37 Responses to EVOLUCIÓN, CÁMBRICO Y CONTROVERSIAS

  1. jolimu dice:

    Gonn:
    Ya he comentado aquí, que el Génesis es una traducción griega de los textos hebreos; de ahí fue al inglés y del inglés, (si no a otro antes) al español. Es decir, dependió del criterio de varios traductores; lo lógico y razonable es que alguna frase se haya distorsionado por el camino.
    Una de ellas es la del Bereshit 2:17. Cuando el traductor leyó: ‘Muriendo morirás’, no le vio sentido a eso; por tal razón la Biblia Reina Valera, por ejemplo, dice en ese punto: ‘Ciertamente morirás’.
    ¿Es usted capaz de comprender la diferencia entre el original Bereshit usado por Jesús y el actual Génesis adulterado?
    No ocurre lo mismo con la mayoría de los libros del Nuevo Testamento, que sí fueron escritos en griego, el idioma internacional de entonces.
    No es el caso de las 24 horas, pues ambas versiones, Reina Valera y Bereshit, terminan diciendo lo mismo, cada vez que se acababa una obra: «y fue la tarde y la mañana el primer día’… »el segundo día…’ ‘el tercer día…’ y así hasta cuando terminó de hacer al hombre: ‘ y fue la tarde y la mañana, el sexto día’. Lo especifica: SEIS VECES; no puede ser más explícito: tarde y mañana, de cada día, implican 24 horas por necesidad: salida y puesta de sol.
    Con respecto a un Everest, menor de 8 Kms. antes del diluvio, no es que parezca, es que si tiene fósiles marinos a esa altura, el criterio entra de cajón; no deja opciones, pues no hay mares tan altos. Eso ha sido corroborado por los geólogos, que sitúan la faja del Himalaya en una de las grandes lajas continentales en movimiento.
    Sobre no quitar ni agregar nada de las leyes y profecías bíblicas; ahí le dejo unos cuantos versículos que lo especifican:
    Deuteronomio 12:32: ‘Cuidaréis de hacer todo lo que yo os mando: no añadirás á ello, ni quitarás de ello.’
    Josué 11:15: ‘De la manera que Jehová lo había mandado á Moisés su siervo, así Moisés lo mandó á Josué: y así Josué lo hizo, sin quitar palabra de todo lo que Jehová había mandado á Moisés.’
    Mateo 5:18: ‘Porque de cierto os digo, que hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde perecerá de la ley, hasta que todas las cosas sean hechas.’
    Lucas 16:17: ‘Empero más fácil cosa es pasar el cielo y la tierra, que frustrarse un tilde de la ley.’
    De modo, amigo Manuel, que no solo es el libro del Apocalipsis, sino toda la Biblia, la que enseña que no se debe quitar ni añadir palabra a la ley de Dios.
    Sobre la negativa contundente a que la aberración del creacionismo llegue a las aulas… según el Larousse, aberración es una desviación de la línea de acción del comportamiento que se considera conveniente o natural.
    Creo que eso significa que resulta aberrante que la evolución esté haciendo fraude con la información escolar, casi desde que empezó. Hasta doctorados fraudulentos, en base al bulo del ‘homínido de Pilstdown’, mantenido durante cincuenta años en un museo de Ciencias. Estafa al enseñar a los escolares sobre pájaros descendientes de dinosaurios que después de muchos años una convención evolucionista determinó que no lo era. O langostas, hormigas, tiburones, y cucarachas de millones de años sin ‘evolucionar’, (Nature y Science).
    O el molar de cerdo, de dos siglos de antigüedad, convertido por la enfebrecida mente evolucionista en el Hombre de Nebraska, familia incluída, que fue portada durante algunos años en millones de libros de textos, de todo el mundo. Datado en el Plioceno (1.8 – 5.3 millones de años) ‘Pitecantropo erectus’, según algunos, mientras otros sostenían que era más cercano al ser humano e incluso bautizado finalmente como ‘Hesperopithecus haroldcooki’. O lo que aun falta por decir…
    ¿Es justo que se mantenga la teoría de la evolución en las aulas del planeta?
    Para muchos seguramente que resulta necesario, pero justo, lo que es justo, indudablemente que no.
    Sobre la razón, la única razón que ustedes entienden es la claudicación del interlocutor; pero eso no es razón, sino soberbia y quizás un poco de vanidad.
    Por último, lo que tengo contra la evolución no es que intente acabar con el cristianismo, pues eso es imposible, sino que lleve dos siglos engañando al mundo, propugnando todo aquello que va contra la enseñanza de Dios. Por eso esta página; no tengo nada contra ustedes, sino contra el jefe espiritual de la anti tesis bíblica, que constituye la evolución. Aunque quizás inconscientemente no le reconocen, ni se dan cuenta hacia donde les succiona.
    ¡Cuanta inteligencia malgastada!
    Seguimos en contacto, buenas noches.

  2. Gonn dice:

    Jolimu, la verdad es que no se que decirle. La Biblia se puede interpretar… pero no siempre. El tema del «dinosaurio» de Job SÍ es interpretable, pero no la creación en 6 días. Ya el simple de hecho de interpretar aquello que es interpretable y aquello que no lo es, es una interpretación!!!
    ¿Dónde pone en la Biblia «días de 24 horas»? Parece que el Everest pudo medir menos de 8 km en la época del diluvio, o que un ser con la cola como un cedro es un dinosaurio, pero los días de la creación tuvieron que tener 24 horas… Pues no lo pone, no lo específica, así que esos días pueden estar haciendo referencia a 1 mes, a 1000 años o a millones de años. O todo es interpretable o nada lo es… o es que vamos a medias con la Biblia…
    Y ya para colmo, me da usted mismo una interpretación más:
    jolimu dice:
    «La Biblia es contundente (no yo, sino el propio Jesucristo): Ap 22:19
    “Y si alguien quita algo del mensaje profético escrito en este libro, Dios le quitará su parte del árbol de la vida y de la ciudad santa que en este libro se han descrito.”
    ¿Qué significa esto, que solo es válido para el libro del Apocalipsis? Yo pienso que no, yo pienso que el Señor alerta de peligro a todo aquel que intente distorsionar lo que la Biblia enseña.»

    Así que usted «PIENSA QUE». Si pone en este libro, es en este libro. ¿Somos o no somos literalistas con la Biblia? Sin embargo, usted INTERPRETA que es extensible a toda la Biblia. Y así todo.

    jolimu dice:
    «El Señor tiene planes para usted; canalice su inteligencia y ábrase al conocimiento espiritual.»

    Pues creo que sí, que tiene planes, y creo que el primero en la lista es impedir que la aberración del creacionismo llegue a las aulas. Y en esas estamos…
    Me hace gracia lo del conocimiento espiritual… parece que o crees en Dios o tienes prohibido pensar que tienes espíritu y por supuesto que tienes una vida espiritual. Poco sabe usted de mi espiritualismo.

    Y por último:
    «Si la Biblia me dice que algo en concreto es de una manera determinada; la razón me indica…»
    Hablemos con propiedad. A esto se le denomina FE. Ni razón ni gaitas. Esto es fe pura y dura. Si usted aplicara la razón, el razonamiento, todos estaríamos de acuerdo. Sin embargo, en la afirmación que usted hace solo le seguirán aquellos que tengan fe, al igual que los musulmanes seguirán lo que dice el Corán con la misma fe. Si usted ve fuego puede razonar consigo mismo: «Si me acerco, me quemaré». Entonces usted me cuenta su razonamiento y como aplico la razón (salvo que no esté en mis cabales) lo entenderé. Pero si usted me dice que el fuego quema porque lo pone en la Biblia y esto lo ha escrito Dios todopoderoso, pues yo no le sigo porque no creo en Dios y menos en la Biblia.

    Y abandone esa manía persecutoria, la evolución no tiene como objetivo acabar con el cristianismo. Ustedes solitos se desacreditan al querer mezclar lo inmiscible, usando como fuente de conocimiento la Biblia. La ciencia en su sitio y la religión en el suyo.

    Saludos,
    Gonn

  3. jolimu dice:

    Es la razón que aun usted no conoce; la del Espíritu; ¡ojalá le sorprendan algún día como lo hicieron conmigo! Le aseguro que si le pasa no andará pendiente de lo que puedan pensar sus interlocutores, sino de alimentar lo que permanecerá de usted cuando su carne se vuelva comida de gusanos y otras ‘especies’ (si no le incineran, claro).

    Pero, además, está la otra razón, la científica: estamos ante una información codificada donde intervienen 12 mil millones de bits [6 mil millones de bases nitrogenadas] Y lo hace de una forma sincronizada y continúa, durante toda la vida del individuo.

    ¿Cómo es posible que alguien defienda que eso surge de la casualidad? ¿Acaso se ven programas informáticos surgir de la nada? ¿Acaso surgen instrucciones sin un instructor detrás?

  4. «Si la Biblia me dice que algo en concreto es de una manera determinada; la razón me indica, por ejemplo, que no salga corriendo tras un pico y una pala para cazar fósiles (inexistentes) que me demuestren que dicha Palabra está equivocada.»

    Gracias por la aclaración, creia que era raciocinio del light, pero no, no, es raciocinio del bueno. El triunfo de la razón, sin duda alguna.

  5. jolimu dice:

    No me refiero al raciocinio científico; porque la Palabra bíblica usted sabe que no se puede razonar.
    Hablo del raciocinio ante las consecuencias que yo SÉ, que se derivan de la desobediencia a Dios: la locura que ustedes no son capaces de entender. Si la Biblia me dice que algo en concreto es de una manera determinada; la razón me indica, por ejemplo, que no salga corriendo tras un pico y una pala para cazar fósiles (inexistentes) que me demuestren que dicha Palabra está equivocada.

    Y hablo de raciocinio sobre la evidencia científica. Si se ha descubierto una molécula con una inscripción codificada que programa, regula, establece, y fija todos los procesos biológicos, desde que el espermatozoide fecunda al óvulo, es evidente que estamos ante un Programa Inteligente, no ante una consecuencia del azar. Más aún si vemos que se trata de una información que ordena y sincroniza 12 mil millones de bits de información.

    Como dije anteriormente, no me monto en ese tren del descalabro evolutivo que niega a Dios; no me la juego. Allá los que pasan, cierran sus ojos y embisten: les espera la roca.

  6. Jolimu dice «No es soberbia, sino raciocinio; si se me dice que lo que está escrito es la verdad, yo no tengo que ir a buscar ninguna otra»

    Ya te digo, raciocinio del más puro. Vamos, raciocinio para dar y tomar. No hay nada más razonado que lo que se acepta sin pensar. Le sobra raciocinio a la frase…

  7. jolimu dice:

    Gonn, mi criterio no vale de nada; yo no soy nada. Soy tan poca cosa, que ni siquiera mi nombre aparece en este blog.
    Dios lo dejó todo escrito, fue categórico y conciso en el Bereshit judío usado por Jesús a cada instante, mientras instruía a sus apóstoles y todo aquel que se le acercara. Habló de Adán, habló de Eva y habló del matrimonio y del proyecto del hogar; dejando clara su postura al respecto.
    El Bereshit, autentificado por el mismo Jesucristo, debido a las reiteradas referencias que hacía del libro, especifica perfectamente, sin género de dudas, como fue el proceso de la Creación: Seis días de 24 horas. Cada vez que creaba algo y lo terminaba, el Bereshit es reiterativo: ‘Y fue la tarde y la mañana, el primer día’… ‘…el segundo día…’ … el tercer día’… y así hasta el sexto. Dejando bien claro el tiempo empleado: tarde y mañana= 24 horas.
    Si el Papa, incomprensiblemente, hizo flexión de rodillas ante la diosa evolutiva, ese fue su problema. Su palabra jamás podrá ponerse sobre la Palabra de Dios; quien quiera seguir ese criterio, que lo siga. La Biblia es contundente (no yo, sino el propio Jesucristo): Ap 22:19
    «Y si alguien quita algo del mensaje profético escrito en este libro, Dios le quitará su parte del árbol de la vida y de la ciudad santa que en este libro se han descrito.»
    ¿Qué significa esto, que solo es válido para el libro del Apocalipsis? Yo pienso que no, yo pienso que el Señor alerta de peligro a todo aquel que intente distorsionar lo que la Biblia enseña.
    No es soberbia, sino raciocinio; si se me dice que lo que está escrito es la verdad, yo no tengo que ir a buscar ninguna otra en una mente que está subordinada en categoría a la del Creador de todo lo que se ve… y lo que no se ve.
    Pues aunque su limitada inteligencia humana no pueda comprenderlo, hay otro mundo intangible, más allá de su laboratorio y del espacio físico que yo estoy ocupando en los momentos que le escribo.
    Siga siendo bueno y mejore, alimentando el espíritu que mora en su interior. El Señor tiene planes para usted; canalice su inteligencia y ábrase al conocimiento espiritual. Se sorprenderá de lo que reciba.

  8. Gonn dice:

    Buenas,

    De acuerdo, dejemos de lado la mutación y el azar que estamos tratando en otro post.

    jolimu dice:
    «Todo el que diga otra cosa, está errado y debe asumir las consecuencias»

    Esta frase es más que suficiente para mostrar su soberbia al respecto. Su criterio humano es infalible, y sin embargo no lo es el criterio del Papa o de San Agustín. Ya no digo que ellos tenga o dejen de tener razón, simplemente que no admites que tu criterio, que es humano, al fin y al cabo, y falible, pueda estar errado. Haces del criterio de Dios el tuyo, y ahí radica tu error, porque a ti Dios no te ha revelado nada, te limitas a interpretar unos escritos que, dicho sea de paso, ni siquiera están escritos por Él.
    Te antepones a los demás criterios como si la verdad absoluta te avalase. Pues lo mismo pensaría San Agustín o Juan Pablo II, y lo mismo piensan tantas otras personas que siguen otros criterios.

    Dice que no se la juega con algo tan serio… Pues me parece que está usted lanzando un órdago a la grande con pito siete. Si no se la jugase, dejaría lugar para la equivocación, no la de Dios, sino la suya.

    Creo que poco más se puede añadir. Usted seguirá empecinado en su verdad absoluta, defendiendo algo que el mismo Dios se preguntará qué es. Suerte con ello.

    Saludos,
    Gonn

  9. jolimu dice:

    Al Señor X, que dice que creó algo:
    Evolución no es ciencia, sino religión: la religión que presenta una alternativa a la Palabra de Dios para desmentirla. La religión que no demuestra nada y lo lía todo; que presentó estados embrionarios fraudulentos y que, al verse cogidos en la mentira, dieron el quite y siguieron a lo suyo. La religión que viene forzando embustes de calaveras humanas con quijadas de mono y dientes de cerdo que bautizan con nombre en latín. La religión que exhibe un homínido durante más de 40 años en el Museo Británico, y cuando se descubre el embuste, ‘paticas pa’ que te quiero’ y a correr bajo el estigma de la vergüenza. La religión que cuando no es capaz de dar respuestas concretas, pues su nivel intelectual no da para más, no tiene la humildad de reconocerlo, sino que le echa la culpa a la casualidad.
    La religión que todo lo responde con el azar y los miles de millones de años para que las especies surjan por sí solas.
    ¿Se puede comparar con la Ciencia que ha puesto a la humanidad en el lugar que tiene hoy? Desde luego que no; mientras la verdadera Ciencia dedica esfuerzos y consagración a objetivos que han resultado beneficiosos para la raza humana, la evolución escarba en el fango de la historia, con el único objetivo de despretigiar la obra de Dios.
    Lo dicho: la evolución es a la Ciencia, lo que la prensa del corazón es al periodismo serio; o sea, una chapuza llena de incógnitas que intenta aclarar reclamando al azar y provocando desconcierto.

  10. jolimu dice:

    Sobre el azar y las mutaciones, ya le contesté en el post debido, pero, dado que se menciona de nuevo, otra vez hablaré del tema.
    El tiesto que cae por oxidación, o simplemente porque una racha de viento le haga volar, no es casualidad, sino causalidad. Ahora bien, si un hombre pasa por debajo, en el justo momento cinemático en que cae el tiesto, y ofrece su cabeza para desviar la trayectoria de la caída libre, ¡Eso sí es azar!
    Con respecto a las mutaciones: ocurren por pérdida en la información codificada, por delección, etc. La ‘receta’ de los ingredientes se fractura por algún motivo no deseado: llámele radiación ultravioleta, atómica, exposición al fuego o sobredósis de oxígeno… o simplemente vejez.

    Se pierde parte de las órdenes, y durante el proceso de transcripción, el sistema diseñado intenta paliar esa pérdida, poniendo otro elemento en el lugar indicado.
    Si se trata de la síntesis proteica y se debe decodificar un aminoácido determinado, y en su lugar se codifica uno diferente, pero que no afecta la proteína resultante, no ocurre nada. Como hay sesenta y cuatro tripletes distintos (combinación de cuatro elementos o nucleótidos tomados de tres en tres con repetición, para los que lean, ajenos al tema), es obvio que algunos aminoácidos deben tener correspondencia con varios tripletes diferentes.

    Ahora bien, si se elige un aminoácido que no esté en correspondencia para la elaboración de la proteína adecuada, entonces ocurrirá una mutación. (No es el único caso, sino uno de los muchos)
    También existen las trisomías, por ejemplo. En genética y biología, una mutación es una alteración o cambio en la información genética (genotipo) de un ser vivo y que, por lo tanto, va a producir un cambio de características, En los seres multicelulares, las mutaciones sólo pueden ser heredadas cuando afectan a las células reproductivas.
    Por otra parte, las variaciones alélicas de los genes (color de la alubia, forma de la barbilla del lagarto, color del pelo del oso, etc.) son mutaciones del gen más primitivo en la especie, que suele llamarse gen silvestre.

    Aunque la replicación del ADN es muy precisa, no es perfecta. Algunas veces se producen errores, y el ADN nuevo contiene uno o más nucleótidos cambiados. Un error de este tipo puede tener lugar en cualquier zona del ADN y siempre es causal, no casual. El que la Ciencia aun no haya sido capaz de descifrarlos a todos, no implica que se deba acudir al azar para responder al hecho; ya llegará su momento. Pero no se debe acudir al azar para intentar explicar una mutación, entre otras cosas, porque no resulta científico.

    Con respecto a la Biblia; no se trata solo de Moisés. Cuando Jesucristo, el Espíritu Hijo de Dios hecho hombre, enseñaba a los discípulos, muchas veces referenciaba lo escrito por Moisés, acuñándolo como verdad. Varias veces habló sobre el pecado original, sobre Adán y Eva y sobre el proyecto del Hogar que Dios tiene para el ser humano.
    Estas referencias no vienen de la escritura de un solo participante, sino de muchos. Algunos de ellos: Juan, Pedro y Pablo, reiteran: ‘convivimos con él, hablamos con él.’ Es decir, no escriben sobre lo que dijeron otros, sino que repiten, coincidentemente, todo aquello que confirma las enseñanzas de Jesús, y de lo que ellos fueron testigos directos.

    De modo que por más vueltas que se le quiera dar; si se cree en las enseñanzas de Dios, hay que creer en un mundo creado en 6 días de 24 hs, en Adán y Eva, en el pecado original y en la advertencia de sanción punitiva si se desobedecía sus órdenes: ‘Muriendo, morirás’, escrito en Bereshit judío (posterior Génesis griego) capítulo 2, versículo 17.
    Sé que puede parecer un absurdo, en esta época en que el hombre viaja hacia el Cosmos; pero tengan presente que se dirigía a una criatura recién creada, cuyo cerebro comenzaba a acumular experiencias. Era como un niño que se abría al conocimiento, aunque genéticamente ya era una persona adulta, que tuvo casi un milenio de vida para acumular las experiencias necesarias y conducir a sus descendientes.

    Y si Jesús fue reiterativo en esto, no deja opción a nadie: quien vaya contra sus Palabras es anatema, aunque lamentablemente, por una sola ocasión, se trate del propio Papa católico. Y no por mis interpretaciones personales, pues yo no he agregado ni quitado nada, sino porque lo dice la Palabra de Dios.
    Todo el que diga otra cosa, está errado y debe asumir las consecuencias; yo me mantengo en la línea. No me la juego con algo tan serio.

  11. El Creador dice:

    Muy buena la frase de «que no le den mas vueltas». Si la ciencia no le hubiese «dado mas vueltas» a nada todavía estaríamos en la Edad Media. Pero eso sí, sin incomodar a la religión.

  12. Gonn dice:

    Buenas,

    Jolimu, no se vaya por los cerros de Úbeda…
    No se trata de ejemplos ni contraejemplos. Hay procesos que tienen lugar por medio del azar. El ejemplo que pone usted de la maceta puede ser por azar o no. Si yo espero a que usted salga de su casa y dejo caer el tiesto con la intención de darle, pues no hay azar que valga. Si el tiesto se cae si causa aparente (es decir, hay una causa obviamente, pero no la conocemos: se ha oxidado el macetero, se ha acumulado demasiado peso…) pues entonces sí hablamos de azar.
    Pues con las mutaciones ocurre lo mismo. En el laboratorio yo puedo crear aposta una secuencia que presente una mutación mediante una técnica de mutagénesis dirigida. De esta forma obtendré un gen que tiene una mutación donde yo quiero. Ahí no hay azar.
    Sin embargo, las mutaciones que se producen por los errores que comete la RNA-polimerasa son fruto del azar, es decir, la RNA-polimerasa mete una base que no corresponde en algún punto de la secuencia del gen, sin premeditación ninguna, puede ser en la 15 o en la 214, a priori no lo sabemos. Dígame como se llama a esto si no… Yo creo que es bien sencillo de entender. Y aunque el ejemplo de JM Hernández era perfecto para este caso, ahora no le he metido cálculo ninguno.
    Así que, si repite que una mutación no es azar, por favor, argumentos.

    jolimu dice:
    «Con respecto a lo planteado sobre el ateismo y evolucionismo, hoy mismo me ha asombrado el hecho de que Miller, en una entrevista se confiesa creyente.»

    Vaya, que sorpresa! Y si sigue buscando verá que no es el único.

    jolimu dice:
    «resulta insólito que alguien diga que Dios es mentiroso al insinuar que todo lo creó Él, y al mismo tiempo manifiesta que cree en su existencia. ¿No le parece a usted una contradicción?»

    Tal y como lo plantea usted es, efectivamente, una contradicción. Pero ya que estamos, le voy a plantear lo que considero erróneo de su planteamiento, a riesgo de meterme en su terreno.
    Tenemos por un lado la teoría de la evolución, que entra en conflicto con lo que dice Dios que pasó.
    Y por otro lado, tenemos lo que dice Dios que pasó. Pero ¿qué es lo que dijo?
    Según usted lo encontramos en la Biblia. Asumimos que Dios, por definición, no miente.
    Para empezar, la Biblia fue escrita por hombres, parece ser que en el caso del Pentateuco, por Moisés principalmente, aunque multitud de historiadores parece que han demostrado que es imposible que escribiera ciertos eventos posteriores a él. En cualquier caso, ahí ya tenemos posibilidad de error. Dios puede ser perfecto, pero no los hombres. Supongo que su respuesta a esto es que Moisés recibió esta información por Revelación divina. Pero aquí ya estamos en supuestos de supuestos, que nada tienen que ver con la Ciencia.
    Y aún así, aceptemos que fue de ese modo y volvamos a Miller. Lo único que entra en conflicto en todo esto es la interpretación usted hace de la Biblia. Este es el paso que usted asume como cierto e irrefutable de sus creencias y está hecho por un hombre, usted.
    Tenemos lo siguiente:
    Dios –> Biblia escrita por hombres –> Interpretación de la Biblia –> Creencias derivadas.

    ¿Por qué su interpretación de la Biblia es la correcta? ¿No puede haberse equivocado? ¿La de Miller es menos válida?
    Y bueno, si solo fuera la de Miller… Pero resulta que tenemos tantas interpretaciones como lectores de la Biblia existan. Usted ya asume que tiene la verdad absoluta por tener la Biblia. Sin embargo, hay multitud de teólogos muy versados en la Biblia cuya interpretación queda muy lejos de la literalidad que usted defiende. Sin ir más lejos, Juan Pablo II o Pío XII, en nuestra época, o San Agustín hace casi dos mil años:

    «Frecuentemente se pregunta sobre cuál debe ser nuestra creencia acerca de la forma del cielo, de acuerdo a las Sagradas Escrituras… Tales asuntos no son de utilidad para quienes buscan la beatitud. Y lo que es peor, ellos usan un tiempo muy precioso que debiera utilizarse en lo que es espiritualmente benéfico. ¿Qué me puede interesar si el cielo es parecido a una esfera y si la Tierra está encerrada y suspendida en la mitad del universo, o si el cielo es semejante a una esfera y la Tierra está por encima de él y permanece inmóvil?».
    San Agustín, De Genesi ad Litteram (Comentario Literal sobre el Génesis).

    Acepto y respeto su interpretación de la Biblia, pero lo que no entiendo es cómo es capaz de asumir sin ningún pudor la posesión irrefutable de la verdad, sin siquiera ser capaz de aceptar que puede estar equivocado. Y eso no significaría que Dios miente, sino que simplemente se ha equivocado en la interpretación de la Biblia, porque usted es humano y puede equivocarse, como todos.

  13. jolimu dice:

    Sobre sus creencias: su postura le sitúa entre los no creyentes, por las mismas razones que ha manifestado abiertamente: si venimos de un ente marino, no hemos sido creados por Dios. Ahí no hay medias tintas ni ajustes evolutivos. Se cree o no se cree. ¿O estoy equivocado y resulta que sí pretende creer en Dios, pero no en que fue el Creador de todo?
    Y sobre lo otro:
    ¿Usted ha estudiado programación? ¿Sabe cómo se lleva a cabo un programa informático? Hablamos de software: no se producen variaciones azarosas, sino que todo está previsto, por mucho que usted quiera arrastrarme hacia ese camino.
    Busque otro ejemplo si lo que pretende es asociarlo a las mutaciones; ese no es válido, por mucha abstracción que pretenda. ¿Qué más quiere que le diga al respecto?

  14. jolimu dice:

    Saludos, Gonn:
    Lo que le digo es que una mutación no es un ejemplo de azar beneficioso, el objetivo de este debate. Azar es que usted ande por la calle y caiga una maceta de un balcón en el momento que pasa, o ejemplos similares. Pero no mezclen el azar con el cálculo, porque no me voy a meter en ese terreno, por considerarlo absurdo.

    Con respecto a lo planteado sobre el ateismo y evolucionismo, hoy mismo me ha asombrado el hecho de que Miller, en una entrevista se confiesa creyente. Pero aún así, resulta una paradoja, porque quien cree en Dios, no puede ir a medias con Él; resulta insólito que alguien diga que Dios es mentiroso al insinuar que todo lo creó Él, y al mismo tiempo manifiesta que cree en su existencia. ¿No le parece a usted una contradicción?

    Yo no juzgo, solo comento, en base a hechos y manifestaciones. Ya he dicho aquí que la toga del juez tiene talla única.

    No tengo nada contra el evolucionista… a no ser lo que apunta hacia que lo que dice Dios sobre la Creación del mundo es mentira; es decir: TODA SU TESIS.
    Le saludo.

  15. Para Jolimu.

    Que no maree la perdiz, que no se vaya de bareta, amigo. Conteste y no eluda con más rodeos:

    Dije hace varios post, con el ejemplo del programa informático: «Lo primero, sería casualidad, azar puro y duro. Lo segundo, producto de un proceso de selección contínua entre variaciones producidas al azar.»

    ¿No es cierto? ¿Ambas opciones son azar? ¿Los dos azares son iguales? ¿ninguna de las dos es azar? ¿por qué? No me evangelice, contésteme a lo que le pregunto y no cambie de tema.

    P.D. Yo no he dicho jamás si soy cristiano, mahometano, raeliano o ateo. Usted no tiene ni repastelera idea de mis creencias. En ningún momento se atreva a decir en lo que creo o en lo que no, igual que yo no opino si a usted le gustan rubias o morenas, ok?

  16. Hola Gonn, espero que hayan estado bien las breves vacaciones ;-).

  17. Gonn dice:

    Buenas de nuevo,

    Volviendo a la carga tras este descanso…

    jolimu dice:
    «Lo que he dicho, es que, si algo no resulta razonable, es el presentar un programa matemático como evidencia de azar, pues en él, todo está previsto.»

    Así que todo está previsto… Bueno, entonces al lanzar una moneda al aire o un dado, ¿el resultado tampoco depende del azar? Según su planteamiento entiendo que no, ya que conocemos (está previsto) todos los posibles resultados: en el caso de la moneda o sale cara o sale cruz (bueno, y a lo mejor «canto») y en el caso del dado cualquier número del 1 al 6. Insisto, ¿este resultado no depende del azar?
    Por tanto, ¿el azar sólo es tal cuando el número de resultados es infinito?
    Ya me cuenta…

    jolimu dice:
    «Si hay alguna diferencia entre ambos, es que el cristiano prioriza las cuestiones del espíritu, pues sabe que todo camino humano, finaliza en él, mientras que el evolucionista lo ignora y vive según la regla de ‘haz todo lo que puedas para beneficiarte, que esto se acaba y nadie pedirá cuentas.’»

    Así que ahora también me va a decir cual es la ética y la moral por la que me guío yo y todo evolucionista. Pues va a ser que no…
    Esa es su visión prejuiciosa… ¿No fue Jesús el que dijo: «No juzguéis y no seréis juzgados»? Personalmente ya he podido comprobar que a pesar de ser ateo, mi ética se acerca más al cristianismo que la de muchos fervientes cristianos católicos apostólicos y romanos.
    Por último, el evolucionismo no se mete en este tipo disquisiciones ético-morales. No es su campo. Es la enésima vez que lo digo pero parece que no te convence…

    Saludos,
    Gonn

  18. jolimu dice:

    De nuevo me descalifica sin razón. Yo solo le he pedido que dé una explicación, desde la teoría de la evolución, que necesita millones de años para presentar seres totales, cómo fue posible que apareciera de pronto, en el Cámbrico, un bicho con un sistema de ojos múltiples y una morfología sin antecedentes. Eso es lo único que le pido, pero ud. se me escaquea y echa tinta despistante en otra dirección.

    Y yo no he insultado a ningún científico, sino todo lo contrario; le he repetido constantemente que el mundo ofrece las espectativas de salud y confort que ofrece, gracias a todos los hombres de ciencias (incluidos los importantísismos auxiliares de laboratorio) que han dedicado muchas horas en la creación de inventos y patentes que han hecho avanzar a la sociedad. Lo que he dicho, es que, si algo no resulta razonable, es el presentar un programa matemático como evidencia de azar, pues en él, todo está previsto. No es un ejemplo, sino una cortina de humo más para no hablar de lo que precisamente no conviene al evolucionismo: la falta de evidencias, ante la demasía de pruebas en contra de lo que propugna.

    La evolución, aunque usted empuje e intente racionalizarlo, no es ciencia. Es la alternativa que niega sin fundamentos al Dios creador de lo que se ve… y de lo que no se ve.

    Usted lo que ha defendido hasta este momento es la sin razón; lo hemos discutido hasta la saciedad; no le he hablado con la cruz, (esa se lleva en el corazón, como las faltas que se pretenden enmendar) sino con datos. He desmantelado todos los planteamientos evolucionistas con verdades; este artículo es una evidencia de ello. Le exhorto a que busque cuantas veces menciono la religión en él.

    Yo he usado sus herramientas, pero sus prejuicios le hacen ver que solo los ateos tienen el poder del conocimiento; el creyente, para ustedes, es alguien que aun no ha ‘evolucionado’. Así nos juzgan y así, por supuesto, catalogan igualmente a todos aquellos representantes de la Ciencia, con varios doctorados, que piensan de manera diferente y deciden tomar otra línea de trabajo.

    El cristiano no es estúpido ni va contra la Ciencia, de hecho, usted sabe perfectamente que hay muchos seguidores de Jesús que hacen Ciencia, aunque pretenda ignorarles; el creyente en Dios tiene las mismas neuronas que cada evolucionista, y la misma capacidad de raciocinio, aunque alguno no haya tenido la oportunidad de escolarizarse debidamente, por razones ajenas, a veces, a su voluntad. Si hay alguna diferencia entre ambos, es que el cristiano prioriza las cuestiones del espíritu, pues sabe que todo camino humano, finaliza en él, mientras que el evolucionista lo ignora y vive según la regla de ‘haz todo lo que puedas para beneficiarte, que esto se acaba y nadie pedirá cuentas.’

  19. Pues no, Sr. Jolimu, estamos hablando de ciencia, y usted se salta absolutamente todo a la torera, desviando de un tema a otro sin contestar y sin argumentar. Usted no discute, marea.

    Le dije si era capaz de entender las diferencias entre un suceso al azar y un proceso en el que interviene el azar utilizando un programa informático. Usted ni entiende ni quiere entender, simplemente descalifica ¡¡Hala un programa informático si estamos hablando de animales!!! ¡¡Que burros son los científicos!!

    Ya se lo he dicho: usted no pretende discutir, sino evangelizar, a cruz y espada.

    Yo defiendo la razón, ustez el dogma, pues ahí lo lleva.

  20. jolimu dice:

    No Hernández; por favor, un poquito menos de soberbia. Integrales y derivadas quedan para otro campo; mi tiempo es precioso y no puedo dedicárselo solo a usted.
    Si quiere hablar de la igualdad, adición, multiplicación o teoremas de las cadenas Sigma, de la teoría de mallas de Kirchoff, tendríamos que hacer otro post. Ahí podría demostrar su profundo conocimiento.
    Pero ese no es el tema; le recuerdo que este trata sobre los trilobites; esos entes que surgieron (entre muchos otros) sin avisar, sorprendiéndoles de pronto en vuestro hipotético Cámbrico, sin que ustedes puedan darle explicación desde la irracional selección natural que proclaman. ¿Por qué se anda de nuevo por las ramas y no se circunscribe a la herida que la espina de este hecho representa para la teoría evolutiva?

  21. Nada, es imposible. Lo siento, jolimu, no puedo intentan explicar derivadas a quien no sabe sumar.

  22. jolimu dice:

    Le cuesta trabajo a usted entenderlo: hablamos de mutaciones y usted me habla de matemáticas, dándome la impresión de que es usted quien me está vacilando. El azar no tiene respuesta, se aparece porque sí. Las mutaciones son efectos de una causa que las provoca, pero eso no causa ninguna mejora, sino una enfermedad, en el 99% de los casos.

    Si usted habla de casualidad, no puede mencionar un programa matemático que ha sido diseñado, y que no se detiene solo. Aunque extrajera ecuaciones y resultados, pues todos estos ya están implícitos en el análisis; no surgen de la casualidad, sino de la exactitud que se deriva de esa ciencia. Los números primos, aunque infinitos, son siempre deducibles: no hay azar en ello, y la generación aleatoria, siempre llevará un número finito de posibilidades, ímplicitos en el programa; hay varios, incluso para calcular las posibilidades de sacarse el euromillón, por combinaciones aleatorias. No hay azar, hay cálculo.

    Le expuse ejemplos que sí constituyen azar; cosas que sucedieron casuísticamente, entre ellos, el intento de fabricar pegamento, que degeneró, casuísticamente, en post-it, y el caucho quemado para ganar espacio de almacenaje, que dio lugar al imperio Goodyear de los neumáticos.

  23. Jolimu dice «conozco al azar y a lo azaroso; ya me lo explicaron cuando aun usted no llevaba pañales»

    Uf, pues le cuesta demostrarlo, créame.

    Como siempre, me ha ignorado completamente, le intendo argumentan la diferencia entre los dos conceptos que estamos discutiendo y me salta con que el azar consiste en fabricar pos-its???

    ¿Significa eso que es imposible escribir los dos programas que le ponía de ejemplo? ¿o simplemente me está vacilando?

  24. jolimu dice:

    O sea, que por mucho que lo intenta, no logra excluir al azar de un proceso que se manifiesta totalmente inteligente, con Programa, Instrucción y Código incluido. Señor Hernández; conozco al azar y a lo azaroso; ya me lo explicaron cuando aun usted no llevaba pañales.
    Le repito que nunca puede hablar de azar en un programa; es una contradicción: lo que se incluye dentro de un programa, nunca será azaroso, sino premeditado (meditado con antelación). Si algo resulta azaroso, es porque no se puede predecir:
    Yo le pondré ejemplos de azar: ejemplo es el del post-it, las populares notas amarillas que reinan en las oficinas. Esos papelitos, nacieron gracias al fracaso de un investigador Spencer Silver, mientras buscaba un nuevo adhesivo. Años después, su compañero Arthur Fry estaba en la iglesia con su libro de coros y pensó que podría valerle como marcapáginas del misal. El azar hizo que naciera el post-it.
    Otro más: Los investigadores Paul Hogan (nada que ver con Cocodrilo Dundee) y Robert Banks, intentaban crear una farolita de alto octanaje a partir de propileno. En lugar de obtener un líquido, empezó a surgir una sustancia viscosa y versátil. Así nació el tupperware, recipiente plástico para poder transportar comida herméticamente, que basaba su cierre en la forma de una tapa de un bote de pintura puesta al revés.
    Pondré otro más: Hace muchos años, un tal Charles Goodyear descubrió al arrojar un trozo de goma al fuego que ésta se convertía en un material maleable. Así nació el proceso de vulcanización, primero, y el imperio de los neumáticos, a continuación.

    Pero no puede decir que una mutación por azar mejora la especie, pues eso es un absurdo. Ese azar que ud. menciona es el responsable de que, a día de hoy, se hayan identificado ya 20000 enfermedades genéticas. Y se incrementan en unas 5 semanales… por el momento.

  25. Perdón, error de redacción, en el tercer párrafo, donde dije «la diferencia entre un suceso al azar y un resultado azaroso» queria decir «la diferencia entre un suceso al azar y un proceso en el que interviene el azar». Uno está denso ya a esta horas…

  26. No insulte a los lectores de su blog, muchos de ellos tendrán menos prejuicios y mejores entendederas.

    Mire, usted no sabe ni lo que es azar, ¿que quiere que le explique? Aún así lo intentaré:

    Le voy a poner un ejemplo muy sencillito, no trato de explicar la selección natural, simplemente la diferencia entre un suceso al azar y un resultado azaroso, intente leerlo sin prejuicios previos, sin pensar ni en evolución ni en diluvios, ok?

    Imagínese que hacemos un programa para generar aleatoriamente expresiones matemáticas que generan una serie numérica, y lo dejamos corriendo. En un momento dado, paramos el programa y observamos la expresión generada, comparando su serie numérica de salida con, pongamos, los primeros números primos. La probabilidad de que la serie generada se pareciera a la serie de números primos sería una casualidad con unas probabilidades infinitesimales. Cualquier posible parecido (si lo hubiera) sería mero azar.

    Ahora hagamos otro programa que genere también expresiones aleatorias, pero seleccionando, después de un número pequeño de intentos, aquellas que más se acerquen a la serie esperada (la de números primos). Sobre estas elegidas, el programa realiza pequeñas modificaciones al azar, que se prueban y, tras otro corto periodo de intentos, se eligen de nuevo las más aproximadas, sobre las que se inicia de nuevo el proceso de pequeñas mdificaciones y selección. Si paramos el proceso en un momento dado y comparamos la serie obtenida con la de números primos, cualquier parecido no sería fruto solamente del azar, sino también (y sobre todo) de ese proceso de selección que se realiza en cada ciclo.

    Lógicamente, en el programa 1, es indiferente el tiempo que pase, dado que en cada ciclo se parte de cero. En el segundo programa, en cambio, es esperable que cuanto más tiempo transcurra, obtengamos una mayor aproximación.

    Lo primero, sería casualidad, azar puro y duro. Lo segundo, producto de un proceso de selección contínua entre variaciones producidas al azar.

    Insisto que no he tratado de hacer una similitud con el proceso evolutivo, así que no me venga con «no vale, un ordenador no tiene nada que ver con el mundo real» o salidas de madre de ese tipo. Simplemente he querido compararle procesos totalmente al azar con procesos dirigidos donde interviene el azar, en respuesta a su última pregunta.

  27. jolimu dice:

    Señor Hernández: sí que hay errores garrafales, en eso coincidimos; no en el portador de las garrafas. Las personas que leen esto, siguiendo el diálogo, tienen que haberse percatado; pero le facilitaré una puerta de escape:
    ¿Sería tan amable de explicar cómo cuenta la Ciencia con el azar?

  28. Jolimu dice «Y sobre la casualidad, hace solo unos días que planteó en este blog que no había Ciencia sin casualidad, mientras recibía una palmadita en el hombro, vía wireless, del Doctor Manuel. Ahora insinúa que no, que no se formaron por casualidad, sino todo lo contrario.»

    No se equivoque, le repito que confunde los términos uno tras otro. Yo le dije que la ciencia tiene que contar con el azar, por supuesto. Pero eso no significa que la ciencia sea azar ¿es capaz de ver la diferencia?.

    Insisto en que su problema es que desconoce profundamente aquello a lo que critica, y eso le lleva a cometer errores tan garrafales.

  29. jolimu dice:

    ¡Ah, ya caigo, menos mal que me lo ha podido explicar alguien por primera vez!
    La sabiduría de la selección natural (que debe ser alguien escondido, pues, ¿cómo se puede seleccionar algo sin darse a conocer?) resolvió el problema. Al menos Dios se nos presentó mediante la Biblia.
    Créame, un cuento de niños, (todos sabemos la imaginación que hemos tenido cuando lo hemos sido) tiene más coherencia que esa selección natural que tanto proclaman, aunque carece de entidad.
    ¿En qué ley física, química, matemática, o la que sea, se fundamentan ustedes para ‘crear’ esa alternativa al diseño inteligente? Pues si la ‘selección natural’ fue capaz de crear todas las especies, practicamente a partir de la nada, tiene que tener discernimiento, de lo contrario, no entra el concepto en ninguna neurona de capacidad intelectual normalita.
    Yo no ofrezco el diseño inteligente; ¡ojalá el Señor me concediera ese don! El diseño inteligente es del Creador, y en lugar de estar sorteando obstáculos con evasivas poco convincentes, deberían ponerse serios y reverenciar a quien se lo merece, no a esa diosa salida de las antípodas del tiempo, que todo lo puede, gracias al azar.

    Y ¿Cómo creó los trilobites y todo lo aparecido en el cámbrico, esa diosa? ¿De un plumazo, mientras en todo lo otro se gastó miles de millones de años? Lo dicho: una contradicción constante.

    Y sobre la casualidad, hace solo unos días que planteó en este blog que no había Ciencia sin casualidad, mientras recibía una palmadita en el hombro, vía wireless, del Doctor Manuel. Ahora insinúa que no, que no se formaron por casualidad, sino todo lo contrario.

    O sea, interpretando su español, debo entender algo así como: no dije lo que tenía que decir, sino que dejé de decir lo que debía.
    Como dice una amigo mío, cuando se le pregunta cómo está:
    –Ni bien ni mal, sino todo lo contrario.

  30. Jolimu dice «Si un evolucionista, andando por la calle entre tantas construcciones de hoy día, tropieza con unos ladrillos apilados frente a una obra, jamás pensaría que están ahí por puro sortilegio, poniéndose ellos solitos uno encima del otro. Se reirían de alguien a su lado que les planteara que se encuentran allí por sí mismos. ¿Como puede ocurrir que alguien con capacidad de análisis científico, se comporte tan irracionalmente cuando se cuestiona su propia existencia?»

    Pues precisamente, Sr. Jolimu, precisamente. Hasta la formulación de la teoría de Darwin y Wallace de evolución mediante selección natural, no entendíamos la diferencia entre una pared de ladrillos y un ser humano -o una bacteria-. La casualidad, es decir, la colocación aleatoria de estos elementos (sean ladrillos o moléculas) es, probabilísticamente, poco menos que imposible.

    Fué precisamente la selección natural la que vino a aportar un mecanismo que explicara como se puede llegar a formar un organismo complejo de forma no dirigida.

    Sigue dando palos de ciego al intentar criticar algo que no conoce. Usted cree que los evolucionistas piensan que de un huracán en un desguace puede salir un Boing 747 perfectamente montado, como decía el bueno de Hoyle. Nada más lejos de la verdad. Pensamos, exactamente igual que usted, que es imposible que la formación de un organismo complejo se deba a la casualidad.

    Usted como alternativa a esta casualidad ofrece el diseño inteligente, todavía más improbable. La selección natural es una alternativa mucho plausible, sencilla y elegante que, no me cansaré de insistirle, no significa que los organismos se formen «por casualidad», sino todo lo contrario.

A %d blogueros les gusta esto: