REPARACIÓN TISULAR: OTRA EVIDENCIA CREATIVA

“Una mentira repetida mil veces se transforma en una verdad”. (Joseph Goebbels, Ministro de campaña Nazi.)

En el año 1894, el médico W.R. Dunham publicó su trabajo sobre la comunicación subliminal titulado “The Science of Vital Force” (La Ciencia de la Fuerza Vital) demostrando la existencia de dicha influencia en el ser humano. Más tarde, el Dr. Poetzle pudo demostrar la percepción subliminal, así como sus efectos en sueños y conducta.

Aproximadamente en los años 50, se realizó un experimento en un cine de New Jersey, insertando en la película “PICNIC”, cada 24-30 fotogramas, las palabras “Tome Coca-Cola” y “Coma pop-corn” sobre el rostro de la actriz Kim Novak. Con ello se logró aumentar las ventas del refresco en un 18% y las de pop-corn en un 58% respectivamente.

El mismo sistema se ha empleado en la medicina con fines curativos y pedagógicos; la Clínica Médica McDonagh (Gladstone, Missouri), lo usó para relajar a los pacientes. Los enfermos dejaron de sufrir desfallecimientos, mejoraron… y luego volvieron de nuevo a desmayarse cuando se retiró esta influencia subliminal. Podría dudarse de su efectividad si no existiesen pruebas, pero están, y los resultados son aplastantes. La psicología industrial lo utiliza en la prevención de robos en los supermercados, y la disminución de estos hechos delictivos ha sido de un 80% en todos los casos de faltantes de mercaderías.

Existen además otras estadísticas y ejemplos muy alarmantes. Uno de ellos, realizado por Marie France Charron, en una de las publicaciones gubernamentales del Ministerio de Comunicaciones de Québec, Canadá, demostró que en 22 tipificaciones de causas de suicidio, el mayor porcentaje resultó debido a la audición de música rock infectada de mensajes subliminales con satanismo. Se evidenció que la mente puede ser manipulada sin conciencia de ello, dando la sensación de que nadie podía evitar ser su víctima. Se produjo un profundo rechazo hacia todo lo subliminal y se redactaron leyes para su prohibición.

Pero también se ha demostrado que la constante repetición de una frase tiene efectos en el subconsciente, aunque no se presente de manera subliminal. Si se comienza a trasmitir en la escuela desde las primeras incursiones de la infancia (raciocinio inmaduro), penetra en el subconsciente de un niño totalmente sin defensa ante esta forma de agresión. Se hace subliminal por repetitivo; ataca traicioneramente al receptor, pues anula las barreras de la selección inteligente.

En la publicidad comercial, las múltiples técnicas de persuasión dependen del ingenio de su artífice y solo están limitadas por los medios de comunicación, algunas restricciones legales y el código deontológico elaborado al efecto por las propias agencias de publicidad. Pero esto no se manifiesta igual en las escuelas; allí, la repetición del mensaje, ha jugado su basa durante el tiempo que la teoría evolutiva ha ido minando las aulas.

Un mismo anuncio evolutivo es ya internacional. Figuras alusivas aparecen en vallas publicitarias, folletos a la entrada de las tiendas, y en forma de revistas, libros de cuentos o juguetes. La propaganda ha sido extendida a la radio, la televisión, periódicos, revistas, y por supuesto, donde resulta más importante: en todos los libros de textos de biología y zoología, desde los primeros hasta los últimos niveles de la enseñanza.

Como colofón, ha sido usada además una de las formas más efectivas y seductoras: la gran pantalla. Obras como Parque Jurásico (Steven Spielberg), Caminando con cavernícolas (de la BBC), La Evolución de las Especies (de Discovery), y muchas otras, han trabajado tanto en el subconsciente humano, que la teoría está asentada allí como un bloque de cemento.

Pero, visto desde la razón, el que los protozoos marinos pasaran a convertirse en grandes monstruos a lo largo de miles de millones de años, careciendo de la más elemental evidencia, no logra traspasar la frontera de la ficción. La Ciencia jamás ha logrado el paso anterior imprescindible: que una célula simple sea capaz de alcanzar por sí misma la complejidad de una eucariota; de modo que resulta ausente de crédito, el simple hecho de la aparición de las molestas anémonas de playas a partir de procariontes marinos.

El Inconsciente es una parte de la mente que, como esponja, absorbe todo lo programado, de una forma tan sutil, que no nos damos cuenta. Su concepto fue descrito entre 1895 y 1900 por Sigmund Freud, quien planteó que se nutría de sentimientos cursados durante la infancia, junto con los instintos o la libido, y sus alteraciones por la ‘evolución del super-yo‘. De acuerdo con la definición del psicoanalista suizo Carl Jung, el inconsciente también consta de un inconsciente cultural que contiene ciertas fantasías atávicas, universales y heredadas, que pertenecen a lo que este denominó ‘el ámbito colectivo‘.

Si un adulto acepta un concepto, lo envía al subconsciente; igual a un ordenador, se archiva en la memoria, y se usa luego si es necesario. El mensaje recibido en la primera infancia, en cambio, ataca al receptor obviando las barreras de la selección inteligente y consciente, sin advertir esta violación. Por eso no es válido decir, “a mi no me afecta, porque yo no quiero“, pues, la voluntad fue anulada, así como la selección de “esto si, esto no”.

El trabajo del inconsciente, no puede controlarse y opera con los datos que recibe; como en los sueños, se fusionan automáticamente imágenes y hechos de forma no previsible. Nadie maneja sus sueños a voluntad. Un ejemplo, si alguien propone: “Satán es Dios“, lo más probable es que esta información sea detenida y rechazada antes de ingresar a la memoria. Pero si esa frase llega en la niñez más temprana, no hay ningún inconveniente en que así quede sellada, como instrucción válida y acreditada.

E incluso en los adultos, la repetición funciona. Hay una enorme variedad de técnicas; desde un simple anuncio de pared, hasta una campaña en todos los medios de comunicación de masas. Desde sus inicios en la antigüedad, la publicidad ha evolucionado hasta convertirse en una colosal industria. Tan solo en Estados Unidos, a finales de la década pasada, se invirtieron en un año unos 120 000 millones de dólares.

Se calcula que un comercial de un minuto cuesta cerca de 50 mil dólares. Es tan detallada la elaboración de los comerciales, que se gastan cerca de un centenar de millones de dólares, solo en los actores. Uno de 30 segundos puede llevar semanas para grabarlo, sin tomar en cuenta el intenso trabajo de laboratorio y efectos especiales.

Tal como en los tratados evolucionistas, se fotografía y dibuja una y otra vez hasta que salga lo que se pretende, analizando cada mínimo detalle. Tanto dinero en juego, demuestra la efectividad comprobada del método de la Persuasión: una forma de influir en las personas mediante técnicas repetitivas, para prevalecer sobre la capacidad de análisis posterior.

La teoría evolutiva subsiste gracias a una descomunal publicidad, incremental con el paso del tiempo; muchas veces con mentiras que han sido descubiertas, luego incluso de varias décadas. Su modalidad promocional es la institucional, cuyo único objetivo consiste en crear prestigio y fomentar el respeto de determinadas teorías y enseñanzas.

Sé que se alegará lo mismo con respecto a la Biblia; pero esta no resulta en un mensaje subliminal ni una repetición de cómo las especies fueron ‘mutando‘ de unas a otras. A diferencia de la teoría de la evolución, que desde Darwin hasta la actualidad ha cambiado sus planteamientos constantemente, por plástica adaptación, según las evidencias que han ido trascendiendo a través de la Ciencia, las Sagradas Escrituras constituyen un tratado de historia que ha permanecido inmutable en el tiempo, sobreviviendo y fortificándose en los propios descubrimientos científicos.

Narra, desde la ‘Creación‘ de la humanidad, hasta la etapa del apostolado de los discípulos de Cristo, y, por supuesto, presenta algunas profecías sobre el final material del planeta, dando paso a una vida espiritual, sin carne alguna.

El mejor ejemplo de la presencia de Dios en la creación del hombre, lo ha constituido el descubrimiento del ADN: un lenguaje codificado que garantiza la existencia del codificador INTELIGENTE que antecedió al ser humano. Y ya que la evolución ha sabido usar el método de la repetición de un cuento, durante casi siglo y medio, espero que los defensores evolucionistas no se escandalicen si yo continúo repitiendo las evidencias de diseño e inteligencia que patentiza la misma Ciencia a la que se acogen para intentar acreditar lo que a todas luces constituye un burdo descrédito.

Ya en un artículo anterior, se planteó la admirable programación del sistema autoinmune. Su etapa final es la reparación tisular; según el área, se reparan o no las células, pero siempre está programada una enmienda. Si ocurre algo que altere el equilibrio celular, se desata un sistema de señales programadas en su propio ADN/ARN, que decide si ese daño es reversible o no. Si es irreversible, se produce la muerte de la célula afectada, bien por apoptosis o por necrosis, según se decida en dicho programa.

Si no lo es, el propio sistema decide la reparación tisular entre dos opciones pre-definidas y muy bien organizadas, no casuísticas. En la primera: ‘Regeneración’, las células se dividen en tres grupos, según su capacidad regenerativa y su relación con el ciclo celular. Si hay reemplazo, este es por proliferación de células de la misma estirpe; la reconstrucción de un tejido desaparecido  por causas fisiológicas o patológicas, es entonces casi perfecta.

La segunda opción es la ‘Cicatrización’, y consiste en la sustitución del tejido desaparecido, por tejido conjuntivo producido por células distintas a las del tejido original. Las distintas órdenes aquí se hacen más evidentes, pues todo ocurre por etapas bien definidas:

1- HEMOSTASIA: Permite que la sangre circule libremente por los vasos, y cuando una de estas estructuras es dañada, aprueba la formación de coágulos para detener la hemorragia, reparando el daño posteriormente y disolviendo dicho coágulo. Las plaquetas taponan los vasos rotos, liberando citoquinas, por infiltración celular.

2-INFLAMACION: Ocurre por la acción de los Neutrófilos enviados, los principales actores de este proceso, aunque también se mandan al sitio monocitos y otros linfocitos.

3-REMODELACIÓN: Se producen cambios de coloración y textura, debido a un balance entre la síntesis y la lisis del colágeno.

4-PROLIFERACIÓN: Se manifiesta por fenómenos de neovascularización y angiogénesis; procesos en los que se forman nuevos vasos sanguíneos a partir de un lecho vascular preexistente. Se repiten la proliferación y la migración celular, creciendo la producción y el depósito de colágeno por parte de los fibroblastos, cerrando el proceso.

Resulta evidente la alta complejidad de esta actividad de reparación tisular; tanto, que niega el desarrollo casuístico que predica la abstracta ‘selección natural‘, carente de inteligencia. La minúscula célula actúa como un perfecto hospital; los biólogos evolutivos ganarían mucha más credibilidad si se pusieran a la altura de las expectativas de la entidad que dio origen a toda estas secuencias preconcebidas y diseñadas antes de que se manifestaran los problemas.

La Ciencia lleva muchos años investigando el ADN; con frecuencia aparecen datos diferentes y se concluyen nuevas y desconocidas actividades del cuerpo humano, a nivel microscópico. Es decir, que el hombre de ciencias camina siempre detrás de una señal ya establecida en la Creación; se empapa de conocimientos sobre un diseño que ya existe desde el mismo origen de la humanidad, y luego es capaz de presentar resultados.

La Naturaleza de Dios marca la pauta; los hombres siguen su estela. Si lo hacen en beneficio de sus congéneres, son bendecidos por el Todopoderoso y se dignifican ante Él, pues todo corazón altruista se enaltece ante el Señor.


**********

 

 

 

 

 

Anuncios

82 Responses to REPARACIÓN TISULAR: OTRA EVIDENCIA CREATIVA

  1. jolimu dice:

    La genética humana está en decadencia; cada día hay más enfermedades genéticas nuevas. Eso implica que involucionamos, no que mejoramos genéticamente, en la dirección de una raza superior, según señala la teoría evolutiva: homínido-hombre-mejora genética del hombre.

    Otra cosa bien distinta es que gracias al esfuerzo y el avance científico, esta realidad se esté intentando neutralizar con bastante efectividad, pero la tendencia es la mutación constante, y mutaciones muy perjudiciales, por cierto. Estas se incrementan, los males aumentan, y la raza involuciona genéticamente.

    Por ejemplo, en pacientes aquejados de Progeria, el síndrome de envejecimiento prematuro, se observó que presentan un acortamiento significativo de los telómeros. Este hallazgo llevó a la hipótesis de que el tamaño del telómero sirve como un reloj biológico que regula el tiempo de vida de las células normales, siendo pieza fundamental para entender el envejecimiento prematuro.

    También en portadores del Síndrome de Down se ha visto un envejecimiento prematuro, calculándose que pierden 133 pares de bases teloméricas por año, comparado con 41 en los controles normales. Esta observación refuerza la hipótesis que en dicho síndrome hay un acelerado recambio celular y consecuentemente una pérdida telomérica.

    La evolución no existe; la Ciencia ha demostrado que el incremento de enfermedades genéticas conspira abiertamente contra la mejora de la raza humana. Pueden acudir a todo; la evolución se ha hecho especialista en conjeturas; hay millones de libros dando vueltas por ahí, diciendo todo lo contrario a lo que la realidad impone.

    Se puede alargar la expectativa de vida de las personas, gracias a los avances, pero el ser humano, interiormente, va en decadencia; no lo digo yo, sino las enfermedades genéticas que se manifiestan cada semana, cuya evidencia de resultar recientes, es la pequeña cantidad de la sociedad que es afectada. A medida que las generaciones aumenten, estas, proporcionalmente, se pondrán en su momento, al nivel de afectación mundial de otras como el síndrome de Down o la Progeria.
    Asunto Zanjado.

    Como ya está dicho todo y se repiten unas cosas y se sacan de contexto otras, dejaré todas las reflexiones y cerraré los comentarios; necesito tiempo para continuar subiendo artículos.
    Saludos, y gracias por vuestra participación; que el Señor les abra los ojos del Espíritu.

  2. Ok, entonces no comparte lo de que la especie humana vive cada vez menos años : “Yo no he dicho que cada vez vivimos menos y peor”.

    Espero que no vuelva a usar ese argumento, sino el de que cada vez se conocen más enfermedades genéticas, lo que no quiere decir que vivamos menos ni peor, ni nosotros ni los subsaharianos.

    Asunto zanjado.

    Saludos

  3. jolimu dice:

    Hernández:
    Yo no he dicho que cada vez vivimos menos y peor, sino que hay un incremento de mutaciones, por pérdida de la información codificada en el ADN, y que esto genera muchos problemas en sus distintas secuencias programadas para los organismos, haciendo que la raza humana no evolucione, sino que involucione, pues la mayoría de los habitantes de la Tierra tiene que hacer frente, en condiciones muy adversas, a nuevas enfermedades genéticas semanalmente.
    El que Europa haya desarrollado un eficiente sistema paliativo ante las enfermedades genéticas, mejorando la calidad y expectativa de vida, a nivel continental, no implica que esa sea la situación mundial, pues no existe esa ‘panacea médica’ en Asia, África o América Latina; alli, desde luego, no se vive mejor con el incremento de mutaciones, pues los adelantos de la medicina sirven de bien poco.

    Por ejemplo, la ‘espina bífida’ es provocada por la difícultad genética de la madre para procesar el ácido fólico. Su deficiencia en la madre, durante los meses previos al embarazo y en las tres semanas siguientes, suele provocar (95%) esta enfermedad.
    La prevención es muy fácil en los embarazos planeados. Estas alteraciones aparecen en las tres primeras semanas de gestación, cuando muchas mujeres aún no son conscientes de estar embarazadas. Por ello debe realizarse antes del embarazo, dentro del control preconcepcional:
    – Evitando ingesta de tóxicos y determinados fármacos en el período periconcepcional.
    – Dieta equilibrada.
    – Aporte de folatos desde el período preconcepcional, al menos tres meses antes de la concepción y hasta doce semanas de la gestación.

    Tres de cada cuatro malformaciones podrían evitarse si la madre toma ácido fólico desde 3 a 6 meses antes del embarazo planificado, y durante los tres primeros meses del mismo, ya que es el momento en que el tubo neural se forma. Una dosis de 0,4 /4 mg/día , sería suficiente.
    Eso en Europa no es difícil, pero, ¿Se imagina esa planificación en las fabelas de Brasil? De los más de 19 millones de habitantes de São Paulo, se calcula que 2,5 millones viven en las favelas. Y solo le he puesto un ejemplo de enfermedad genética; extrapólelo ahora a los miles reconocidos por la medicina.

    Por otra parte, las mujeres constituyen casi los dos tercios de los analfabetos del mundo, que son en total 960 millones, y las mujeres y las niñas constituyen tres quintos de los pobres del mundo. Y, como contrapartida, los países más pobres son los que a menudo tienen las tasas más altas de crecimiento de la población. En 62 países de África, Asia y América Latina, más del 40% de la población es menor de 15 años. Los países más pobres también tienen los peores niveles de salud reproductiva, las tasas más altas de mortalidad derivada de la maternidad y las tasas más bajas de uso de métodos de planificación de la familia, con frecuencia inferiores al 15%, nivel que, en promedio, los países en desarrollo ya habían alcanzado hacia 1969. ¿Hará o no hará más estragos allí que en Europa, cualquier enfermedad genética?

    Aunque la pobreza no queda limitada a los países más pobres. Hay más de 1.000 millones de personas que siguen privadas de satisfacer sus necesidades básicas de consumo. De los 4.800 millones de personas que residen en países en desarrollo, casi las tres quintas partes carecen de servicios básicos de saneamiento; casi un tercio carece de acceso a agua no contaminada; un cuarto no tiene viviendas adecuadas; un quinto carece de acceso a servicios modernos de salud. ¿Cómo les afectarán el que exista un mal congénito en sus familias?

    ¿Opina usted que se les puede aplicar la misma expectativa de vida que a los europeos? ¿No cree que cada vez vivirán menos y peor, en la medida que se incrementen, como de hecho está sucediendo, los trastornos monogenéticos tales como el autosómico recesivo o el recesivo ligado al cromosoma X, el Autosómico dominante o el dominante ligado al cromosoma X. Y añádale los trastornos cromosómicos como la trisomía 21, y otras tantas reconocidas.
    Cada vez viven más y mejor algunos, pero créame, solo son la minoría de los habitantes del planeta; unos privilegiados. El resto, cada semana que pasa, le trae más dolor, limitaciones y muerte.

  4. jolimu dice:

    ABELEDO y Kasbish, disculpen que conteste en conjunto, pero me estoy viendo más apretado de tiempo que de costumbre, y solo tengo estas horas para hacerlo. Como la temática es la misma, creo que se pueden compaginar ambos planteamientos con el mío:

    Las enfermedades genéticas siempre han sido descubiertas, incluso antes del conocimiento del ADN, pues los investigadores acuden ante los síntomas, asociándolos en los casos comunes, y nominándolos. Toda enfermedad genética es cíclica:
    1º- No se conoce porque no se manifiesta.
    2º- comienza a manifestarse y se inicia el trabajo de laboratorio; en ese momento, es considerada una enfermedad rara. Su incremento es tan alarmante que aquí hay una organización: la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) cuyo único objetivo es investigar sobre ellas.

    Por ejemplo, el pediatra Harry Angelman descrubrió en 1965 el ‘Síndrome de Angelman’ en tres niños. En aquel entonces fue considerada rara, pues afectaba a tan poca gente en el mundo que no había información para ella. Doce años más tarde, en 1987, se descubrió su origen genético, ya que algunos de los que presentaban el síndrome, tenían una pequeña deleción del brazo del cromosoma 15 (15q). Desde entonces se ha podido constatar que la frecuencia de aparición es más alta de lo que se pensaba en aquellos tiempos, con una incidencia de 1/25.000 niños nacidos. Actualmente se considera que la relación es 1/15000.

    También se nominó como ‘fibrosis quística’ (FQ), a una patología reconocida por los investigadores en la década 1930/40. Actualmente se sabe que su origen también es genético; es la enfermedad congénita potencialmente letal, más común en la población de raza blanca, que se transmite de forma autosómica recesiva. En Europa, uno de cada 2.500 nacidos vivos padecen la enfermedad, y una de cada 25 personas es portadora sana; sin embargo, en 1930, a su descubrimiento, era una enfermedad rara.

    Estas siguen surgiendo, por las constantes mutaciones del ADN, lo que es una evidencia de la involución de la raza. Como por ejemplo, la del Gigantismo Cerebral. En su inicio, tal como lo fueron las anteriores, afectan a menos de 5 casos por cada 10.000 habitantes; actualmente, son unos cuantos miles las reconocidas. Dentro de unos años, cuando los afectados se casen y tengan hijos, y el lógico crecimiento demográfico aumente, estas enfermedades también aumentarán, y con ello la actual relación 5/10000, podría llegar al 1/1500 de la ‘fibrosis quística’.

  5. kabish dice:

    A mí me parece que si las enfermedades genéticas contra las que la Ciencia aún se siente maniatada “apareciesen” cada semana y la esperanza de vida se dobla en dos siglos, sólo puede ser debido a que la medicina no sólo encuentre semanalmente curas o mejores tratamientos sobre las enfermedades según van apareciendo, sino también para las que ya existían y se le iban quedando en el tintero. O sea: enfermedad que aparece ZAS cura que descubro, y como me sobra el tiempo la que dejé a medias el mes pasado también la finiquito.

    Ya nos gustaría que ese fuese el ritmo de la investigación, pero me parece más lógico pensar que realmente lo que se descubren son enfermedades preexistentes con tecnología de análisis más moderna, ¿no le parece jolimu?

    ********************************************

    Contesto aquí mismo, porque se perdió el hilo ante tanto debate.

    El síndrome de Down, [uno de cada 700 nacimientos] está referido en la medicina, desde muchos siglos atrás. Hay un retrato de un pintor del medioevo, que pinta una escena de la realeza, en la cual aparece un muchacho con síndrome de Down. Por eso es que actualmente hay más casos de síndrome de Down, que de otras enfermedades genéticas que han surgido más tarde, como el síndrome de Marfan [uno por cada 10000 nacimientos], debido a que se trata de una mutación más reciente.

    Por eso, hay un nutrido grupo de enfermedades genéticas a las que se les tacha como raras. Son tan recientes, que la mutación que las provoca aun no ha trascendido tanto como las otras en la sociedad.

  6. manuelabeledo dice:

    Pero vamos a ver, que se descubra una enfermedad genética no significa que no existiese hasta ese momento.

    No es que vayan en aumento, es que hoy en día tenemos los medios para descubrirlas.

  7. jolimu dice:

    Se conjuga, considerando el esfuerzo de eminencias en el campo de la Biología y la Medicina, como Pasteur por ejemplo, que redujo la mortandad mundial en millones de personas, gracias a sus trabajos en la química y microbiología. A él se debe la técnica conocida como pasteurización, que salvó X[10 a la sexta potencia] personas.
    También desarrolló la metodología para atenuar la virulencia de microorganismos patógenos que pudieron ser entonces utilizados para la fabricación de vacunas contra el cólera de los pollos, la rabia, el ántrax y la erisipela del cerdo,… volviendo a salvar a mucha gente que antes moría por ello.

    Expuso la “teoría germinal de las enfermedades infecciosas”, según la cual toda enfermedad infecciosa tiene su etiología en un germen con capacidad para propagarse entre las personas. Aconsejó a un jefe médico militar para que esterelizara los instrumentos… y volvió a ahorrar millones de vida a la humanidad.

    Ahora súmele todos los aportes de muchos otros científicos, que han contribuido a que se haya logrado que las tasas de mortalidad hayan descendido, y las mejoras en la calidad y cantidad de medicamentos fabricados, hasta llegar a las cifras de mortalidad actuales. Sin duda, todo un éxito de abnegados investigadores.

    Pero eso no tiene nada que ver con las enfermedades genéticas producidas por mutaciones, que sí está demostrado que aumentan semanalmente y que en la actualidad hay datos reconocidos sobre 20 millares de ellas, como para escoger patologías, contra las que la Ciencia aun se siente maniatada.

  8. Eh, Jolimu, no se me distraiga, que esto era entre Manuel yo, usted a lo suyo:

    Las tasas de mortalidad infantil y la esperanza de vida MUNDIALES en el siglo XVIII son notáblemente peores que las actuales -y estos son datos históricos contrastados- ¿como se conjuga eso con lo de que cada vez vivimos menos y peor?

    ***************************************
    Contesto aquí mismo, para ser más directo, por enésima vez.

    Ya le dije que la esperanza de vida que se ha publicado, encierra un apoyo médico/farmaceútico del que carecen los países subdesarrollados. En el mundo andino, en la latinoamerica más pobre, en África, las personas son ancianas a los 35 años, si llegan a esa edad.

  9. Pero si es nueva, ¿de donde ha salido el nuevo virus? porque según jolimu, por evolución no será…

  10. manuelabeledo dice:

    Las tasas de mortalidad infantil y la esperanza de vida MUNDIALES en el siglo XVIII son notáblemente peores que las actuales -y estos son datos históricos contrastados- ¿como se conjuga eso con lo de que cada vez vivimos menos y peor?

    Me temo que defiende que cada enfermedad genética descubierta es una enfermedad genética nueva, a pesar de haber dicho lo contrario.

  11. Jolimu dice: “Si recurre a estadísticas, tiene que hablar de estadística mundial, pues todos, chinos, negros, esquimales, amerindios, lucumíes y batúes, pertenecen a la misma raza.”

    Ok, lo que uste diga:

    – En los últimos 50 años, la esperanza media de vida al nacer se ha incrementado en términos mundiales en cerca de 20 años, pasando de 46,5 a 65,2 años. Como media, la esperanza de vida aumentó en nueve años en los países desarrollados, en 17 años en los países en desarrollo con elevados niveles de mortalidad de niños y de adultos y en 26 años en los países en desarrollo con baja mortalidad. Es decir, la esperanza de vida HA AUMENADO MÁS EN LOS PAÍSES SUBDESARROLLADOS QUE EN EUROPA, según la OMS.

    – La esperanza de vida pasó en el África subsahariana desde tan sólo 46-49 años a 52-55 años -según se tratara de varón o mujer- en 1975-1990. En África del Norte la edad media superó ya los 65 años. La población menor de 15 años pasó del 43 al 48% del total en el mismo período en el África subsahariana y rondaba el 40% en el Norte de África [fuente OMS].

    – La esperanza de vida mundial se ha doblado a lo largo de los DOS ÚLTIMOS SIGLOS, pasando de unos 25 años a 65 para los hombres y 70 para las mujeres. pasará de los 66 años actuales a los 77 en el siglo XXI [fuente OMS – PNUD, Cambridge University].

    ¿Alguna excusa más para escaquearse?

    Yo no miro para otro lado, Jolimu, es usted el que ante cualquier nueva evidencia, da un pase de pecho y mira al tendido.

    Ahora que ya he cumplido con sus requisitos, ¿hace el favor de contestarme?:

    Las tasas de mortalidad infantil y la esperanza de vida MUNDIALES en el siglo XVIII son notáblemente peores que las actuales -y estos son datos históricos contrastados- ¿como se conjuga eso con lo de que cada vez vivimos menos y peor?

  12. Phosphoros dice:

    Jolimu
    ¿Cristo existía como Espíritu?…¿Los Espíritus tienen Genoma?…Por favor me muero porque me compruebes eso.

  13. Manuel dice:

    Jolimu, ya me sé la historia de los calendarios. Es verdad que todos sabían lo que era un año, pero no de 365 días. Eso lo instauró César con ayuda de astrónomos egipcios.

    Si hay más mutantes no es consecuencia de involución sino de que tenemos la capacidad de analizar y detectar más. Y de que la esperanza de vida ha aumentado, con lo que la oportunidad de que esa mutación se manifieste es mayor.

    ¿Por qué sólo aplica su rasero a lo que le interesa?. Le doy un ejemplo. Ahora hay más bacterias que en el S.XIX. Entonces se conocian unas pocas especies hoy miles de ellas. Luego sí que existen más especies, por tanto o hay evolución o hay creación contínua.

    Por cierto, ¿me puede dar las estadísticas de la esperanza de vida de los lucumíes y los bantúes el siglo XIX?. Como habla con tanta propiedad supongo que tendrá datos y referencia que lo avalen.

    ********************************

    Contesto aquí mismo:
    Se regían por la luna, no por el sol. Como los años lunares no coinciden con los años solares, cada tanto hay un año solar con trece lunas; los calendarios lunisolares, a pesar de guiarse según los meses de la luna, añaden cuando corresponde un mes al año, que se intercala, para que el comienzo del nuevo año solar tenga doce lunar. El calendario judío, el chino y el hindú son lunisolares. En la cultura occidental cristiana, si bien el calendario es solar para la mayoría de los efectos prácticos, ciertas fechas (como la pascua) se fijan según un calendario lunisolar.[29,3 días por mes]

    Sobre las bacterias: No existen más especies, sino que han aumentado las clasificaciones humanas. Se descubren algunas que no se conocían y se les clasifica.

    Es como si a partir de mañana, se decidiera que los chihuahuas no son perros y se les llamara a la nueva especie ‘pequeñajos’, y así con el resto de razas de perros que existen, clasificándoles raza por raza. Pero las bacterias son todas bacterias y de ahí no pasan, de la misma forma que los perros siguen siendo perros y jamás irán a una especie distinta.

    Lo de los lucumíes y los bantúes, fue solo una expresión, indicándoles que el mundo no se circunscribe solo a los países desarrollados, que hay mucha gente que no dispone de una seguridad social para neutralizar o paliar el efecto decadente del ADN.

  14. jolimu dice:

    Hernández, lo que estamos hablando, se refiere al incremento de las enfermedades genéticas que empobrecen génicamente la vida de la raza humana. Con informes semanales sobre nuevos casos de ‘enfermedades raras’ de origen cromosomático.

    Es usted el que está en los cerros europeos; pero el mundo es mucho más que Europa.
    Si recurre a estadísticas, tiene que hablar de estadística mundial, pues todos, chinos, negros, esquimales, amerindios, lucumíes y batúes, pertenecen a la misma raza.

    Esta es la temática, no pretenda desviar la atención hacia datos de cuando las ruedas eran de madera. Existen enfermedades hoy, que jamás conoció la humanidad, cada día se incrementan, cada día matan más personas, las encaman, y les obligan a llevar una vida difícil y dolorosa; todas las evidencias y datos recogidos por la Ciencia de hoy, dicta que la genética humana no evoluciona, sino todo lo contrario. Esa es la realidad y ese es el tema que estamos tratando.

    ¿Quién se va por los cerros de Úbeda, profesor?

  15. jolimu dice:

    Manuel:
    Si hay más mutantes, ese simple dato confirma que la raza humana ‘involuciona’, no evoluciona.

    Con respecto al Japón, con una de las tasas mayores de supervivencia, le digo lo mismo que a los demás: su seguridad social y su dieta tiene mucho que ver en ello. Pero aun así, las mutaciones existen, mejor atendidas, pero están ahí, como en todas partes del mundo.
    La degeneración genética es un problema mundial; la raza humana no va hacia adelante; no hay mejoras gracias a la mutación, sino dolor, atrofias y muerte. Por otra parte, cuando los virus mutan, lo hacen provocan más daño, se hacen más fuertes a los antibióticos cada vez y constituyen uno de los retos mayores para la Medicina actual.

    Precisamente en estos momentos, el hijo de un amigo, un niño perfectamente saludable en apariencias, hubo que llevarlo corriendo al hospital. Ahora está en la UCI, con un virus que le ha provocado una infección que implicó que le cortaran un metro de intestino delgado). En estos momentos está pendiente del resultado de tres cultivos; se está buscando desesperadamente el antibiótico que pueda hacer remitir la infección.

    Y con respecto al Matusalén y sus años: el calendario hebreo es anterior a Julio César y a los griegos. Es lunisolar; toma en cuenta el movimiento de la Tierra alrededor del Sol (año), como en el de la Luna mientras circunvala la Tierra (mes). Se comienza a contar a partir de la Creación del mundo, que aconteció, según la tradición judía, el día domingo 7 de octubre del año 3761 adC; (día 1º del mes de Tishrei del año 1)
    En cuanto al cómputo de los años, el judaísmo toma como punto de partida el de la creación del mundo, que según la tradición rabínica tuvo lugar en el 3760 a .C. (así el año 2008 d.C., si mis cuentas no fallan, corresponde al 5768 de la Creación, años más, años menos).
    Los nombres de los meses judíos–Adar, Nissan, Iyar, Sivan, Tamuz, Av, Elul, Tishrey, Cheshvan, Kislev, Tevet, Shvat, no son propiamente hebreos, sino babilonios, de la tierra natal de ABRAHAM, considerado el patriarca de todas las religiones que reconocen a su/nuestro Dios. También las que llamamos “letras hebreas” son babilonias, tomadas durante el exilio babilonio; los judíos, en los tiempos del Primer Templo, usaban un alfabeto completamente diferente.
    En el siglo IX a.C., después de siglos de observaciones, los astrónomos babilonios crearon un sistema al que se le conoce hoy en día como el ciclo ‘Metónico’, debido a que fue el astrónomo griego Meton el que lo introdujo en Atenas en el año 432 a.C. Sin embargo, los babilonios ya lo conocían al menos 400 años antes. Los chinos también han usado este sistema y el calendario judío hace lo mismo.
    De ahí que se hablara, en una época muy anterior a Julio César, de ‘años de vida’.

  16. jolimu dice:

    Hernández:
    Si queremos ser serios, no debemos mirar siempre en la dirección que nos conviene. Olvide a Europa, pues no es representativa de la realidad, ya que posiblemente es el continente donde existe una Seguridad Social más fuerte.
    Averigüe los datos de mortalidad en India, con 1.100 millones de habitantes o China con más de 1.200 millones; busque la estadística africana, principalmente la del África Subsahariana. Allí viven no menos de 8oo millones de personas, en condiciones que no soportarían la mayoría de los europeos. Sumérjase en el informe americano sobre expectativas de vida en la América Latina. Los datos aparecen en estudios del Programa Mundial de Alimentos y la Comisión Económica para América Latina.

    En países como Bolivia, Haití, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico y República Dominicana, existe una mayor población juvenil, predominando los jóvenes entre los 15 y 25 años de edad, y no solo por la alta tasa de natalidad, pues la gente no suele vivir mucho tiempo, y algunos ya son ancianos, poco después de los 30 años.

    Son datos que usted conoce perfectamente; no se puede tapar el sol con un dedo. El hombre involuciona, no evoluciona; pero los evolucionistas hacen oídos sordos ante la evidencia, como siempre.
    Y luego, cuando alguien expone un comentario explicando las razones, no tienen más argumentos que la descalificación, para que la gente asuma que no vale la pena leer lo que se pone en este blog.
    Sé perfectamente que ese es el objetivo, pues temen que se inicie en España un proceso similar al que existe en Polonia, con respecto al sacar la Teoría de la Evolución de las Escuelas.
    Pero creánme, contra eso no se puede; el propio Jesucristo está al control… y su Palabra permanece para siempre.

  17. Manuel dice:

    Jolimu, las estadísticas no sólo hay que leerlas, hay que razonarlas y analizarlas. Hoy hay 20000 enfermedades genéticas, el año que viene habrá 21000, y en el siglo XV se conocían 100. ¿Qué conclusión le saca a eso?.

  18. Pues sí, me hace repetirla, que hombre…

    Las tasas de mortalidad infantil y la esperanza de vida europeas del siglo XVIII son notáblemente peores que las actuales -y estos son datos históricos contrastados- ¿como se conjuga eso con lo de que cada vez vivimos menos y peor?

    No se vaya por los cerros de Úbeda.

    ***********************************+
    Contesto aquí mismo, para ser más directo:

    Lo que ud. dice se cumple en las sociedades desarrolladas, con un alto coeficiente de apoyo médico ante las miles de enfermedades que surgen. El paliativo es el gran desarrollo médico y farmaceutico, así como la atención; pero vaya a los Andes, o al África tribal y verá ancianos con 35 años… los que llegan a esa edad. Y eso es índice de decadencia genética, no de mejora.

  19. jolimu dice:

    Me repito porque ustedes, con sus constantes descalificaciones, siempre en lo mismo, me obligar a repetirme.
    Génesis no es la traducción original; donde el Bereshit judío dice ‘muriendo morirás’, debido a la desobediencia, el Génesis (Judío-griego- inglés-español, normalmente en ese orden de traducción, en las Biblias de las librerías) señala otra cosa.
    Ahora bien, si la existencia de 20000 enfermedades genéticas, y el constante incremento de estas, declaradas a nivel semanal por investigadores internacionales, es para ustedes un ejemplo de evolución de la especie humana, me dejan sin más planteamientos. Una pregunta, evolución, según la biología evolutiva, ¿es ir a mejor o a peor? Porque si ustedes lo establecen como ir a peor, igual es que no he podido entenderlos.

    Es un análisis diferencial; lo que ustedes ven no es lo que las estadísticas señalan, sino lo contrario; pues en realidad, estas van en una dirección inversa a la de mejora genética.

    Espero que todo el mundo no razone igual, por su propio bien.

  20. Manuel dice:

    Hoy conocemos 20000 enfermedades genéticas, le garantizo que pronto conocemos muchas más. Eso no es una conjetura es una realidad. Para algo se ha secuenciado el genoma humano, y se está dotando de dinero para que se investigue en ellas!!. Seguro que en el siglo XV se conocían muchas menos mutaciones.
    Además, es normal que haya más mutantes, hay más individuos en el planeta, y como las mutaciones ocurren con una probabilidad más o menos constante (a menos que haya mutágenos cerca, y de esos también estamos rodeados) pués más mutantes.

    Vale, el Caucaso no, los países con seguridad social tampoco ¿Le valen los japoneses aislados en las montañas de más de 100 años, con una vista perfecta y sin pisar un ambulatorio?. Hombre si quiere sólo contamos los que mueren de hambre, en guerra, con infecciones de todo tipo… Vamos lo que le pasa a 2/3 de la población mundial. Pero hace unos años eso le pasaba a los 5/6 con lo que algo hemos ganado.

    Una curiosidad, ¿cómo sabe que un año en la época de Matusalén duraba 365 días si ese sistema lo instauró Julio César?
    ********************************
    Contesto aquí mismo, para ser más directo:
    El calendario hebreo es lunisolar, es decir, se basa tanto en el ciclo de la Tierra alrededor del Sol (año), como en el de la Luna al rodear a la Tierra (mes). Se valían de complejos algoritmos para su calendario; hay mucha información de ello en Internet. La costumbre de ver al día comenzar con la caída del crepúsculo es tan antigua como la Biblia misma, y se basa en el texto bíblico del Génesis 1:5, que al cabo de cada día comenta “Y fue la tarde, y fue la mañana…”, de lo que se entiende que cada uno de los días de la creación comenzaba por la tarde.

  21. Sois unos mal pensados, yo creo que Jolimu tiene tanta prisa que no le da tiempo a leer nuestros comentarios, por eso corta y pega siempre lo mismo.

    A ver, que se lo pongo fácil, una preguntita sencilla, que se lee rápido:

    Las tasas de mortalidad infantil y la esperanza de vida europeas del siglo XVIII son notáblemente peores que las actuales -y estos son datos históricos contrastados- ¿como se conjuga eso con lo de que cada vez vivimos menos y peor?

    Venga, va, no me haga repetir esta también…

    ***********************
    Contesto aquí mismo, porque son muchos intentando echar tinta.
    Veamos, las tasas actuales son mejores, gracias al desarrollo de la medicina, las vacunas y los tratamientos paliativos existentes en los países desarrollados.

    Pero visite los Andes o cualquier región del África pobre, en donde se tienen que enfrentar a su ADN decadente, y verá a la gente anciana ya a los 35 años.

  22. kabish dice:

    Definitivamente aquí ya se puede prever la decadencia de la raza por la pérdida de información en el ADN, las mutaciones y las 20000 enfermedades genéticas.

A %d blogueros les gusta esto: