DARWIN: EL MUNDO DE YUPI (I).

abril 19, 2013

Hace unos días entré al blog del profesor Eduard Punset; allí, entre temas científicos, había un efecto subliminal: links a varias páginas que hablaban de inteligencia simia y de Hominidia, incitando a pensar que está probado que descendamos de homínidos. Es esta dirección web:

 http://www.eduardpunset.es/20216/general/agudizar-el-ingenio

Desde hace años lucho contra el anticientificismo de la teoría evolutiva, diferenciando mito de hecho científico; por ello deseo abordar de nuevo el tema, tratando de presentar mejor la imposibilidad de lo que se sustenta, con el fin de anular y sacar definitivamente tal mentira de las aulas.

La evolución simio-humano se presenta, normalmente, más o menos así:

MonoAHombre

Esta imagen incita a pensar que un simio se convirtió en el 1er homínido, y este en un 2º que luego trasmutó a un 3º, que a su vez trasmutó a un 4º… que se convirtió finalmente en el hombre actual; pero eso no es la realidad, sino su distorsión. Al ser sexuados, debe mostrarse la supuesta evolución desde ‘parejas’ de simios, mas solo se ve un sexo: un simio trasmuta a hombre; su perspectiva es hermafrodita. Sin embargo, la mayoría de seres vivos eucariotas, más de un millón de especies distintas (insectos, aves, peces, mamíferos, etc) precisan de macho y hembra para generar las ‘poblaciones’ de las que se habla.

En general, es la regla de la teoría. Por ej: dicen que ‘un’ mamífero entró un día al agua y empezaron a producirse en él varias transformaciones morfológicas hasta llegar a la ballena actual. El azar del birlibirloque hizo que sus patas se volvieran aletas, su nariz un hoyo en su cabeza, y sus pulmones se adaptaran al submarinismo. Al final, ese ser hermafrodita pudo generar 40 especies distintas de ballenas con sus machos y hembras respectivos cada una. Es la apología del hermafroditismo; la anticiencia.

Pero en la vida real, las ballenas solo paren si son inseminadas por un macho de la especie que le corresponda: la azul por el azul, la gris por el gris, la jorobada por el jorobado… etc, etc. Todas son sexuadas, con macho y hembra involucrados en su no extinción; de modo que lo único racional, lógico, y científico, es pensar que macho y hembra de cada especie ballenera tuvieron que coincidir en el tiempo desde los inicios.

Y algo similar ocurre con los dinosaurios: se dice que ellos dieron origen a las aves que vemos hoy. Pero sin explicar que es imposible desde el empirismo científico: el dinosaurio no era hermafrodita sino sexuado; al nacer de huevos, su presencia en la historia exige que coincidieran un dinosaurio con su dinosauria al mismo tiempo… parejas, según su especie.

El hecho real es que existen 10000 especies de aves, todas sexuadas, y ninguna de ellas generando ningún embrión distinto a su especie. La gallina solo pone huevos que embrionan pollos, si antes un gallo, el macho de su especie, la ha inseminado. Igualmente solo nacen canarios de parejas de canarios, y loros de parejas de loros, y águilas, gorriones, etc… cada hembra con un macho de su especie, en 10000 distintas.

Desde Darwin la teoría evolutiva exhibe especies asexuadas generando otras sexuadas, y luego su multiplicación híbrida. Lo dicen ellos, no yo, pues según el postulado evolutivo las bacterias unicelulares crearon toda vida sexuada que hoy existe. Hoy, el ADN (obvia frontera entre especies), dice que es imposible; sin embargo, literatura docente, prensa, y hasta anuncios de calmantes por TV, exhiben esa imagen del simio hermafrodita coronando niveles homínidos hasta llegar al humano. Algo irreal, pues simios, humanos, y el 99% de los eucariotas, unos 2 millones de especies, son sexuados: necesitan de macho y hembra coincidentes en el tiempo para poder generar las ‘poblaciones’ a las que alude el darwinismo.

De modo que la imagen que deben mostrar, sería esta:

Hominidia

Así se puede ver mejor el disparate: la pareja simia tiene 48 cromosomas en su ADN; la humana tiene 46. De modo que por algún sitio se perdieron un par de cromosomas… ¡lo mismo que ocurre en los híbridos!

Pero, ¿qué son los cromosomas? De la forma más simple posible, pues es complejo, diré que toda la información genética del ADN existe en un material microscópico llamado cromatina, situado en el núcleo de cada célula eucariota (la célula propia de insectos, aves, peces, mamíferos, etc)

En un momento preciso (mitosis), tal información se organiza en parejas de partículas microscópicas llamados cromosomas. ¿Y por qué en parejas? Pues porque, como venimos insistiendo, al nacer los seres sexuados, su ADN tiene una cadena procedente de la madre, y otra del padre.

En el caso humano son 23 pares (46 en total), y en el de chimpancé (con quien se empeñan en emparentarnos), son 24 pares (48 en total). Pero cada cromosoma tiene su forma y tamaño único entre el resto de los 23 ó 24 pares (según sea simio u humano). En síntesis, en monos y humanos, el cromosoma es el material genético organizado y en el cariotipo  humano, visto de forma elemental, es así:

CariotipoHumano

El último par, el 23, corresponde al cromosoma sexual; en este caso, este cariotipo, pertenece al sexo masculino: un cromosoma tipo X y otro Y (más pequeño). Si fuera el de una mujer, serían dos cromosomas iguales (XX).

Veamos ahora qué pasa en la vida real con los cromosomas: Al cruzar un burro con una yegua nace una mula (o mulo); un caballo con una burra da burdégano. Los burros tienen 62 cromosomas y los caballos 64; al crearse los gametos [células reproductoras], el de la madre tiene 62 cromosomas, y el del padre 64. Al no ser homólogos los gametos masculino y femenino (condición exigible en toda especie sexuada que existe), el cigoto o célula resultante de la unión de esos gametos, presenta un ADN distinto a ambos: 63 cromosomas, y la cría nacerá estéril.

Es evidencia científica: ningún híbrido procrea; no incrementa su nueva especie, que muere al morir el animal. Se cumple en cada rincón del planeta; es válido para toda especie híbrida animal conocida. Aun así, pese a esa evidencia científica, se sigue diciendo en aulas, prensa, TV, y dondequiera que sea posible, que descendemos de un simio.

En el 2005 se formó el mapa comparativo génico chimpancé-humano. Ese proyecto Genoma, que hermanó al ser humano con el chimpancé en un 98%, salió dando traspiés desde el inicio. La 1ª contradicción fue que las personas tenemos 46 cromosomas, y los chimpancés 48. O sea, 23 pares en el humano, y 24 en el chimpa; pero el capricho exigía la comparación. Esa diferencia fue un escollo que había que resolver como fuera para poder presentar al mundo la homología simio-hombre; el objetivo fijado desde el inicio, el sino quom de la subvención.

Y lo resolvieron metiendo con calzador la igualdad entre el cromosoma 22 chimpa, y el 21 humano; así como el que los cromosomas 12 y 13 del chimpa se unieron en algún punto de la historia para dar lugar al cromosoma 2 humano. Con estas suposiciones made in home, sin evidencias, se hizo el proyecto ‘científico’ Genoma Hombre-Chimpa que nos hizo genéticamente iguales a los simios en un 98%.

Urgía alinear como homólogos al cromosoma 21 humano y el 22 chimpa, pero la diferencia numeraria era un escollo; había que hacer desaparecer un cromosoma de simio como fuera. Y aquí incluso obviaron otra realidad: al ser sexuados, y diploides, no se trataba de un solo cromosoma, sino de dos.

La solución la forzaron a partir de los cromosomas 12 y 13 chimpa: por arte de birli-birloque argumentativo lo convirtieron en el cromosoma 2 humano. De hecho, les rebautizaron como ‘2ª’ y ‘2B’, condicionando en el mundo la aceptación mental del bulo anticientífico, e induciendo que tal cambio hizo nacer nuestra especie. Así aparece escrito en el proyecto:

Human chromosome 2 resulted from a fusion of two ancestral chromosomes that remained separate in the chimpanzee lineage (chromosomes 2A and 2B in the revised nomenclature, formerly chimpanzee chromosomes 12 and 13)’

Es decir, argumentando sobre lo ignoto, y obviando lo conocido: ‘los híbridos no procrean, impusieron a toda costa la aceptación subliminal de un concepto que las evidencias les niegan, para hacer creer que el actual genoma chimpancé, pese a tener 2 cromosomas más que el humano, es igual al nuestro en un 98%. Así, concluyen que lo real no es lo que vemos, sino lo que suponemos. ¿Ciencia o anticiencia?

¿Qué solución ‘científica’ echó abajo ese muro de la verdad? Se acudió a argumento circular que hiciera realidad los sueños, dando por hecho las suposiciones: los cromosomas 12 y 13 del chimpa, fueron llamados 2A y 2B, alegando que durante la evolución ancestral se unieron para generar el cromosoma 2 humano.

Vieron que el brazo largo del cromosoma 12 chimpa se parecía al brazo corto del cromosoma 2 humano… y se le llamó 2A. Y que el brazo corto de ese cromosoma 12, separecía a las bandas q 11 a q 13 de la porción proximal del brazo largo del 2 humano. Luego vino la tercera suposición: Todo el cromosoma 13 chimpa cubriría el resto del brazo largo del cromosoma 2 humano. Y a ese conjunto se le llamó 2B. ¡Todo un caso de ingeniería argumentativa! Innovación filosófica, no científica.

El cariotipo numera cada cromosoma según su tamaño, siendo el mayor el uno. Los cromosomas 12 y 13 del chimpa se ganan ese número por su dimensión, no por su posición física en la doble hebra de ADN. ¿Por qué llamarlos entonces 2A y 2B, si en realidad son mucho menores que el 2 humano, el 2º más grande de nuestro genoma? Si se cotejan los tres, se ve la gran diferencia entre ellos; solo el gran interés por igualarlos, logró ocultar esas discrepancias.

El escollo no es trivial: contienen genes compuestos de espirales de ADN; y el cromosoma 2 humano, el 2º mayor del genoma, tiene 1.346 genes integrados por 237 millones de pares de bases que codifican proteínas. [Genome Secuence Center-Washington; Laboratorios Europeo de Biología molecular, y Nacional Lawrence Livermore; Universidad Estatal de Pensilvania; Centro Stanford del Genoma Humano]

Esta anulación del empirismo que siempre caracterizó toda investigación científica, esta falta de evidencias calzada con suposiciones, será recordada como una de las mayores vergüenzas de la Ciencia. En el próximo artículo demostraremos el anticientificismo de este trabajo no fundado en evidencias, sino en imposiciones deductivas sin pruebas; en alucinaciones.

**********


¿POR QUÉ ES NECESARIO QUE LAS PERSONAS SE BAUTICEN?

marzo 12, 2013

Marzo 12/2013

Trabajando en la obra misional en mi iglesia, he visto más de una vez que buenos muchachos, aun decidiendo oír y aceptar el mensaje del Evangelio, dejan de ser receptivos a la hora de decidir bautizarse. O sea: no entienden la necesidad del bautizo establecido por el mismo Señor Jesucristo.

Sobre la importancia del bautismo quiero escribir hoy.

El Nuevo Testamento nos relata en Hechos 9, como Saulo, en componenda con el sumo sacerdote judío, recibe las cartas de extradición para las sinagogas de Damasco. Iba con la intención de hallar y llevarse presos a Jerusalén a todos los cristianos, hombres o mujeres. En ese viaje de tuvo un encuentro con el Señor Jesús, quien le amonestó y le dejó ciego, trastocándole todos sus planes.

Al 3er día, Jesús se le presentó a Ananías, un discípulo suyo, para que fuera a donde estaba Saulo, le impusiera las manos, le devolviera la vista, y luego le bautizara.

No fue hasta después de esto, y recibiera la confirmación del Espíritu Santo, que el renacido Pablo, apóstol de Cristo, pudo comenzar su vital misión evangelizadora; solo habiendo renacido de las aguas. Años más tarde fue llevado en Espíritu al 3er cielo; el sitio donde está el Paraíso (2ªCor 12:1-4), el lugar determinado por Dios para el descanso de los justos, luego de la muerte física. Fue un premio a su esfuerzo.

Toda salida es la entrada a otro lugar. Así, no se entra a un sitio si no se sale antes de otro. Esta experiencia de Pablo nos ha sido legada para que sepamos qué debemos hacer si queremos asegurar a nuestro espíritu la entrada a un buen lugar, cuando esté obligado a salir del cuerpo físico en nuestra muerte.

En el artículo de este blog: LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR NOS AFECTA, del 1º/enero/2013, se aclaró lo que quiso decir el Señor Jesús con su parábola de las espigas fructificando al 30, el 60 o el 100% (Mat 13:1-9). Y también lo que quiso decir cada una de las 31 veces que habló en plural sobre “el reino de ‘los cielos’ (Ej: Mat 4:17; 5:11-12; 7:21; 11:11; 13:44; 18:3; 19:23; 23:13; 25:1-13) .

Las espigas fructíferas y el reino de los cielos están intrínsecamente relacionados. Nadie que no se haya bautizado en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, tal cual estableció el Señor Jesús podrá entrar al paraíso cuando muera; o sea: un sitio del 3er cielo, uno de los que habló en plural el Hijo de Dios.

Esto lo sabemos desde que iniciamos el estudio del Evangelio de Cristo. Y responde esto la pregunta original del por qué debemos bautizarnos… pero solo en parte. La verdadera razón, la condición sine qua non la da Pablo en Rom 8:12-14:

Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.”

Y esta es la verdadera importancia del bautismo; al ser sumergidos a la manera de Cristo, su sangre nos limpia de pecado, establecemos compromiso de fidelidad con el Creador, y nos convertimos en sus hijos… sus herederos.

Por Ley Celestial, el bautismo nos hace herederos de cada promesa dada a través de Jesús. Si morimos bautizados, habiendo permanecido fieles, como Hijos de Dios tendremos visa para el Paraíso, para esperar allí la 2ª venida de Cristo.

Y según esa misma ley, nadie sin bautismo podrá ser considerado heredero de la promesa. Al morir se le negará el acceso de su espíritu al Paraíso… y entonces deberá ir a otro sitio, el anticielo, el infierno de satanás, donde morará, pagando un precio de castigo por no haberse arrepentido en vida, ni aceptado a Jesús como su Salvador, permaneciendo fiel hasta que el Señor lo estime necesario.

Por eso Él avisó a los mal autoproclamados ‘cristianos’, en Mat 7:21:

No todo el que me dice: ‘¡Señor, Señor!’, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos”.

¡Por eso es importante el bautismo, no recién nacidos, sino con conciencia de culpa, tal cual se hizo bautizar el propio Jesús, para sentar cátedra!

La juventud que dispone de salud se siente segura: están jóvenes, no se enferman, corren sin descansar, están toda una noche despiertos en las discotecas y/u otros sitios, dejándose llevar por la riada del mundo, sin pensar en lo efímero de la vida, abrazados a la quimera de lo fugaz, lo que se acaba, vencido por el tiempo.

No piensan en lo frágiles que realmente somos. Un día cualquiera despiertan con un dolor que va a más durante días, sin reacción a los calmantes, y de pronto se ven ante el médico, informe en mano, oyendo el nombre de la dolencia detectada, que hará todo lo posible por sacarlo de la vida. Solo hay que visitar oncológicos, salas de neurología, cardiología, digestivas, traumatología, etc, y contar la gente joven que se ven de pronto enfrentados a la vulnerabilidad humana.

Según datos del Ministerio de Salud Pública, diabetes, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, cáncer ictus, y males respiratorios encabezan la lista negra. Hoy, las principales causas de muerte en España y en el mundo son las enfermedades crónicas no transmisibles, que aparecen a edades cada vez más prematuras. Constantemente mueren de infarto en los campos de fútbol, baloncesto, u otras disciplinas, jóvenes considerados sanos hasta ese instante. También de cáncer de distintos tipos, o de asma, sida…

Estudios de la población joven muestran que los predecesores de las enfermedades de corazón empiezan en la adolescencia. El proceso de arterosclerosis dura décadas, y comienza en la infancia. Las determinantes patobiológicas, en estudios basados en jóvenes, demostraron que las lesiones internas aparecieron en todas las aortas y más de la mitad de las arterias coronarias derecha de infantes de 7 a 9 años.

Un informe de la OMS dice que cada año mueren más de 2,6 millones de jóvenes de 10 a 24 años por causas prevenibles. Y cada día más jóvenes padecen muerte súbita tanto en la calle como en hospitales. Si antes los afectados por males superaban los 70 años de edad, actualmente hay muchos que ni siquiera llegan a los 40. Son miles de muertes prematuras diarias.

Y no solo por enfermedades; hay muchas formas de cortar sueños, que no tienen en cuenta los deseos de vivir, ni la fortaleza física o mental, ni que se haya acabado de terminar la carrera y se tenga un buen trabajo; ni proyectos ni la buena racha por la que hasta un instante antes se haya estado viviendo. Se estima que los traumatismos causados por el tránsito provocan la muerte de unos 700 jóvenes cada día.

En España, unos 1.400 jóvenes mueren cada año en accidentes de tráfico; es la 1ª causa mortal en personas entre 15 y 29 años. Pero hay muchas otras que aíslan del hilo de la vida: tabaquismo alcoholismo, accidentes laborales e incluso deportivos, asesinatos… Cada día mueren aproximadamente 430 jóvenes de 10 a 24 años por violencia interpersonal. Así las cosas, y sabiendo que somos parte de la estadística: ¿no es inteligente blindarse contra las posibilidades de que ocurra un imprevisto?

Muchos jóvenes contratan seguros: moto, coche, dental; trabajan para pagarlo. Sin embargo, son reacios a aceptar el contrato más seguro de todos, pese a ser gratuito: el de una vida eterna sin contratiempos ni castigo ni dolor. No hay que firmar nada; solo comprometerse en vivir fiel a las condiciones del seguro: obediencia.

Y esto es lo que hace más difícil la decisión de buenos jóvenes. Es una lástima que el mundo haya logrado ejercer una influencia tan grande, tanto entre la juventud como entre la propia vejez; no se bautizan por temor al compromiso con Cristo. No saben de hecho que, al negar al Señor le están diciendo ‘Sí’, a su enemigo, contrayendo automáticamente un compromiso con él. Jesús lo aclaró en Mat 12:29-30:

“Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa. El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.”

A todo el que no lo haya hecho ya, le exhorto a romper las ataduras del ladrón para que no saquee el premio de la promesa. Acudan con fe a las aguas del bautismo, en los mismos términos que lo hizo el Señor Jesús; no desparraméis, sino recoged junto a Cristo, con compromiso, para que Él os dé el júbilo de vuestra recompensa.

¡Sed Hijos del Dios Vivo, no bastardos deudores de las tinieblas, el dolor, y la muerte!

 


LAS ADVERTENCIAS DEL CIELO.

febrero 18, 2013

18 de febrero del 2013

“…el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con gran estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Y si todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! [2Pe 3:10-12]

La noticia del meteorito que cayó al congelado lago de Siberia la mañana del pasado viernes 15 [colisión detectada en Alaska, a 6,500 kms de distancia] es algo especial: mientras prensa mundial, ciencia, y curiosos, buscaban el trayecto Sur/Norte del asteroide 2012DA14, el aerolito sorprendió a todos yendo Norte/Sur (Siberia está debajo del Polo Norte) evidenciando que no hay relación alguna entre ambos fenómenos. Si la trayectoria del meteorito era opuesta a la del asteroide, no era ni parte de este ni una roca acompañante. La diferencia de trayectoria señala a dos objetos cósmicos distintos, con planos orbitales diferentes. ¿Fue Azar?

CráterHielo

La ciencia, alarmada cada vez que coinciden raros fenómenos en el tiempo, sin poder explicarlos, acude al azar. Ya antes de Darwin, los enemistados con Dios combatían vs las Escrituras; puestos de acuerdo, se unieron mas tarde quienes mostrarían al mundo, como teorías ‘científicas’, mentiras sobre Biología y Geología.

Y, ¿puede considerarse azar una Biología precedida por la instrucción ADN? Si hay instrucción no hay azar, sino diseño, programa… inteligencia. Y, ¿puede ser fiable un método de datación de rocas, ajustado a un solo isótopo, si muchas veces coinciden en una roca disímiles isótopos? ¡No! Esa técnica daría tantas edades como isótopos. Pero una roca no puede tener varias edades al mismo tiempo. Así, vemos que lo que nos cuentan no siempre es lógico ni cierto… y que la seudociencia no es Ciencia.

El azar niega el diseño que grita bajo el microscopio, igual que el mito de las eras geológicas niega la Creación de Dios. Con esos dos bastiones, el ateísmo llevó el engaño a institutos y universidades. Pero, volviendo al tema meteorítico: ¿Puede considerarse azar la advertencia apocalíptica, si vemos que se está cumpliendo?

Con 17 metros de diámetro y una masa de 10.000 toneladas, el meteoro siberiano liberó una energía de 500 kilotones, 30 veces mayor que la bomba de Hiroshima. La detonación rompió los cristales de casi 100.000 viviendas. Las autoridades de la provincia calculan las pérdidas en 1.000 millones de rublos (25 millones €). Hubo más de mil heridos y algunos edificios se clausuraron hasta poder reparar los daños debidos a la onda expansiva generada. La pregunta es: si una sola roca de 17 ms de diámetro provocó tanto daño, ¿qué pasaría si cayeran muchas de golpe?

La historia de la humanidad recoge muchos meteoritos desde la antigüedad. Cada cierto tiempo, un asteroide o un meteorito chocan contra la Tierra y provoca daños de distinta intensidad, según tamaño. En el último siglo y medio aparecen muchos registrados en España; ej: los de Molina de Segura, Murcia, 1858 y Madrid, 1896. En 1994, uno de más de un kg impactó en un automóvil que circulaba por la carretera de Andalucía, dentro del término municipal de Getafe; y no son todos.

En Manchuria, China, se recogió uno de 2 toneladas. En Perú cayó otro el 15/9/2007 que hizo un cráter de 30 ms de diámetro y 20 de profundidad. En octubre 2008, un meteorito del tamaño de un coche, de casi 60 toneladas, cayó sobre el desierto de Sudán. Fue el primero en avistarse con horas de anticipación a su entrada en la atmósfera. Han caído y caen, por todo el planeta.

Y en 1908 cayó lo que se cree fue un trozo de un cometa helado, al no hallar restos. Detonó en Tunguska, también en Siberia. El evento, de muy alta potencia, taló miles de árboles y provocó incendios. Aniquiló fauna y flora en un área de más de 2.500 kms cuadrados y liberó una energía 300 veces mayor a la bomba de Hiroshima.

Testimonios de la etnia local tungus (nómada de origen mongol) citan que ‘brillaba como el Sol’. En Kansk, a 600 km del impacto, hubo barqueros precipitados al agua y caballos derribados; las casas temblaban, y los estantes y objetos de loza se rompían debidos a la onda expansiva. El maquinista del ferrocarril Transiberiano paró el tren temiendo un descarrilamiento, pues notó que vibraban tanto vagones como raíles.

Meteorito1908

La explosión se detectó en el Reino Unido, a miles de kms. de allí. Rompió ventanas, y su onda expansiva hizo caer a gente que estaba a 400 km de distancia. Durante varios días las noches brillaron en áreas de Rusia y otras zonas europeas; se podía leer tras la puesta de sol sin necesidad de luz artificial. Los observatorios del Monte Wilson y el Astrofísico del Smithsonian (continente americano), reportaron reducción en la transparencia atmosférica de EEUU, durante varios meses.

Sabiendo que esto lo provocó un simple bólido aéreo, sin impacto, ¿es injustificado el temor a los meteoritos rocoso-metálicos que amenazan? Se cree que el diámetro de un cráter meteorítico es alrededor de 10 veces el diámetro del meteoro que impacta, y que el daño producido supera en mucho a las cifras hasta ahora consideradas. Y el peligro no es infundado; se conocen las órbitas de alrededor de 15.000 asteroides, pero se revelan más a diario, gracias a fotos de satélites, y a telescopios amateurs, aunque no hay datos suficientes para deducir las trayectorias de estos.

O sea: el peligro es real. No se trata de meter miedo con ‘el tío la vara’ ni ‘el coco’ ni el ‘hombre del saco’; está ahí, latiendo sobre nuestras cabezas. Es algo científico. Y las Escrituras avisan de desastres venidos del cielo, antes que el hombre conociera el telescopio: el caso de Sodoma y Gomorra, que veremos abajo, es uno. La ciencia ha localizado físicamente miles de ellos; sin embargo, se insiste en no darle importancia: “No pasa nada’ ‘sería mucha casualidad’, ‘lo de la Biblia es un cuentito’, etc…

Según su tipo, en el espacio hay unos 20 tipos de órbitas diferentes. Y según su característica, hay unas 14 (circular, eclíptica, elíptica, síncrona, etc). En relación al cuerpo específico, otra diversidad más. Ej: En el contexto de la Tierra se observan más de 10 órbitas diferentes (geocéntrica, geoestacionaria, polar, tundra, etc).

Y pese a la variedad orbital, perturbaciones gravitatorias mutuas, y excentricidades de órbitas planetarias, los planetas asumen su rol en el complejo movimiento interestelar, sin colisionar. Y eso no es índice de azar, sino de diseño. El que existan tantas órbitas distintas, con masas colosales, y pese a ello no colisionen, muestra la poderosa inteligencia que hay detrás, al control de todo. Es muy fácil especular sobre un pasado que nadie vio; pero: ¿quién responde a la incógnita que vemos hoy?

Los astrónomos actuales, enemigos de Dios la inmensa mayoría, intentan siempre vincular a los astros con la hipotética explosión del Big-Bang. Por ej: Bill Cooke, jefe de la oficina de meteoritos del Marshall Space Flight Center de la NASA dijo que la piedra celeste del viernes llegó posiblemente del Cinturón de Asteroides: lo que se cree depósito de material residual de la formación de los planetas… 4.500 millones de años atrás. Datación basada en la absurda técnica de desintegración de isótopos descrita más arriba; la que si se siguiera su pista, sin intervención de la conveniencia ateísta, dice que una roca con varias parejas de desintegración, tiene por narices tantas edades como las que señalen dichas parejas. Algo irracional y anti científico, pues una roca solo puede tener una edad: la de su formación.

Aun más si hay isótopos más tardíos en zonas exteriores que en la interior. Ej: uno exterior que diga que la roca tiene 4 mil millones de años, mientras otro interior dice que tiene 10 mil años. O sea: que el contenido sea miles de millones de años más joven que el contenedor. ¿Acaso no pueden ver la locura del planteamiento?

Lo que algunos llaman ‘mito bíblico’ ha sido científicamente declarado posible por la ciencia. Y no digo que apoyen la Biblia, sino que la realidad de los hallazgos, y el trabajo de investigación de NASA y otros, no solo no logran desmentir la Biblia, sino que, aun sin desearlo, apoyan la posible certeza de las advertencias de las Escrituras.

Miguel Belló, director general de la empresa Elecnor Deimos (Área tecnológica del Grupo Elecnor, uno de cuyos sectores es el Aeroespacial), con unos 500 ingenieros, afirmó que la amenaza de los asteroides “no la ha inventado Hollywood”. Dice que “La duda no es si un asteroide va a chocar contra la Tierra. La pregunta es cuándo”.

Y si se sabe que más de 15.000 están orbitando sobre nosotros, y cada día aparece uno nuevo, no creo irracional el meditar en los avisos bíblicos, muy anteriores a que los hombres puedan confirmar la realidad de la amenaza avisada. “Quien advierte no es traidor”, dice el sabio refrán popular. El hombre tiene, no solo las advertencias de Jesús, sino también de Isaías, que en 24:1-13 anuncia el fin de la humanidad.

‘Apophis’, un asteroide de 300 ms de diámetro y millones de toneladas, es una de las amenazas. Los científicos lo estudian con gran interés pues, según cálculos, hay un riesgo remoto de que choque contra la Tierra en las próximas décadas. Y en las últimas horas el asteroide se ha acercado tanto que les ha movilizado para recabar nuevos datos y calcular mejor su trayectoria; mejorar la vigilancia.

Apophis

¿Es creíble Isaías, el profeta del 740aC que vaticinó sobre el fin? Veamos: Predijo el nacimiento de Cristo (Is 9:6; 42:1) y su crucifixión (Is53:5), 740 años antes de ocurrir. Anunció la redondez de la Tierra [Is 40:22], cuando toda carta náutica exponía un planeta plano. Isaías 13 predijo, 2 siglos antes de suceder, la caída de Babilonia, por igual motivo que Sodoma y Gomorra; dijo además que sería tomada por los medos, tal como recoge la historia. En 13:20 auguró que jamás la habitaría ser humano… y ahí están sus ruinas sin habitar, en Babil, a 100 Km de Bagdad.

El fin del mundo es la única profecía bíblica que aun no se ha cumplido. El hecho es: si todas las anteriores sí, ¿por qué no pensar que la del fin del mundo también? Y Sodoma y Gomorra, símbolos del pecado y la perversión, destruidos según el Génesis por Yahvé con una tempestad de fuego y azufre como escarmiento, son una evidencia meteorítica; un legado de advertencia.

El director de empresa espacial, Alan Bond, y Mark Hempsell, titular de aeronáutica en la Universidad de Bristol, afirmaron que lo de Sodoma y Gomorra fue un meteorito. Tal deducción partió de la información aparecida en una tablilla de arcilla exhibida en el Museo Británico, rescatada en el siglo XIX de las ruinas del palacio de Nínive por el arqueólogo victoriano Henry Layard. Con forma de escudo, luce un texto escrito en caracteres cuneiformes que relata el suceso. Como mínimo, el análisis indica que un asteroide impactó contra la tierra en esa lejana fecha.

Tablilla

Todo se detalla en el libro: “A Summerian Observation of the Koefels Impact Event”. Y por si eso no probara la destrucción y/o existencia de Sodoma y Gomorra, los informes anteriores de otros arqueólogos sobre el hallazgo de restos de incendio de dos pueblos extintos y contiguos de la zona, lo corroboran, lo hacen posible.

Jesús advirtió sobre el fin necesario para la purificación del planeta; dijo que “las potencias celestiales serían conmovidas”. Pero también promete que quienes le acepten, se arrepientan de sus pecados, se bauticen en las aguas, y luego le sean fieles, serán salvos. Y esa promesa va más allá de la salvación del fin del mundo, que sin duda será algo terrible para quienes estén vivos en esa época… pero no lo peor.

El verdadero tormento es el espiritual no el físico, pues la muerte libera del tormento físico; se deja de sufrir en la carne cuando se muere. Pero, al ser el espíritu inmortal, su dolor es eterno. Quien muera en sus pecados, sin haber reconocido y aceptado a Jesús como puente de reconciliación con Dios, deja su cuerpo físico y entra al sitio espiritual donde pagará el precio de punición según sus actos en la tierra: el infierno.

Esto es cierto, y no me cansaré de testimoniar de ello, pues me juego la salvación de mi alma si me callo. Seamos prudentes, y no insensatos; oigamos sus avisos sobre el castigo que asolará a cada humano que muera contraviniendo sus ordenanzas, y aprovechemos el tiempo que Dios nos da para hacernos acreedores de su promesa.

**********


LA TECNOLOGÍA Vs LA SALVACIÓN EN DIOS.

enero 15, 2013

 15 de Enero/2013

Hace poco terminó en Las Vegas, USA la feria Internacional de Electrónica CES. Allí, Panasonic mostró su nueva gama de electrodomésticos (hornos, aire acondicionado, lavadoras, etc) controlados mediante un smartphone con soporte NFC y la aplicación debida. Hubo muchas novedades de distintas empresas; Samsung mostró la de un teléfono celular con pantalla de colores, flexible, por ser plástica y no de cristal, y con el grosor de una hoja de papel: un artilugio del tamaño de una caja de fósforos.

Una vez leí: “Nada es veneno, todo es veneno; el secreto está en la dosis.” Y eso se aplica en que los avances mal usados son dañinos. Hoy hay más accidentes de tráfico  por distracción con el móvil que hace unos años. Al principio solo se llamaba o respondía llamadas o se leían y remitían SMS mientras se conducía; pero hoy va in crescendo el que la cámara de un helicóptero policial detecte el uso de los modernos Androids y Cia. como navegadores. Estando al timón, igual se busca la vía de acceso desde Lepe a Madrid, que se habla o está pendiente de e-mails o se dedica atención y tiempo a los ‘whatsApp’ que cada vez más esclavizan la voluntad del ser humano.

Además, la cita de Las Vegas, más allá de los sin duda pasmosos avances exhibidos, dedicó (este año más que el anterior) conferencias a la relación entre tecnología y placeres carnales. Por ej: el fabricante canadiense Standard Innovation presentó un vibrador para parejas, con la oferta de ser ‘el único que puede ser usado durante las relaciones sexuales’. En esa misma feria, se presentaron debates como: ‘El sexo no envejece’, ‘La ciencia se encuentra con la sexualidad y ‘El sexo en tiempos digitales’.

Más allá de las innegables ventajas que el desarrollo tecnológico aporta al campo de la industria en general, y de la salud en particular, también se ve como algunos, en su afán de ganar dinero, venden su alma al diablo y usan la tecnología como trinchera anticristo. Cada vez más subyugan al espíritu y al corazón humano. Hay invenciones que, más que ser un aporte positivo a la sociedad, violan las leyes de Dios y trasmutan en drogas virtuales que arrastran las personas hasta su destrucción definitiva.

Jugar al bingo, ver pornos en HD, intercambiar archivos pedófilos, fabricar bombas, etc, cada vez está más al alcance no solo de adultos, sino de menores de edad. Y no hay quien pare esa noria. Los alumnos en clase están más pendientes de videojuegos, Facebook, recepción de fotos, pornografía, etc, que de su superación personal.

Y lo más preocupante es que ese peligro está tocando las puertas de la misma iglesia cristiana, con la venia y/o apatía de sus dirigentes. No digo que haya visto el uso de la pornografía dentro de las iglesias, pero sí que he detectado a alumnos en sus zonas wifi, supuestamente comprometidos con Cristo, más pendientes de los juegos y correos a través de sus smartphones, que de las clases de Evangelio.

Y esto es sin duda un gran obstáculo, no solo para ellos, sino mayor aun para los dirigentes que con un alto grado de responsabilidad no han decidido todavía atacar ese problema. Algo crucial, pues se trata del futuro de la iglesia cristiana.

Por otra parte, para el mundo implicado con el compromiso de ‘salvar al planeta’, opuesto a la contaminación ambiental, malos políticos, desigualdades sociales, etc, la protección de la Tierra es la garantía de la salvación personal futura. Priorizan lo subjetivo a lo objetivo; dicen que ese amparo depende de las gestiones y luchas de los débiles contra los poderosos. Sin embargo, deberían apagar esa luz larga que pretende ver al mosquito del futuro sin detectar al elefante del presente, y en su lugar dejar que prenda en el interior la luz que guía en Verdad a la Salvación individual.

Dios dice muy claramente cual debe ser nuestra preocupación prioritaria:

Oíd, oh cielos, escucha, oh tierra, y regocijaos, vosotros los habitantes de ellos, porque el Señor es Dios, y aparte de Él, no hay Salvador.

Esto también dice el Señor:

Yo, el Señor, soy misericordioso y benigno para con los que me temen, y me deleito en honrar a los que me sirven en rectitud y en verdad hasta el fin. Grande será su galardón y su gloria; y a ellos revelaré todos los misterios ocultos de mi reino desde los días antiguos, y por siglos futuros; les haré saber la buena disposición de mi voluntad tocante a todas las cosas pertenecientes a mi reino. Aun las maravillas de la eternidad…

O sea: sin rectitud no hay avance espiritual; la corrupción sigue morando en nosotros, y no podremos ser herederos de la promesa, por cuanto en el reino de Dios (que Jesús nos promete si somos fieles a su legado) es imposible que moren la pureza con la impureza; tal mezcla es tan imposible como la de aceite y vinagre en sus estados naturales.

En realidad, la contaminación del planeta es secundaria ante el peligro de la notoria corrupción que alcanza el alma humana en los tiempos actuales. Más que preocuparnos por el efecto invernadero, la toxicidad de los gases industriales, la tala de árboles, la matanza de ballenas, o la posible extinción del colibrí esmeralda, el lobo rojo, o el gorila de montaña, deberíamos alarmarnos muy seriamente por lo que verdaderamente está en peligro de extinguirse por fuego: el alma humana.

Yo doy testimonio de que es cierta la advertencia del Señor Jesucristo que aparece en Luc 16:19, cuando cuenta la historia de Lázaro el mendigo, que va al Paraíso, y el rico sin nombre, condenado al infierno. (Había perdido su nombre debido a la contaminación de su alma; por esa razón no aparecía inscrito en el libro de la vida)

No voy a describir aquí esa historia, pero les sugiero que la lean, porque contiene más verdad y conocimiento para salvación, que el que puedan hallar en ningún otro libro. La angustia tormentosa del rico en el infierno que ahí se relata, es un aviso para los que insisten en ignorar las advertencias de Jesús, el Hijo de Dios, de quien de nuevo doy testimonio; a quien vi el 2 de enero del 2009 (Él sabe que es cierto), y con quien conversé en visión. Su misericordia me alcanzó, exhortándome al arrepentimiento, bajo una amonestación severa debido al trato que había dado en mi blog a los defensores de la evolución, por haber respondido a sus insultos y descalificaciones con igual ofensa.

Categóricamente, el Señor me ordenó que no diera a nadie por muerto, pues yo mismo lo había estado, y Él me había rescatado. Me ordenó borrar cada insulto mío, uno por uno, dejando los otros, en más de 2000 debates; ello me llevó más de un mes. Y aprovecho la oportunidad por si ha quedado alguno, para que me lo hagan saber y pueda suprimirlo.

Posteriormente, el 13 de septiembre del 2011 me condujo en espíritu al infierno, y luego me dio evidencias de que esa visita había sido cierta, y que debía testimoniar sobre ella. Nunca me ha revelado el Paraíso; probablemente porque aun estoy lejos de él; pero prometo que si alguna vez Él me muestra al menos una pequeña parte de esa Plenitud, también hablaré de ello; contaré, para esperanza, todo lo que me autorice contar.

Más allá de esto, advirtiendo sobre el infierno, el propio Dios expone, refiriéndose a la resurrección de los muertos para juicio, cuando el Señor Jesús regrese:

Y saldrán, los que hayan hecho el bien, en la resurrección de los justos; y los que hayan hecho el mal, en la resurrección de los injustos.

“La resurrección de los injustos”… ¿de dónde resucitan? Sabemos que los justos van al Paraíso cuando mueren pero, si Jesús instruye en el capítulo 16 de Lucas que el mundo de los muertos está dividido en dos: Infierno y Paraíso: ¿A cual pertenecen los injustos sino al infierno? Y por si alguien quiere acomodar esto a sí mismo, diciendo que han sido buenos, y que eso no va con ellos, les remito la frase del Señor:

El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra

Todos somos pecadores, en mayor o menor medida, en público y/o en secreto; y jamás podremos estar en su presencia si morimos en pecado. Deberemos purgar nuestras faltas con dolor y sufrimiento, en el sitio preparado para ello desde el principio de los tiempos. Reajustemos el alma y el espíritu, pues no hay más tiempo que este para ponernos en paz con el Señor Jesús a través del bautismo por arrepentimiento y la fidelidad futura.

Aprovechemos los avances tecnológicos para todo tipo de bien; para todo lo que sea útil a la humanidad… pero huyamos como de la propia muerte, de la tecnología diseñada para conducir a la corrupción moral del espíritu. Sigamos con decisión inquebrantable la flecha que guía hacia Cristo, el rastro de sus pasos: Su Evangelio.

Si somos negligentes respecto a este aviso, haremos un muy mal negocio. Den por seguro que habría que pagar una hipoteca con un interés muy alto, y muy extenso en el tiempo, por una lúgubre y pavorosa residencia que, si nos esmeramos, todos podemos evitar.

*********

 

 

 

 

 

 

 


LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR NOS AFECTA.

enero 1, 2013

1º de enero/2013

Un sembrador salió a sembrar. Y al sembrar, una parte de la semilla cayó en el camino, y llegaron las aves y se la comieron. Otra parte cayó entre las piedras, donde no había mucha tierra; esa semilla brotó pronto, porque la tierra no era muy honda; pero el sol la quemó al salir, y como no tenía raíz, se secó. Otra parte de la semilla cayó entre espinos, que crecieron y la ahogaron. Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio buena cosecha; algunas espigas dieron cien granos por semilla, otras sesenta granos, y otras treinta. [Mat 13:3-8]

Ante todo, deseo dejar mis mejores deseos para que en este 2013 la Palabra del Señor Jesucristo ancle en sus corazones.

Empiezo este nuevo año con ese versículo porque me ocurrió algo extraordinario: Estando en una clase de Evangelio, solo dos alumnos, con el profesor analizando la explicación que posteriormente Jesús da a sus Apóstoles sobre esa parábola, en Mat 13: 18-23, vino a mí una revelación:

“Eso se corresponde con lo que has aprendido sobre los 3 Reinos de Gloria Celestial”

Y, ¿por qué es importante esa manifestación? ¿En qué edifica? En dos cosas:

En primer lugar, que se cumple su promesa de Mat 18:20:

“Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre,  allí estoy yo en medio de ellos.

Y en 2º lugar, que al hablar de espigas, se está refiriendo a frutos de cosecha, ya que la espiga es lo último que brota de la planta. Si habla de 100, 60, y 30 granos por espiga, claramente está refiriendo las categorías de frutos que el Señor establecerá para su selección… la selección de los reinos eternos a los que se refiere cuando repite tantas veces “el reino de los cielos”, así, siempre en plural. Es decir: tres categorías… correspondientes a 3 reinos de gloria celestial.

Eso es coherente con lo descrito en el artículo 185: LOS 3 REINOS DE GLORIA : Celestial, Terrestre, y Telestial, y clarifica el enigmático concepto tantas veces repetido por el Señor Jesús  sobre el ‘reino de los cielos’, así, en plural, durante sus 3 años de instrucción. (Mat 4:17; 5:3, 10, 19, 20; 7:21; 16:19; 18:3; 19:14 y 23; Luc 6:23; 10:20; 11:2; 12:33…)

El apóstol Pablo dice en 2ªCo 12:2-4:

“Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), fue arrebatado hasta el tercer cielo. Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar.”

Ese versículo nos da 3 informaciones:
1- Que hay un tercer cielo
2- Que en ese tercer cielo se encuentra el Paraíso de Dios. (a donde van los muertos que mueren en el Señor, habiendo sido bautizados en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, y habiendo muerto fieles al Evangelio de Jesucristo.)
3- Que si hay un 3er cielo, quiere decir que hay por necesidad un 2º y un 1º… ¡los ‘cielos’ de Jesucristo!

Con esos datos, volvamos a la parábola: La semilla representa al Evangelio de Cristo en cada corazón; habla por tanto de lo fructífero que cada cristiano puede llegar a ser. Al final, cuando sus ángeles vengan a recoger su pueblo, nuestro comportamiento y frutos nos asignarán un sitio en uno de esos reinos de gloria del Dios Creador, nuestro Padre Celestial; algo también coherente con lo que dice Mat 16:27:

“El Hijo del Hombre vendrá en la Gloria de su Padre y con sus ángeles para recompensar a cada uno según sus obras.”

Así, la espiga (léase cristiano) que dio 100 granos, rindió al 100%; o sea: al máximo. Por tanto, tendrá su sitio natural en la exaltación máxima, el 1er cielo… el máximo  sitio de Gloria: la Plenitud de Dios. Allí vivirá por siempre, bajo el gobierno de Cristo, y en la presencia del propio Dios. El grado de purificación que le da ese 100% le conduce a la Perfección; le hace apto para vivir bajo la ley de ese Reino Celestial. La pureza lograda le permitirá soportar la Gloria del mismo Dios.

Por otra parte, la espiga que dio 60 granos, rindió al 60%. O sea, no dio el máximo; un 40% se perdió por el camino. Por tanto, ya que no pudo cumplir con la Ley Celestial del 1er reino, que exige el 100%, tendrá que habitar un reino de gloria inferior, el 2ºreino, el sitio que le asignan sus frutos… su comportamiento en vida entre los hombres. 

Y por último, la espiga que dio 30 granos por semilla, categoriza al cristiano que, aun siendo una buena persona, no se esforzó todo lo que pudo. Su rendimiento solo fructificó un 30% de lo que podía dar… perdió un 70% por el camino.  De modo que no podrá responder a las exigencias del 1º ni del 2º reino de gloria celestial, y solo se le permitirá acceder al 3er reino de Gloria del que habló Pablo: el Paraíso de Dios, que aunque es la menor gloria, es una inmensa bendición, también contenida en la promesa de Jesús.

El resto, el que no sea hallado fructífero o connivente con uno o varios de los distintos tipos de pecados, deberá pagar el precio de su actitud en vida. En su deseo por justificar ‘pecadillos’, según un personal ‘espiritúmetro’, olvidan que Jesús dejó casi 50 versículos en los que advierte sobre la desobediencia. Uno de ellos, muy claro, cita de nuevo al reino de los cielos en plural; está en Mat 7:21:

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Y este otro, en Mat 10:22:

  “Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre;  mas el que persevere hasta el fin,  éste será salvo.

Sabiendo que Jesús dijo que solo entrará en sus reinos quien haga la voluntad del Padre (y el Padre no induce a los pecadillos) o quien persevere hasta el fin, o sea, hasta su regreso, ¿cómo es posible que puedan habitar un reino de gloria personas cuyos actos en vida les conducen al mismo infierno? La misericordia no puede reclamarle su parte a la justicia de Dios, porque le falta la esencia: ‘el arrepentimiento que nunca llegó‘.

Sin embargo, aun así podrán ser salvos los que hayan muerto en pecado. Después de pagar en el infierno un precio de punición en el espíritu, aun podrán optar por otros dos reinos de gloria: El Terrestre o el Telestial. No tienen el carácter de gloria celestial del reino de los cielos de los que habló Jesús; pero sí una gloria inferior. Y eso lo logran, si son bautizados… ¡gracias a la promesa de Mar 16:16:

El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

¡La promesa de Cristo les redime! El haber pecado, sin haber rechazado al Espíritu Santo, sin perjurar ni blasfemar contra Él, les permite beneficiarse de la misericordia de Jesús… aun después de muertos, si sus familiares en vida que hayan sido bautizados, se bautizan en su nombre, como ‘apoderados espirituales de ellos. Es algo difícil de aceptar por las distintas confesiones cristianas de hoy; sin embargo era una costumbre establecida por el Señor Jesús entre sus apóstoles, que el tiempo o la tergiversación humana, ha impedido que llegara a nosotros. Pablo habla de ello con toda claridad, en 2ªCor 15:29:  

De otro modo, ¿qué harán los que se bautizan por los muertos, si en ninguna manera los muertos resucitan? ¿Por qué,  pues, se bautizan por los muertos?”

Quien dilapida su existencia humillándose en el pecado, ofendiendo a Dios, defraudando a Jesucristo, y niega el Evangelio por propia voluntad, tendrá que pasar un tiempo de condenación sometido en muerte a aquel a quien se sometió en vida. Pero si un familiar suyo, habiendo sido sumergido en las aguas tal cual ejemplificó el Señor, bautizado en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, actúa como apoderado suyo en el mundo de los vivos, y se bautiza en su nombre, facilitará que, luego del tiempo de dolor que decida el Señor, este enviará ángeles suyos, con Su poder, al propio infierno para preguntar al que esté penando si ‘está preparado para recibir el Evangelio del Señor

Si lo acepta, es sacado de allí y enviado a una prisión espiritual, lejos ya del dolor, en donde comenzará a recibir el legado de Cristo. Si aprovecha esa oportunidad podrá obtener también su propia salvación eterna; aunque ya no en un reino de gloria celestial, pues en vida renunció a ella, pero al menos en otro reino de menor gloria (Terrestre o Telestial) fuera ya del infierno, sin padecer los terribles dolores del reino de satán.

Así se manifiesta una vez más en Jesucristo  la misericordia del Padre. Aunque antes la misericordia haya tenido que ceder paso a la Justicia y esta lleve a penar un tiempo en el infierno, condenado a un grado de punición según pecado, aun le queda la esperanza de la salvación. Una vez bautizado por algún familiar vivo (a su vez ya bautizado), la misericordia le reclama y le da su oportunidad si se arrepiente de sus pecados y acepta allí el Evangelio de Cristo.

Solo que será cuando Jesús vaya en su rescate: un milenio después de su venida;  cuando haya puesto en orden todas las cosas. Luego del juicio, no podrá vivir con Jesús, ni verá al Padre; pero vivirá bajo el gobierno del Espíritu Santo, si no blasfemó en su contra.

Por eso dice la Palabra de Dios, en Mat 12:32:

A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.

Visto todo esto, creo que la decisión más inteligente es luchar con todas las fuerzas por la opción de la promesa contenida en la parábola del sembrador, en Mat 13:3-8:

“Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio buena cosecha; algunas espigas dieron cien granos por semilla, otras sesenta granos, y otras treinta.”

¡Esforcémonos para entrar directamente en la Gloria Celestial!¡Que el infierno no nos vea el pelo! Rindamos al máximo, para que podamos disfrutar el máximo de las promesas de nuestro Señor Jesucristo, junto a Él, bajo su gobierno eterno… en la misma presencia de nuestro Dios y Padre Celestial.

**********

 


Los números de 2012

diciembre 31, 2012

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2012 de este blog.

Aquí hay un extracto:

4,329 films were submitted to the 2012 Cannes Film Festival. This blog had 44.000 views in 2012. If each view were a film, this blog would power 10 Film Festivals

Haz click para ver el reporte completo.


3ª RESPUESTA A ANTICIENCIA ATEÍSTA

julio 31, 2012

Continuando con las respuestas al anticientificismo ateísta, y dado que fue imposible debatir, por el clima de insulto y descalificación constante, presento otro párrafo-debate sostenido en el blog:

http://imaginario-nopensar.blogspot.com.es/2011/09/los-cristianos-son-ateos.html

En este caso se trataba de tres enfoques míos para centrar el debate:

1- El sol irradia luz, por tanto fotones; pero al margen de eso tiene su propia imagen como astro (sin nada que ver con los fotones que irradia)

2- Vemos la luz solar (del entorno) de color tendiente al blanco; pero si se pasa un rayo de esa luz por un prisma, se descompone en la gama de colores fotónicos (arcoiris). O sea, la vemos blanca, pese a estar integrada por fotones cuya vibración impone colores rojo, azul, amarillo… Y eso indica que no vemos fotones, sino imágenes: paquetes de información.

3-El doble anillo de Einstein, solo visible al alinear 3 galaxias y telescopio, prueba que vemos las estrellas en presente. En cuanto se desalinean, el efecto desaparece y se ven las 3 galaxias por separado. No son fotones trotones del pasado, sino una información visual del presente, vista en fracción de seg., aunque la galaxia más lejana está a 11 mil millones de años luz de distancia. A una velocidad por tanto, mayor que la de la luz.

La respuesta de Imaginario fue larga, así que la dividí en dos partes. En la 1ª leemos su alegación a las dos primeras preguntas:

Primeros dos enfoques Imaginario

 a-No se puede eximir a cuerpos radiactivos de emisión fotónica. ¿Ha oído hablar de los fotones gamma? ¿Y del telescopio de Cherenkov?

Hay mucha información visual de explosiones gamma. Ej: el 19/03/2008 hubo una cuyo flash duró sólo unos minutos. Swift lo vio y fotografió; así como otros telescopios. Sin embargo, aunque el brillo de ese estallido gamma fue a 7,5 mil millones de años de luz de la Tierra, se vio al instante. Por tanto la imagen o paquete de información, viajó a velocidad instantánea; o sea: muy superior a la de la luz, violando la causalidad de Einstein, a la que se aferran para decir que las estrellas tienen que tener miles de millones de años para que podamos verlas.

2- Sobre espectros electromagnéticos e imagen: Ud. no se sienta sobre un caimán pues ve que no es una silla, ni ordeña un alacrán, pues su imagen dice que no le dará leche y que le hará pupita. Todo cuerpo tiene imagen. Ud. ve la imagen de un patrón de uranio radiactivo, pero no la radiación fotónica que emite. Le puse de ejemplo al sol: emite fotones (espectro electmag.), que no ve; ve la luz que irradia: un paquete de información, una imagen tendiente al blanco, producto del fulgor de sus explosiones nucleares. Si quiere ver sus fotones, tendrá que pasar uno de esos rayos a través del prisma.

Pero además de eso, el sol, como cuerpo físico, tiene su imagen; y muy fotografiada. Un paquete de información independiente.

Respecto a los conos y bastoncillos: van después de la retina. Cuando Ud. mira, enfoca lo más directamente relacionado con el exterior: ¡las retinas! Y, ¿qué llega a la retina? ¡Una imagen de lo que mire! ¿Qué llega a los espejos del telescopio? ¡Una imagen del astro que enfoca! Esa imagen primigenia llega luego a los conos y bastoncillos, y allí se descompone según frecuencia fotónica, siendo procesados en el cerebro como impulsos nerviosos, para que Ud. pueda ver ‘en su pantalla personal.’ Pero el paquete de información que llega a la retina es una imagen; y llega a velocidad instantánea, muy superior a la de la luz, independientemente de la distancia a la que se encuentre el objeto que ve.

Su 3ª respuesta:

Enfoque de Imaginario

Enfoque de Imaginario

Ante la evidencia que niega la teoría antiCristo del ‘no vemos lo que vemos, sino fotones eternos del pasado’, Ud., y todos los que piensan como Ud., prefieren tirarlo a cachondeo. Es lo que siempre hacen cuando se quedan sin respuestas. Yo sigo siendo coherente y claro:

Mediante el telescopio espacial Hubble, los investigadores Raphael Gavazzi [Space Telescope Science Institute] y Tommaso Treu [Univ. de Santa Bárbara, California], detectaron  un doble anillo de Einstein, proveniente de 3 galaxias distantes: 3, 6, y 11 mil millones de años luz, respectivamente.

Al instante de alinearse las 3 con el telescopio, la imagen de la 1ª galaxia se plegó sobre la 2ª, formando el 1er anillo. Y la imagen de la 2ª galaxia se plegó sobre la 3ª, creando el 2º anillo. Eso exigió coincidencia en tiempo; búsquelo ahora y verá que es imposible localizarlo. ¿Dónde están pues los fotones trotones del pasado? Fue un hecho contemporáneo y temporal que duró solo el tiempo en que los implicados estuvieron alineados con el telescopio. y se vio al instante; igual que han sido vistos todos los otros dobles anillos en la historia de la astronomía.

Así, el anticientificismo de ‘fotones trotones del pasado’no cuela. La imagen solo pudo ser posible durante el tiempo de alineación temporal de  3 galaxias y telescopio. En cuanto uno de los implicados se desalineó, se perdió la imagen de doble anillo. Es imposible, desde conocimiento, lógica, y razón, la intervención de ningún fotón paleolítico o de cualquier otra era que se invoque en el nombre de la diosa selección natural.

Y la imagen se vio en una fracción de seg., aunque la galaxia más lejana distaba 11 mil millones de años luz. ¿A qué velocidad tuvo que viajar esa información hasta el telescopio? ¡Pues a una mayor que la de la luz!

Es irracional ocultar la verdad visible, solo para decir que el mundo no tiene la edad que le asigna la Biblia, sino los hipotéticos miles de millones de años que la diosa ateísta impone al hipotético dinosaurio hermafrodita para trasmutar en ruiseñor. Decir eso, siendo inobjetable la independencia sexual de ambos, y sabiendo la incompatibilidad genética entre padres y madres de dinosaurio y ruiseñor, no es ciencia sino capricho. Filosofía ignorante pura y dura, no conocimiento.

Algunos pensarán que insito en neutralizar la apología de la página de Imaginario porque odio al ateo; pero no es cierto. Lo que combato es que se denigre con tanta saña al Señor Jesús aunque Él dio su vida por todos; ateos incluidos. Lo que combato es la verdadera fuente del odio, pues he conocido el peligro de su nido. En realidad siento una gran pena por las personas que han decidido cavar trincheras contra el Evangelio de Cristo; y lo siento porque me los imagino frente al Señor, en el día de las respuestas, cuando el Juez, ya sin opción de perdón, le diga:

¿Por qué insististe en hacerte daño? ¿Por qué coceaste contra el aguijón, pese a todas las advertencias que te hice llegar? Ahora es tarde para ti.”

**********