LAS OVEJAS DE OTRO REDIL

Jesús dijo, en cierto momento, durante su Evangelio a los judíos, en Jn 10:16:

“También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también me conviene traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor.”

Vaticano y resto de iglesias dicen que esas otras ovejas hacían referencia a los gentiles, los no judíos. Pero no es cierto; es un error que lleva ya varios siglos y que, inconcebiblemente, nadie se apresta a reparar. La propia Biblia católica (raíz de todas las Biblias) instruye sobre ese asunto: Su Padre Celestial solo le envió a recoger las ovejas perdidas de Israel. El Evangelio y bautismo a gentiles solo llegó después de su crucifixión; primero con Felipe, cuando Saulo aun no se había convertido en el apóstol Pablo, y participaba y aprobaba el martirio de Esteban, en Hch 8:1-5 :

‘… Y Saulo consentía en su muerte (de Esteban). Y en aquel tiempo fue hecha una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén; y todos fueron esparcidos por las tierras de Judea y de Samaria, salvo los apóstoles. Y unos varones piadosos llevaron a enterrar a Esteban, e hicieron gran lamentación por él. Y Saulo asolaba la iglesia entrando de casa en casa, y arrastrando hombres y mujeres los entregaba en la cárcel. Pero los que fueron esparcidos, iban por todas partes predicando la palabra. Entonces Felipe descendió a la ciudad de Samaria, y les predicaba a Cristo.’

Luego el Señor se apareció a Saulo y también le dio la orden a él de predicar a los gentiles; llamamiento que trasmutaría su vida, convirtiéndole en el último apóstol de Jesús en aquella dispensación. Más tarde llamó a Pedro, y este ya lo convirtió en norma.
Hch 8:5-12 narra el 1er bautismo a los gentiles… luego de la crucifixión, muerte y resurrección de Cristo:

“5-Entonces Felipe descendió a la ciudad de Samaria, y les predicaba de Cristo. Y el pueblo, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo los milagros que hacía. Porque espíritus inmundos, dando grandes voces, salían de muchos poseídos; y muchos paralíticos y cojos eran sanados… 12- Pero cuando creyeron a Felipe, que les predicaba acerca del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, fueron bautizados, así hombres como mujeres.”

Esa verdad respecto a que con las ‘ovejas perdidas de Israel’ Jesús no se refería a los gentiles, sino al pueblo judío de la primera diáspora, está escrita; solo que satanás impide que sus bestias negras, los ‘teólogos’, propaguen tal conocimiento. Veamos:

Mat 10:5-6 …a estos doce envió Jesús, a los cuales dio mandamiento, diciendo: “Por el camino de los Gentiles no iréis, y en ciudad de Samaritanos no entréis; Mas id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel.”

También lo alecciona en el pasaje de la mujer cananea (gentil), en Mat 15: 22-24:

‘Y he aquí una mujer cananea, que había salido de aquellos términos, clamaba, diciéndole:
— Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí; mi hija es malamente atormentada del demonio. — Mas Él no le respondió palabra. Entonces llegándose sus discípulos, le rogaron, diciendo:
— Despáchala, pues da voces tras nosotros. — Y Él respondió: — “No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.”—

Al final no la rechazó, debido a que la insistencia de la fe de la mujer, reconociéndole como Hijo del Dios Todopoderoso, activó la misericordia mesiánica. Pero estos versículos dejan patente que Jesús, siempre obediente a Su Padre, jamás fue personalmente a los gentiles mientras vivió; les aceptó si iban a Él por propia voluntad, mas ni les buscó… ni oyeron ‘Su’ voz, pues no era el plan de Dios en aquel momento.

El pueblo de Dios, Israel, debía ser el primero en oír la Palabra del Mesías largamente anunciado; pero estaba escrito que, así como antes muchos malos judíos habían apedreado a los profetas anunciadores, también otros muchos le negarían a Él mismo cuando se manifestara en carne y sangre. Así se cumplirían las Escrituras de Mat 19:30 y 20:16; Mar 10:31; y Luc_13:30, que dicen que ‘muchos primeros serán postreros, y muchos postreros primeros: porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.’

El Nuevo Testamento enseña que había otro rebaño judío; por ej. la profecía de Caifás, en Jn 11:51-52:

‘Y esto no lo dijo de sí mismo; sino que como era el sumo sacerdote aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación; y no solamente por aquella nación, sino también para reunir en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos.

El propio Jesús dejó patente que no lo había dicho todo, que la instrucción estaba incompleta; y que enviaría al Espíritu Santo para que se encargara de ir llevando conocimiento sobre su iglesia actuando sobre personas fieles y hambrientas de la Verdad. Lo leemos en Jn 16:12-13:

“Aún tengo muchas cosas que deciros, mas ahora no las podéis llevar. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, Él os guiará a toda verdad; porque no hablará de sí mismo, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber las cosas que han de venir.”

Todo ello evidencia que al decir: “También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor”, no se refería a gentiles, sino a judíos… que Él sacó de Israel 600 años antes, enviándoles al continente americano: el pueblo de Nefi… al que sí se presentó una vez resucitado para hablarles y dejarles su Evangelio, tal cual aparece en el Libro de Mormón.

El Libro de Mormón da el mismo Evangelio que el Nuevo Testamento que Jesucristo legó en Galilea, Judea, y dondequiera que pasó sus tres últimos años en el mundo. Solo puntualiza y aclara varios aspectos que la gloria de hombres infieles, sacerdotes falsos, tergiversó, y/o cercenó, a lo largo de varios siglos de oscurantismo espiritual.

Solo la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días sabe que esas otras ovejas eran un resto de la casa de Israel que el Señor llevó a América en el 600 aC; y se debe a una revelación a José Smith, quien había visto y hablado con el Padre Celestial y con Jesús. Él conoció esta realidad mientras traducía el Libro de Mormón, y dejó ese legado escrito para la posteridad de los fieles.

Muchos critican a la iglesia mormona; quizás afectados por errores de algún miembro o quizás debido al rechazo que satanás suele poner en todo cristiano cuando se trata de aceptar a otras congregaciones distintas a las que se frecuenta. Todos creen que su iglesia es la verdadera; pero yo no defiendo ninguna iglesia dirigida por hombres, pues todos somos imperfectos y cometemos errores; lo que defiendo es la Palabra Perfecta. Y les aseguro que ninguna iglesia tiene mejor palabra que la iglesia mormona, pues fue única aclarando conceptos como el bautismo por los muertos, del que Pablo da testimonio en 1Co15:29:

“De otro modo, ¿qué harán los que se bautizan por los muertos, si en ninguna manera los muertos resucitan? ¿Por qué, pues, se bautizan por los muertos?”

Es evidente que el Señor Jesús estableció esa ordenanza del bautismo por los muertos que tan directamente tocaba el tema de la resurrección, ejemplificada por Él mismo… y que en algún punto del camino de la iglesia cristiana, la gloria de hombres, una de las herramientas más usadas por satanás, la borró.

Es la ordenanza de la compasión, el medio previsto por nuestro Dios para que a todos quienes murieron, mueran y morirán lejos de Cristo también pueda alcanzarles su misericordia. Sin embargo nadie, de ninguna iglesia, salvo la mormona, sabe explicar ese versículo. Hoy por hoy, sigue siendo un enigma tan grande que todos prefieren obviarlo, e incluso negarlo, solo por no ser capaces de interpretarlo. ¿Pero cómo entender aquello de lo cual no se conoce? Y, ¿como conocerlo si no se quiere aceptar, porque se sigue más la gloria de hombres que la gloria que viene de Dios?

El propio Jesús advirtió de este peligro en Jua 5:39-44:

“Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí. Y no queréis venir a mí para que tengáis vida. Gloria de los hombres no recibo. Pero yo os conozco, que no tenéis amor de Dios en vosotros. Yo he venido en el nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis. ¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que sólo de Dios viene?”

Los errores de los hombres son otro asunto; hace años recibí en el Espíritu que ninguna iglesia condena ni ninguna salva, pues perdición y salvación habitan el corazón humano. Pero Dios me trajo a esta, que tiene la mejor Palabra; y no dudo de su legitimidad.

Yo también he visto y oído al Sr. Jesús durante un período de oración y ayuno, en el 2008; una vez, mientras oraba, me amonestó por mi mal comportamiento como cristiano. No gano ni un centavo al escribir estas palabras; ni siquiera un ápice de gloria, puesto que lo único que logro de la gente a quien no soy indiferente, es que me tilden de loco. Pero no puedo callar, no sea que luego el Señor me reprenda por no cumplir con mi obligación de hablar sobre lo que se me dio para testimonio.

Quien lea estas palabras podrá reírse de mí; podrá calificarme de la forma que más conveniente le resulte… pero ya no podrá decir, durante su momento de respuestas, que no sabía estas cosas, que no se las imaginaba, o ni siquiera tenía ideas sobre ello. Pecarán contra conocimiento, pues ya son partícipes del mensaje.

El libro de Mormón y el Nuevo Testamento, son la guía más segura y asombrosa que he tenido desde el 2006. Yo pertenecía entonces a la iglesia evangélica; allí sostuve muchos debates debido a las revelaciones que recibía y trasmitía; por ej: que la iglesia no necesitaba ‘reformas ni reformistas’, sino ‘Restauración de la palabra original’, pues lo que viene de arriba es perfecto y ningún reformista puede mejorarlo.

Un día, al salir de mi casa, vi que alguien había dejado sobre la jardinera del frente a la puerta del ascensor, un libro de Mormón y un folleto: La Restauración del Evangelio de Cristo; ambos desconocidos por mí hasta entonces. Mi asombro alcanzó el máximo nivel al recogerlos y leerlos. Todo cuanto yo había recibido a través del Espíritu, y que tanto debate había levantado en las iglesias evangélicas a las que asistía, las vi escritas por primera vez en mi vida en ese maravilloso libro y el folleto adjunto.

Les testifico que si toman en sus manos el Libro de Mormón, piden con el corazón al Señor que les confirme de su legitimidad, y luego lo abren y leen lo que aparezca ante sus ojos, el Espíritu Santo llevará esa convicción a sus corazones, sin ningún género de dudas. Solo hay que pedir con fe.

Y dejo tal testimonio como lo recibí: con toda humildad, deseando que la Luz de la Verdad rompa y penetre las tinieblas, en el Santo nombre de nuestro Señor Jesucristo. Amén

***********

Anuncios

6 Responses to LAS OVEJAS DE OTRO REDIL

  1. El problema es que los mormones predican a un jesús desfigurado, no al Jesús bíblico, autentico que la historia nos muestra. Ejm.

    El Jesús de los Mormones es un dios, uno entre muchos (los mormones) “Este Jesús se hizo un dios gracias a su obediencia y esfuerzo constante durante su estado pre-existencial. (Ver “El Evangelio a través de los Tiempos”, pag. 51, por M.R. Hunter) “Se hizo un hijo de Dios tal y como nuestro niños son hijos”.(Ver” Las doctrinas de la salvación”, vol. 1, pag 12 by J.F. Smith)

    En cambio Jesús de la Biblia es Dios hecho carne (la biblia) El Jesús de la Biblia es la Deidad absoluta y eterna. La Escritura lo revela así en Juán 1:1, Romanos 9:5, Tito 2:13 y Hebreos 1:8 : El fue y es eternamente Dios Hijo. Su eterna filiación es presentada bíblicamente en Juan 1:18, Colosenses 1: 12-19, Hebreos 1: 8 y Salmo 2:7.

    El Jesús Mormón es el resultado de un acto sexual (los mormones) El Jesús de la religión Mormona fue concebido tras la unión sexual entre el dios Mormón y María, quien era una mujer bígama. Ella estaba casada con José y con dios, un dios que los Mormones afirman es un hombre exaltado y con el cual ella mantuvo relaciones sexuales que dieron como resultado el cuerpo físico de Jesús. “Cuando la virgen María concibió al Niño Jesús, el Padre lo había procreado a su misma imagen. El no fue engendrado por el Espíritu Santo Y quién fue el padre? El (Jesús) fue el primero en la familia humana, y cuando él adquirió un tabernáculo (un cuerpo) su padre en el cielo lo engendró, de la misma manera como lo fueron los tabernáculos (los cuerpos) de Caín, Abel y el resto de los hijos e hijas de Adán y Eva; de los frutos de la tierra, los primeros tabernáculos terrestres fueron originados en sucesión por el padre y el hijo…..Jesús, nuestro hermano mayor, fue engendrado en la carne por el mismo ser que estaba en el Jardín del Edén y quien es nuestro padre celestial” (El diario de los discursos” 1:50-51)

    En cambio Jesús bíblico tuvo un nacimiento virginal (la biblia) El Jesús que nos presenta la Biblia nació de una Virgen, como resultado de la acción del Espíritu Santo. En Isaías 7:14 y en Mateo 1:23-25 leemos como el Espíritu Santo fue la fuente del embarazo de María.

    El Jesús Mormón es el hermano de Lucifer (Satanás), otro hijo del dios de los Mormones La Teología Mormona presenta a su Jesús como un hermano de Lucifer, el Maligno que quería ser el salvador del mundo (ver : “El evangelio a través de los tiempos”, pag. 15, por M.R. Hunter). Los Mormones escriben: “Y el Señor dios le habló a Moisés diciendo: Aquel Satanás a quien tú has ordenado…..vino ante mí diciendo ‘Mira, aquí estoy, envíame, yo seré tu hijo y redimiré a toda la humanidad , en verdad lo haré; por lo tanto, confiere sobre mí tu honor. “Pero, mira, mi hijo amado, quien fue mi amado y escogido desde el principio, me dijo -Padre, que se haga tu voluntad y que la Gloria sea tuya por siempre”. (La perla de gran precio, Moisés 4: 1-2).

    El Jesús de la Biblia es el Hijo ÚNICO engendrado (la biblia) El Jesús de la Biblia es el único (solo, único) Hijo, como lo revela Dios en Juan 3:16. El Jesús de los Mormones necesita ser salvado (los mormones) El Jesús Mormón necesitó él mismo ser salvado una vez. (ver el periódico “Deseret News, Abril 11, 1857 y “La Doctrina Mormona”, pag. 257.
    Los líderes Mormones han admitido que ellos creen en “otro Jesús”, no en el Jesús histórico y bíblico del Cristianismo (ver “Ensign”, Mayo 1977, pag 26)

    En la Biblia Jesús es adorado. (Mateo 8:2, Marcos 5:6, Lucas 24:52, Juan 9:38, Hebreos 1:6). El mormonismo enseña que Jesús no debe ser adorado. Bruce McConkie declara: “Nosotros no adoramos al Hijo.” (Our Relationship with the Lord – Nuestra Relación con el Señor, página 5). Para el mormón, Jesús es meramente “un miembro importante de la Deidad.” (Ensign – Enseña, Enero 84, página 17). Los líderes mormones han admitido que ellos creen en otro Jesús. Uno de los oficiales de la iglesia mormona declaró: “Es verdad que muchas de las iglesias cristianas adoran a un Jesucristo diferente del que es adorado por los mormones.” (Ensign – Enseña, Mayo 77, página 26).

    La salvación no se obtiene adorando a un Cristo falso.

    • jolimu dice:

      Estoy de acuerdo contigo: “La salvación no se obtiene adorando a un Cristo falso”. A partir de la muerte de José Smith, el profeta (que sí lo fue), comenzaron a pulular los teólogos en la iglesia mormona; pero ya los había también en el resto de congregaciones cristianas. Ese momento marcó la decadencia del Evangelio en todas las iglesias; yo tengo problemas hoy, debido a que defiendo que ninguna iglesia actual tiene nada que ver con la iglesia enmarcada en el Libro de Mormón, Doctrinas y Convenios, La Perla de Gran Precio, y el Nuevo y Antiguo Testamento.
      El Evangelio que los hombres predican actualmente, pese a que Jesús se entregó en la cruz al 100%, es un Evangelio del 50%; hablan sólo de las promesas (50% del Evangelio), y callan con obstinación y tozudez cada una de todas las advertencias que el Señor hizo a su iglesia. Tanto del Nuevo y Antiguo Testamento, como de los libros base de la Iglesia mormona: Libro de Mormón, Doctrina y Convenios, y Perla de Gran Precio. Y no sólo eso, sino que lo hacen intercalando algunas lascas de mentiras como en un sándwich. Se predican doctrinas de hombres, envueltas en las promesas del Cristo, y se omiten siempre, en todos los casos, las advertencias de Jesucristo, que fueron muchas. (50% del Evangelio). Y no solo se callan las advertencias del Antiguo y Nuevo Testamento, sino también las incluidas en el Libro de Mormón, Doctrinas y Convenios, y Perla de Gran Precio (más de 150; yo tengo la lista hecha). Desde el inicio del libro de Mormón, el libro de 1ª de Nefi, Capítulo 15, ya se deja claro la presencia de un infierno y un Paraíso que esperan a la muerte física del ser humano; se deja muy claro todo lo referente a la impureza y la pureza, así como la incompatibilidad entre ambas. Otra cosa es la tergiversación que hombres inducidos por el diablo, han introducido en las iglesias. Pero la profecía de 2ª Nefi 28, medio siglo aC, ya advierte que estas cosas ocurrirían entre los cristianos; y están ocurriendo en todas las congregaciones, no solo en la mormona.
      Pero eso es cosa de hombres; cada persona, en su momento, estará ante el Señor dando cuentas por su actos y por el uso que durante su vida dieron a las Sagradas Escrituras. A todos: cristianos de cualquier denominación, musulmanes, bantúes, ateos, etc , se nos juzgará por nuestros actos particulares… pero habrá mayor condenación para aquellos que pecan contra mayor conocimiento. Y el conocimiento está en el legado escrito, que es inmutable y trasciende los siglos, las culturas, y las intenciones del corazón.
      La iglesia mormona actual es una amalgama de criterios de hombres sin autoridad (te aseguro que ninguno está escuchando la voz de Cristo) que se jactan de ella. La soberbia entró en la iglesia desde el instante en que murió José Smith, el profeta. Y el primer acto de soberbia fue introducir la poligamia en la iglesia. Pero fue un error de hombres; la mujer de Joseph Smith, Emma, criticó al sucesor sobre este asunto, recordándole que José Smith jamás practicó la poligamia. Por eso ella se fue de la iglesia. La cuota de poder tiene ese efecto sobre todos los hombres: aumento exponencial de la egolatría, soberbia, y vanidad.
      Pero te exhorto a que busques contradicción en un solo versículo de cualquiera de las Escrituras… exceptuando Doctrinas y Convenios 138, la falsa revelación de Joseph Fielding Smith, del 1918, que es la mayor blasfemia de los nuevos líderes. No hay contradicciones entre los tres libros de la iglesia mormona y el Antiguo/Nuevo Testamento. Se complementan y ratifican, pero no se contradicen.
      Yo vivo según las Escrituras, y defiendo la credibilidad de éstas, porque todos seremos juzgados según lo escrito; y eso es lo que propugno, fuera y dentro de la iglesia mormona. Porque te aseguro que nadie escapa; en el 2008 el Señor me dijo que ninguna iglesia le es fiel; y lo he comprobado con el paso de los años. En otro momento me hizo saber que el mejor de los teólogos humanos debería permanecer atado a un cedro, hasta que el sentimiento de fidelidad a Él calara sus huesos… y también lo he comprobado. Todos los líderes cristianos se han vuelto políticamente correctos; todos se comportan como políticos en busca de un voto. Ni uno levanta su voz para predicar sobre el fin de los tiempos, cuando el Señor venga a acrisolar a la humanidad, antes del inicio del Milenio. Ninguno advierte sobre la terrible desolación que vendrá sobre los inicuos, sobre los que son cómplices de inicuos, y sobre los falsos cristianos que practican algún tipo de iniquidad o la permiten dentro de sus hogares. Y nadie que calle estas advertencias (50% del Evangelio) está predicando el Evangelio de Cristo; sea de la congregación que sea. Todos son falsos.
      A quien muera en impureza le será negada la entrada al Reino de los Cielos; tendrá que ir al infierno, con satanás y sus huestes, a esperar allí el regreso del León de Judá, que no será con flores, sino con espada y fuego. Es una ley celestial escrita en el Antiguo/Nuevo Testamento, el Libro de Mormón, Doctrinas y Convenios, y la Perla de Gran Precio. Y ese es el mensaje que debe dar el cristiano. La amonestación activa nuestros radares y conduce al arrepentimiento si el corazón es bueno. Y ello lleva al bautismo y al compromiso eterno de fidelidad con Cristo, y con el Evangelio que Él recibió del Padre Celestial. Pero ninguna iglesia lo dice, ninguna advierte; todas han adulterado la Verdad de la Advertencia; todos la han sacado del Evangelio, todos la callan. Y todos responderán por ello.
      Está escrito en la parábola del sembrador, donde se advierte sobre los que son fructíferos al 30, 60, 0 100%. Las bendiciones y las condenaciones serán cuantificadas: quien muera siendo infructífero, irá a un sitio del infierno acorde a su nivel de infidelidad (yo estuve allí), hasta el regreso de Cristo; y quien muera siendo fiel al 18% no recibirá la misma bendición del que lo haya sido al 30. Ni éste recibirá lo mismo que quien lo haya sido al 60, ni este recibirá lo mismo que quien lo haya sido al 80, al 90, o al 100% (la exaltación para estos últimos). Esa es la Verdad; y no se está diciendo en ninguna iglesia del planeta.
      Gracias por tu tiempo.

      • Contradicciones entre “el libro de Mormón” y “Doctrinas y Convenios”
        HAY UN SOLO DIOS:
        Mosiah 15:1,5; Alma 11:28; 2 Nefi 31:21, Alma 11:27-39, 44; Mormón 7:7; 3 Nefi 11:27
        Pero LDS[1] enseña una pluralidad de dioses DyC[2] 121:32; 132:18-20, 37.

        DIOS ES UN ESPÍRITU
        Alma 18:26-28; 22:8-11;
        Pero DyC 130:22 enseña que Dios tiene un cuerpo.

        DIOS MORA EN EL CORAZÓN
        Que sí Alma 34:36
        Que no DyC 130:3

        DIOS NO CAMBIA
        Mormón 9:9,19; Moroni 8:18; Alma 41:8. ¿Era hombre ahora es Dios?

        LA TRINIDAD:
        Alma 11:44; Mosiah 15:5; 2 Nefi 31:21. Dicen que son tres dioses.

        DIOS EL PADRE: – Redimió al hombre Mosiah 13:32;
        Lo creó todo Jacob 4:9

        JESUCRISTO – Es Dios 2 Nefi 10:3; Mosíah 16:15; Nació de una virgen Alma 7:10; Lo creó todo 3 Nefi 9:15; Se le ora 3 Nefi 19:18; Es llamado Dios 3 Nefi 19:18.

        DIOS NO PUEDE MENTIR Eter 3:12; Enós 6 2 Nefi 9:34,
        Pero según PGP[3] El Libro de Abraham 2:22-25, Dios manda a Abraham a mentir.

        CONDENACIÓN DE LA POLIGAMÍA Jacob 1:15; 2:23, 24, 27, 31; 3:5; Mosíah 11:2, 4; Eter 10:5,7
        Pero DyC 132:1, 37-39, 61, manda absolutamente la Poligamia para ser salvo.

        CONDENACIÓN DE MINISTROS PAGADOS 2Nefi 26:31; Mosíah 27:5
        Pero según DyC 42:71-73; 43:12-13; 51:13-14.

        SOLAMENTE LAS IGLESIAS CORRUPTAS PROMETEN PERDÓN POR DINERO: Mormón 8:32,
        Pero DyC 64:23 dice que los miembros que no diezman van a ser quemados en la Venida del Señor. Es lo mismo, ¿No?

        INFIERNO ETERNO: Jacob 3:11; 6:10; 2 Nefi 19:16; 28:21-23; 1 Nefi 28:22; Mosíah 16:11; 27:31; Alma 41:4-8; 42:16,
        Pero DyC 76:43; 76:70-112 enseña universalismo (todos o casi van al cielo mientras pocos hay que son salvos).

        EL ESPIRITU SANTO: -Mora en el hombre Alma 18:35
        Es Dios Alma 18:28.

        LA PALABRA DE DIOS: No puede cambiar Alma 41.8,
        Pero DyC 56:4-5 sí puede cambiar.

        EL HOMBRE NO PRE-EXISTE: Jacob 4:9; Alma 18:28, 34-36,
        Pero DyC 93:23, 29-33; PGP El Libro de Abraham 3:18; 3:21-23 sí existió en la mansión de Dios el Padre.

        LA FINALIDAD DE LA MUERTE: Mosíah 2:36-39; Alma 34:32-35 pero según DyC 76:106-112; 88:99 que sí existe una oportunidad después.

        PAGANOS SALVOS SIN BAUTISMO: Moroni 8:22-23; 2 Nephi 9:25-26; Mosíah 15:24-27;
        Pero DyC 128:5, 17-18enseña que sí es necesario.

        LA REDENCIÓN DE LA HUMANIDAD ES A TRAVÉS DE EL SEÑOR: Alma 1:4; Cristo Alma 22:13; Jesucristo Mormón 9:12; Dios Mosiah 13:32; El Creador 2 Nefi 9:5.
        La Iglesia mormona dice que es a través de José Smith y la Iglesia.

        Contradicciones por todos lados, Crees que Dios es todopoderoso? si tu respuesta es si, entonces porque crees que el todopoderoso NO guardo su palabra a través de los tiempos? Hubo un descubrimiento que fue conocido mundialmente, en las cuevas de Qumram, a orillas del mar muerto, “los rollos del mar muerto”, han sido llamados el mayor descubrimiento de manuscritos de los tiempos modernos. Fueron descubiertos entre 1947 y 1956 en once cuevas a lo largo de la costa noreste del Mar Muerto, comprenden los restos de entre aproximadamente 825 y 870 rollos. fueron escritos durante el período entre el 200 a.C. y el 68 d.C. Analizados por arqueólogos y filólogos, se descubrieron fragmentos de cada libro del Antiguo Testamento (canon hebreo), excepto del libro de Ester. Ahora, identificados entre los rollos, existen 19 fragmentos de Isaías, 25 fragmentos de Deuteronomio y 30 fragmentos de los Salmos. El rollo de Isaías, virtualmente intacto, contiene algunas de las más dramáticas profecías Mesiánicas. Es 1.000 años más antiguo que cualquier copia previamente conocida de Isaías. hay fidelidad a las escrituras de hoy!, encontramos que los textos bíblicos concuerdan sustancialmente con el texto Masorético, como también con variantes de traducciones del Antiguo Testamento. Se comprende entonces QUE DIOS GUARDA SU PALABRA A TRAVÉS DE LOS TIEMPOS!! Los mormones mienten para introducir su libro “novela” del mormón. Lee la biblia y cree en el Jesús bíblico.

      • jolimu dice:

        Contradicciones entre “el libro de Mormón” y “Doctrinas y Convenios”.
        Sobre los dioses.- En Jn 10:33-34, cuando los malos judíos (pues los hubo buenos) apedrean a Cristo, acusándole de presentarse como Dios, la respuesta de Jesús les remite al Salmo 82: “1 Dios está en la reunión de los dioses; En medio de los dioses juzga… 82:6 Yo dije: Vosotros sois dioses, Y todos vosotros hijos del Altísimo; 82:7 Pero como hombres moriréis…” Y en Génesis, el propio Dios dice: “Hagamos al hombre…”, hablando en plural. Siento que tú no tengas ese conocimiento, pero es así; no hay contradicción: Hubo y hay concilio de dioses en los cielos; pero hay un Dios Todopoderoso, que está en Jerarquía y control Supremos.
        Dios es un espíritu.- Y los espíritus tienen cuerpo; siento que no puedas entenderlo: Gen 1:26; Gen 8:1; Exo 24:10-12; Exo 31:18; Exo 33:20-23; Num 12:6-9; Amos 5:22-23. Y si Adán tuvo cuerpo de carne y huesos; ¿por qué Dios no puede tenerlo? En el pasaje de Jesús glorificado, Luc 24:38-42, atravesando la pared para presentarse a sus apóstoles, pide incluso algo de comer, y lo hace con cuerpo de carne y huesos.
        Dios mora en el corazón.- Es una parábola; igual que cuando tú le dices a alguien que lo llevas en tu corazón. Si Dios mora en tu corazón, tú siempre intentarás hacer lo correcto; lo mundano es impuro por naturaleza; como Dios no mora en los corazones de lo mundano, el mundo ejecuta el mal. Jesús dice “En casa de mi Padre, muchas moradas hay”; se refiere al Reino de los Cielos.
        Dios es inmutable.- Lo dicen todas las Escrituras; no hay contradicción
        La Trinidad.- No mientas; nuestras Escrituras no contradicen la Biblia, que habla de la Trinidad; en realidad esto se explica mejor. Jamás se habla de tres dioses en las escrituras de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días: Los tres versículos que tú citas instruyen sobre un solo Dios: Alma 11:44: “… a comparecer ante el tribunal de Cristo el Hijo, y Dios el Padre, y el Santo Espíritu, que son un Eterno Dios…”; Mosiah 15:5: “habiéndose sujetado al Espíritu, o el Hijo al Padre, siendo un Dios…; ”2ªNef 31:21: “la única y verdadera doctrina del Padre, y del Hijo, y del Espítiru Santo, que son un Dios sin fin. Amén”.
        Dios el Padre redimió al hombre.- Mosiah 13:32 “ningún hombre podía ser salvo sino por medio de la redención de Dios 33 Pues he aquí, ¿no les profetizó Moisés concerniente a la venida del Mesías (Cristo), y que Dios redimiría a su pueblo? Como se puede ver, no hay contradicción con la Biblia; incluso se explica mejor que en Jn 14:8-10: “8Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. 9 Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? 10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras.
        Sobre Jacob 4:9. La Creación se debió a una orden del Dios Padre; por eso se le llama el Dios Creador, el Todopoderoso. Se explica bien en Jn 5:19: “Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente.” No hay contradicción.
        Jesucristo es Dios: Me remito al principio de este escrito, Salmo 82: “Vosotros, Dioses sois”; el propio Jesús repitió esas palabras del Padre. El concilio de los Dioses es un hecho; una realidad. Siento que no puedas entenderlo; no endurezcas tu corazón contra la Palabra, por favor; no te conduce a nada bueno.
        Abraham no mintió.- Sara era hija del padre de Abraham (Gen 20:12); la tuvo con otra mujer. Era su hermanastra. ¿Cometió pecado? No. Las leyes del incesto fueron dadas por Moisés 500 años después de Abraham. Por tanto, él no podría ser responsabilizado por leyes que aún no habían sido promulgadas.
        Condenación de la Poligamia.- Ese es el lastre de la Iglesia; yo personalmente veo en ello un error de hombre, una prevalencia de la testosterona sobre el espíritu. Pero José Smith no la practicó nunca. Lo inició su sucesor, Brigham Young; la mujer de José Smith le amonestó, pero él siguió adelante con eso. Le hizo y le hace un gran daño a la iglesia que hombres como tú usen ese error para denigrar la Verdad; mediante un error de hombre. En la presentación del Libro de Mormón, en su primera página, dice: “Y ahora bien, si hay faltas, éstas son equivocaciones de los hombres; por tanto, no condenéis las cosas de Dios, para que aparezcáis sin mancha ante el tribunal de Cristo.” Así que, por tu propio bien, te sugiero seas sensato y no combatas contra la Palabra de Dios.
        La ley del Diezmo es de Dios, y encierra una promesa.- Malaquías 3:8 ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. 3:9 Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. 10 “Traed (imperativo) todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.
        Sobre el infierno y DyC 76.- Los versículos que tú mencionas son coherentes con la promesa del infierno eterno dado en Apocalipsis 20. Pero será después del Milenio. DyC 76 aclara lo que pasará después del milenio, después del verdadero juicio final. Y es coherente con la Biblia. Veamos:
        Marcos 4:11 Y les dijo: “A vosotros os es dado saber el misterio del reino de Dios..” (O sea, les está hablando sobre el reino de los cielos.)
        4:15 “Y éstos son los de junto al camino: en quienes se siembra la palabra, pero después que la oyen, en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones.” (Estos son los que irán al infierno eterno, de DyC76)
        4:16 “Estos son asimismo los que fueron sembrados en pedregales: los que cuando han oído la palabra, al momento la reciben con gozo; 4:17 pero no tienen raíz en sí, sino que son de corta duración, porque cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra, luego tropiezan.” (Estos son los que mueren, van al infierno, y después de sufrir según su pecado, en el juicio posterior al milenio son alcanzados por la misericordia de Dios y van al reino Telestial de DyC 76)
        4:18 Estos son los que fueron sembrados entre espinos: los que oyen la palabra, 4:19 pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa. (Estos son los que mueren, van al infierno, y después de sufrir, según su pecado, en el juicio posterior al milenio son alcanzados por la misericordia de Dios y van al reino al Terrestre, del que se habla en DyC 76)
        4:20 Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno. (Estos son los que son fieles a Cristo y que no mueren, sino que, según su promesa, pasan de muerte a vida. Mueren, van al Paraíso del Tercer cielo, del que testimonió Pablo en 2ªCo 12:2-4, coherente con la enseñanza de DyC 131 al respecto. Después del Milenio irán a sus sitios definitivos en las regiones celestiales, el que les corresponda según el % de sus obras en la carne.)
        Dios no cambia.- DyC 56:4-5 es una advertencia. Él te hace una promesa; y es válida mientras tú cumplas tu parte. En cuanto tú te hagas infiel le estarás traicionando… y entonces, Él revoca.
        La pre-existencia del hombre.- Es el plan del Todopoderoso.Todos somos espíritus creados por Dios. Convivimos con Él como espíritus y se nos dijo que vendríamos a la Tierra a habitar un cuerpo de carne y huesos similar al suyo, para ser probados. Al morir, nuestro cuerpo físico se descompone, pero el espíritu regresa al Dios que le creó, a las regiones espirituales. El que haya sabido purificarse y ser fiel a las leyes de Dios, sigue viviendo en el Paraíso, hasta el regreso de Cristo. El que muera en impureza, va a otra región espiritual, la del infierno, a morar con el diablo y sus ángeles hasta después del milenio.
        El destino final, de Mosíah 2:36-39.- Se refiere al final de la carne, al sufrimiento que sigue a la muerte del pecador. Pero todos sabemos que habrá un juicio al final de los tiempos, después del milenio, sobre todos los espíritus. Y si hay juicio, es obvio que habrá una resultante; ahí la misericordia encontrará un lugar para aquellos (no todos) que sean hayados dignos de una nueva oportunidad, después de haber sido acrisolados durante mucho tiempo en el sufrimiento.
        Los que mueren sin bautismo.- Dios conoce el corazón de todo humano. Quien muera sin conocimiento de Cristo queda bajo Su Justicia. ¿Quién es el hombre para decidir sobre esto? Dios determinará lo que hará con cada uno. El bautismo es para aquel que se haya arrepentido de sus pecados y decida hacer un cambio en su vida; para aquel que decida no endurecer su corazón ante la Promesa. Es el Plan de Dios; lo que pase más allá de eso corresponde al Poder de Dios.
        La iglesia mormona no dice que la salvación viene a través de José Smith y la Iglesia. Tú mientes sobre esto. Has leido las Escrituras y sabes muy bien lo que dicen los profetas, tanto del Antiguo/Nuevo Testamento, así como de la iglesia mormona. No tergiverses, porque estarías cayendo en la misma condenación de los líderes mormones que están tergiversando las Escrituras o que lo permiten.
        Al diablo le interesa separar a los cristianos; los que son de Jesucristo guardan la misericordia en su corazón y buscan la unión de la iglesia, pese a diferencias de criterios; los que buscan la separación lo hacen desde el odio, por ausencia de misericordia; están haciendo lo que al diablo le interesa que se haga.

  2. Malena Arias dice:

    Apocalipsis 22:18 Yo le advierto a todo aquel que oiga las palabras proféticas de este libro, que a quien añada algo a estas cosas, Dios le añadirá las plagas que están descritas en este libro.Y a quien le quite algo de las palabras de este libro profético, Dios le quitará su parte del árbol de la vida, y de la santa ciudad y de lo que está descrito en este libro.
    Ese libro del mormón está de más.
    Gálatas 1:8
    Mas aun si nosotros o un ángel del cielo os anunciare otro Evangelio del que os hemos anunciado, sea anatema.(maldito)
    1 Juan 1:8-9
    Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.
    Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.=)

    • jolimu dice:

      Totalmente de acuerdo con ud. Quien añada algo al Evangelio de Cristo, “distinto al Evangelio de Cristo”, tendrá que responder ante Él por ello. Dicho esto: ¿Ud. ha leído el libro de Mormón? Si es así, tenga la bondad de decirme qué instruye el Libro de Mormón, que sea distinto al Evangelio bíblico del Señor Jesús, desde Mateo hasta Apocalipsis. Cuando lo haga, su comentario estará basado en la verdad. Pero si no lo ha hecho, si no sabe lo que dice el libro de Mormón, y está juzgando apriorísticamente, está lucubrando sobre la base del desconocimiento… y esto la puede estar llevando a una trinchera opuesta a la verdad. Y es posible que tenga que dar cuentas al propio Señor Jesucristo por poner frenos a Su Palabra.
      El libro de Mormón es la bendición más grande que puede tener un cristiano, pq dice las mismas cosas que el Evangelio conocido por todos… y habla de otras que fueron borradas por los infieles teólogos de la jerarquía católica. En otro momento le daré mi propio testimonio al respecto.
      Muchas gracias por su participación en este blog y su respuesta; estoy abierto al diálogo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: