2 respuestas a MONO, HOMBRE Y ¿EVIDENCIAS?

  1. jolimu dice:

    Hola; me reconforta que me escriban los que no estén totalmente de acuerdo conmigo; la verdad está en el corazón de quien sigue a Jesús. Y te recuerdo que Él nos instruye sobre algo vital en Juan 10:35:
    “Y las Escrituras no pueden ser quebrantadas.”
    Con ese concepto claro, paso a presentar un párrafo tuyo que considero importante:

    [1-¿Por qué Dios no fue el precursor del efecto Big-bang que provocó la creación de la Tierra?
    Resp: Porque la Teoría del BigBang está subordinada a un mundo de miles de millones de años, y el Bereshit judío que usaba Jesús para instruir, y que dio lugar en su traducción al Génesis bíblico, señala claramente, en 1:31:

    “Y Dios vio todo lo que había hecho, y he aquí que era muy bueno. Y fue de tarde, y fue de mañana, el sexto día.”

    O sea, ‘TODO LO QUE HABÍA HECHO’, concluyó el 6º día de su Creación, con mañanas y tardes enmarcando las necesarias 24 horas. Queda excluida cualquier tendencia a los miles de millones de años.

    2-¿Por qué no pudo estar Dios en los cambios biológicos que modificaron el fenotipo de los seres vivos y del hombre?
    a- Porque el alga evolucionista era procariota y el más de un millón de especies animales el casi un millón de plantas son eucariotas, y jamás han presentado la evidencia de ese paso imprescindible para la evolución de las especies.
    b-Porque el Bereshit usado por Jesús, que habló de Adán como primer ser humano, dice: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”. El homínido del país de Alicia, Batman y Superman, quedan descartados.

    3-¿Por qué no hablar de diversidad y de evolución sin apartarse de nuestra divinidad?]
    Porque el ADN establece la frontera. La evolución expone un mundo de híbridos: distintas especies generando otras nuevas. Y en la realidad se palpa que cada vez que nace un híbrido, este resulta estéril; es incapaz de generar ‘nuevas poblaciones’.

    Además, hay 160 especies de primates, pero jamás verás a ninguna de ellas copulando con otro de otra especie: gorila con gorila, mono verde con mona verde, orangután con orangutana… etc. Y cada uno de ellos siempre da un individuo de su misma especie.
    ¿De dónde entonces pudo surgir el homínido fantasioso? Obviamente, la realidad empírica lo descarta por improcedente y anticientífico.

    Ahí te envío además unas cuantas referencias del libro del conocimiento y la sabiduría; el hecho de que te preocupes de estas cosas, implica que el Señor tiene planes para ti. ¡No te dejes liar por la mal llamada Ciencia!

    -1ª Co 3:19 “pues la sabiduría de este mundo es para Dios pura tontería…Dios atrapa a los sabios en su propia astucia.”
    -Si 4:28 Hasta la muerte por la verdad combate, y el Señor Dios peleará por ti.
    -Jn 1:17 Porque la Ley fue dada por medio de Moisés; | la gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo.
    -Jn14:6 Le dice Jesús: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí.
    -Jn 14:17 el Espíritu de la verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no le ve ni le conoce. Pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros.
    -Jn 18: 37 Entonces Pilato le dijo: «¿Luego tú eres Rey?» Respondió Jesús: «Sí, como dices, soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz.»
    -2 Ts 2:12 para que sean condenados todos cuantos no creyeron en la verdad y prefirieron la iniquidad.
    -2 Tm 3:7 que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad.

    No intento derrocar la Ciencia; Jesús enseña que nos debamos al servicio desinteresado a los demás, liberados de todo egoísmo… eso lo han cumplido todos los ciéntíficos cuyos esfuerzos han concluido en encontrar una vacuna que salve vidas o un adelanto tecnológico que permita el avance pacífico de la humanidad.

    Pascal, Newton, María Curie, Pasteur y muchos otros, han hecho su aporte positivo y son baluartes representativos de la verdadera Ciencia. El resto, los hurgadores del pasado, no aportan nada; son parásitos que viven de subvenciones, especuladores cuyo propósito es dinamitar el Génesis bíblico, pues, si logran inyectar el veneno de la duda en uno solo de sus versículos, ya todo el resto de la Biblia pierde credibilidad.

    Créeme, no es una paranoia. Esto responde al dilema creado desde el principio de la Creación. O crees en Dios o en su enemigo: esa es la cuestión. La evolución es el enemigo, aunque muchos de ellos no se han dado cuenta; pero la evolución no es Ciencia, es religión. Es la religión que intenta destruir la Palabra de Dios y está asentada sobre suposiciones.

    La edad de la tierra, según las pruebas de datación usadas, fueron calculadas sobre ecuaciones con tres variables al menos, una de las cuales: composición radioactiva en los inicios, implicó una cifra no demostrable, sino especulada en las mentes evolucionistas que necesitaban, a toda costa, torpedear la verdad que encierra el Génesis. Hay muchas más evidencias de las que hablo en mi bloc; pincha en ‘Todos los artículos’ y lee. Estoy a tu disposición para cualquier duda o divergencia de opiniones.

    Recuerda uno de los últimos avisos de Jesús en su Apocalipsis; en Ap 22:12-13

    “He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último”

    Es decir, Él garantiza estar desde la primera hasta la última letra de la Biblia; si la creación queda en entredicho, quedan anuladas todas sus enseñanzas y sus milagros, pues constantemente se refirió, mientras educaba a sus apóstoles y a todo el que se le acercaba, fundamentándose en las Escrituras, las mismas que tú lees hoy.

    Si encuentras que alguien te ha mentido, a partir de ese momento ya no creerás nada de lo que te dice: esa es la situación con la Biblia. No puedes ir a medias con Dios; o crees todo, o te pasas al otro bando. Así son las cosas con el Señor; no permitas que la vorágine te arrastre, pon tu corazón, hinca tus rodillas en la intimidad y dile al Señor que responda tus interrogantes.

    Aunque te parezca el cuento de la Caperucita, la oración tiene un poder enigmático, imposible de responder desde el limitado conocimiento humano. Mantén tu comunión con tu mejor amigo; solo son unos minutos al día; persevera en ello y verás como Su respuesta llega, si preguntas de corazón.

    Un saludo y mis mejores deseos para tu crecimiento espiritual y profesional.

  2. Klilo dice:

    Muy buenas, compañero “bloguero”. Mi nombre es Camilo, soy de Chile, tengo 19 años y estudio Periodismo, y, como muchos otros, soy un joven que busca la verdad. Es así como busqué “la verdad” entre los tags de WordPress y me encontré con su blog, el cual lo encuentro muy interesante.

    Con respecto a su post, debo decir que no es nuevo que existan posiciones religiosas que intenten derrocar a la ciencia. Pero ¿quién ha negado que la ciencia en más de una oportunidad ha tenido la razón? ¿quién duda que la ciencia es tan incierta como muchas otras ciencias? La misma teología tampoco ha logrado explicar muchas teorías que nacen de libros como la Biblia. Primero que nada, me parece lógica, física y químicamente CASI IMPOSIBLE que un elemento, un compuesto o un material que haya existido millones de años siga estando impecable o por lo menos a la mitad actualmente, por lo que es de esperarse que conocer el origen de la Tierra es una tarea muy compleja.

    Por otro lado, veo que también intenta desacreditar la teoría de Darwin. Déjeme decirle, yo soy Católico, y aún así creo en la ciencia. Pero no soy de aquellos Católicos que se llaman así sólo porque van a misa y porque se percinan al pasar frente a una iglesia. Soy Católico por cuestionar mis propios fundamentos y encontrar respuestas en la lógica teológica. Pero, aún siendo partícipe del catolicismo, destaco que es preciso no tomar las palabras bíblicas al pie de la letra. ¿A qué voy? Al siguiente ejemplo: ¿Por qué Dios no fue el precursor del efecto Big-bang que provocó la creación de la Tierra? ¿Por qué no pudo estar Dios en los cambios biológicos que modificaron el fenotipo de los seres vivos y del hombre? ¿Por qué no hablar de diversidad y de evolución sin apartarse de nuestra divinidad?

    Advierto que es cierto, que aún soy muy joven para hablar tan críticamente de estos temas, pero quería exponer mi opinión a alguien que pareciera ser conocedor de la visión teológica. Espero que mi comentario no le haya molestado, sino más bien conocer una visión más de un simple observador que intenta explicar su existencia. ¡Adiós!

A %d blogueros les gusta esto: