Respuestas a la anticiencia ateísta: Nº 1.

Julio/25/2012

Por la importancia evangelista que contienen, y al mismo tiempo, para confirmar aquello de “quien tiene tejado de vidrio no puede tirar piedras al vecino”, creo conveniente iniciar una serie de artículos cuyo único objetivo es responder a debates sostenidos en la pág:

http://imaginario-nopensar.blogspot.com.es/2011/09/los-cristianos-son-ateos.html

Allí es imposible el debate: se insulta con el propósito de que quien no piense de la misma forma se retire. Por eso lo expongo en mi blog. No es nada personal, sino que, como cristiano, no puedo callar ante apologías del antiCristo. Sin atacar, abogo a favor de la credibilidad de las Escrituras y, sin insultar ni hacer sentir íncomodo a nadie para que se retire, combato todo párrafo anticientificista disfrazado de bata blanca con el que muchos intentan obstruir el Evangelio de Jesús:

Expongo el 1º:

Los Neutrinos Espinosos

Los Neutrinos Espinosos

Imaginario: antes de acusarme de ignorante debe exponer dónde ‘no doy una’. Si he cometido un error lo reconoceré sin problemas; Ud. también los comete, como veremos más adelante, pero, con o sin, al ofenderme se hace deudor de debate. Y no es nada personal; sino defiendo, gratis, la Credibilidad bíblica, y el Evangelio de Cristo. Por eso iré siempre contra cada aspecto seudo científico que el ateísmo más recalcitrante use para negar el Evangelio de Jesús.

Y los cristianos no despretigiamos la Ciencia; de hecho, fueron científicos cristianos quienes sentaron las bases del conocimiento actual. Sin subvenciones ni ayudas estatales de ningún tipo, muchas veces pasando hambre, dedicaron toda su vida a la investigación, salvando muchas vidas humanas, dando gloria a Dios, y poniendo sus descubrimientos en manos de todos para que pudiera vivirse en un mundo mejor. Muchos Pasteurs de la historia lo confirman; solo hay que leerles.

Por otra parte: el punto de los neutrinos no es nada insignificante como insinúa. Se trata de un demoledor experimento que como un buldózer apisona postulados anquilosados en el 1915. Ese trabajo muestra dos evidencias con claridad meridiana:

1- Al ateísmo no le interesa la Ciencia si esta no aporta datos para denigrar las Escrituras y el Evangelio de Jesús. Lo apoya el hecho de que cuando Robert Wiedersheim publicó como órganos vestigiales, escoria de la evolución entre especies, 86 órganos perfectamente funcionales como: Clítoris, amígdalas, hipófisis, epífisis, apéndice, etc, el ateísmo lo aceptó sin la cautela que Ud. propone en este párrafo; más bien a una velocidad mayor que la de la luz. Luego debieron haber sentido vergüenza y disculparse, pero hay demasiada soberbia para dar lugar a contrición; todavía pululan los libros por ahí diciendo esas estupideces en las aulas.

Igual faltó cautela para declararnos génicamente iguales al simio en un 98%, aunque el propio trabajo Genoma Hombre-Chimpa, dejó bien claro (entre otras) diferencias del 73% en el cromosoma X, y del 92% en el Y. Hubiera sido mucho más provechoso para la Ciencia que en estos trabajos se hubiera ido con igual ‘cautela‘ que la que Ud. propone respecto a los neutrinos. Pero no lo hicieron, ni lo hacen, ni lo harán. El no aceptar trabajos como estos, porque les obligan a levar anclas oxidadas del antiCristo, es la mejor evidencia de cuál es el combustible que les locomociona; la ciencia les tiene sin cuidado… excepto si media una subvención. Ahí la cosa cambia.

2- El trabajo sobre la velocidad de los neutrinos es otra demostración más que anula el concepto que fija la velocidad de la luz como la máxima posible en el espacio estelar, vacío (que no lo es), o como prefiera llamarle. Veamos:

Desde mediados del 2011, el experimento OPERA, del Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) mostró al mundo cómo unas partículas alcanzaron una velocidad superior a la luz en 60 nanosegundos; es decir: 0.000’000,060 seg.

Y lo pongo así, en decimales, para que se vea que es una velocidad supralumínica que tiende a infinito… lo que vengo diciendo desde el 2008, aunque nadie quiera aceptarlo. Muyyyyyyy superior a la de la luz, por si alguien no lo ha entendido bien.

El trabajo no es una intentona creacionista, sino una investigación tan seria, que fue repetida durante seis meses hasta que se decidió hacerlo público en una conferencia científica celebrada en la sede del CERN. E incluso después de ello, por convenio internacional se pusieron de acuerdo para repetirlo por dos vías paralelas, en Japón y en USA. Pero hasta el momento no se han encontrado errores en el hallazgo.

El Original de Science puede verse en la sig. dirección web:

http://news.sciencemag.org/sciencenow/2011/09/neutrinos-travel-faster-than-lig.html?ref=hp

No es el único experimento que lo ha demostrado; los propugnadores del antiCristo en ciencia, NASA incluida, lo saben perfectamente. La física cuántica y la astronomía han aportado mucho sobre esto, solo que eligen seguir anquilosados en patrones del 1915. No tienen apertura a Ciencia, sino cierre obstinado a cualquier avance científico que les demuestre que han estado sembrando en campos de error. Y lo hacen porque saben que si se siembra en campos de error, solo se recogerá frutos de error; y la soberbia le pone fronteras a reconocer lo mal que lo han hecho.

Por ej: Hace tiempo se observaron 9 púlsares (una la del Cangrejo), y se concluyó que esas estrellas de neutrones de giro rápido, emiten un equivalente electromagnético al estallido sónico. Y un modelo creado para advertir ese fenómeno mostró que la fuente de las emisiones viajó más rápido que la luz en casi 10 veces.

No obstante, al igual que en algún que otro experimento cuántico, a los especialistas le pesan mucho las anclas de Einstein. El investigador principal, John Singleton, del Laboratorio Nacional Los Álamos, dijo en la rueda de prensa de la Sociedad Astronómica Americana en Washington, DC.:

Esto no es ciencia-ficción, y no se viola ninguna ley de la física en este modelo, y no se viola la Teoría de la Relatividad Especial de Einstein”.

Una vez más, no se quiere ver ‘lo que se ve’, si ‘lo que se ve’ señala hacia la verdad bíblica. Hubo información: púlsares viajando a una velocidad más rápida que la luz’, fuentes de radiación radioeléctrica, luminosa, X, y/o Gamma. El hecho de haberla detectado ya es sí mismo una evidencia de información; gracias a ella se neutralizó informaciones anteriores. No hay duda que contiene mucha información.

Y tal información viola la ‘causalidad’ emanada de la teoría de la relatividad, que dice: “una información no puede viajar a una velocidad superior a la de la luz”. ¿Acaso un púlsar no es una información? Informa sobre su localización, velocidad, intensidad, tiempo de duración (aprox. 5 milisegundos = 0.005seg), y de repetición a intervalos altamente regulares (desde algunas centésimas de seg., hasta algunos seg.)

Si se es buen observador se verá que la ciencia actual es visionaria si conviene al antiCristo, y anquilosada si dicta que han perdido un siglo defendiendo la trinchera de un concepto útil al ateísmo. Su ‘ciencia’ ve en la imaginación a dinosaurios disputándole el cielo a las águilas y luego cantando como ruiseñores; sin embargo niega sistemáticamente toda velocidad que supere la de la luz, aunque esa realidad explosione ante sus ojos, no en la imaginación, sino en el mundo real.

Ya en la década de 1980, el Nóbel Vitaly Ginzburg y colaboradores, demostraron esas corrientes de polarización actuando como fuentes de radiación electromagnética, superando la velocidad de la luz. Luego, la teoría fue desarrollada por Houshang Ardavan (Universidad de Cambridge U.K). Asimismo, otras evidencias de dicho principio han sido desarrolladas en el Reino Unido, Rusia y EEUU).

Por estas razones, y muchas otras, repito que el conocimiento humano está aun muy por debajo de dar respuestas ajustadas a la verdad. La soberbia acelera la falsa euforia, si conviene al ateísmo; pero afinca el pie en el freno si de algún modo apoya la instrucción bíblica. Mas la verdad es indetenible: no reconoce anclas ni fronteras; sencillamente ‘ES’. Aceptarla o no ya no depende solo del conocimiento científico y de la inteligencia, sino de la predisposición del corazón.

He dicho siempre que la velocidad de la luz no es la más rápida que existe, que la mecánica cuántica y la propia astronomía han demostrado muy bien que hay más. El propio Einstein reconoció lo difícil que lo tiene la teoría de la Relatividad, cuando durante años sostuvo debates con físicos muy duchos en la materia, sobre lo que él mismo denominó como “Acción espeluznante en la distancia”, refiriéndose a los experimentos sobre el ‘instantáneo’ colapso de onda; aclarando con toda intención por mi parte, que ‘instántaneo’ significa ‘más rápido que la luz’.

No habrá real sabiduría hasta que decidan levar las oxidadas anclas, y dejen que les guíe el río del verdadero conocimiento. Déjense llevar por su poderoso raudal, pues la fuente de energía sustentadora no es otra que la del propio Dios.

**********

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: