leyes.
Y ojalá lo hicieran en esta vida, porque en la otra pasarán mucho tiempo purgando pecados; solo el Señor sabe si su misericordia les alcanzará cuando Él regrese para juicio, dándoles otra oportunidad. ¡Esta vida es la etapa de las oportunidades seguras! Y eso es válido tanto para los jueces del antiCristo, como para cualquiera que se ría de lo legislado por Dios. Este tiempo debe aprovecharse bien, pues luego será tarde, porque: ¿quién conoce su fecha de caducidad? ¿Qué pasa si se nos llama esta noche o mañana? El esfuerzo por la Rectitud es eterno y conduce a la buena eternidad.
Arrepentimiento, bautismo para el perdón de los pecados, y compromiso de fidelidad a las leyes de Dios. Esa es la única vía para homosexuales y etéreos que atenten contra los Mandamientos divinos; es la única opción para no sufrir junto a los que murieron, mueren, y morirán, siendo enemigos de Jesús. Y pueden dar por seguro que eso no podrá alterarlo, ¡ni un milímetro!, ningún juez ni alcurnia humana alguna.
**********

3ª RESPUESTA A ANTICIENCIA ATEÍSTA

julio 31, 2012

Continuando con las respuestas al anticientificismo ateísta, y dado que fue imposible debatir, por el clima de insulto y descalificación constante, presento otro párrafo-debate sostenido en el blog:

http://imaginario-nopensar.blogspot.com.es/2011/09/los-cristianos-son-ateos.html

En este caso se trataba de tres enfoques míos para centrar el debate:

1- El sol irradia luz, por tanto fotones; pero al margen de eso tiene su propia imagen como astro (sin nada que ver con los fotones que irradia)

2- Vemos la luz solar (del entorno) de color tendiente al blanco; pero si se pasa un rayo de esa luz por un prisma, se descompone en la gama de colores fotónicos (arcoiris). O sea, la vemos blanca, pese a estar integrada por fotones cuya vibración impone colores rojo, azul, amarillo… Y eso indica que no vemos fotones, sino imágenes: paquetes de información.

3-El doble anillo de Einstein, solo visible al alinear 3 galaxias y telescopio, prueba que vemos las estrellas en presente. En cuanto se desalinean, el efecto desaparece y se ven las 3 galaxias por separado. No son fotones trotones del pasado, sino una información visual del presente, vista en fracción de seg., aunque la galaxia más lejana está a 11 mil millones de años luz de distancia. A una velocidad por tanto, mayor que la de la luz.

La respuesta de Imaginario fue larga, así que la dividí en dos partes. En la 1ª leemos su alegación a las dos primeras preguntas:

Primeros dos enfoques Imaginario

 a-No se puede eximir a cuerpos radiactivos de emisión fotónica. ¿Ha oído hablar de los fotones gamma? ¿Y del telescopio de Cherenkov?

Hay mucha información visual de explosiones gamma. Ej: el 19/03/2008 hubo una cuyo flash duró sólo unos minutos. Swift lo vio y fotografió; así como otros telescopios. Sin embargo, aunque el brillo de ese estallido gamma fue a 7,5 mil millones de años de luz de la Tierra, se vio al instante. Por tanto la imagen o paquete de información, viajó a velocidad instantánea; o sea: muy superior a la de la luz, violando la causalidad de Einstein, a la que se aferran para decir que las estrellas tienen que tener miles de millones de años para que podamos verlas.

2- Sobre espectros electromagnéticos e imagen: Ud. no se sienta sobre un caimán pues ve que no es una silla, ni ordeña un alacrán, pues su imagen dice que no le dará leche y que le hará pupita. Todo cuerpo tiene imagen. Ud. ve la imagen de un patrón de uranio radiactivo, pero no la radiación fotónica que emite. Le puse de ejemplo al sol: emite fotones (espectro electmag.), que no ve; ve la luz que irradia: un paquete de información, una imagen tendiente al blanco, producto del fulgor de sus explosiones nucleares. Si quiere ver sus fotones, tendrá que pasar uno de esos rayos a través del prisma.

Pero además de eso, el sol, como cuerpo físico, tiene su imagen; y muy fotografiada. Un paquete de información independiente.

Respecto a los conos y bastoncillos: van después de la retina. Cuando Ud. mira, enfoca lo más directamente relacionado con el exterior: ¡las retinas! Y, ¿qué llega a la retina? ¡Una imagen de lo que mire! ¿Qué llega a los espejos del telescopio? ¡Una imagen del astro que enfoca! Esa imagen primigenia llega luego a los conos y bastoncillos, y allí se descompone según frecuencia fotónica, siendo procesados en el cerebro como impulsos nerviosos, para que Ud. pueda ver ‘en su pantalla personal.’ Pero el paquete de información que llega a la retina es una imagen; y llega a velocidad instantánea, muy superior a la de la luz, independientemente de la distancia a la que se encuentre el objeto que ve.

Su 3ª respuesta:

Enfoque de Imaginario

Enfoque de Imaginario

Ante la evidencia que niega la teoría antiCristo del ‘no vemos lo que vemos, sino fotones eternos del pasado’, Ud., y todos los que piensan como Ud., prefieren tirarlo a cachondeo. Es lo que siempre hacen cuando se quedan sin respuestas. Yo sigo siendo coherente y claro:

Mediante el telescopio espacial Hubble, los investigadores Raphael Gavazzi [Space Telescope Science Institute] y Tommaso Treu [Univ. de Santa Bárbara, California], detectaron  un doble anillo de Einstein, proveniente de 3 galaxias distantes: 3, 6, y 11 mil millones de años luz, respectivamente.

Al instante de alinearse las 3 con el telescopio, la imagen de la 1ª galaxia se plegó sobre la 2ª, formando el 1er anillo. Y la imagen de la 2ª galaxia se plegó sobre la 3ª, creando el 2º anillo. Eso exigió coincidencia en tiempo; búsquelo ahora y verá que es imposible localizarlo. ¿Dónde están pues los fotones trotones del pasado? Fue un hecho contemporáneo y temporal que duró solo el tiempo en que los implicados estuvieron alineados con el telescopio. y se vio al instante; igual que han sido vistos todos los otros dobles anillos en la historia de la astronomía.

Así, el anticientificismo de ‘fotones trotones del pasado’no cuela. La imagen solo pudo ser posible durante el tiempo de alineación temporal de  3 galaxias y telescopio. En cuanto uno de los implicados se desalineó, se perdió la imagen de doble anillo. Es imposible, desde conocimiento, lógica, y razón, la intervención de ningún fotón paleolítico o de cualquier otra era que se invoque en el nombre de la diosa selección natural.

Y la imagen se vio en una fracción de seg., aunque la galaxia más lejana distaba 11 mil millones de años luz. ¿A qué velocidad tuvo que viajar esa información hasta el telescopio? ¡Pues a una mayor que la de la luz!

Es irracional ocultar la verdad visible, solo para decir que el mundo no tiene la edad que le asigna la Biblia, sino los hipotéticos miles de millones de años que la diosa ateísta impone al hipotético dinosaurio hermafrodita para trasmutar en ruiseñor. Decir eso, siendo inobjetable la independencia sexual de ambos, y sabiendo la incompatibilidad genética entre padres y madres de dinosaurio y ruiseñor, no es ciencia sino capricho. Filosofía ignorante pura y dura, no conocimiento.

Algunos pensarán que insito en neutralizar la apología de la página de Imaginario porque odio al ateo; pero no es cierto. Lo que combato es que se denigre con tanta saña al Señor Jesús aunque Él dio su vida por todos; ateos incluidos. Lo que combato es la verdadera fuente del odio, pues he conocido el peligro de su nido. En realidad siento una gran pena por las personas que han decidido cavar trincheras contra el Evangelio de Cristo; y lo siento porque me los imagino frente al Señor, en el día de las respuestas, cuando el Juez, ya sin opción de perdón, le diga:

¿Por qué insististe en hacerte daño? ¿Por qué coceaste contra el aguijón, pese a todas las advertencias que te hice llegar? Ahora es tarde para ti.”

********** 

 


RESPUESTA Nº 2 A ANTICIENCIA ATEÍSTA

julio 26, 2012

 Julio/26/2012

Continuando con las respuestas al anticientificismo ateísta, presento el 2º párrafo-debate de:

http://imaginario-nopensar.blogspot.com.es/2011/09/los-cristianos-son-ateos.html

Planteamiento fotónico.

Divertimiento en ignorancia, no en saber, pues no vemos en fotones. Es el error de anclarse a teorías ancianas sin razonar. ¿Acaso Ud. ve las partículas elementales? ¿Puede ver las líneas de fuerzas de un imán actuando sobre un clavo? ¿Acaso Ud. o algún vecino, o amigo o pariente de vecino que Ud. conozca es capaz de ver las ondas electromagnéticas? Porque le recuerdo que el fotón es una partícula elemental con la que se manifiestan no solo la luz visible, sino todas las formas de radiación electromagnética (microondas, ondas de radio, rayos X y gamma, luz infrarroja, ultravioleta…). El fotón, ya en manifestación cuántica, ya como onda, es normalmente INVISIBLE AL OJO HUMANO.

Solo ha podido verse en laboratorios, en experimentos cuánticos, pero siempre intermediando una instrumentación adecuada. Mas, cuando el ser humano mira no ve ondas de radio, ni microondas, ni rayos X, ni rayos gamma, ni neutrones, ni positrones, ni electrones. Ve IMÁGENES. ¿Qué pasaría si Ud. viera la imagen de un fotón? Para describirlo tendría que acudir entonces a otra unidad de menor expresión porque: ¿cómo explicar en ‘fotones’ las diferentes etapas de un fotón? No sé si sus neuronas pueden seguir ese análisis. Más adelante profundizaré en esto.

Expuse en su blog el mejor ejemplo: Ud. sale una clara mañana de verano y, gracias a la radiación de luz desde el sol, sus ojos perciben una claridad tendiente al blanco. Sin embargo, Ud. hace que uno de esos mismos rayos atraviese un prisma, y… ¡Sorpresa!: La imagen blanca se descompone en los colores fotónicos del arcoiris: azul, rojo, amarillo… que Ud. no vio. Y no los vio, porque sus ojos no ven fotones, sino imágenes.

El prisma viene a ser como un interfase que le permite ver lo que sus ojos no ven. ¿Por qué? ¡Porque no vemos fotones, sino IMÁGENES! Por eso, aunque tenemos conos y bastoncillos en el ojo, no percibimos fotones, sino solo las imágenes integradas antes en el cristalino.

Y si Ud. mira una estrella radiando fotones, que no son otra cosa que ondas electromagnéticas, no ve estas, sino el resplandor generado… y un cuerpo físico ocupando un lugar en el espacio. Y lo ve al instante, pese a estar a miles de millones de años luz de distancia; por tanto, lo ve a una velocidad muy superior a la de la luz. Por eso le digo que la realidad niega el testimonio seudocientífico que nos obliga a cacarear que no vemos lo que vemos, sino lo que al ateísmo antiCristo le conviene que veamos.

Se ve un cuerpo espacial, aunque sea opaco, porque tiene imagen; y todo suceso que ocurra en su entorno si refleja imagen: explosión nuclear, gamma, ultravioleta, infrarroja, etc… da igual. Ud ve perfectamente la imagen real de cada evento que ocurra en ese momento.

Sabemos perfectamente lo que vemos cada día: cuerpos físicos actuales, con formas, profundidad, opacidad, brillantez; cuerpos masivos en toda la extensión de la palabra. Lo vemos con los ojos, y mejor aun con el telescopio, en una fracción de segundo, a una velocidad muy superior a la de la luz. Y esa realidad rompe el irracional concepto de los fotones trotones del pasado; ni siquiera los fotones ateos más recalcitrantes pueden viajar desde el pasado para reproducir el cuerpo de una estrella que existió hace miles de millones de años y hoy no existe. Es un absurdo.

Observe esto: el fotón cuántico se absorbe o emite por el núcleo atómico o por el electrón… ambos más pequeños que la longitud de onda de ese fotón; es algo inobjetable. Una cosa es la emisión de fotones, y otra la imagen del cuerpo emisor. Incluso el fotón, en expresión cuántica, a mayor velocidad que la luz, posee imagen. Y eso es muy importante, pues anula la causalidad y el postulado de que vemos en fotones. Si distingue un fotón, no ve en fotones; igual que si detalla una vaca ud. no ve en vacas… necesita algo más para definir sus cambios en el tiempo, el espacio, o la ubicación física de la que se trate: la imagen integral de lo que ve.

fotón cuántico

Fotón Cuántico

Un equipo científico del Laboratorio Kastler Brosser del CNRS francés (con instrumentos adecuados), logró captar estas imágenes: secuencias de un fotón deslizándose de un estado cuántico frágil a uno estable; como si la paradoja del gato de Schrödinger se hubiera registrado en imágenes, a escala microscópica. O sea, se definió la imagen de una expresión de decoherencia cuántica, preservando la propiedad cuántica y con ello la opción real para futuras aplicaciones.

Lograron ver a los fotones pasar de un estado cuántico de superposición a otro estable, siguiendo etapas intermedias. Así abrieron la posibilidad de extraer información variada del mismo fotón, para poder compartir sus datos con un conjunto de átomos, mediante un ‘entrelazamiento cuántico‘, proceso básico para la fabricación de los soñados ordenadores cuánticos.

Según explicaron en Nature, lograron imágenes de estados coherentes, de estados de Fock, y del ‘gato de Schrödinger’. Y el año anterior, el mismo equipo logró filmar, en primicia, el decaimiento de un fotón. Atraparon un único fotón dentro de una cavidad superconductora, y siguieron en tiempo real su nacimiento, vida y muerte, en un intervalo de segundos.

Sin embargo, muchos insisten en el absurdo de que vemos las estrellas porque sus fotones vigorosos y eternos, sin decadencia, son capaces de trotar desde el pasado, durante miles de millones de años, hasta activar el telescopio con la imagen eónica de la estrella que una vez fue y ya no es. ¿Es eso ciencia? ¡No! Es un capricho infantil sin sentido, apartado del conocimiento; una versión que estaría mejor en las estanterías de ciencia ficción, junto a Start III y otros.

Dígame ahora: ¿Cómo Ud. insertaría en este trabajo investigativo su tesis de que vemos en fotones, si el propio trabajo muestra la imagen de las diferencias establecidas sobre un fotón en proceso cuántico? ¿Qué vieron los investigadores: ondas electromagnéticas? ¡No! Vieron la imagen de un fotón en decaimiento. Porque es así como vemos: en imágenes; detalles diferentes del fotón manifestando sus propios cambios de imagen según su proceso cuántico, con forma definida, con cambios definidos, con tamaño, con posición.  

Durante 10 años de trabajo en un centro de investigación, me reuní con científicos de distintas ramas. Ej: en la reunión salía la necesidad de un amplificador de pulsos con determinada ganancia y bajo nivel de ruido, y yo exponía mi criterio. Al final tenía tenía que proveer lo que se acordara, aumentando ganancia y reduciendo efecto microfónico, a punta de osciloscopio y mucha dedicación. Y aseguro que nunca vi entonces la terquedad y ceguera que veo hoy en personas experimentadas y además, con títulos universitarios.

Y todo porque se han apartado de la Verdad. Jesús lo advirtió en Jn 8:31-32:

“Si permanecéis en mi palabra, seréis en verdad discípulos míos, y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”

El ateísmo no es libre, sino lacayo de las exigencias constantes del antiCristo por destruir el Proyecto de Dios. A tiempo y a destiempo, satanás insta a que se caven y defiendan a como sea las trincheras del absurdo y la mentira, para que el hombre separe su camino del trayecto fijado por Cristo, y así no logre salir de su esclavitud.

**********

 


9ª CAPCIOSIDAD antiCristo QUE ORBITA EN LA RED.

julio 20, 2012

Julio/20/2012

Estas capciosidades que neutralizo gracias al Señor, las copié del blog:

http://imaginario-nopensar.blogspot.com.es/2011/07/la-segunda-venida-de-cristo.html

9-(Para fideístas o personas que dicen que la fe se auto-justifica) ¿Es justo o racional por parte de Dios ocultarse a sí mismo de modo que sólo pueda ser conocido por fe, y aparte de eso insistir en que cada ser humano le encuentre escogiendo la única correcta entre cientos de incompatibles religiones?

¿Ocultarse a sí mismo? Más abajo veremos que no.

Ahora bien: ¿acaso Uds. no son ateos por fe? ¿Acaso la diosa selección natural se les ha revelado a alguno? Ahí tienen la respuesta: Uds. creen en una diosa que no se deja ver, y que no presenta ni una evidencia. Y aun así, acuden a la fantasía del pensamiento para estructurar todo un andamiaje argumentativo respecto a la teoría de la evolución de las especies. ¿No es eso el mayor ejemplo de fe posible?

Nadie ha visto jamás, en 4 siglos de microscopio, y con más de 10 millones de procariotas (microorganismos) ni la más mínima evidencia de adquirir un orgánulo eucariota, la célula de los millones de especies animales y vegetales que existen. Y hay miles de investigadores evolutivos tras ese Nóbel; es la base de vuestro ataque a la Creación de Dios. Sin embargo, haciendo demostración de una fe ciega en el ateísmo, que no en la ciencia, dicen aun sin esa evidencia vital, que la multiplicidad de especies se inició cuando un organismo procariota se convirtió en eucariota. ¿Hay fe más grande que esa?

Toda la argumentativa evolucionista se fundamenta en la fe: Por vuestra fe ciega, los dinosaurios se volvieron aves, aunque la realidad dice que hay 10000 especies de aves, y cada una exige la presencia de macho y hembra genéticamente compatibles. Vemos que un gorrión no cría con la canaria, ni la cóndor con el águila, ni el pato con la gallina… por ser genéticamente incompatibles; sin embargo, Uds., solo por vuestra fe ciega en el antiCristo, siguen insistiendo en que sí, que los dinosaurios llegaron a ser los reyes del cielo y los padres de todas las aves.

Por vuestra fe ciega, un mamífero hermafrodita se metió en el agua un día, se hizo submarinista, cambió patas por aletas, subió su nariz, y creó él solo las 50 especies de ballenas que existen. Aunque en la realidad vemos que las 50 especies de ballenas son todas sexuadas, y que la gris no hace cría con la azul, ni el cachalote con la jorobada… por ser genéticamente incompatibles.

Por vuestra fe ciega, descendemos de simios, y somos genéticamente iguales al 98%, aunque la realidad, cayendo como un martillo sobre la fábula evolutiva, señala que un orangután no se acopla a una chimpancé, ni un gorila con una mandril, ni un mono tití con una mona verde. Esa frontera infranqueable, esa incompatibilidad genética se instaura en las casi 200 especies de simios registradas. ¿Cómo entonces pudo salir el híbrido homínido que se plantea, y además de eso ser tan fértil como para dar lugar a los 7 mil millones de personas que hoy existen?

Incluso la investigación va contra vuestra fe ateísta. Por ej., el Proyecto Genoma Hombre-Chimpa da diferencia en los cromosomas sexuales: 72% en el X y 92% en el Y. Sin embargo, Uds. siguen diciendo en aulas, prensa y TV, que somos genéticamente iguales a ellos al 98%. ¿No es eso fe ciega?

En general, Dios se muestra a través de la Biblia, y las pruebas que certifican la verdad de su Palabra. Pero yo les aseguro que si alguien le busca con hambre y buena voluntad, arrepentido de todos loe errores cometidos, el Señor le hablará; si ha sucedido conmigo, sucederá con otros.

Respecto a las evidencias de Dios, lo he repetido ya muchas veces, pero esta pregunta no me deja opción, así que de nuevo seré redundante:

– El hombre descubrió el ADN en el siglo XX. Pero casi 4 milenios antes, el salmista David (Currículum no de genetista, sino pastor de ovejas, corrector de abusones, y luego rey), recibió la revelación de Salmos 139:15-16:

No fue encubierto de ti mi cuerpo, aunque en oculto fui formado y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar ni una de ellas.”

-La ciencia estableció la tectónica de placas en el siglo XX; casi 4 milenios antes, Moisés, no geólogo sino profeta, dijo por revelación en Gen 7:11:

“Aquel día del año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, fueron rotas todas las fuentes del gran abismo y abiertas las cataratas de los cielos…”

-Siglo XX: Se hallaron fósiles marinos en el Himalaya, casi 8kms sobre el nivel del mar. Dios dice a todo el que lea Su Palabra, en Gen 7:19-20:

“Las aguas subieron mucho sobre la tierra; todos los montes altos que había debajo de todos los cielos quedaron cubiertos. Quince codos más alto subieron las aguas después que quedaron cubiertos los montes.”

-Los Físicos y astrónomos concluyeron que el universo está en expansión. ¿Nos legó Dios algo sobre eso? Moisés no era científico, pero Gen 1:6-8 dice:

Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas. E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así. Y llamó Dios a la expansión Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo.

No me he inventado nada de esto; ni los creacionistas han alterado la Biblia para hacerla coherente con la ciencia. Los ejemplares bíblicos más viejos, anteriores a los últimos descubrimientos científicos, corroboran estas cosas.

Uds. no ven a Dios, porque no quieren verle; no busquen otra razón. Van por la vida con las manos en los ojos y los pulgares en los oídos, apriorísticamente, defendiendo la trinchera de la negación por una decisión anclada en vuestros corazones, no por análisis. Nuestras madres mueren; sin embargo su evidencia la llevamos con nosotros siempre en nuestros ombligos.

Asimismo, las evidencias de Dios están impresas en cada célula vuestra; el ADN es su sello. Su inmenso banco de datos: ordenado, programado, y codificado, descarta al 100% al azar. Siempre olvidan que la información antecede a la ejecución: ¿cómo se inscribió esa instrucción y programa en cada célula? Es la única pregunta racional y lógica. No vale decir que ‘un día apareció un bicho en las aguas”; no es científico. Ni siquiera racional, pues cuando esa primer alga ‘evolutiva‘ apareció… ya tenía su ADN inscrito; y eso descarta al azar. ¿Quién lo inscribió?

Y no salgan con: ¿Quién creó a Dios?, porque ahora hablamos de lo que vemos; no es el tema que toca. Algún día sabremos como fue todo; ahora solo debemos analizar la coherencia entre la Biblia y las evidencias que explosionan ante nuestros ojos.

En el año 2008, el período de más debates en mi blog, me sentí muy mal por ver que Dios tenía muchos más enemigos de lo que yo creía. Mi opinión entonces era que el ateísmo no iba más allá de la incredulidad; pero luego la experiencia me enfrentó a respuestas de odio, no de dudas. Y yo no podía entender por qué tanto rencor contra Cristo, si había muerto para dar a todos, sin excluir a nadie, la oportunidad de vivir con Él, bajo un gobierno perfecto.

Cada día oraba al Señor preguntándole: “¿Por qué te odian si solo hiciste el bien? Han dedicado años de su vida al esfuerzo por sacar sus carreras; son inteligentes… ¿cómo no pueden ver tu amor por ellos?

Esa letanía la repetí cada día durante casi un mes, y al no obtener respuesta, pensé que el Señor quería que olvidara ese asunto; no incluí más ese tema en mis oraciones. Pero la tarde del 17/12/2008, con mi mente en cuestiones personales, de pronto oí su voz como un amigo que hablara a mi lado:

Yo soy invisible para quien no quiere verme, y me manifiesto a quienes me aman.”

Y entonces lo comprendí: el odio no les deja ver. No se trata de evidencias, pues están ahí, al alcance de todos; es que se han propuesto en su corazón y subconsciente no verlas. Son seguidores de Richard Lewontin, le conozcan o no; el mismo espíritu que anima a este defensor evolutivo les cohesiona. Y mientras ese rechazo permanezca, no le verán. Es triste, muy triste, que no perciban en qué dimensión tal rechazo atenta contra el futuro personal.

Por último, tocante a que existen cientos de religiones y el cristianismo no tiene por qué ser la única correcta, la respuesta está tan clara como el agua:

Es la correcta porque solo Cristo hizo que muertos resucitaran, cojos andaran, ciegos vieran y leprosos fueran limpiados. Así, fue el único en demostrar que venía con el poder del propio Dios. Además, solo Él padeció en su carne por el pecado de la humanidad; solo Él se ofreció como puente de reconciliación del ser humano con el Padre creador, luego de siglos de traicionarle y decepcionarle. Nadie más hizo por el mundo lo que hizo Jesucristo.

Jesús es el único fiable; solo Él demostró venir del propio Dios. Solo Él fue a la cruz por toda la humanidad. Ninguno, entre los líderes religiosos adorados por otras religiones, se sacrificó así ni hizo ni siquiera algo parecido a sus muchísimos milagros.

**********

 


8ª CAPCIOSIDAD ANTICRISTO QUE ORBITA EN RED

julio 19, 2012

Julio/19/2012

[Capcioso: (Del latín captiosus; raíz: captio = engaño) Proposición hecha para confundir o engañar a un interlocutor o auditorio]

Estas capciosidades que neutralizo gracias al Señor, las copié del blog:

http://imaginario-nopensar.blogspot.com.es/2011/07/la-segunda-venida-de-cristo.html

[8-¿Por qué Dios no creó los seres humanos de tal manera que libremente deseen hacer el bien, eliminando así la necesidad de crear un infierno para atormentar eternamente a los impíos? (Si la idea le parece imposible o contradictoria, acaso no es esta la situación que se da en el cielo?)]

En realidad, sucesos ocurridos en el cielo dieron lugar a un cambio en los planes de Dios. Ya lo he repetido varias veces en este blog, pero por su importancia, y sin entrar en detalles, lo narraré una vez más:

Antes de tener un cuerpo material, Ud., yo, y el resto del planeta, éramos espíritus. Todos habitábamos un lugar celestial, en un cuerpo espiritual, sin carne ni huesos. Y un día, Dios, que sí los tiene, planteó en un concilio a los líderes espirituales dar a cada espíritu ese cuerpo (como tiene Él), exponiéndoles el plan para conocer su opinión. ¿No han leído el pasaje del Jesús resucitado ante sus asustados seguidores? Pensaban que veían fantasma, y Él les tranquilizó, en Luc 24:39:

Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy. Palpad, y ved; que el espíritu ni tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.”

Pues bien, en aquel concilio celestial, Lucifer (lit: ángel de luz), a la sazón líder importante, propuso algo que alteraba ese nuevo plan. Jesús en cambio le dijo al Padre: “Hágase según tu voluntad”. Dios descartó lo que exponía Lucifer, y este se rebeló, seguido por la 3ª parte del mundo angélico. Hubo contienda en los cielos, y al final fueron derrotados y expulsados él y sus seguidores; condenados a no tener jamás carne y huesos, vivirían para siempre en un reino paralelo al nuestro, pero espiritual: el infierno.

En cambio, a los ángeles leales se les dijo que sería borrada toda memoria de su vida espiritual, y vendrían a la Tierra para vivir en otra dimensión en la que dispondrían de un cuerpo similar al de Dios. Por ello el Creador dijo hablando en plural, en el concilio del Génesis: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”.

Aquí se probaría nuestra fidelidad; bajo las nuevas sensaciones derivadas de distintos tipos de tentación, sería probada la obediencia: un filtro para que nunca más hubiera rebeldía en el cielo. A Adán se le dio el 1er espíritu, y a Eva el 2º: ellos iniciaron el plan biológico diseñado por el Dios Creador; de ellos nació la posibilidad de que otros ángeles pudieran ir conociendo la nueva experiencia. Nosotros, paulatinamente, hemos ido dejando la vida espiritual para venir aquí como humanos, hasta que Dios decida llegado el fin de este tiempo.

Así que todos, habiendo sido espíritus, transitaremos esta vida, digamos ‘física’, con libre albedrío (aunque hay ley, habrá también sitios según la letra de la ley), y muriendo volveremos a ser espíritus hasta que Cristo venga. Algunos irán al Paraíso a esperarle… otros al infierno. Luego, resurrección para juicio.

Allí Él le concederá a los que logren terminar limpios la dura prueba, el vivir como elegidos de nuevo en carne y huesos, junto a Dios y Jesús, en el 3er Reino; el de la Plenitud de la Gloria diseñada desde el principio en aquel plan. Y será así, porque demostraron obediencia a la Ley Celestial. Será el grupo más reducido: “Muchos serán llamados, pocos escogidos.”

Al resto que haya purgado su pecado, según sea, se le asignará uno de los dos reinos de gloria diseñados para el nuevo tiempo. Cada persona que no haya sido capaz de obedecer la ley de la Perfección, no podrá gozar la gloria de ese 3er reino, y deberá habitar otro. Si sus actos demostraron que puede obedecer las leyes del 2º, el terrestre, allí será enviado y disfrutará de un nivel intermedio de gloria.

Y los que hayan demostrado que tampoco son capaces de obedecer las leyes del 2º reino, no podrán disfrutar la gloria de ese sitio. Mas si son considerados obedientes a las leyes del 1º, el telestial, allí serán enviados y podrán disfrutar de la menor porción de gloria.

¿Bajo qué parámetros se hará esta clasificación? Solo el Señor Jesús lo sabe; Él es el Juez de la toga de talla única… y al mismo tiempo, abogado de todos los que al llegar a Su presencia puedan mostrar haber sido dignos de algún tipo de defensa.

[Y el resto que quede, volverá otra vez a su propio lugar para gozar de lo que están dispuestos a recibir, porque no quisieron gozar de lo que pudieron haber recibido.

Porque: ¿en qué se beneficia el hombre a quién se le confiere un don, si no lo recibe? He aquí, ni se regocija con lo que le es dado, ni se regocija en aquel que le dio la dádiva.

Lo que la Ley gobierna, también preserva, y por ella es perfeccionado y santificado. Aquello que traspasa una ley, y no se rige por la ley, sino antes procura ser ley a sí mismo, y dispone permanecer en el pecado, y del todo permanece en el pecado, no puede ser santificado por la ley ni por el juicio. Por tanto, tendrá que permanecer sucio.

Porque la inteligencia se allega a la inteligencia; la sabiduría recibe a la sabiduría; la verdad abraza a la verdad; la virtud ama a la virtud; la luz se allega a la luz; la misericordia tiene compasión de la misericordia y reclama lo suyo; la justicia sigue su curso y reclama lo suyo; el juicio va ante la faz de aquel que se sienta sobre el trono y gobierna y ejecuta todas las cosas.]

Y estos 4 últimos párrafos no son míos, sino del Sr. Jesucristo. Él es quien mejor deja claro que el infierno no es una necesidad, sino una opción: fue el sitio de exilio para el diablo y sus ángeles… y será el sitio escogido por quienes deciden convertirse por voluntad propia en sus agentes mundanos, renunciando por sí mismos a alguno de los tres reinos de gloria preparados para todos por Dios. Así, en libre albedrío, cada cual elige responsablemente la opción que considere más conveniente, según la afinidad del corazón en cada tiempo.

**********