CRECIENDO EN ORACIÓN

En muchos versículos, la Biblia nos muestra que orar no es cosa fácil. Existen distintos factores que pueden contribuir a crear un verdadero espíritu de la oración; pero sin lugar a dudas, son muchos más los que atentan contra la vida de oración del cristiano.

Antes de ubicar estos impedimentos con una visión bíblica, será útil para nuestro propósito señalar tres puntos que pueden contribuir a acercarnos confiadamente al trono de la gracia, alcanzar  misericordia, hallar bendición del Padre y el oportuno socorro. Algo bien definido en Hebreos 4:16:

“Lleguémonos pues confiadamente al trono de su gracia, para alcanzar misericordia, y hallar la bendición de la ayuda oportuna.”

Primeramente, considero importante señalar la necesidad de procurar el ambiente necesario donde orar. Es verdad que Dios está en todo lugar, y se puede orar en una cámara secreta de nuestra casa, en la calle o mientras viajamos; el Altísimo siempre escucha. Sin embargo, el sitio es de tanta trascendencia, que no en vano el mismo Jesús al hablar del Templo no vaciló en llamarlo: ‘Casa de Oración’.

La iglesia, el templo de Dios, es un lugar ideal; tanto como podría ser encontrarse en el campo una noche estrellada y dar gracias y alabanzas al Señor.

En segundo lugar, quisiera señalar la importancia de una adecuada preparación mental y espiritual: Una riña o enojo o el uso de  un vocabulario inadecuado, no puede crear el ambiente necesario para la oración; no hay nada mejor que un momento de paz, silencio y serenidad, para permitir que  el Espíritu Santo nos ayude a abrir las ventanas de los cielos y nos capacite para entrar en el Santuario de Dios, libres de carga emocional.

En tercer lugar, que considero de gran importancia, está el tener motivos legítimos y concretos por los cuales orar. El Padre Nuestro es una oración modelo, tanto por su orden, como por los asuntos que incluye. Hay que superar vaguedades, vanas repeticiones, verborrea inútil, distracciones y gestos que no conducen a nada ni coinciden con el acto de orar, que es, simplemente, ‘conversar con Dios’.

Con frecuencia escuchamos oraciones que son verdaderos sermoncitos dirigidos al Padre.

Dicho esto con un propósito altamente constructivo, quiero insistir en que debemos librarnos de profesionalizar nuestra oración, para lograr hacer de ella una actividad viva, real, emocionante y existencial. Entreguemos el corazón, para que podamos decir lo mismo que Jesús ante la tumba de Lázaro:

“Padre, gracias te doy por haberme oído; yo sabía que siempre me oyes.”

Con amor: Pastor Daniel.

2 respuestas a CRECIENDO EN ORACIÓN

  1. jolimu dice:

    Que Dios te bendiga a ti Nahir. El Señor tiene un especial interés en los jóvenes, pues son la semilla del futuro: los gobernantes, educadores, y legisladores del mañana.

    Manten tu fe y no te dejes arrastrar por las cosas del mundo; no te quiero decir con esto que te aisles, sino que cuides mucho tus compañías. Mi iglesia está llena de jóvenes que van a fiestas, y algunos incluso se relacionan sentimentalmente, de manera sana, bailan hip hop, salsa y lo que venga; van a la playa y se divierten. Para nada son ‘bichos raros’.

    El fin de semana fue un grupo de nuestros jóvenes a Madrid, al concierto de Marcos Witt. Dicen que lo que más le impactó fue ver tanta juventud, miles, cantando y saltando al compás de la música cristiana, ¡durante 12 horas, en Madrid, sin wisky ni drogas!

    A esa vorágine actual, que sentencia como ‘raro’ a todo aquel que no se deja absorber,es a la que me refiero cuando te pido que no pierdas la expectativa de la manifestación del Señor, que tú viviste. Esas experiencias solo son explicables y comprensibles por quien las siente; pero también demandan una responsabilidad, pues has vivido un privilegio de Dios, una respuesta a tu oración. Fue su manera de decirte que tiene un propósito para ti; créeme, hay plan para todos, pero quien recibe la visita del Todopoderoso a través de la plegaria, tiene que sentirse especial, humilde, pero especial… y ser congruente con el compromiso que ello entraña.

    Corre tu carrera sin permitir que tus principios sean adulterados; quien no respete tu forma de pensar, e intente que los violes, no es digno de ti. Y ya ves, tú has sido una persona dignificada por el único que dignifica. No permitas, bajo ningún concepto, que ese privilegio que tuvo contigo sea respondido con actitud alguna que le resulte ofensiva.

    Sigue el camino de la luz, y las sombras perderán toda influencia sobre ti. Que el Dios definitivo y eterno te proteja y mantenga tus pasos siempre lejos del peligro, del mal, y de las inclinaciones que puedan arrastrarte hacia donde el Señor no desea que tú vayas.

  2. nahir dice:

    La Oracion es algo Hermoso, en la Oracion el señor El Espiritu Santo se manifesto en mi, y fue algo inexplicable que nunca habia sentido, senti la llenura, el amor de Mi Amado Jesus. con solo 19 años y me rendi a el, si nos humillamos ante Dios el nos escucha.

    Dios les Bendiga

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: