DIOS, EL HOMBRE, Y LAS PRUEBAS

Con este escrito, proveniente de las intervenciones del Pastor Daniel Contreras, de la Iglesia Evangélica ‘Kairos’, en Fuengirola, se presenta la óptica que se aconseja en la iglesia evangélica, para enfocar los distintas situaciones a las que el ser humano debe hacer frente en la sociedad.

Pongo a la disposición de todo lector interesado, la primera de esta serie:

“Es muy cierto que a veces, en nuestra vida cristiana, nos encontramos ante situaciones y experiencias que nos producen bastante impresión, y que en muchos casos no llegamos a comprender. Es un tipo de actitud normal en el ser humano, ya que resulta imposible que con nuestra mente finita podamos razonar totalmente todo lo relacionado con Dios, así como ser capaces de alcanzar a evaluar toda la dimensión de su poder.

En ocasiones, esto mismo que nos ocurre a nosotros, sucedió hace ya mucho tiempo, en la antigüedad, a algunos de los seguidores de Cristo. De hecho, en Juan 13:7, la Biblia refiere una escena concreta en la que el Señor le tuvo que decir a Pedro:

“Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; más lo entenderás después.”

Esto, de alguna manera nos indica que Dios, como un ser infinito que es, se mueve según sus patrones, y no con los modelos o esquemas que nosotros creemos o deseamos que lo haga. Nuestro Dios es un ser Todopoderoso; es el mismo Dios del Sinaí, el mismo Dios que abrió el mar Rojo, que envió muy posteriormente a su Hijo Jesucristo como elemento esencial de perdón del pecado de la humanidad, y que lo resucitó de entre los muertos como un anticipo de la resurrección que experimentará todo aquel que le sea fiel y siga sus enseñanzas con fidelidad… si es que el regreso de el Señor Jesús no ocurre antes.

Por lo tanto, hermano, cuando Dios se manifieste en Gloria y Poder, nuestra actitud de respuesta debe ser de reverencia y fe, ya que, como declaró el profeta Malaquías: (3:2)

¿”Quién podrá estar en pie cuando Él se manifieste?

Es cierto que, humanamente, sentimos temor cuando Dios nos envía situaciones y pruebas para capacitarnos; sin embargo, Él en su palabra de Éxodo 33:14, nos promete:

“Mi presencia irá contigo y te hará descansar”

Con estas palabras, nuestro Dios nos está diciendo que de la misma manera que aseguró a Moisés que su presencia le acompañaría siempre, a nosotros nos asegura que no temamos ante cualquier manifestación de su poder, porque Él estará con nosotros y nos dará reposo. Algo que también reitera mucho después, en Jeremías 28:11:

“Porque Él sabe los pensamientos que tiene acerca de nosotros… pensamientos de paz, y no de mal, para darnos el fin que esperamos…”

Por lo tanto, hermano, con Dios apoyándote, podrás hacer frente a cualquier situación que se te presente, en cada prueba en la que te veas sometido, para tu propia superación y bendición posterior.

¡A Él sea la Gloria por siempre!

Siempre tuyo, en el amor de Cristo:

Pastor Daniel.

 

Una respuesta a DIOS, EL HOMBRE, Y LAS PRUEBAS

  1. ULICES LAZARO GARCIA dice:

    este tema es muy importane para alimentar nuestra alma, pero es necesario presentarlo con diapositivas e imágenes motivadoras.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: