EVOLUCIÓN: MOTORES QUE SE HICIERON SOLOS [II]

Hemos hablado en el artículo anterior de los motores biológicos que caracterizan el diseño existente en el flagelo bacteriano. Se nos olvidó decir, para ayudar a los que no lo saben, que un flagelo es un apéndice con forma de látigo, usado para el movimiento. Aparece en muchos organismos unicelulares y en unos pocos pluricelulares, como por ejemplo, en los espermatozoides. También las células de las esponjas producen corrientes de agua mediante flagelos, y luego las filtran para obtener el alimento.

A día de hoy, la máquina molecular es cardinal en biología celular; los nanotecnólogos son sabuesos en busca de la precisa ingeniería que muestra la naturaleza. El consenso entre ellos es que resulta inconcebible que este sistema tan perfectamente integrado de piezas mecánicas, pudiese surgir por pequeñas etapas intermedias, cada una como ventaja evolutiva, ayudando a la supervivencia de todo el organismo, según postula la selección natural.

Ningún darwinista aborda el tema del origen de las instrucciones genéticas para construir estas máquinas. Jamás es confrontado por los oponentes del argumento de la complejidad irreducible; quizás porque no hay otra opción: hay complejidad irreducible desde la ‘a’ a la ‘z’. Una evidencia de que las lucubraciones evolucionistas son inversamente proporcionales a la cantidad de datos dispuestos por la Ciencia para su análisis.

Micrografia Motor del flagelo bacteriano.

Micrografía Motor del flagelo bacteriano.

La foto izquierda es una reconstrucción promediada del sistema del flagelo bacteriano; corresponde a micrografías sobre imágenes reales, en vivo y en directo, mientras rotaban, usando la técnica de barrido electrónico. Las ‘piezas del motor’ aparecen a la derecha.

Los defensores de Darwin propugnan que pese a su grandeza, el universo y todos los seres vivos indican solo un ‘aspecto de designio’, y que en realidad no hubo propósito ni planificación deliberada en su creación. Pero, ¿qué respuestas da su teoría? ¿Puede acaso un proceso sin programa, dirección, metas ni cálculos, producir realmente los portentos que vemos alrededor nuestro y en nuestro interior?

¿Es que acaso algún evolucionista tiene alguna prueba, de mecanismos de ingeniería, máquinas moleculares ensambladas por decenas de componentes, que surjan al azar? ¿Para qué entonces se estudian 5 años de carrera, con una asignatura de cálculo muy nutrida, y luego algunos más en doctorados? Yo se los diré: ‘Porque ningún servosistema, biológico o mecánico, logra que sus módulos respondan en función de un objetivo común, si no hay programa.’

Richard Dawkins, en su libro ‘Escalando el Monte Improbable’, dice que aunque pueda parecer quimérico que la montaña de complejidad que surge hoy, a la luz de los nuevos conocimientos impuestos por la genética, haya brotado gracias a un azar ciego, la evolución no es un proceso de cambio puramente al azar. Según él, se emplea azar para crear pequeños pasos: buenos, malos, o neutros, con respecto a la capacidad reproductiva global del organismo.

Intenta convencer que la Naturaleza, mediante su ‘selección natural’ o supervivencia de los más aptos, da una capacidad de reproducción mayor a aquellos organismos que adquieren cambios positivos, restando capacidad reproductiva a aquellas criaturas que sufren cambios perjudiciales. Asegura que la siguiente generación quedará más poblada por aquellos organismos con los cambios más beneficiosos, acumulándolos con el paso del tiempo en cada generación. Según él, así se asciende a esta montaña de enorme complejidad, por pequeños pasos, uno a uno.

Pero esos pequeños pasos al azar, designados por la evolución, son como el juego infantil de ‘la gallinita ciega’, en que el amiguete que le tocó quedar ciego, trapo a los ojos, sale dando tumbos en todas direcciones. Ese es el concepto ‘científico evolucionista’; así, según ellos, a saltos, sin brújula ni azimut coordinador, se logró formar el preciso orden de la vida. No importa que ellos mismos vean una inscripción en el genoma, a manera de programa en código [que ya en sí mismo es evidencia de inteligencia], instruyendo sobre cada uno de los millones de operaciones que se precisan para la vida, ellos insisten: La gallinita ciega fue efectiva y científica; así están las cosas y así hay que tragarlas.

Pero tales deducciones no permiten subir la montaña que Dawkins reconoce; solo es un camino hacia ninguna parte. Los motores moleculares que estamos describiendo [como todo el resto de la biología del planeta] son construidos en base a proteínas, y ya hemos visto en este blog, que los aminoácidos que constituyen la cadena de síntesis de proteínas, a veces millones de ellos, tienen un período de vida ínfimo, en ocasiones de solo 2 minutos. ¿De qué sirve en este caso el argumento evolucionista del proceso ‘pasito a pasito’, durante miles de millones de años, para construir vida, si un aminoácido determinado, solo tiene dos minutos de tiempo para asociarse con los otros dos que corresponden a su triplete en una secuencia proteica determinada?

No se puede decir que un mecanismo complejo puede surgir por casualidad, si cada una de las partes implicadas en él resulta de procesos que no tienen respuesta en el azar. El enigma de lograr una secuencia cronológica y consecutiva, con codones específicos que dan lugar a cada una de las muchas proteínas involucradas en la vida biológica del flagelo bacteriano, y la constitución del motor que le permite sobrevivir en su medio, es imposible descifrarlo a la luz de la casuística; ese pensamiento no es científico, sino FANÁTICO. Lo racional, lo que se corresponde con la realidad y el empirismo científico, es que surge solo porque existe un programa que lo controla.

Por eso he insistido siempre, y seguiré insistiendo, en la vida media de los aminoácidos; resulta crucial para anular el concepto evolutivo de los eones de tiempo en los que se parapetan, intentando resolver los enigmas que la ignorancia no puede desentrañar. Ya vimos que hay veinte horas de vida para metionina, serina, alanina, treonina, valina y lisina; pero si en la secuencia proteica intervienen isoleucina o glutamato, entonces solo hay 30 minutos. Más efímeras son aun la glutamina y tirosina: 10 minutos… y si están involucrados arginina, fenil, alanina, leucina o aspartato, ¡entonces sí hay que poner el turbo! ¡Dos minutos! Solo disponen de ese tiempo para su ensamblaje; tan solo que la ‘casualidad’ les haga ponerse en contacto unos segundos tarde, es suficiente para que el sistema falle.

Y para contrariar más aun al postulado del neodarwinismo, incluso considerando que la casualidad jugó su papel, que fue generosa y proveyó que en un sitio ‘X’ específico, ‘cayeran del cielo’ todos los aminoácidos necesarios, y que la racha de buena suerte continuara, ensamblando cada uno con su complementario, en los tripletes correspondientes, aun quedaría otro obstáculo: LOS AMINOÁCIDOS SE MUEREN. Entre dos y 30 minutos, más de la mitad de los aminoácidos ‘aparecidos’ caerían por el precipicio de su final biológico.

Luego, ante esta situación, ciñéndonos al caso de una bacteria, teóricamente inmortal, debe existir por necesidad un ‘programa’ que regule la forzosa y constante reconstrucción de aminoácidos, garantizando que existan sustitutos en todo momento, para que no se detenga esa vida proteica en su célula. La cantaleta de los miles de millones de años sin control ni dirección de ningún tipo no constituye, por tanto, una respuesta congruente… ni mucho menos, científica.

Las bacterias locomocionan mediante una energía causada por flujo de iones o protones, [según la especie], a través de sus membranas celulares externas. Verdaderos motores biológicos, de estructura extremadamente compleja. Y aproximadamente doscientas cuarenta proteínas distintas se unen para construir el flagelo, cada una de ellas cuidadosamente situada. La investigación concluyó que conducen señales para encender o apagar el motor, se articulan a nivel atómico para facilitar los movimientos, y activan a su vez otras proteínas, que conectan el flagelo a la membrana celular. Es obvia la naturaleza complicada del sistema.

Los evolucionistas se sienten desconcertados ante este motor fuera borda, presente en una de las formas inferidas como ‘más simples de vida’, pero insisten en que evolucionaron de algún modo. Es tanta la confusión, que algunos han intentado señalar en la dirección de una evolución a partir de la ‘estructura en aguja’: una contradicción, pues esta estructura pertenece a los organismos eucariotas… evolutivamente posteriores, no anteriores a la bacteria. Y aunque la evolución es muy poderosa, aquí no puede hacer nada; salvo en un contexto cinematográfico tipo ‘Regreso al futuro’, pues sabemos que le va la ciencia ficción.

El sistema del motor en el flagelo bacteriano, compuesto de varias piezas interactuantes, conforma un todo con funciones básicas, donde la exclusión de cualquiera de sus partes le inutiliza por completo. Constituye otra evidencia del fracaso del darwinismo; es la espada de Damocles de nueva tecnología, carga neutrónica y temporizador adicionado, sobre los postulados de Darwin, los neodarwinistas, los excavadores de tumbas, escaladores de montes improbables, y todo aquel que intente desbaratar la Verdad que aparece bajo los potentísimos microscopios actuales.

El investigador japonés, Keiichi Namba, logró secuenciar el proceso de construcción del flagelo bacteriano. Las imágenes definen perfectamente su correspondencia con la de cualquier otra secuencia proteica… siguiendo las instrucciones inscritas en el genoma:

Secuencia de elaboración del flagelo bacteriano.

Secuencia de elaboración del flagelo bacteriano.

El Dr. Howard Berg [Univ.Harvard], el mayor conocedor de la dinámica del flagelo, dijo:

Es «un motor eléctrico giratorio extraordinariamente pequeño» con un eje motor, rotor, estator, cojinetes, junta cardán, placa de montaje y conjunto de conmutación. Funciona con energía motora de protones o de iones de sodio que atraviesan la membrana celular por canales especializados. Responde a gradientes químicos con una mayor rotación. «A cargas elevadas están activos ocho o más elementos generadores de fuerza, generando cada uno de ellos el mismo par.» Unas 20 piezas proteínicas constituyen la base del motor, pero muchas otras piezas adicionales están involucradas durante su montaje. El motor se construye de dentro a afuera, con piezas que se añaden siguiendo una secuencia estricta…

El profesor Berg realizó un pequeño cálculo para saber cuánta potencia genera el motor: Si se ampliase a nuestra escala, dice, sería de alrededor de 11 caballos-fuerza/Kg., aproximadamente la generada por un motor turbohélice de aviación». Pero a diferencia de este, el flagelo no se calienta: «Este motor está enfriado por agua y la difusión térmica es muy eficiente a pequeñas distancias, de modo que permanece muy cercano a la temperatura ambiente».

Es decir, él mismo reconoce que constituye un servosistema único, donde identificó la presencia de 20 proteínas configurando sus piezas… construido de dentro hacia afuera, siguiendo un programa, como la única forma posible de hacerlo.

No voy a poner aquí todo lo que descubrió dentro del flagelo, pues el artículo se alargaría demasiado, pero sí quiero apuntar que incluyó un factor parecido a los anticuerpos, que bloquea la expresión de genes posteriores encargados de ‘codificar’ las secuencias de la proteína filamental FliC, las proteínas Mot A y B, y los diversos componentes de la ruta quimiotáctica… ¡Al fin decidió un defensor evolutivo entrar en genética!

Lo que el Dr. Berg manifestó, ni más ni menos, es que ese motor se construye siguiendo las instrucciones genéticas que aparecen inscritas y codificadas en el ADN de la bacteria. Y llegamos al pez que se muerde la cola: si hay una información codificada, no se puede decir que surgió gracias a la evolución, puesto que por poderosa que quieran hacerla, la selección natural solo es algo virtual que vive en ciertos conceptos, sin ninguna manifestación física probable… incapaz de codificar instrucciones. Un código demanda el agente codificador externo, pues indica deducción e inteligencia… y azar es el antónimo de ella.

Lo que el Dr. Berg manifestó, es que el motor existe porque hay un programa regulador de genes que permite su construcción. Y si hay un programa, hay que buscar en una dirección distinta a la de la selección natural, pues esta podrá tener todas las atribuciones que se quiera, pero aun no se le ha otorgado el don de programar. Por tanto, no provee tampoco la inteligencia necesaria, capaz de secuenciar milimétricamente, cada una de las actividades metabólicas de la bacteria. El programa que consiguió que ese motor pudiera ser confeccionado, demanda al agente inteligente que fue capaz de programarlo… y ni el azar ni ningún concepto evolutivo, es capaz de proporcionarlo.

Y por último, lo que el Dr. Berg manifestó, es que ese flagelo resulta funcional porque existe la instrucción que permite que los ARNm, los ARNt, los ARNr, y el resto de implicados, sean capaces de elaborar las proteínas que darán lugar al motor final, siguiendo las instrucciones que aparecen reguladas por los datos codificados en el ADN. Y esas ‘Instrucciones’, demandan al agente Instructor capaz de instruir, debido a que ni el azar ni ningún concepto evolutivo, están en condiciones de proporcionarlo.

La ‘complejidad irreductible’ del Dr. Behe; creacionista, y gran profesional; con un brillante cerebro imbuído del espíritu de Cristo, ha proveído al mundo evolutivo, del ‘coco’ que Darwin mencionó en su libro… luego devenido en un tratado de ateísmo bíblico. Es una lástima que haya sido postmorten; ahora la papeleta ha pasado a la estela de discípulos que, como gallina en campo de espinos, no saben dónde poner el huevo.

En ‘El Origen de las Especies’, Darwin declaró: ‘Si pudiera demostrarse que ha existido un órgano complejo que no pudo haber sido formado por numerosas y ligeras modificaciones sucesivas, mi teoría fracasaría por completo.’

Pues bien Darwin: definitivamente, ahí tienes lo que pedías para jubilar tu tesis: el motor que permite la movilidad al flagelo bacteriano… que no será la única evidencia. Seguirán apareciendo artículos que martillen tu teoría Anticristo, y cada uno será encabezado con ese ‘yuyu’ manifiesto por ti, intuyendo el futuro del descrédito que tanto temiste. Donde quiera que estés: ¡Mira la que has liado!

**********

70 respuestas a EVOLUCIÓN: MOTORES QUE SE HICIERON SOLOS [II]

  1. jolimu dice:

    ¿Por qué no analizas lo que dices, antes de decirlo? Has mencionado la recombinación somática. Tú mismo. Y LAS CÉLULAS SOMÁTICAS NO ALTERAN LA INFORMACIÓN GENÉTICA, no trascienden a la herencia genética. No pueden asociarlas a mutaciones del ADN por mucho que lo necesiten para apuntalar una teoría tergiversadora.

    Yo estoy estudiando en serio desde el 1965; y no he dejado de hacerlo. Estuve trabajando desde el 1970 al 1980 en un centro de investigaciones nucleares. Tuve que estudiar muy en serio para que se me eligiera, desde el laboratorio de electrónica al que pertenecía, a un equipo multidisciplinario de investigación, durante los 5 últimos años y necesité estudiar mucha biología allí, por los riesgos. ¿Dónde estabas tú en la década del 70? ¿Ya habías empezado a estudiar ‘en serio’, como dices? ¿Por qué intentas desacreditarme constantemente?

    http://encolombia.com/alergia8399moleculas18.htm

    Mira este es otro link que confirma mi ‘mentira’. Trata específicamente sobre las Inmunoglobulinas, y cita un caso de mutación, durante el proceso de ‘splicing’ en el ARNm que te comenté en el párrafo de ayer:

    1. Deficiencia de adhesión leucocitaria Tipo I
    Esta es una deficiencia autosómica recesiva, en la cual existe un defecto en las 3 integrinas leucocitarias CD11/CD18 por una alteración en la cadena 2 común de ellas. El defecto puede consistir en la ausencia total de la subunidad o la presencia de mutaciones en dicha cadena, que afectan su estructura o las interacciones con la subunidad alfa.

    Se habla de un fenotipo severo cuando se presenta menos del 0.3% de la cantidad normal de la 2 integrina, y de un fenotipo moderado cuando los niveles de dicha integrina se encuentran entre el 2.5 % y el 11% del valor normal para la misma.

    Se han caracterizado mutaciones en el cromosoma 21q22.3, región que contiene el gen que codifica para la cadena b2; también SE HAN ENCONTRADO MUTACIONES PUNTUALES Y ANORMALIDADES EN EL ‘SPLICING’ del RNA mensajero, que afectan a la proteína resultante.

    Este desorden se caracteriza por anormalidades en las actividades dependientes de la adhesión leucocitaria, obser-vándose mayor defecto en la función del neutrófilo: se afecta la adhesión, quimiotaxis y la fagocitosis de los microorganismos opsonizados con C3bi (ligando del MAC-1).

    Los pacientes que presentan esta afección se caracterizan por:

    Retardo en la caída del cordón umbilical y onfalitis
    Infecciones bacterianas y micóticas recurrentes severas
    Úlceras necróticas sin presencia de pus
    Gingivitis y periodontitis
    Infecciones del tracto respiratorio superior e inferior
    Abscesos cutáneos y celulitis

    Como ves, son explícitos: citan una mutación como causa de anormalidad y resultados indeseados con respecto al proceso inmunológico. Anteriormente dejé bien claro que la síntesis de telómeros es un resultado de lo que aparece inscrito en el ADN de las células madres que regulan todos los procesos de la hematopoyesis, de donde surgen los elementos físicos de la sangre: eritrocitos, leucocitos y plaquetas. Esa es la información vital; la que trasciende en los cromosomas.

    Te he dado otro ejemplo de recombinación, con splicing incluido, y lo que significa una mutación telomérica, durante ese proceso en concreto; hay más que continuaré poniendo, cada vez que intentes desvirtuar la Verdad por capricho. [porque de eso se trata: no hay desconocimiento, sino deseos de sacar a Dios del programa de la vida]

    O sea, respecto al sistema inmunológico, si hay mutación genética, hay problemas inmunológicos; las mutaciones no resuelven nada ni mejoran nada. Eso es mentira; y no me hace feliz el decirle eso a alguien que sé que está bien preparado y que ha invertido mucho tiempo de su vida a la investigación, pero tengo que hacerlo por las implicaciones que lleva, no solo para ti, sino para todo el que escuche el planteamiento pro evolución de las especies, antiCristo que propugnas.

    Ahora bien, una mutación genética que provoque problemas inmunológicos, no tiene nada que ver con el proceso natural de las inmunoglobulinas, cuando se recurre a los distintos métodos de recombinación, cortes y empalmes, etc., porque se ha repetido hasta la saciedad que el ADN permanece tal como era, antes y después de todo proceso inmunológico [gripe, infección, heridas, etc].

    El ADN NO MUTA después de una gripe, NO MUTA después que te hayas hecho pupita en un dedo, NO MUTA después de una gastroenteritis, NO MUTA nunca que el sistema inmunológico haga lo que tiene que hacer para mantenerte vivo, en respuesta a cualquier agresión interna o externa. Eso es lo que tienen que rebatir.

    Decir que el proceso inmunológico es un ejemplo de mutaciones buenas es la mayor falsedad y tergiversación que pude inculcarse a los estudiantes en medicina o biología.

  2. Bryan dice:

    Durante la ‘Recombinación’, se realiza un proceso de ’splicing’ o ‘corte y empalme’. Y eso no tiene nada que ver con mutación.
    Eso es simple y llanamente mentira. La recombinacion somatica no es eso. y que me dices la recombinacion en gametos? Y todo lo que mencionamos arriba?

    Sabes Jolimu, yo tambien me canse. Ojala algun dia revises todo lo que te hemos dicho
    y te pongas a estudiar en serio.

  3. jolimu dice:

    Saturno: No había visto tu comentario del día 7; hoy me he dado cuenta que había dos en moderación y te lo he aprobado. Responderé cuatro citas solamente:

    1-‘apéndice’
    En 1893, Robert Wiedersheim publicó una lista de 86 órganos humanos de los que se desconocía su función. Teorizando que eran vestigios evolutivos, les llamó “vestigiales”, definiendo así a piezas cuya función original ‘se perdieron durante la evolución‘: el clítoris, el cóccix, las amígdalas, el bazo, el apéndice, la glándula pineal, el oído externo…

    Pero, como tú señalas al final, estamos en el siglo XXI; y la Ciencia ha puesto las cosas en su sitio, dándole una función a cada órgano que han ido investigando. De los 86 iniciales, solo quedan unos pocos por investigar… el resto ya ha quedado claro.

    En específico, sobre el apéndice, te diré que a finales del siglo XX, la revista New Scientist manifestó en uno de sus artículos que, ‘aunque se solía creer que el apéndice no tenía función y era un vestigio evolutivo, ya no se piensa igual, pues se le atribuye una función inmunológica hacia el embrión que se desarrolla, y que continúa funcionando incluso en el adulto‘. A día de hoy, se deduce que actúa de forma que el sistema inmunológico reconozca como ‘amigo‘ a las bacterias y otros organismos que cohabitan en el intestino, diferenciándolas de todo intruso que sí debe ser eliminado,

    O sea, (y esto no es del artículo, sino mío) según ‘está programado‘ por el Creador.

    2-‘sin Teoría de la Evolución ni selección natural no hubieran existido los avances científicos que dieron pie a ese armatoste lleno de parches e implicaciones extrañas que es la teoría del diseño inteligente.’

    No estás al día; cuando la teoría de la Evolución surgió, ya hacía rato que existía la Ciencia… nacida de hombres creyentes en la Creación de Dios.; Newton y otros, ya sonaban en los coros científicos de entonces. De hecho coincidió con el cristiano Pasteur, un monstruo de la investigación, a quien la humanidad le debe millones de vidas. Él fue quien desmontó el primer enunciado seudocientífico evolutivo, pues echó por tierra la anterior ideología de Jean Baptiste Lamarck, en 1809, al situar la ‘generación espontánea’ como punto de partida de la evolución biológica, con su libro ‘Filosofía Zoológica’)

    Por otra parte, te puedo dar una lista de varios Nobels contemporáneos que se confiensan más creyentes, cuanto más saben sobre sus respectivas profesiones.

    3-‘su fé les demanda fe ciega y obediencia absoluta’.
    Sin comentarios: esto también es válido para los darwinistas, pues en síntesis, de eso se trata: de filosofía de la vida, no de Ciencia. “…el materialismo es un absoluto, y no podemos dejar que un pie divino cruce la puerta.” [Richard Lewontin, ‘‘Billions and billions of demons’, (1997)]

    4-‘El alma es seguramente un concepto primitivo a lo que ahora entendemos como mente’

    Sobre esto, solo un comentario: la existencia del espíritu como energía viva. Algo de lo que no podemos discutir, por supuesto, pues tú, como no puedes verlo, le negarás. Sin embargo, no se puede decir que toda energía invisible es inexistente: radiación atómica, magnetismo, la electricidad que te toca si te aplican un voltaje entre cabeza y pies…

    Y, ¿acaso es la mente material? ¿Acaso se ha podido pronunciar la teoría evolutiva sobre la evolución de la mente? La defensa evolutiva, al carecer de evidencias, solo se basa en argumentaciones; por eso no se meten en la parcela de la mente, porque la existencia probada de la mente inmaterial, prevaleciendo sobre el resto del cuerpo, les deja sin palabras. Y es que a las cosas del espíritu, solo se les puede intentar dar explicación desde el espíritu que todo biólogo evolucionista se niega a reconocer. Es decir: existe, se manifiesta, pero prefieren ignorarlo.

    En fin; comenzaste el comentario dando por descontado que la Biología no es suficiente para apoyar la existencia de Dios. Pero yo te digo que cuanto más puedas conocer sobre el ADN, y sobre la mente, si no tienes una fe ciega que te demande obediencia absoluta, más irás viendo que ambos constituyen el sello de Dios.

    Saludos.

  4. jolimu dice:

    No Manuel, no tergiverses más; si te vas, es porque sabes perfectamente que lo que digo es cierto. Lanzan botes de humo como siempre, intentando provocar confusión; pero yo tengo las ideas muy claras.

    Desde el primer instante rebatí vuestro planteamiento inicial, diciendo que NO HAY MUTACIÓN EN EL SISTEMA INMUNOLÓGICO, pues la instrucción genética inscrita en la molécula de ADN ‘NO SE ALTERA’. Es la misma antes y después de cualquier proceso inmunitario.

    Les recordé que todo el proceso inmunitario elaborando leucocitos, se ejecuta sobre una COPIA de determinadas secuencias del ADN, realizadas sobre el ARN mensajero, durante la transcripción genética. Sin alterar el ADN original, que prevalece siempre igual, antes y después de haber tenido una gripe, una herida, etc.

    Luego me planteaste lo de los virus, y entonces volví a aclararte que los virus que afectan el ADN, no pueden asociarse al proceso inmunológico, pues todo ataque de virus ANTECEDE a la respuesta del organismo. O sea, si la acción del virus provoca una mutación en el ADN, esta mutación siempre deberá su consecuencia al virus, no al sistema inmunológico, que actúa después que la hebra ya ha sido dañada.

    Terminé tal cual empecé, sin contradecirme, presentando lo que significa en realidad una mutación en los leucocitos, para que no puedas negarla y para que tampoco puedas negar el inmenso daño, deterioro y dolencia que causa, que incluso puede llegar a la muerte, cuando se convierte en tumor. Mi objetivo es simple: la mutación no crea especies, sino que las deforma en muchos de los casos, y las lleva a la tumba en otros… y el sistema inmunológico no puede presentarse como ejemplo de mutación buena, porque ahí no muta la información ADN original, sino que se trabaja sobre una COPIA en los ARN mensajeros.

    Y solo te dejé una; si quieres sigo buscando mutaciones en leucocitos; estoy seguro que aparecerán más, así como que continuarán surgiendo nuevas, pues está escrito:
    ‘Muriendo morirás’ [Bereshit 2:17]

    Y no me pidas más evidencias: la tienes ante tus ojos, pero prefieres mirar en otra dirección. El ADN es un Programa que demanda programador, contiene instrucciones que demandan un Instructor, y estas aparecen en un lenguaje codificado, lo cual demanda un Codificador. No me lo invento; la misma Ciencia lo ha puesto al descubierto.

    Que persistas en tu obstinación da idea de fuerza de carácter, pero no de razón. No tienen nada que ver una cosa con la otra.

    Saludos.

  5. Manuel dice:

    Ana, y a tí, ¿cuánto te ha costado tu carrera?

  6. Manuel dice:

    Cuanto texto para empezar diciendo que no hay mutación y acabar con un SÍ hay mutaciones, es más fácil reconocerlo y ya está. ¿Qué me dice de los adenovirus, y con la meiosis y con….mil cosas más?.

    Ah! y no empiece con las conspiraciones. Yo enseño ciencias. Si la mejor teoría que explica el origen de la diversidad es la teoría de la evolución la explicaré. Si mañana usted me demuestra otra y es mejor, la explicaré igualmente. Pero claro, para eso tendrá que investigar. Se olvida que la biología es una ciencia experimental, no una filosofía. Hay que meterse en el laboratorio no con un libro (o muchos) y un ordenador. Se lo he dicho 1000 veces, encuentre una teoria irrefutable del origen de la diversidad, demuestrela y yo seré el primero en aplaudirle.

    Y ningún científico tiene miedo de nuevas ideas. Y mucho menos de disparates como los que nos propone. No se imagina los que vemos a diario, no se sienta único en este aspecto.

    Ya me cansé. Bye

  7. investigadora dice:

    La ciencia falsa, la macroevolución, no puede nunca prosperar porque se basa en falacias no comprobadas.
    La microevolución sí se puede comprobar y la aceptamos.

    A mí me da pena tu obstinación en no querer pensar por tí mismo. Ya sé que te costó mucho sacar la carrera como les cuesta a todos, y tambien que has trabajado duro en tener lo que tienes ahora, pero será mejor para tí a la larga recapacitar y reconocer que te has equivocado de carrera y que es mas importante ser honesto y reconocerlo.

    Hay muchos cientificos que lo han hecho y se han alegrado de ello aunque al principio fuera dificil. Tienes una gran responsabilidad ante Dios de enseñar la verdad a los jovenes. No se te olvide, Manuel. Un dia vas a tener que dar cuenta, y entonces será demasiado tarde.
    Jesucristo es muy misericordioso y perdona al que se arrepiente. Por eso vino y por eso se le llama el Salvador.

    Si tienes hijos hazlo al menos por ellos.

    Medita

  8. jolimu dice:

    Manuel, y Bryan:
    Comprendo el rechazo; se me ve como una señal de peligro, pero no tengo opción. Respondo a instrucciones de quien está al control de esta página, y con tal de no significar una piedra de obstáculo para Él, me enfrentaria al mismísimo satanás. Créanme, el peligro no está en perder el trabajo de profesor evolutivo, ni en dejar de recibir las subvenciones para investigaciones sobre teorías evolutivas, sino que lo tienen más cerca de lo que imaginan: llevan rato siendo herramientas en las manos del enemigo de Dios, aunque no puedan entenderlo, y ojalá Él les dé tiempo de rectificación.

    Y dicho esto, continuemos aclarando las cosas que se insisten en plantear de forma tergiversada:

    Sobre el papilovirus: ¿Qué tiene que ver eso con lo que hablamos? ¿Por qué intentan continuamente tergiversar, subestimando el razonamiento de los demás, como si fuéramos niños, como si tuviéramos alguna deficiencia mental?

    El papilovirus SÍ afecta al ADN en determinados casos; como virus que es, su información genética del tipo ARN, precisa un ADN para replicarse, alterando aquella secuencia donde se mete, y alterando en muchos casos la herencia genética que adquieren los hijos al provocar una MUTACIÓN. Pero esta es ‘ANTERIOR’ y marginada de la respuesta inmunológica. Es el virus quien ejecuta la mutación, no el sistema inmunológico. Cuando la respuesta inmunológica se dispara, ya está hecho el daño sobre la hebra ADN afectada.

    Lo que repetimos aquí, es que el proceso inmunitario no se efectúa en el ADN, sino en una copia de una secuencia determinada de este, transcrita al ARN mensajero, y que por esa razón, al ser los leucocitos responsables del proceso inmunológico, células del tipo SOMÁTICO, no alteran la información ADN original; no son mutaciones, no alteran la molécula de ADN para nada. ¿Por qué no rebaten eso? Es más allá de la molécula de ADN, sobre una copia transcrita sobre el ARN mensajero, durante el proceso de transcripción, que se hacen los cortes y empalmes… con el ADN permaneciendo intacto. ¿Por qué huyen de esta realidad y no se manifiestan sobre ella?

    Durante la ‘Recombinación’, se realiza un proceso de ‘splicing’ o ‘corte y empalme’. Y eso no tiene nada que ver con mutación; lo que se produce es un corte de intrones y unión de exones en el RNAm antes de dejar el núcleo… mientras que la información ADN original ya quedó atrás SIN CAMBIOS DE NINGÚN TIPO, SIN MUTACIONES.

    Ese empalme alternativo POSTERIOR, entre diferentes secuencias de transcriptos de ARN ‘idénticos’, en diferentes tipos de células, es lo que produce diferentes moléculas de ARNm maduro que se traducen en diferentes polipéptidos. Los ARNm inmaduros se procesan con diversos empalmes, desarrollando diversos ARNm maduros: distintos polipéctidos funcionales… sin cambiar aminoácidos.

    O sea, que se trata de un mecanismo muy exacto, cuya cuna está no en el ADN del leucocito, que en realidad es una consecuencia, sino en las células inmunitarias progenitoras. De no constituir un mecanismo exacto, produciría un corrimiento del marco de lectura en el mensaje transcripto. Pero todo surgió de la información genética específica, codificada en el ADN de las células madre; la instrucción genética que da lugar a la hematopoyesis, el proceso que regula la formación, desarrollo y maduración de eritrocitos, leucocitos y plaquetas, los elementos físicos de la sangre… Y QUE NO CAMBIA, NO MUTA, NO APOYA EL CONCEPTO EVOLUTIVO, aunque ustedes intenten tergiversar las cosas que ocurren en realidad.

    En el caso de los leucocitos, al final, tiene el ADN que le asignaron, para neutralizar a un intruso dado, pero hay que recordar que los leucocitos son células móviles que se encuentran en la sangre TRANSITORIAMENTE, son células somáticas, y estas no trascienden en la información genética ADN. Mientras que la información que codifica para el sistema inmunológico, permanece fiel, en el ADN de la célula que regula su existencia.

    Por ejemplo, en un artículo en el número del 26 de mayo de 2000, de la revista Science, el investigador del Instituto Médico Howard Hughes: Harinder Singh y su colega Rodney DeKoter, informaron que la concentración del factor transcripcional PU.1, en células ‘inmunitarias progenitoras’, determina si esas células se convierten en macrófagos o en células B. Es un artículo interesante; puedeN verlo en:

    http://www.hhmi.org/news/singh-esp.html

    Dejo un comentario de su trabajo: “Creemos que el desarrollo de los distintos linajes de células sanguíneas es activado por una combinación de conjuntos particulares de factores transcripcionales y de sus niveles relativos”. Harinder Singh

    El ADN de los leucocitos no constituyen causa, sino efecto; CORTE Y EMPALME NO ES MUTACIÓN, pues no se alteran aminoácidos, sino tramos de secuencias.

    Y como vengo diciendo desde el principio, cuando hay mutaciones en la célula del leucocito, surgen enfermedades. Un ejemplo de ello lo dio la investigación de la mutación R201H en LEUCOCITOS obtenidos de 14 niñas con el síndrome de McCune-Albright (MAS); un desorden esporádico que se caracteriza por una tríada de pubertad precoz periférica, manchas cutáneas café con leche de bordes irregulares y displasia ósea fibrosa poliostótica, que puede asociarse a otras endocrinopatías [Lee PA, Van Dop C, Migeon CJ. McCune-Albright syndrome. Long term follow up. JAMA 1986; 256: 2980-4.]

    Los tejidos con hiperfunción autónoma en este síndrome incluyen gónadas, tiroides, corteza suprarrenal y somatotropos pituitarios. [Shenker A, Weinstein LS, Morán A, Pescovitz OH, Charest NJ, Boney CM et al. Severe endocrine and nonendocrine manifestations of stimulatory G protein GS. J Pediatr 1993; 123: 509-18.]

    La ocurrencia esporádica y la heterogenicidad de las manifestaciones clínicas, dependen del número de líneas celulares comprometidas por una mutación somática postcigótica que origina un mosaicismo para el gen mutado. [Happle R. The McCune-Albright syndrome: a lethal gene surviving by mosaicism. Clin Genet 1986; 29: 321-4.]

    En pacientes con MAS se han demostrado varias mutaciones activantes heterocigotas en el codón 201 del exón 8 del gen que codifica para la subunidad alfa de la proteína G (GNAS1) [Schwindinger WF, Francomano CA, Levine MA. Identification of a mutation in the gene encoding the a subunit of the stimulatory G protein of adenylyl cyclase in McCune-Albright syndrome. Proc Natl Acad Sci USA 1992; 89: 5152-6.]

    La proteína G está involucrada en mecanismos de transducción de señal que estimulan la síntesis de AMPc [Weinstein LS, Shenker A, Gejman PV, Merino MJ, Friedman E, Spiegel AM. Activating mutations of the stimulatory G protein in the McCune-Albright syndrome. N Engl J Med 1991; 325: 1688-95.] [Malchoff C, Reardon G, MacGillivray D, Yamase H, Rogol A, Malchoff D. An unusual presentation of McCune-Albright syndrome confirmed by an activating mutation of the Gas subunit from a bone lesion. J Clin Endocrinol Metab 1994; 78: 803-6.] Esta proteína G, está constituida por 3 subunidades (a, ß y g), siendo caracterizada por su subunidad ‘a’, la que interactúa con receptores y efectores específicos.

    Dependiendo de la mutación, se REEMPLAZA la codificación normal de ARGININA por HISTIDINA (R201H), CISTÍNA(R201C), LEUCINA (R201L), o SERINA (R201S) en la subunidad a de la proteína Gs (Gas), siendo R201H y la R201C las más frecuentes.

    Las mutaciones heterocigotas activantes del gen GNAS1 fueron inicialmente descritas en tumores hipofisiarios de individuos con acromegalia y posteriormente, en tejidos obtenidos de niñas con síndrome McCune-Albright [Weinstein LS, Shenker A, Gejman PV, Merino MJ, Friedman E, Spiegel AM. Activating mutations of the stimulatory G protein in the McCune-Albright syndrome. N Engl J Med 1991; 325: 1688-95.] [Landis CA, Masters SB, Spada A, Pace AM, Bourne HR, Vallar L. GTPase inhibiting mutations activate the a chain of Gs and stimulate adenylyl tumours. Nature 1989; 340: 692-6.]

    Estas mutaciones activantes inhiben la actividad GTPasa intrínseca de la Gas produciéndose una activación constitutiva de esta proteína, independiente de la presencia del complejo hormona-receptor [Farfel Z, Bourne H, Iiri T. The expanding spectrum of G protein diseases. N Engl J Med 1999; 340: 1012-20.]

    Por último, como evidencia de lo ‘prodigiosas’ que son las mutaciones en los leucocitos, y las ventajas que ofrece a la humanidad este ‘descabellado proceso evolutivo’, les dejo el efecto de lo que sí constituye una mutación del leucocito:

    1- Los períodos menstruales suelen comenzar a principios de la niñez, mucho antes del desarrollo de los senos o del vello púbico.
    2- Enfermedad ósea que destruye y reemplaza el hueso normal con tejido óseo fibroso. Uno o más huesos pueden resultar afectados.
    3- Una displasia fibrosa anormal (tejido similar a una cicatriz) en el hueso, que puede llevar a que se presenten fracturas, deformidades y radiografías anormales.
    4-El crecimiento óseo anormal en el cráneo puede conducir a la ceguera o sordera, debido a los nervios que se encuentran “pinzados”.
    5-Tumores hipofisiarios.
    6- Problemas en gónadas.
    7- Problemas en tiroides.
    8 Problemas en la corteza suprarrenal…

    ¡Esto sí es mutación! Y no tiene nada de bueno ni mejora un ápice la especie humana, sino todo lo contrario.

    Reciclen el concepto, antes de que les pase por encima la aplanadora prevista por el mismo al cual se están enfrentando. Es mejor caer ‘pesao’ dando buenos consejos, que caer en gracia mientras se conduce a cualquier persona a la debacle.

  9. Manuel dice:

    Ah, Jolimu, usted es brillante, acaban de descubrir la recombinación del mRNA y de las proteínas, genial!!.

    Ya sé que le da igual lo que diga el conocimiento científico actual, lo suyo es inventarselo todo. Da igual;como comprenderá a quien no le importa en absoluto sus opiniones es a los científicos que con su duro trabajo descubren como funcionan nuestras células.

    Dice que nuestro DNA no se altera. Pues depende:

    (i) Desde luego en la formación de anticuerpos no hay mutaciones en el DNA de las células del corazón, pero sí en los linfocitos. Experimentos sencillo y repetido hasta la saciedad en los hospitales: tome monocitos o linfocitos recien formados de la médula y secuencie su DNA, verá que tienen mutaciones unos respectos a otros. ¿Ve que fácil es demostrarlo?. Eso está hecho.
    (ii) ¿Por qué cree que se habla de anticuerpos monoclonales?. Porque se han formado a partir de un clon de células productoras (que los médicos cuidan para que no se mezclen con otras). Si todas tuviesen la misma información genética, ¿por qué preocuparse en que no se mezclen?. ¿Por qué se habla de clon?. Se habla de clon porque se forman diferentes líneas de células productoras de anticuerpos, cada una con diferente información genética.

    (ii) En nuestro cuerpo hay mutaciones constantemente. Por ejemplo, nuestras células tienen una dotación cromósimica diploide (2n), pero nuestros gametos haploide (n). La formación de gametos se da en un proceso llamado meiosis que no es simplemente dividir por dos el número de cromosomas, sino que hay entrecruzamiento de hebras y recombinación. En ese proceso los gametos formados tienen la mitad de la información y con un reparto no presente en el cromosoma de partida.

    (iii) La viruela aparentemente no produce mutaciones, aunque eso no se ha estudiado aún a fondo. Pero los papilovirus o los adenovirus sí lo hacen. Estudie los mecanismos de invasión de esos virus y lo verá más claro.

    En fin, podría seguir con los ejemplos, están en cualquier libro de medicina, pero esto ya me cansa. Está claro que a usted la ciencia le importa un bledo. Empezó diciendo que lo único que le molestaba era la evolución, después convierte al DNA en un dios pagano y ahora ya niega los avances médicos que explican cómo funciona nuestro cuerpo. Da igual. A usted no le importará la ciencia, pero comprenderá que a la ciencia tampoco le importe usted.

  10. Bryan dice:

    Jolimu, lo que dices es a)mentira y b) no tiene sentido.
    Como explicarias la memoria de la respuesta adaptativa?
    Como sabria el linfocito que secuencia es la que ha codificado para una inmunoglobulina que reconoce un antigeno?

    Pero, ¡NUNCA, NUNCA, NUNCA!, se altera la molécula de ADN cuando ha terminado el ciclo de respuesta inmune. Jamás se manifiesta ninguna mutación de ningún tipo en el ADN de la persona que ha pasado por ese proceso inmunológico, una vez que el organismo ha hecho lo que ha tenido que hacer.
    ‘una vez que el organismo ha hecho lo que ha tenido que hacer.’
    ‘una vez que el organismo ha hecho lo que ha tenido que hacer.’

    La copio varias veces, porque ahi esta la clave, los linfocitos se generan muy temprano, y ahi es donde mutan todos y se recombinan sus secuencias de DNA y cada linfocito termina con una secuencia distinta. La recombinacion se refiere a eso, no una recombinacion mistica a nivel de mRNA. Esa es la verdad, la quieras ver o no.

    Por cierto esto ocurre al inicio de la vida, no cada vez que nos ataca un patogeno. Lo que ocurre cuando nos ataca un patogeno es que los linfocitos que detectan antigenos, porque tienen en su superficie inmunoglobulinas (todas distintas, pues son codificadas por secuencias distintas, producto de la recombinacion somatica).
    Asi que fallaste al ridiculizar que cuando nos ataca una gripe ocurren mutaciones, pues a)No hemos dicho eso para explicar el sistema inmune, y b)Existen mutaciones debidas a virus. Si el virus se integra en el DNA por ejemplo… seguro que convoes el VPH!

    Ya sé que sufren ante las evidencias; algo incomprensible, pues en realidad deberían estar contentos de saber que hay un Cristo que se hizo hombre, y que se inmoló por nosotros, para podernos ofrecer una vida eterna a todos, bajo su Gobierno espiritual.
    La verdad prefiero la democracia, pero gracias por la oferta Jolimu.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: