EL ADN RATIFICA Y DESMIENTE.

Enero 28/2008

EL ADN: DEMOLEDORA EVIDENCIA DE UN CREADOR.

El develamiento de la cadena de doble hélice de la molécula de ADN, avivó la biología y resultó en una ventana abierta a muchas respuestas sobre el origen de las enfermedades que más han golpeado a la humanidad. El proyecto del Genoma humano ha sido uno de los mayores éxitos de la ciencia; sin embargo, los evolucionistas ateos lo aclaman como una prueba a favor de la evolución y un clavo en el ataúd de la Biblia.

Según ellos, este hallazgo de un orden molecular universal, que acumula y tramita información a cada nuevo embrión, ya sea vegetal o animal, ofrece una respuesta totalmente física del origen y proceso de la vida en la tierra, sin un Creador.

Para los cristianos, a diferencia de los ateos, el ADN manifiesta que existió un Diseñador que instauró esta maravillosa complejidad ‘codificada’: la información más eficiente, puesta en genes originales. Y es que, si existe un código, debe existir por tanto el ‘codificador’. ¿O es que esperan también que nos creamos que esa estupenda compilación fue fruto de sucesivas casualidades ocurridas durante miles de millones de años?

El único recurso para ‘suponer’ la procedencia del ADN, es nuestra propia deducción, pues ningún humano estuvo presente para observar. No basta explicar que el ADN ‘pudiera’ formarse de pedazos en un proceso al azar; también deben exponer su opinión sobre la fórmula de interpretación. En otras palabras, no es suficiente decir que, muchas letras situadas al azar se unen, por ejemplo, en un orden: ñasdfjadrjewwfgsdfasdfañlsdfjñ’ y que esto signifique: “La proteína tal, debe ser llevada hasta el punto ‘mas cual’.

Esta escalera de letras no significa nada, a menos que se disponga de un ‘lenguaje pre-existente‘ para poder interpretarlas. La dirección a la que debe ser enviada una proteína específica, para realizar una determinada función biológica en el organismo, tiene significado sólo para el organismo que es capaz de interpretar el código. ¿Pero, quién creó ese complejísimo lenguaje codificado universal del ADN?

El Bioquímico Dr. Duane Gish, un pionero en el movimiento creacionista, y vicepresidente del Institute of Creation Research (Instituto de Investigaciones Sobre la Creación), comenta acerca del genoma humano:

‘La genética es tan increíblemente compleja y puede ser tan maravillosamente relacionada, que definitivamente demanda un origen inteligente’.

Él explica que las células deben tener un proceso sofisticado increíble de edición para asegurar que cada gen es reproducido libre de error. Todos esos errores se infiltrarían, no tendrían sentido, y sería el final. El hecho de que se debe tener el proceso de edición desde el principio, significa que tuvo que haber sido creado para estar allí, ser eficiente, y hacer su trabajo; de otra forma, no existiría la vida.

La idea de que todo surgió por accidentes al azar, errores genéticos, etc., no responde ni a la lógica ni a la inteligencia del ser humano; no importa las impresionantes palabras que usen para convencer: filogenia, cladogramas y dendogramas, embriología comparada y fisiología comparada, métodos anatómicos, embriológicos, etológicos y ecológicos, la citología, la biología molecular, comparaciones cromosómicas, inmunoelectroforesis, precipitación cuantitativa, el citocromo c, la hemocianina, el ADN nuclear…

¿No resulta apabullante tanta verborrea, haciéndonos sentir analfabetos? ¡Cuántos recursos, tratando de anular la verdad que el mismo Creador tomó especial empeño en que quedara escrita y que fuera transmitida a todas las generaciones futuras!

“…No escuches palabrerías mundanas y vacías, ni los argumentos que opone esa mal llamada ciencia, que a algunos, por profesarla, ha desviado de la fe.” 1ª Ti 6:20-21

Si algo debemos aprender del descubrimiento de la cadena de ADN, es ‘humildad’. Tanta inteligencia y perfección debería infundirnos, cuando menos, respeto. No estamos contra la ciencia, sino todo lo contrario; los avances en la medicina, con los descubrimientos de nuevos fármacos que evitan dolor a millones de enfermos y que han convertido a enfermedades que causaban epidemias y muertes, en padecimientos curables, son un orgullo para el Señor, puesto que se han concebido para el servicio a los demás.

El primer llamamiento al que nos convoca Jesucristo reiteradamente es el amor a nuestros hermanos; el auxilio desinteresado, libre de todo egoísmo, nos acerca más a Él. También nos exhorta constantemente a que seamos  abundantes en longanimidad; es decir: entereza y constancia de ánimo absoluta ante obstáculos y adversidades.

Es como demandarnos dominio propio y valor firme ante las provocaciones, el  peligro, una desgracia… o cualquier impedimento que atente contra sus enseñanzas. Debemos defender Su credibilidad, con humildad y energía; manteniendo siempre una correcta y respetuosa actitud de comportamiento y de expresión, mientras demos testimonio.

Porque Él es la Verdad, el Camino y la Vida; nadie llega al Padre si no es través de Él… y la verdad es como el amor: solo es buena cuando se comparte; se multiplica cuando se divide.

**********

 

8 respuestas a EL ADN RATIFICA Y DESMIENTE.

  1. jolimu dice:

    Hiciste tus deberes…
    1º- Is 40:22 (740 años aC) “Dios, que tiene su trono sobre el ORBE terrestre, ve a los hombres como si fueran saltamontes.”

    Es decir; 2232 años antes que Colón lo publicitara; ya la Biblia enseñaba que la Tierra no era Plana. También tiene muchas otras profecías que quizás más adelante podamos compartir.

    2º- La Neurocirugía mira hacia adelante; es una Ciencia que no hurga en el pasado con especulaciones, sino que salva vidas: El Señor está orgulloso por todo lo que haga cualquier ser humano en favor de aliviar el dolor de sus semejantes. Me quito el sombrero; nada que ver con los que buscan los esqueletos que le van bien; mi próximo artículo será sobre Carbono 14, porque es un tema del que mamé hace muchos años y sé que NO ES FIABLE.

    3º No es mi pensamiento el que me lleva a la deducción; es la propia Ciencia, que ha demostrado que el ADN no evoluciona, sino INVOLUCIONA con pérdida de información codificada [síndrome de Dawn, epilepsias, hidrocefalias…] No hay genes nuevos, sino que se atrofia la información contenida en la molécula de la doble hélice.
    ¿Cómo pudo tu (mío no, seguro) hipotético primo primate llegar hasta el estado genético actual del hombre Si no hay ADN nuevo?

    4º No te voy a llevar recio con lo de los años; te voy a dejar un margen un poco mayor, digamos… 5 BILLONES DE AÑOS. ¿honestamente crees que la perfección de toda la Biología que hay en el Planeta pudo a llegar a mejorar por sí misma? En cuanto tengas unos años más y la vista te falle, comprenderás lo insólito del planteamiento.

    5º Las técnicas radiométricas fueron mi especialidad: si un evolucionista comienza a decir que sus trabajos fueron cotejados con el espectrómetro de masa, con analizadores multicanales, etc, usando palabras que al resto de las personas les suena a chino, ya tienen lo que quieren: el oyente les pone sobre un pedestal y a escuchar su música sacra.

    No pretendo cambiar impresiones contigo, como si estuviéramos cada uno en una trinchera opuesta; ni tampoco busco la palmadita en la espalda por la forma en que defiendo mis creencias. Ni tú ni yo somos más importantes que el plan que Dios tiene para ambos; lo fundamental es buscar la reflexión personal, por uno mismo, sin influencias externas. Esta noche me acostaré pensando en la posibilidad de que te abras a otra alternativa; no que la adoptes, sino que la analices y hables con tu corazón al respecto.

    Y ahora, un cuento de niños, que te aseguro que es cierto: Cristo tiene un plan para ti, pero tienes que llegar por ti mismo, ese es el inconveniente. No valen lavados de cerebro.
    Mucha suerte con tus propósitos, asi como con tu vida personal y familiar.

  2. manuelabeledo dice:

    Los mal llamados “científicos creacionistas” suelen ser personas cuya disciplina poco o nada tiene que ver con la biología evolutiva. En las charlas que recientemente se han impartido en España, dos de los ponentes eran un teólogo y un oftalmólogo.

    Lo dicho. ¿Le llevarías la contraria a un neurocirujano sobre el mejor tratamiento de la basculitis cerebral? Yo, por lo menos, no. Y menos aún si conozco su disciplina.

    Hablas de la complejidad y de tus conclusiones. Esto nos lleva a dos temas interesantes. Primero, ¿es posible concluir que existe un diseñador último sólo porque tu pensamiento no te permita aprehender el mecanismo de la Evolución? Entiéndelo, decir “como no encuentro otra explicación, esta debe ser correcta” no es un argumento. Quizá hace cientos de años sí. Pero hace cientos de años, el Sol giraba alrededor de la Tierra, ésta era plana y los relámpagos se traducían como la ira de los dioses.

    Segunda consideración. Muchos creacionistas creen que la evolución es una secuencia de saltos inconexos. Esto no es así. Un ojo, por tomar un ejemplo muy típico, no surgió como un órgano diferenciado a las primeras de cambio. Los primeros ojos apenas permitían percibir la luz. El perfeccionamiento de los diferentes órganos no se dio en cien o mil años, sino en millones o decenas de millones. Son escalas temporales que también confunden en otras ciencias como la geología. Muchos negaban, en un principio, la posibilidad de que las placas tectónicas se moviesen. Hoy sabemos que es así gracias a los avances de la tecnología, que permiten medir variaciones de centímetros en periodos largos de tiempo.

    El estudio del ADN es, además, el nuevo pilar de la biología evolutiva, al permitir enlazar unas especies con otras y con antepasados comunes. La datación radioactiva nos muestra la edad de las muestras, biológicas o no. Aunque la Teoría de la Evolución no fuese cierta, que lo es, estas dos técnicas nos dan una idea precisa de qué antepasados hemos tenido y cuándo han pisado la faz de la Tierra.

    Sea como fuere, te aseguro que nuestro planeta no tiene 6.000 años de antigüedad, tal y como algunos deducen del estudio de la biblia, ya que existen civilizaciones y culturas anteriores a esa fecha cuyos mitos primitivos coinciden en parte con los de los practicantes de las religiones de origen judaico.

    Un saludo.

  3. jolimu dice:

    Ante todo, un saludo. He entrado en tu página, te felicito, está muy bien elaborada.
    Y ahora a lo nuestro: la Biblia es, fundamentalmente, un libro de Historia. Es decir, desde testimonios escritos por quienes vivieron en esa época, muchos de ellos confirmados por tablillas halladas en la época contemporánea, por los textos griegos que trataron el tema y por hallazgos arqueológicos, se nos cuenta lo que sucedió en aquellos tiempos.
    Comprendo que la falta de mucha evidencia debilita su credibilidad y estoy de acuerdo contigo en que solo la fe, puede apoyarla. Pero la realidad que tenemos hoy me parece tan abrumadora que, sinceramente, no comprendo cómo pueden ser aceptadas desde la lógica y la razón humana las increibles especulaciones de que procedemos de un organismo unicelular, (que nadie explica de dónde salió).
    ¿De verdad que no te pasma la increíble complejidad de nuestro propio cuerpo?
    Analizándolo fríamente, la única respuesta plausible a la que llego (y muchos más científicos de los que tú piensas) es que somos producto de un diseño inteligente.
    Somos robots perfectos; de cajón, no veo otra.

  4. manuelabeledo dice:

    Te voy a hacer una pregunta: ¿te atreverías a discutir sobre enfermedades cerebrales con un neurocirujano?

    Supongo que no. Pero en el caso de la biología evolutiva sí. Te voy a decir por qué: la biología se ha visto dentro de una guerra de fe que, desde su perspectiva, no tiene sentido. No entienden de supuestos libros sagrados, porque no hay pruebas científicas que soporten la hipótesis de una divinidad.

    Si yo fuese un historiador experto en la edad de bronce de Oriente Próximo, harías lo mismo si mi punto de vista sobre los mitos narrados en la biblia no se ajustase al tuyo. Entendería que lo hicieses, pero no lo comparto.

    Esto lo escribo a modo de introducción para un texto más largo que espero publicar mañana, donde intentaré dar respuesta a tus dudas. Y fíjate que digo dudas, porque me ha quedado meridianamente claro que no conoces la Teoría de la Evolución más allá de los postulados creacionistas.

  5. jolimu dice:

    Cuando un paleontólogo EVOLUCIONISTA, encuentra un rastro fuera de sitio; por ejemplo: arena no sedimentada en lugares que presuntamente corresponden según su propia tabla geológica a la era del PreCámbrico, resuelve el dilema planteando que ha sido debido a una ‘filtración’.

    Si no lo sabes, la paleontóloga Mary Schweitzer descubrió colágeno1 en un hueso de tiranosaurio Rex; y poco menos que la lapidaron sus ‘colegas’. ¿De veras te parece inteligente suponer que puedan durar 65 millones de años?

    ¿Has oído hablar del Helio? ¿Sabes que esa es una espina clavada en la ‘verdad evolucionista’? Te exhorto a que te informes al respecto, si no me crees lo que he escrito sobre ello.

    Hoy acabo de subir otro sobre la pérdida de información genética que la Biología Molecular y la Genetica han demostrado fehacientemente. Si existe una marcada pérdida de información codificada en los genes, ¿cómo crees posible que los hipotéticos homínidos, ‘evolucionaran’ hasta las estructuras más complejas que somos hoy?

    Si fuera al revés, si lo entendería; precisamente los problemas genéticos que enfrentamos podrían hacerlo posible… solo digo: ‘podrían’

    Otra cosita; vayamos a la raíz del asunto: La teoría de la Evolución plantea que provenimos de una especie de alga; un organismo unicelular. ¿Cómo crees posible que eso, por si solo, sin inteligencia alguna que la guiara, pudiera terminar convirtiéndose en, por ejemplo, un elefante? De dónde surgió la célula eucariota que conforma al elefante? ¡Ese es el gran problema evolutivo! La célula eucariota que cayó del cielo, con ADN y todo! La célula responsable de la existencia de más de un millón de especies de animales y casi un millón de plantas.

    Por favor; no quiero que me veas como un enemigo en la trinchera contraria, sino simplemente que te abras a todas las informaciones y que saques tu propia conclusión. Se desprende tu inteligencia; estoy seguro que hoy no, pero en un futuro no muy lejano, tus conclusiones y las mías estarán más próximas. Un saludo.

  6. manuelabeledo dice:

    ¿La paleontología no es Ciencia? ¿La geología no es Ciencia? Por favor…

    Eso es Ciencia. Lo que tú has hecho se llama Ingeniería.

    Por cierto, Einstein era panteísta. Descartes, Newton y Kant vivieron en épocas en las que podían condenarte por ser ateo. Hoy, por suerte, eso no es posible en los países desarrollados.

    Si consideras que la biología molecular y el estudio del ADN son Ciencia, entenderás también que ratifican la Teoría de la Evolución. No se trata de que tú creas o no, la Evolución es un hecho. El ADN nos dice que somos primos de los grandes primates, que las aves son las hijas evolutivas de los dinosaurios o que los primeros tetrápodos vinieron del mar. Una referencia a la biblia no puede desmentir eso. La fe no puede desmentirlo, no existen pruebas más allá de lo que uno desee creer.

    Sin embargo, sé que toda esta verborrea caerá en saco roto, es difícil hacer que la fe ceda a la razón. La Ciencia tardará otro par de cientos de años en convencer a los creyentes. Es parte de la costumbre, basta saber que todavía hay personas que creen que la Tierra tiene unos cuantos milenios de antigüedad…

  7. jolimu dice:

    Hola; gracias por tu participación. Permíteme una aclaración: trabajé en un centro de Investigaciones Nucleares durante 10 años; mamé de isótopos radioactivos, conocí los métodos de datación radiométricos y sé de su vulnerabilidad, reparé radiómetros, detectores geiger, contadores alfa, gamma, beta y de todo tipo. Aquello era Ciencia, y los que me rodeaban eran científicos; gracias a la Ciencia, pasamos de la hoguera al interruptor eléctrico/electrónico y de las señales de humo a la telefonía 3G, los PDA, IPOP, TV digital, Informática de última generación… ¡ESO ES CIENCIA!

    Revisar esqueletos de dinosaurios, fundamentarse en argumentos no demostrables para desmentir la Biblia… hurgar en un pasado que ya no alterará el presente: ¡ESO NO ES CIENCIA! Por cierto; Newton, María Curie, Kant, Einstein, Descartes y muchos otros, jamás dudaron de la existencia de Dios… Y me parece que ellos constituyeron lo mejorcito de lo que ha dado la Ciencia.

    Asisto a una iglesia, a la que también acuden médicos… y no es católica. No me identifico con quienes apoyan la Teoría de la Evolución y al mismo tiempo premian a curas pedófilos con un traslado. De nuevo, muchas gracias por tu tiempo: que el Señor te toque el corazón.

  8. manuelabeledo dice:

    Por favor, dejad de intoxicar con supuestos artículos científicos.

    Si no confiais en la Ciencia, rezad cuando esteis enfermos y evitad ir al médico.

A %d blogueros les gusta esto: